portada del disco Apariciones

Cinco años después de su formación, Bélmez entraron a grabar en los estudios de Paco Loco su álbum de debut. Y no es porque no encontraran sello o cualquier otra incidencia, simplemente esto da una idea de con la calma que se han hecho las cosas en este álbum. Sin forzar la máquina, esperando a que salieran las ideas por si solas y ver el camino por el que dichos temas les llevaban.

El álbum se grabó de una manera desnuda, sin artificios tecnológicos, llegando directamente a la raíz de las canciones y tal como sonaban en el local de ensayo. A pesar de que su productor fuera Paco Loco no participó nada en la instrumentación del grupo y respetó todas sus decisiones para que Bélmez sonaran a Bélmez. Otra muestra de la tranquilidad del proyecto fue que desde esta grabación, pasando por la remasterización de Bob Weston, bajista de Shellac, en Chicago, hasta su salida al mercado paso más de un año.

El trío tiene como principal referente en este disco a grupos slowcore como Codeine o Low. Género no muy explorado en este país. Y por lo que parece, poco valorado y atrayente para el oyente nacional, a pesar de contar con un grupo de la talla de Paperhouse y su sobresaliente "Adiós" (Acuarela, 1996). Así nos encontramos con auténticos torpedos como “Ave”, el mejor tema del álbum, “Navas de Tolosa” donde hacen una analogía con dicho evento y una relación amorosa cualquiera, o “Canción del rincón” donde se acercan más al sadcore.

Pero el grupo no se enroca en sí mismo y se abren a otros tipos de música. Algo de agradecer para no aburrir al oyente con largos y lentos desarrollos. Así nos podemos encontrar con temas de corte más folk, tanto de aquí como del estadounidense, como “Ranchera” o “Rodeo”. El que más se sale de la línea antes mencionada es “Gracias”, un tema más rock tradicional.

Por lo general no nos encontramos con grandes desarrollos. La única excepción es el tema homónimo que cierra el disco, “Bélmez”. En sus más de ocho minutos el grupo se dedica a retorcer las notas y los silencios. En definitiva, un disco grabado con calma y paciencia en donde los silencios dicen tanto como las notas. No cambiará tu vida pero tampoco te defraudará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies