portada del disco Aedificatoria

Un órdago de multiinfluencias es lo que acaban de echar los madrileños Fira Fem sobre el pelín ortodoxo paisaje alternativo español, poco dado a celebrar el mestizaje inteligente. En el caso que nos ocupa, esta mezcolanza enciclopédica y sutil de estilos e influencias que propone la banda, nos lleva sin respirar de Stereolab a Talk Talk, de Coltrane a Can o de Slint a Alpha Blondie.

Grabado en los estudios Reno bajo la supervisión de Luca Petricca y masterizado en Londres por Simon Davey; cuenta con la participación del ya ex-Fira Fem Esteban Varela al bajo, guitarra y sintetizadores. Además participan invitados de otros combos como Jamie Ruiz Green de Bikes & Girls o Calimä.

Abre el disco "Cine azteca", pieza que ellos mismos definen como de orientación tropical y que resulta una prueba definitiva de la distancia que han tomado Fira Fem respecto a su digno y más que interesante pasado maquetero. Sin abandonar un patente gusto por la experimentación, su sonido se ha revestido de sangre y músculo, electrónico y orgánico, al tiempo. Junto a toda la parafernalia sintetizada con que construyen sus canciones, una parte importante de Fira Fem son las voces, generalmente procesadas o programadas de algún modo.

Resultan fundamentales estas voces y coros en canciones como "Ladies, clap gentlemen" o "We like yoghurt", pieza de apariencia modesta y espiritual. En ocasiones asistimos a efectivas recreaciones atmosféricas, como propone la juguetona "2nd hand lingerie" o el aire soñador de "Goon Humour...". "Old man’s jacket", rescatada de la maqueta del mismo nombre, es quizás la canción más rockera e intensa de "Aedificatoria" (Aloud, 2012), y una de las más queridas por la banda y por su público.

A medida que avanza el disco van desapareciendo las influencias más en boga. Exceptuando "Pando light", soberbio ejercicio homenaje a los referentes más obvios de la electrónica pop tribalista más barroca. Cierra el disco "...Right Movementes" e "Ipanema, oh mine!", canciones más desnudas y rítmicas que no obstante toman caminos divergentes. Recalando en África la primera, y más caótica aunque contenida a la vez la segunda.

"Aedificatoria" (Aloud, 2012) es un primer disco detrás del cual hay experiencia, conocimiento y trabajo. Y el aspecto de ser una gran partitura para desarrollar directos memorables. Después de observar su evolución, nos quedamos con una duda. ¿Cuál será el siguiente movimiento de Fira Fem?

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies