10

Hombres G reciben un Grammy honorífico a toda una carrera por parte de la Academia Latina de las Artes y las Ciencias, iniciando un macrogira de 150 conciertos en aquel continente, que les mantendrá por mucho tiempo fuera de su país. Su anterior CD no había alcanzado ni de lejos las ventas previstas y sus fans querían seguir oyendo a Marta, a Venezia, al Mamón…; es decir, todos sus viejos éxitos. Sus colecciones de singles y recopilatorios se vendían en América como churros, pero aparentemente nadie quería oír hablar de nuevas canciones, que solo con cuentagotas se incorporaban a su repertorio de directo. Así estaba la cosa cuando Hombres G vuelven a los estudios de grabación para su décimo disco grande hecho en estudio, que naturalmente van a bautizar con el redondo número 10, con foto incluida del cuarteto ante el 10 de Downing Street, domicilio del primer ministro británico.

El contenido de este LP abunda en los planteamientos del anterior “Todo Esto es muy Extraño” (Warner, 2004), aunque con temas más atractivos. Buenas canciones y sonido de banda madura a la inglesa. Temas como el hipnótico “Nunca más”, el cañero “No puedo apartar mis manos de ti”, el rock según mandan los cánones de “Loco de amor” o la elegancia formal de “Me siento bien”, una pieza pop de muchos quilates que volvió a colocar a Hombres G en la cabecera de Los 40 Principales, casi veintitrés años después de la primera vez.

La segunda parte del CD baja un tanto respecto al magnífico inicio. Una anodina “Sólo quiero conocerte” con acompañamiento monótono y desarrollo melódico de escaso calado, a la que sigue “Sobre tu respiración”, un tema de tonos misteriosos y dureza guitarrera precedida de una introducción que poco tiene que ver con lo que vendrá después. Estas dos canciones están entre lo más flojo de este CD.

Pero buceando entre los últimos temas hallamos una exquisita balada pop titulada “Todo el mundo es feliz”, donde se demuestra una vez más que la sencillez es el mejor artificio. Cierra el disco la extraña y breve “Multiplicado por 9”, un susurro de plegaria en la voz de David envuelta en música de armonio (o similar sintetizado).

Un buen disco, en suma, en el que Hombres G demuestran que han alcanzado su madurez sin renunciar a algunos de sus principios y manteniéndose juntos alrededor de la genial figura de su líder, David Summers. Un disco que aún es capaz de sorprender al oyente en alguno de sus cortes, cosa harto difícil en bandas de tan largo recorrido.

Grupo:

Un guapo cantante con carisma, unas canciones...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

CD 1

  1. No puedo apartar mis manos de ti
  2. Hombre real
  3. Nunca más
  4. Me siento bien
  5. Loco de amor
  6. Sólo quiero conocerte
  7. Sobre tu respiración
  8. Difícil de entender
  9. Mi vida sin ti
  10. Todo el mundo es feliz
  11. Multiplicados por 9

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email