portada del disco Amigos

Los Limones comienzan a abandonar el circuito comercial y el éxito pero no el cariño de sus fieles seguidores ni las grandes canciones con estribillos pegajosos. "Amigos" (Salinas, 1995) es su disco más rockabilly, dejando un poco más al margen el country pop suavizado de anteriores entregas para desplegar una mayor contundencia.

Corazones” comienza con esos delicados arreglos sureños que enseguida se endurecen a base de electricidad. Santi Santos continúa entregándonos brillantes composiciones como “Una ilusión”, una letra que habla de aprender a puntapiés, de encontrar agujas en un pajar, de disimular miradas de perdedor y de afrontar el futuro con la ilusión necesaria para confiar en que las cosas cambien.

Nos encontramos con canciones de desamor -“En 1000 pedazos”-, canciones ligeras armadas con delicadas cuerdas -“Canción de amor”, “Bienvenida”-, rescates emocionales -la revisión del “¿Qué fue de ti?” de su primer mini-LP "Sun" (EDIGAL, 1987)-, estribillos efectivos -“Una vez”- e intimismo redentor -“Química”-.

Este disco deja claro que la historia de Los Limones podría haber sido muy distinta si hubiesen gozado de un mayor apoyo por parte de las discográficas que gestionaron sus grabaciones, ya que las grandes canciones nunca han faltado.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies