BALANCE DEL DÍA DE LAS TIENDAS DE DISCOS

Tras la resaca de los puentes, y una vez recuperados de la locura que significó para nosotros el Día de las Tiendas de Discos, en donde además de formar parte de la organización y comunicación tuvimos nuestra parcela de programación en el Café Molar, nos permitimos hacer unas cuantas valoraciones. Para nosotros, aun cayendo en plena Semana Santa -recordemos que la fecha es internacional y emplazada al tercer sábado de abril-, el Día de las Tiendas de Discos fue un pequeño gran éxito, no sólo de afluencia y repercusión mediática, sino de ventas.

Y esto es muy importante, la proliferación de pequeños espacios en los que parte de su actividad económica provenga de la venta de discos, como lo es cualquier otra iniciativa que incentive la profesionalización y generación de fuentes de ingresos dentro del maltrecho sector en que nos movemos, el cultural, concretamente el más maltrecho aún si cabe, el musical. Es por ello que, para nuestro trabajo es una gran recompensa el hecho de que tantos y tantos medios volcaran su mirada hacia lo que se estaba celebrando ese día, que no es otra cosa que el reconocimiento a un negocio que si ha podido escapar de la extinción en España ha sido justamente gracias a la diversificación en sus actividades.

En concreto, el Café Molar, sitio en el cual gestionamos un rincón de vinilos nacionales, es un gran paradigma: un café-librería-tienda de discos con gusto exquisito y mimo por el detalle en el que discurren charlas, presentaciones, acústicos y demás eventos culturales sin cesar, muchos de ellos gratuitos, y en el que, fruto de esta efervescencia, confluyen bajo un mismo techo creadores y promotores independientes de distintos ámbitos culturales. Al final, las actividades de estos pequeños espacios se integran con esfuerzo en el entramado del circuito independiente y lo enriquecen. Si hace falta un día para que los medios en masa vuelquen su mirada hacia ello, pues tendremos que afianzar dicho día porque, directa o indirectamente, salimos todos beneficiados de ello.

Lo cierto es que se vendieron bastantes discos, muchísimos más que un día cualquiera, vaya. Junto al tirón de las ediciones especiales -nosotros colaboramos con nuestra coedición junto a la tienda de discos Ultra-Local Records y nuestros asociados del Café Molar- muchos curiosos aprovecharon los descansos de los conciertos programados (de manera gratuita, agradecimiento a la implicación de las bandas y sellos involucrados) para husmear y picotear en las cubetas.

Celebremos, pues, todos juntos el Día de las Tiendas de Discos.

Collage repercusión DTD 2014 en prensa
Collage repercusión DTD 2014 en prensa

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad