foto del grupo Unidad Móvil
Periodos activos
1980
Procedencia
Barcelona
Estado
Inactivo
Publicado por
Rafa García-Purriños
Fecha publicación
13/11/2008
Estilos
5 fans

Después de su asociación con Jaume Sisa, al que acompañan en su época más pop, el grupo barcelonés Melodrama sufre su primer gran cambio de componentes; Entran Pepe López Jara al bajo y Jordi Ulibarri, a la batería. Ninguno de ellos venía precisamente de grupos nuevaoleros, sino de algo mucho más común en la Barcelona de finales de los 70, el jazz y rock sinfónico. En el grupo permanece Dionís Olivé, junto con el guitarrista Eduardo Laguillo.

Con esta formación, continúan en contacto con la compañía Edigsa, que les ofrece grabar todo un larga duración (que en realidad podrían llegar a ser dos, uno en catalán y otro en castellano). Como paso previo, se graba una maqueta y se edita el primer single del grupo, “No me Digas que me Dejas” (Edigsa, 1980) pero no funciona bien. Las ventas y la repercusión del sencillo no se corresponden con las expectativas y, a pesar de que la compañía sigue confiando en ellos y están a punto de entrar a grabar el larga duración, Dionís Olivé se desanima y deja el grupo, que se separa (aunque años más tarde se volverá a refundar con nuevos componentes).

Eduardo Laguillo, Pepe López Jara y Jordi Ulibarri, por su parte, siguen adelante formando un trío, al que bautizan con el nombre de Unidad Móvil y que, por desgracia, no llegaría tampoco demasiado lejos. De hecho durará escasamente un año. Como le había ocurrido a Melodrama, los grupos tan descaradamente pop corrían el riesgo de quedar en una tierra de nadie, fuera de los gustos de la época (la música laietana, el progresivo, la psicodelia y el jazz rock) y de los aficionados a la música que estaba emergiendo (punk rock, nueva ola, rockabilly), que esperaban cosas más potentes.

Durante el año que el trío está en activo, les da tiempo a formar parte, con otros músicos, de la banda de acompañamiento de Dagoll Dagom y Jaume Sisa en el espectáculo Nit de Sant Joan, una especie de revista con contenidos modernos, que se estrena el 4 de marzo de ese año en el teatro Romea de Barcelona. Participan también en la grabación del disco que recoge la música compuesta por Sisa para dicha obra, que se publica por Edigsa en dos versiones, catalán y castellano “Nit de Sant Joan” (Edigsa, 1981).

Además, editan un sencillo “Todo ha Sido un Juego” (Edigsa, 1981) con dos excelentes canciones, la citada “Todo ha sido un juego” y “La chica del Vespino” que, por desgracia, pasan desapercibidas a pesar de que incluso lo presentan en Madrid, en el mítico Rockola. Y ya no se vuelve a saber nada del grupo. “Todo ha sido un juego” fue rescatada por Los Secretos, que incluyen una versión en su disco “La Calle del Olvido” (Twins, 1989).

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *