DEPÓSITO LEGAL: 30 AÑOS DE MILITANCIA JUNTO AL RÍO LLOBREGAT

Carmen y Jorge, miembros fundadores del Depo junto con Alejo, Paco, Brei
Carmen y Jorge, miembros fundadores del Depo junto con Alejo, Paco, Brei

Este mes el Depósito Legal de l’Hospitalet cumple 30 años, tres décadas apostando por la música en el extrarradio de Barcelona. Es un rara avis que no se ha limitado a ser un bar sino que ha apostado por la música independiente como bailable y pinchable en cualquier bar nocturno o discoteca (algo ahora asumido pero no tan habitual en los 80) y ofertándola en directo, tanto dentro como fuera del local. No quiero sonar alarmante ni clasista, pero los años 80 y primeros 90 en el extrarradio de Barcelona fueron cosa fina y aunque su propia idiosincrasia ha dotado a las poblaciones de alrededor del río Llobregat de una inconfundible personalidad propia, no había masas de gente interesada en una cultura musical moderna y alternativa. Masas no, pero minorías de jóvenes inquietos sí, entre ellos las personas que decidieron crear el Depósito Legal.

No muchas personas saben que el Depo fue un local avanzado a su tiempo, en cierta manera allí nacieron las míticas sesiones del A Saco (antes de pasarse al local de la calle Almogàvers que actualmente conocemos como Razzmatazz), pues Amable, el DJ más importante de la escena catalana, se formó como tal en el local de L’Hospitalet y como él otros que dieron el salto a otras salas de Barcelona. Hubo un tiempo en que la movida estuvo en L’Hospi, en este y otros locales de la ciudad hasta la que se desplazaban vecinos de la capital asustados por esas leyendas urbanas de los 80 que asociaban la periferia con actos vandálicos y vete a saber qué. Insisto, no era para tanto, sólo personalidad propia.

Esos tiempos están ahí y quedan reflejados en el libro «This Is Depo» (2010), escrito por Marc Pérez y Pol Santamans con motivo de los 25 años del bar y que no gustó a buena parte de las personas que aparecen. El estilo narrativo del libro, donde la historia se sigue a través de las declaraciones de los entrevistados, sin filtros, deslizó a las páginas anécdotas para algunos más propias de una conversación privada de bar que de un ensayo. En cualquier caso y siendo comprensible este punto de vista, es un libro interesante donde el lector puede reconocer lugares comunes o descubrir épocas todavía vírgenes para él.

No todo en la historia de este bar de L’Hospitalet son anécdotas, también hay muchos hechos, como las iniciativas para programar música en directo fuera de sus paredes. La última década ha sido especialmente prolífica en este terreno: entre el 2006 y el 2011 coorganizaron con la sala local Salamandra el Let’s Festival, del cual fueron “invitados a irse”, como explica Dani Pérez, responsable del Depo desde el año 2004: “El Salamandra tenía la sala, los patrocinios repercutían en su gestión y llegó el momento en que si podían prescindir de nosotros se vieron con la necesidad de hacerlo, utilizando la excusa más tonta para quedarse con el festival”. Paralelamente, entre los años 2006 y 2012, organizaron el Festival de la Plaça Odissea, gracias a la apuesta del centro comercial Maremagnum de Barcelona. Un cambio de orientación comercial acabó con la que llegó a ser una de las citas gratuitas más esperadas de la ciudad, con nombres de primer nivel y grupos internacionales. “Desde Madrid la empresa gestora decidió apostar por otra forma de enfocar el patrocinio”, explica Dani quien lanza un rayo de esperanza ya que hace unos meses habló “con la responsable de marketing con quien tenemos muybuena relación y dejamos una puerta abierta para a lo mejor en un breve espacio de tiempo poder continuar”. ¡Bravo!

Dani Pérez prefiere no vivir en el pasado sino seguir trabajando en el futuro, y eso pasa por potenciar más que nunca la música en directo u otras actividades: “La música en directo ha cobrado mucho protagonismo y en estos tres últimos años se ha convertido en el motor esencial. Las sesiones funcionan muy bien pero hay que llenar toda la programación con la música en directo”. Son tiempos difíciles, según Dani: “Este tipo de locales y más en el extrarradio tenemos que estar constantemente haciendo actividades que atraigan a público, porque hay mucha competencia de locales y grupos y se nota que es una época donde el nivel de ingresos es menor”. En esta línea, actualmente su gran acontecimiento anual es el festival de Petit Format que se engloba en un programa de actividades con el que llenan durante un mes los jardines de Can Sumarro de L’Hospitalet, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad. “Un mercado, un chill out, el festival y otras cosas, durante junio y julio nos va super bien porque nos oxigena y nos permite hacer actividades que siempre nos molan como los festivales”, explica el propietario del Depo, quien considera que la cita estival “ya está consolidada y la gente viene porque sabe que hay calidad siempre”.

Pioneros, oasis musical, lugar de reunión… Eso dicen los parroquianos del Depo. Lo que más recuerda Pérez si mira a sus primeras veces en el local es “la música, llegar, entrar en la cabina y poder empezar a poner música y conocer grupos que antes no tenías la oportunidad de haber conocido. Abrirte a un mundo nuevo, una escuela en la que sentirse bien acogido, algo que echabas en falta en otros ámbitos de la vida, tener conversaciones con otro tipo de gente con la que compartes intereses”. Tras ser cliente, Dani dio el salto detrás de la barra y se quedó. “Llegue en el 99 después de trabajar fuera, vi que el bar estaba en un proceso de transición y pensé que lo podía hacer bien. Empecé primero como contratado y a partir del 2004 me quedé con la  gestión.

Los fastos de celebración del treinta aniversario del Depósito Legal comenzaron el 8 de mayo con la actuación de Papá Topo, a la que siguieron las de The New Raemon, Sidonie y, la mezcla de Gúdar y Ran Ran Ran, «GuRan». Todavía quedan por delante (a fecha de 15 de mayo) los conciertos de Joan Colomo o El Último Vecino. La Fonoteca Barcelona participará en esta programación especial poniendo canciones tras los conciertos de Manos de Topo y Nico Roig del 22 de mayo, realizados en colaboración con Curtcircuit.

Además en el blog del Depo podemos leer entrevistas realizadas a muchos de los DJ que han pasado por el local. También podéis consultar toda la programación aquí y curiosear un poco de su historia audiovisual aquí. ¡Larga y próspera vida al Depósito Legal!

 

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad