foto del grupo TDeK
Periodos activos
1980 - 2000, 2000
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
31/08/2011
Estilos
14 fans

La existencia de Espasmódicos, uno de los puntales del punk madrileño de los 80, fue efímera. Formados en 1981, se disuelven unos pocos años después tras una explosiva discusión en vísperas de un concierto que iban a dar en Zaragoza. Sin embargo, dos de sus componentes, José Mota -J.Siemens- (guitarra) y Magüu Pilarte (batería), siguen con ganas de continuar con la rabia e intensidad hardcore desplegada con aquel grupo.

Para la nueva aventura se les une como cantante Alfonso Cronopio, antiguo compañero de Magüu en Cronopio, grupo que habían formado en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Deciden llamarse TDeK, acrónimos de Terrorismo, Destrucción y Kaos. Magüu, que se declaraba artífice intelectual de la propuesta del nombre declaraba en una entrevista concedida para un fanzine años después que buscaban un “nombre cachondo”. Contaban que les parecía lo suficientemente gráfico y descriptivo de la situación política y social en sitios como el País Vasco o Israel. La similitud, por otro lado, con la marca de cintas de cassette japonesa les llevó a incluir la letra “e” entre la “D” y la “K”.

Con la inercia que traían de los recién disueltos Espasmódicos, entran pronto en el estudio para registrar en una maqueta las primeras composiciones ya como TDeK. Para la grabación utilizaron las instalaciones de Felix Arribas (Los Pekenikes). “En tres horas grabamos todos los temas” contaba Magüu en la ya mencionada entrevista. Aunque los temas carecen de bajo, permiten mostrar las intenciones de la banda. Música de punk-hardcore descarnado y con pocas concesiones. La maqueta, con nueve temas, se reeditaría posteriormente como “1984 Primera Grabación” (Radikal 1977, 2004).

Poco después se uniría al grupo el bajista Manolo Quevedo –Manolo UVI-, cuya banda La UVI, mítico protagonista de la escena punk de la capital, había detenido su actividad tras la edición de un primer sencillo “Ya Está Bien” (Spansuls, 1982). Con la nueva incorporación, y a sugerencia de Rocky, mánager entre otros de Polanski y El Ardor o Números Rojos, editan un sencillo compartido con el grupo Panadería Bollería Nuestra Señora del Karmen (PBNSK): "Panadería Bollería Nuestra Señora del Karmen / TDeK" (π Musikra, 1984). Rocky ya conocía a parte del grupo, ya que fue en su sello en el que se editó el primer trabajo de Espasmódicos: “Espasmódicos” (π Musikra, 1983). Por otro lado, con PBNSK, el grupo había llegado a compartir incluso en alguna ocasión el local de ensayo en Pozuelo de Alarcón.

Las canciones se grabaron en los estudios J&M y Pentágono. Las de TDeK, que ocupaban la primera cara, fueron “Israel” e “Interrogatorio”. Este último ya estaba en la primera maqueta. Para “Israel” se contó con el bajo de Manolo. Curiosamente, la reedición del disco que realizó posteriormente Radikal 1977 años después presentaba a PBNSK en la cara A mientras que TDeK estaba en la cara B.

Lejos de echarse atrás por las polémicas que les acarreó el tema “1943” en el repertorio de Espasmódicos, el grupo denunciaba en “Israel”, un auténtico bombazo de intensidad, la actuación de dicho país en la política internacional. Por su parte, “Interrogatorio” tampoco se quedaba atrás en su relato-denuncia de justicia, policía y demás representantes del orden establecido.

Manolo termina dejando la banda en poco tiempo para iniciar un nuevo proyecto: Commando 9mm. Bien por los problemas de combustible en sus desplazamientos en moto para llegar a los ensayos que daba la banda en Pozuelo, como aducía ante las cámaras del documental “No Acepto” (José A. Alfonso / Alberto Bocos Oyarbide, 2007) o por las continuas paradas a las que aparentemente le obligaba la policía, según nos contaba a lafonoteca, el caso es que su lugar lo ocupará Paco Lanaquera, que ya tocara en PBNSK en su primera etapa previa a la edición del sencillo compartido con TDeK.

El grupo, como ya ocurriera con Espasmódicos, encontró problemas para poder tocar en directo. Muchas de las dificultades que les planteaban los responsables de las salas de la capital eran debidos a los destrozos que ocasionaban los seguidores que acudían a sus conciertos: “Si tocábamos en un local no volvíamos a tocar allí porque la gente que venía a vernos lo destrozaba. Tocamos durante un par de años en Madrid y ya no volvíamos a tocar en ningún sitio”, comentaba Magüu en entrevista. Para el ya mencionado documental “No Acepto”, Magüu y Paco recordaban por ejemplo la ocasión en la que tocaron en la madrileña sala de Rock Ola con III Guerra Mundial. Relataban como Tito, el cantante de este grupo, que tocaba antes que TDeK, perpetró una auténtica carnicería en escena cuando destripó con un cuchillo un muñeco que había hecho con vísceras de pollo y empezó a lanzar trozos de las mismas al público. La gente comenzó a devolver lo que le caía al escenario, y éste quedó pronto quedó impracticable entre sangre, carne, flemas y demás lindezas para cuando tuvieron que tocar TDeK.

Con la nueva formación estabilizada con la entrada de Paco, el grupo graba su primer LP: “Esto Es Una Empresa Capitalista” (La General / Fonomusic, 1985). Presentado con un inconfundible diseño gráfico de JSiemens, basado en el cuadro de los fusilamientos del 2 de mayo de Francisco de Goya, el disco era una colección de temas implacables de punk-hardcore, en una línea muy similar a la desarrollada en Espasmódicos. Más evidencias de que desde la capital había quienes facturaban una música muy diferente a la etiquetada en la Movida Madrileña. Contiene canciones clásicas de la banda como pudieran ser “La farmacia de mi barrio”, “Maleta para Moscú”, “Hijo” o la propia “Israel”. Las dos primeras se escogieron para la edición de un sencillo: "La Farmacia de Mi Barrio / Maleta para Moscú" (La General / Fonomusic, 1985), que utilizaba el mismo diseño del cuadro goyesco para la portada.

JSiemens formaba con Enrique Arnal –Kike Cruel-, el cantante de Espasmódicos, un tándem que se hacía llamar Titanes Planetarios, encargado de los trabajos gráficos para los discos de esta banda seminal madrileña. Para la ocasión, representó a rusos como víctimas de los fusilamientos, en consonancia con el otro tema del sencillo “Maleta para Moscú”.  Paco precisaba, de todas maneras, en la ya mencionada entrevista, que el título del disco tenía su origen en una de las frases que utilizaba el responsable del sello discográfico con el que grababan: “Al fin y al cabo esto que tenemos es una empresa capitalista”.

Sólo un año después, el grupo reincide en su propuesta contundente y dura con la edición de un nuevo larga duración  “Carnevisión” (La General / Fonomusic, 1986).Para muchos el mejor trabajo de la banda, está plagado de grandes momentos y canciones que ponen los pelos de punta ("Carne picada", "La senda de los elefantes", "Boca cerrada"...). El disco se grabó en los estudios Duplimatic, con el propio grupo como productor y Barsen Luis de ingeniero y salió a la calle con la misma discográfica del disco de debut, con la que se había firmado para un período de cinco años. Disco de punk-hardcore sin concesiones, completaba el trabajo avanzado en “Esto Es Una Empresa Capitalista”, que sin embargo no tuvo, como se lamentaba Magüu en la entrevista que les realizó el periódico Diagonal, repercusión en los medios nacionales. No fue el caso del panorama fuera de nuestras fronteras ya que Jello Biafra, cantante de los legendarios Dead Kennedys, se mostró interesado en los primeros trabajos de la banda. La emisora punk Turmoil les consideró dentro de los diez primeros grupos del género.

Del disco se extrajo el sencillo “Carnevisión” (La General / Fonomusic, 1986), que incluía las canciones “La senda de los elefantes (Hara Kiri)” y “¿Qué es ese temblor?” y “Te Quiero / Boca Cerrada” (La General / Fonomusic, 1986).

Es entonces cuando Alfonso deja el grupo, quedando la formación reducida al formato de trío. Paco se hace cargo de la voz principal, en lo que en principio iba a ser una solución temporal. El sello parece entonces no ver claro el futuro de la banda una vez que el cantante titular ha dejado la formación. Magüu nos cuenta cuando contactamos con él, que a pesar de que el grupo tenía ya canciones, se vieron forzados, de alguna forma, a producir más para garantizar un nuevo LP como quedaba estipulado en el contrato que los ligaba con Fonomusic. El batería recuerda cómo fue la grabación de este disco: “Todo se hizo super-rápido”. No ha de extrañar pues que se decidiera llamar “A Toda Prisa” (La General / Fonomusic, 1987).

Con esta nueva entrega, la banda inicia un período de experimentación en su música. “A Toda Prisa” incluye una combinación inédita hasta la fecha de la dureza con la que el grupo practicaba punk-hardcore y secuencias grabadas, querencias y repeticiones en voces cercanas a otros territorios, hasta entonces inexplorados, como el hip-hop. Como ejemplo, la canción con la que abrían el disco: “Velocidad analógica”. A las referencias estilísticas habituales con las que trabaja el grupo (Dead Kennedys, Discharge…) se unen los nuevos gustos musicales del trío: Public Enemy, Beastie Boys…Ahora bien, baste señalar que el disco fue debidamente presentado en Turmoil, referente del punk internacional, para alejar cualquier sospecha de posible debilidad.

Si “A Toda Prisa” era un trabajo en el que todavía primaba la contundencia de las guitarras punk, “Como Una Pesadilla” (La General / Fonomusic, 1988), su siguiente trabajo en larga duración, sigue sin desprenderse de la que ha venido siendo la señal de identidad principal del grupo: una entrega total a los sonidos situados en el lado más duro del espectro del hardcore. Aún así, temas como “Soy un desastre”,  o su posible ampliación, unos cortes más adelante, “Somos un desastre”, ya indican con claridad que TDeK experimenta con paso firme en territorios hip-hop. La portada misma del disco, por ejemplo, está diseñada en el más puro estilo del género, con el grupo inmerso en un graffiti en una pared y con ropajes propios de pintores callejeros.

Además del LP se editarían los sencillos “Pesadilla / Magüu x Heike” (La General / Fonomusic, 1988) y "Soy Un Desastre / Pesadilla (Instrumental)" (La General  / Fonomusic, 1988).

Es precisamente por esa época que el hip-hop empieza a encontrar cierto tirón en el panorama nacional. Ejemplos de algunos esfuerzos por consolidar la aparición de una serie de grupos trabajando en esas coordenadas en escena musical son recopilatorios del momento como “Madrid Hip Hop” (Troya, 1989), “Navidad Hip Hop” (DRO, 1989), “Rapin’ Madrid” (Ariola, 1989) etc… que servía de escaparate para bandas y artistas como D.N.I., Sindicato Del Crimen, Estado CríticoSweet, por ejemplo. El caso de TDeK, por sus antecedentes, podría estar emparentado, sin embargo, con aquellos grupos que se acercaron a los nuevos aires desde territorios provenientes del punk. En esta tesitura tendríamos por ejemplo a Seguridad Social (veáse su “Que te voy a dar” del disco “Vino, Tabaco y Caramelos” (GASA, 1988) por ejemplo), Os Resentidos y su visión quizás más festiva de "Fai Un Sol de Carallo" (GASA, 1986), o las vertientes más rabiosamente enérgicas que vendrían después de Negu Gorriak o Def Con Dos, reconversiones de grupos de intachable curriculum punk como Kortatu y Siniestro Total respectivamente.

Preguntados en su momento acerca de las actuaciones del grupo en este nuevo género, hablaban de un único concierto en Cuenca, tras editarse “A Toda Prisa” y la aparición en el programa de televisión Plastic. En la misma, en la que interpretaron “Soy un desastre”, es posible ver a JSiemens en elásticos movimientos sobre unas vistosas zapatillas, en lo que intercalaba guitarrazos y poses hip-hop, a Paco con cazadora de cuero y poblado flequillo sobre la frente que alternaba la utilización de un teclado con movimientos espasmódicos de micro o a Magüu con gorra americana y auriculares voluminosos en lo que trabaja sobre la batería. La imagen del trío distaba pues mucho de los primeros TDeK entregados en cuerpo y alma al punk-hardcore sin concesiones. Parte de sus seguidores no entendieron la evolución. Magüu, preguntado al respecto de las reacciones de la sección más crítica ante los nuevos aires que tomaba la banda, decía sentirlo por ellos y se mostraba tajante: “En la música no te puedes  quedar con una sola cosa”.

En realidad, este nuevo giro no hace sino poner al grupo en una tierra de nadie que no les resultaba del todo desconocida. Contemporáneos de la Movida Madrileña siempre dejaron bien claro su expreso deseo de no estar englobados en todo aquello: “La Movida Madrileña no cambia, o por lo menos no cambia de manos, la veo bien para el que intenta llegar a todo el mundo sin concretar nada o comercializar sus sentimientos por algo práctico, o sea las pelas, que no es nuestro caso, por lo menos, de momento” manifestaba JSiemens para el portal Esquinas Rotas. Más contundente aún se mostraba Magüu en entrevista al periódico Diagonal: "No eramos representantes de la maloliente Movida Madrileña ¡Menos mal!". De igual forma, a pesar de que por contundencia, maneras y filosofía vital se encontraban directamente emparentados con las bandas del denominado Rock Radical Vasco, no llegaron a coincidir en escena con ninguna. Aunque estuvieron a punto de hacerlo con Kortatu, cancelaciones de última hora de las actuaciones programadas en Madrid por las autoridades locales, impidieron que ambas formaciones compartieran escenario. A pesar de que consideraban colegas a los hermanos Muguruza, tampoco accedieron a las invitaciones que estos les hacían para tocar en el norte con ellos: “Nos dijeron de subir nosotros al País Vasco, pero es que no, ellos salían con la ikurriña detrás… llevaban un rollo más político” decía Magüu para un fanzine.

El cambio en el estilo del grupo no tiene vuelta atrás, y de hecho, cambian de nombre a Masters TDeK. Ya rebautizados, editarían el disco “Las Nuevas Aventuras” (La General / Fonomusic, 1989), que pasaría a los anales de la historia como uno de los primeros discos editados de rap en el panorama musical español.  Al poco de editarse el disco, salió de forma promocional, el sencillo “En Mi Moto Voy” (La General / Fonomusic, 1990).

Desde lafonoteca nos mostramos interesados por la forma en la que se produce este progresivo cambio de estilo. Magüu nos responde que fue cosa de todo el grupo. No se trató de ninguno de ellos en especial promoviendo los nuevos sonidos frente al resto. Nos comenta lo ecléctico de todos ellos: “Nos gustaba de todo” explica, “empezamos jugando con el sampler y una cosa lleva a la otra”. Además, al igual que nunca tuvieron referentes o conexiones en especial con ninguna otra banda nacional cuando se dedicaban a aires punk-hardcore, tampoco se pararon a ver cómo hacían rap o hip-hop otras bandas del momento. El batería nos confiesa, eso sí, lo ilusionados que se sentían cuando se enteraron de que Muelle, el conocido graffitero, confesó tenerlos como una de las bandas que solía escuchar con mayor frecuencia.

Magüu y Paco recuerdan haber dado un único concierto en esta nueva etapa; en un bar, en una actuación en la que ellos dos trabajaban rapeos tras un playback. “Lo habitual de los grupos del género”, nos explica Magüu.

El grupo sufre entonces una desafortunada concatenación de enfermedades que van dejando fuera de juego paulatinamente a sus componentes. Además, tras “Las Nuevas Aventuras”, y una vez terminado el contrato de los cinco años que los ligaba a Fonomusic, no consiguen llevar a buen puerto las negociaciones con el sello para un nuevo acuerdo. En concreto, embarcados ya en la experimentación y técnicas de hip-hop, necesitan una importante renovación del instrumental con el que trabajar. La compañía no accede a financiarles con la cantidad solicitada para la adquisición de más material. Con todo ello, deciden parar todo tipo de actividad. No sin cierta amargura, Magüu nos cuenta cómo, rotas las negociaciones, Fonomusic decide retirar de las tiendas el álbum recién editado.

Y de hecho poco se vuelve a oír de TDeK hasta el año 2003, cuando DRO, sucursal de la parte de catálogo española de Warner, que había absorbido a Fonomusic, decide editar un recopilatorio con éxitos del grupo. Se trata de “Tan Sólo 20 Bombas” (DRO, 2003), trabajo que rastrea principalmente en los LPs “Esto Es Una Empresa Capitalista” y “Carnevisión”.  Este grandes éxitos se confeccionó de acuerdo al criterio del grupo, al que contactó el sello, propietario del derecho de autor de las cintas correspondientes. Desde DRO les adviertieron de que si no, sería la propia compañía la que hiciera la selección. Así las cosas, la banda se centró en los discos eminentemente punk-hardcore de la primera época, descartando aquellos otros temas más cercanos al hip-hop que hicieron al final. “No es que reneguemos de ninguna etapa, para nada. Es más bien que quisimos hacer un recopilatorio más homogéneo, eminentemente cañero”, se apresura a aclararnos Magüu al teléfono.

Un año después, Magüu y Paco dispusieron las cosas para poder participar en “Homenaje a Espasmódicos y a la memoria de Kike Cruel” (Potencial Hardcore, 2004), el disco que se editó tras la muerte del cantante de Espasmódicos. El trabajo acompañó al concierto que tuvo lugar a comienzos de diciembre de 2004 en la madrileña sala de Gruta77.

Coincidiendo además con la salida al mercado de “Discografía Básica” (Warner, 2005), trabajo que presentaba los tres primeros discos remasterizados de la banda (“Vieron que había movimiento” decía Magüu), TDeK se reúne en 2005. En concreto, Paco y Magüu organizan un nuevo comienzo. JSiemens contaba para el fanzine Pogo En Togo no estar muy convencido del proyecto: “No quería volver a lo mismo, continuar donde lo dejamos, un poco aburridos y buscando otras músicas ante la falta de conciertos”. Es por ello por lo que sus antiguos compañeros se ven en la necesidad de reclutar un nuevo guitarra. Se hacen con los servicios de Marcos Lustres (de The Rejects), a través de un amigo que les pone en contacto. Marcos confesaba que el nombre de TDeK le sonaba de grupo importante de los 80, pero nada más.

Preguntado por posibles razones especiales para volver a reunir a la banda, el batería se confiesa con lafonoteca y nos relata que por aquella época se veía especialmente débil por sus problemas renales: “Me vi morir, y le pedí a Paco que nos concediésemos la posibilidad de volver a pisar un escenario como TDeK antes de que fuera tarde”.

A pesar de las renovadas energías en esta nueva etapa los dos miembros históricos del combo no tenían problema alguno en reconocer las dificultades que  encontraban tras tanto tiempo inactivos como TDeK. Preguntados en los locales de ensayo en los que preparaban su regreso, Paco manifestaba al fanzine que les entrevistaba al respecto de las canciones: “Es como empezar de cero, como si fueran nuevas”.

El primer concierto de los renacidos TDeK fue en junio de 2006 en la madrileña sala de El Sol. La banda gira a lo largo y ancho de la geografía nacional entre 2006 y 2007, con una única interrupción debida a la operación de trasplante de Magüu. Casi sin concederse tiempo alguno de recuperación, forzando un poco su reaparición en los escenarios, el batería consideró estar a punto para seguir en esta segunda oportunidad que se estaban concediendo.

La expectación que despiertan coincide con reediciones de sus actuaciones de los tiempos gloriosos, como la cinta de un concierto en la sala Ya’sta de Madrid del 1985 registrado en "80s In Live" (Rumble, 2006). El DVD correspondiente cubre algo más de media hora, en la que los madrileños se despacharon 18 temas. Se acompañó además con un CD con los 10 temas de la primera maqueta (uno más de los que venían en “1984 Primera Grabación”), “Israel” del sencillo compartido con PBNSK y el tema “Te quiero”, incluido en el recopilatorio de “La Movida Madrileña “(π Musikra, 1984) y el sencillo “Te Quiero / Boca Cerrada”.

Asimismo, Munster sacó en vinilo los dos primeros trabajos y un seguidor anónimo de la banda editó una versión CD de los mismos.

A finales de 2007, Marcos tuvo que dejar la banda para poder atender sus compromisos con su banda The Rejects, siendo sustituido por Ricardo Tyrd (Middlefingers, Fast Food). Aunque la intención inicial de la banda era la de haber grabado un disco con temas nuevos, la nueva reaparición de TDeK se cerró exclusivamente con la gira de actuaciones. Discrepancias referentes al ritmo de ensayos necesario llevan a la decisión de parar.

El final de las andanzas de TDeK no supone un parón en la actividad de Magüu, ya que coincide con la propuesta que recibe por parte de JSiemens de intentar una recuperación similar de Espasmódicos. En la misma, gran parte del repertorio que presenta la reformada banda sale de los discos de los mismos TDeK. Atrás quedaba eso sí la trayectoria de una banda no sólo básica en el punk-hardcore madrileño, sino pionera en un género bien distinto como es el hip-hop. Méritos al alcance de bien pocos.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

1 2

Comentarios

foto del usuario Freak Scene
Freak Scene
1 septiembre, 2011 at 22:15

Simplemente geniales!

foto del usuario TGL
TGL
2 septiembre, 2011 at 07:47

“Carnevisión” me parece un discazo

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *