portada del disco Addiction of Duplicities

"oh I miss the kiss of treachery, the aching kiss / before I feed the stench of a love for a younger / meat and the sound that it makes when it cuts / in deep the holding up on bended knees / the addiction of duplicities / as bit by bit it starts the need to just / let go my party piece" (The Cure, "Disintegration").

Para Jose, "siempre fuimos un grupo con muchísima tensión en nuestras relaciones personales". De primeras lo normal es pensar que dicha tensión afecte negativamente a un grupo de música. Si esa tensión es reconducida adecuadamente, puede dar buenos frutos. Ejemplos hay a montones, los franceses Experience y su "Hémisphère Gauche" (Labels, 2004) es uno. Este "Addiction of Duplicities" (Heart in Hand, 1999) es otro.

El álbum fue grabado en los estudios barceloneses de Xavi Navarro Locate 0, más conocidos como Mr. Pri Studios. Por el mismo lugar han grabado grupos como Standstill, Half Foot Outside o (lo:muêso). En su grabación aparecen Pau Santesmasses y Artur Estrada, componentes de Aina, en los coros y percusiones de un tema. De este disco salieron a la venta mil copias, aunque posteriormente el sello Recordings From The Other Side lo reeditó.

A Room With A View toman como punto de partida la escena hardcore punk estadounidense, principalmente de sellos como el capitalino Dischord o el californiano SST. Pero es sólo el punto de partida. El grupo no entra en un bucle sino que abraza otros estilos como el post-hardcore de grupos como Hüsker Dü, o el noise rock de gente como Karate.

El grupo consigue trasladar su directo al álbum. En este "Addiction of Duplicities" suenan urgentes y contundentes. Con un sonido homogéneo, algo de lo que adolecerá su continuación "Jupiter & Beyond" (Recordings From the Other Side, 2002). Suelen lamentar que al final no pudieran hacer un disco más meditado, seguramente todos lo hubiéramos disfrutado pero su álbum de debut es una notable carta de presentación.

El disco empieza fuerte con los primeros compases de "Flies only live one day". El grupo enseña sus bazas sin esconderse y destacan la dupla formada por "Curtains" y "Drowning spaces", los mejores temas del disco y buena muestra del saber hacer de este gran grupo. Saben combinar momentos calmos con otros más bulliciosos, basándose en los esquemas post de subidas y bajadas. Su máximo exponente es "Cero", el tema más corto de la grabación y también el más sorprendente.

El álbum lo cierran con "The minute before" que, al igual que con sus temas precedentes, "Hold these hands" y "Four nights of a dreamer", son los más introspectivos del álbum a pesar del arreón sonoro final.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies