portada del disco A Plena Sombra

De nuevo problemas para encontrar un sello que edite este "A Plena Sombra" (Autoproducido, 2001), por lo que deciden autoeditarlo sacando una edición limitada a 300 ejemplares para su círculo de seguidores. Un disco en el que los tratamientos vocales mejoran así como los desarrollos instrumentales electroacústicos, que se enriquecen a base de nuevos matices como esos teclados con espíritu clásico.

El mismo sol” se abre al intimismo y a la pureza, a la sencillez de una guitarra acústica y una letra interpretada por Carlos Rego con una desnudez que pone los pelos de punta. Canciones como “Nada que mirar” dejan patente una clara evolución en su sonido y el acercamiento de Carlos a su madurez compositiva.

El corte estrella del disco es "Maldito", la vida contada por el que está de vuelta: “Esto es ser feliz / si lo sé no me esfuerzo tanto en llegar aquí… sin mis problemas y mis penas qué pinto yo”. Un corte que podría estar firmado perfectamente por Josele Santiago -Los Enemigos-. Los aires enemigos se mantienen en “Holgazanear”, eso sí en una vertiente swing.

Los detalles están más cuidados que nunca e incluso las canciones más sencillas tienen un brillo especial. Canciones como “Despedida”, “Seis días” -con marimba incluida-, “Como la nube” -atención a los metales- se sitúan entre las mejores composiciones de los orensanos.

Una pena que su carrera se viese truncada por la falta de oportunidades, porque la calidad siempre les sobró.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies