Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Voces Amigas - La Fonoteca
foto del grupo Voces Amigas
Periodos activos
1967 - 1970
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
Julián Molero
Fecha publicación
27/06/2011
Estilos
3 fans

Corren los primeros años 60 y las universidades no abundan en España. Un joven pontevedrés llamado Carlos Antonio Fernández Prida se traslada a Madrid para estudiar Ingeniería de Montes. Los cursos van cayendo en su expediente impecable y algunos fines de semana actúa en colegios mayores, festivales universitarios y actos colegiales. Nada importante, un mero entretenimiento. O tal vez no sea así, pues Carlos compone canciones y sueña con hacer algo en el campo de la música. Ya en 1967, cuando los estudios tocan a su fin, hace llegar a través de una locutora de Radio Intercontinental unas cintas a Pablo Herrero, que ha dejado poco antes Los Relámpagos y da sus primeros pasos como productor. A Pablo no le gusta demasiado lo que oye, pero descubre en Carlos un filón de posibilidades. Se entrevistan varias veces y el productor abre su cajón, donde guarda un encargo de la discográfica Zafiro. El proyecto es formar un grupo mixto que cante temas comerciales, basados en el folk pop, pero alejado de la canción protesta. Carlos acepta y escudriña los ambientes universitarios madrileños en los que se mueve como pez en el agua en busca de compañeros de viaje. Tarda meses en formar el cuarteto con Javier de Miguel, que estaba terminando Derecho, y con dos chicas que iniciaban sus estudios de Medicina: Isabel Roselló y la argentina Diana Linklater. Pablo Herrero los bautiza como Voces Amigas y escribe unas cuantas canciones para ellos. El grupo es desviado al sello subsidiario Novola, donde recalan casi todos los grupos jóvenes de Zafiro.

Su primer single: “Canta con Nosotros / Suena un Reloj” (Novola, 1968) se publica en otoño y supone un éxito tan monumental como inesperado. No llega en ningún momento a alcanzar el nº 1 de ventas, pero logra estar más de seis meses consecutivos en el top 10, llegando a aparecer también en el top 100 de la revista norteamericana Bilboard. La imagen optimista y pulcra de aquellos cuatro cantantes, ellos siempre con traje, ellas con recatados vestidos, aparece en televisión hasta en la sopa. A los gerifaltes culturales del régimen les parece maravilloso que un grupo joven sin estridencias cante a la amistad, a los paisajes, al buen rollo y al optimismo en general. Letras sin atisbos de protesta social o sexo, músicas alegres que oscilan entre la marcha montañera y la tuna universitaria. Treinta años después Los Happiness y otros grupos intentarían descaradamente explotar esta misma fórmula, aunque con bastante menos gracia que estos Voces Amigas.

Toda la producción posterior de Voces Amigas se va a ver mediatizada por aquel primer gran triunfo. Su segundo sencillo: “Fin de semana / Qué más da” (Novola, 1969) aguanta el tirón, alcanzando unas ventas interesantes y entrando en las listas de ventas. A partir de ahí, pocos dividendos comerciales o artísticos.

Los cuatro componentes compaginan como pueden su actividad musical y sus estudios, pero Isabel Roselló prefiere concentrase en su carrera y es sustituida por María Antonia Palacios. Aquel año 69 es frenético. Actúan por las tardes en salas de juventud y por la noche son una de las atracciones preferidas para amenizar cenas de congresos, reuniones de empresa, etc. Voces Amigas manejan en ambos casos repertorios algo distintos, lo que supone un extra de ensayos. Aquel año aún publicarán un par de sencillos más.

Y llega 1970 y empiezan a pasar cosas en el grupo. Su líder, Carlos, aprueba unas oposiciones y se convierte con veintiséis años en uno de los profesores universitarios más jóvenes del país. Zafiro-Novola decide apostar fuerte por ellos y los presenta como outsiders a Eurovisión con el tema: “Jamás la Olvidaré” (Novola, 1970), compuesto al alimón por Pablo Herrero y el propio Carlos Antonio Fernández. Participan en varias eliminatorias retransmitidas por televisión. Cada canción es defendida por dos artistas. El compañero de Voces Amigas es el panameño Basilio. Entre ensayos y actuaciones surge un romance entre Diana y el galán caribeño. Un romance con el morbillo que hace cuarenta años podían tener las parejas interraciales, alimentado y aderezado por calurosas escenas de pareja (para la estrechez de la época) que aparecen retratados en todas las revistas. La canción queda en segundo lugar y finalmente TVE se decanta por Julio Iglesias y su “Gwendoline”. Diana abandona el grupo tras los pasos de su pareja. La situación ya no puede durar mucho. El sello pone al grupo bajo la dirección de Juan Carlos Calderón con el que Voces Amigas van a hacer algunas de sus mejores canciones en un estilo actualizado y alejado de la ingenuidad de sus inicios.

Publican su único LP, “Voces Amigas” (Novola, 1970), que recoge sus canciones más populares y otras nuevas. Se intenta también un lanzamiento en Gran Bretaña que no funciona. Ni el buen trabajo de Juan Carlos Calderón, ni la ilusión y la increíble capacidad de trabajo de Carlos y Javier logran salvar la situación. A finales de 1970, Voces Amigas desaparece. Carlos Fernández iniciará al año siguiente una breve carrera como cantante solista bajo el nombre de Carlos Antón y otra más amplia como compositor. Diana María aprovecha la propaganda de su sonado romance para grabar algunos sencillos y desaparecer pronto del mapa musical.

Voces Amigas serán recordados sobre todo por su hit “Canta con nosotros”, que en los 80 sería convertido de nuevo en éxito por Glutamato Ye-yé. Acusados en su tiempo de grupo alejado de la realidad social que vivían los jóvenes de su época, hoy los vemos como un grupo de voces eficaz, construyendo siempre mensajes optimistas y alegres, una bella postal juvenil.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Voz amiga
Voz amiga
30 marzo, 2019 at 23:28

Ignorante, tendencioso y falto de rigor el texto del tipejo que parece un tonto de la memoria histérica lanzando tonterías abusurdas. Posiblemente no tenga ni idea de lo que escribe, ni de música de los 60. Seguramente no le guste el folk, ni los grupos vocales, pero tonto del bote.. Que los Carpenters o New Seekers no suenen a jevi o a bacalao, no significa que sean malos gurpos ni mala música, solamente significa que no hacen la música que a ti te gusta.

foto del usuario Julián Molero
Julián Molero
3 abril, 2019 at 19:21

Me encanta el folk, de hecho justo en los primeros 70 forme parte de grupos del estilo. Considero que Voces Amigas fue un buen grupo vocal muy relacionado con su tiempo. La discográfica Rama Lama ha editado sus obras completas y del libreto que le acompaña (firmado por Manuel Román) y alguna revista musical de aquellos años está sacado la mayor parte de la biografía aquí publicada. No obstante, paso a revisarla y corregirla, pues comprendo que algún párrafo puede resultar irreverente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies