Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Ample
portada del disco Ample

Si su anterior disco “De Todo Corazón” (Factoría Autor, 2003) se planteaba como un homenaje a la música española e hispana en temas conocidos por varias generaciones, éste se plantea como un homenaje a sí mismo. Es ante todo el disco de un cantor de jazz que está orgulloso de serlo. Algunas viejas conocidas del repertorio de Pedro adquieren aquí un nuevo impulso vital. “A los que hirió el amor”, la canción de su despegue como solista, “La niña de los Montoya”, su tema más conocido con el grupo Dolores; “Una canción” de su notable LP “Madre Ciudad” (Nuevos Medios, 1984) o el “Sueño inmaterial” de “Teatro, Circo y Variedades” (Nuevos Medios, 1999). Ellas se juntan con nuevos temas de esos que duelen al cantarlos como todo cante cargado de autenticidad.

Esta vez el resultado no tiene fisuras ni temas descontextualizados y la interpretación de Pedro es impecable. De nuevo Horacio Icasto desde la banqueta del piano se pone los galones de jefe para liderar un combo de lujo con viejos camaradas de mil guerras incruentas, como el percusionista Rubén Dantas, el Negrón Elizalde en el contrabajo, Jorge Pardo en el saxo, Noah Shaye en la batería, la armónica de Antonio Serrano y la guitarra española de Nono García. Como dato apuntar que en alguno de los coros canta otro ilustre veterano del pop español, Pablo Abraira.

Difícil por no decir imposible quedarse con una u otra pista, ya que ante todo hay que escucharlo como una obra completa y no como una sucesión de cortes. Quizá por el sentimentalismo, podríamos quedarnos con temas dedicados a compañeros y maestros que ya se fueron. “La niña de los Montoya” compuesta por el propio Pedro e Hilario Camacho o ese homenaje a Tete Montoliu y al organista Lou Benett, que tanto actuó en el Madrid provinciano de los 60 titulado “Club de jazz”. Y si me piden que me moje, pues añado a estas dos “Una canción”, un blues elegante en una interpretación magnífica sin que eso le haga perder tensión; y “Hoy tengo que inventar una canción para ti” repite hasta la obsesión la voz en este tema y esa frase podría resumir varias décadas de la vida de Pedro Ruy-Blas.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies