Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Stanley Road - La Fonoteca
foto del grupo Stanley Road
Periodos activos
2002 - 2006, 2009 - Actualidad
Procedencia
Asturias/ Asturies
Estado
Activo
Publicado por
sopranok
Fecha publicación
05/01/2015
Estilos
1 fan

Hola a todos, somos Stanley Road, una de las pocas bandas mods que hay en el país. No mucha gente se cuelga la etiqueta. Nosotros sí”. De esta manera se auto-presentaron Stanley Road en el nº 2 del 60’s & Mod-zine “At the Groove” de noviembre de 2012. No está mal como carta de presentación, aunque realmente el grupo se remonta mucho tiempo atrás, diez años, para ser exactos: 2002.

La formación inicial que podemos considerar estable estaba compuesta por tres jóvenes asturianos: Sabino López y Hugo Borge de Mieres y Pablo “Piedra” Álvarez de Oviedo. Antes de Hugo no hubo miembros fijos: “Tocaron tres colegas diferentes, nada serio”. El apelativo de “Piedra” de Pablo se debe a su madre tal y como nos relata Sabino: “A Pablo le llaman 'Piedra' por culpa mía y de su madre. Un día, tras una cogorza, le llamé para ir a ensayar. Él y yo (al principio éramos él y yo). La madre no pudo despertarle y me dijo: Lo siento, hijo: ¡Es una piedra! Y yo seguí con la coña, hasta tal punto que mucha gente no tiene ni idea de cuál es su nombre de pila”.

El reparto de tareas: Hugo a la guitarra, Sabino al bajo y Pablo a la batería. Los integrantes se conocían de antemano. Según Sabino, Hugo era su “amigo-hermano de Mieres, mod o punk a ratos”. Por su parte, a Pablo lo conoció a través de su hermano, que “era un chico mod que cantaba y tocaba el bajo en un grupo que se llamaba The Parlophones”. La banda la decidieron montar Pablo y Sabino un día de fiesta durante el otoño del 2002.

La formación pudo ser otra porque la casualidad hizo que Hugo se incorporara al combo. Sabino lo cuenta: “Por aquel entonces ensayaba con nosotros un chico que nos dejó tirados el día antes de un playback que teníamos para el canal de TV Localia. Llamé a Pablo (Álvarez Torre perteneciente con posterioridad a Doctor Explosion y que se incorporó a Stanley Road años más tarde) para que viniese a sustituirlo y no pudo porque se iba de fiesta a no sé dónde. Al final vino Hugo a hacer el playback y se quedó muchos años”.

Desde el principio se les ha catalogado como banda mod. De hecho Sabino lo explica: “Yo siempre he sido mod y siempre lo seré hasta que me entierren. Pero entiendo el modernismo como algo moderno. Quede claro esto. Nada de sólo mirar atrás y darle vueltas siempre a lo mismo. Soy mod de verdad. Cuando empezamos todos éramos mods”. Mods sí, pero no se consideran enquilosados en revisitar lo hecho en épocas pasadas. Viven el modernismo como algo en constante evolución. Las influencias de partida iban más hacia el revival de los 80-90, aunque han ido evolucionando a lo largo de la carrera del grupo: “Influencias las que supones: Jam, Housemartins, Chords etc... Aunque a día de hoy en las nuevas composiciones, no me inspiro, por ejemplo, en las bandas de revival del 79. sería algo muy encasillado que no me permitiría crecer como compositor ni persona. Todo lo que me gusta me influye”.

En octubre del 2002 comienzan los ensayos en la cuadra del abuelo de Piedra que además les surtía de sidra. “La primera canción que ensayamos fue 'Suspicious Minds' de Elvis Presley. La tocábamos a toda hostia. Desde el principio supimos lo que iba a ser Stanley Road”.

Faltaba poner un nombre al grupo. Para ello inicialmente pensaron en Absolute Beginners como la canción de los míticos The Jam de 1981. Sin embargo no pudo ser al existir ya un grupo con ese nombre. No cejando en el empeño de homenajear a Paul Weller eligen Stanley Road, el nombre de una calle del barrio de Sheerwater en la ciudad de Woking, en el Condado de Surrey, situada en el sureste de Inglaterra. En ella vivió su infancia Paul que, a su vez, en 1995, utilizó este nombre como título para su tercer álbum en solitario.

Con el nombre llegaron los primeros ensayos hasta concluir, meses más tarde en el 2003, con el primer bolo en la discoteca Atlántida de Luanco (Asturias). A partir de ese momento comienzan a hacerse notar en la zona de Asturias. En marzo graban su primera maqueta. Lo hacen en Mieres en los estudios X Recording. Se titula "This Is Spain" (2003) y es una declaración de principios. Incluye las canciones “This is Spain”, “La-la-la lies” e “In the city”. De las tres, sólo la primera es suya, reservando las otras para versiones de dos de los iconos mods: el “In the city” de los The Jam y el “La-la-la lies” de los Who. No cabía duda al respecto de sus influencias. El diseño lo realiza Diego S, amigo de toda la vida de la banda: “A Diego lo conocemos de toda la vida. Es de Oviedo. Ha organizado de todo, ha tocado en mil grupos, y nos ha ayudado un montón de veces. Actualmente está en Los Unga-Bungas tocando la batería”. Pues bien, el diseño de Diego para la portada y contraportada despeja cualquier atisbo de duda. La portada nos sitúa en una especie de almacén en la que se ven cajas por todas partes con el nombre del grupo. La contraportada de la maqueta es más explícita: se localiza en Londres con el Big Ben al fondo y un típico autobús de dos tipos a la izquierda, de manera que se reserva el espacio principal para doce mujeres vestidas muy a lo sixtie, de blanco en la parte superior del cuerpo. Ese blanco sirve de fondo para colocar todas las letras del nombre del grupo y una diana mod que sirve de separación a las palabras Stanley y Road.

Se publicaría dos meses más tarde con una tirada muy reducida usándola básicamente como promoción. Se la regalaban a los colegas y mandaban a alguna discográfica. Eligen cantar en inglés, algo que será normal en el grupo a lo largo de su historia. La presión de la composición de las canciones la lleva Sabino.

La distribución de la maqueta les abre puertas para tocar en salas, principalmente en el ámbito regional de Asturias. “Tres semanas después de la incorporación de Pablo, casi sin ensayar y, realmente, sin tener ni puta idea de tocar, nos presentamos al concurso Ciudad de Oviedo. Participan bandas de toda la región y tenía bastante prestigio. Había muchas bandas expertas y de calidad pero pasamos tres rondas y nos clasificamos para la final. Había que dar un bolo por cada ronda y los jueces decidían. La verdad que en ese momento teníamos un directo muy enérgico y bastante punk. Insultábamos al público, bebíamos, nos drogábamos... Y todo ello unido a todos los movimientos en el escenario de los Jam que imitábamos, hacía algo bastante original que no dejaba indiferente a la gente. Una vez un fan me dijo: 'Tío: nunca os he visto sonreír en un escenario'. Eran verdaderas actuaciones de rock & roll. Por eso gustábamos tanto en ese momento”.

Como explica Sabino, se presentan a la sexta edición del Concurso Oviedo Rock, gracias a lo cual el 12 de septiembre actúan en la plaza Feijoo al quedar finalistas. En octubre tocan en el local la Santa Sebe, y acaban tocando en el festival October In The Rain junto con Cooper y Fortune Tellers.

Durante el Concurso Rock Ciudad de Oviedo una anécdota les hace conocer a Pablo M. Vaquero (Los Murciélagos): “Con Pablo me pasó una cosa muy curiosa. Estaba tocando con el grupo en el concurso del Rock Ciudad de Oviedo, donde Pablo M. Vaquero de Los Murciélagos, estaba de jurado, y estando en el camerino vio la funda del que fuera su bajo y preguntó: '¿Este es mi bajo? ¿De quién es? Se llama Billy Hunt, en homenaje a la canción de los Jam'. Y desde entonces tenemos amistad”.

El repertorio de la banda va creciendo y les da para la publicación de una segunda maqueta, titulada "Bauhaus" (2004). El nombre no tiene que ver con nada de lo que a simple vista parece, como aclara Sabino: “La maqueta creo recordar que se llama 'Bauhaus' porque se llamaba así la letra tipo con la que hicimos la carátula. Tanto la corriente artística como el grupo nos la pelaban".

Se publicó con una mayor tirada que la primera. Incluye las canciones “Sex, mod & punk”, “Mieres-Bridge”, “City” y “Police surrounding me”. La graban en Oviedo en el estudio del Ayuntamiento. Esta maqueta saca a la luz algunos de los himnos de la banda aunque las versiones difieren bastante de las que luego grabaron y les sitúa donde quieren estar en el terreno de los temas que tratan. Sus canciones no se limitan al clásico chico-chica, imitando a algunos de los clásicos del revival se introducen de lleno en la crítica social a base de ironía y desprecio por valores arraigados desde hace siglos. La repercusión que tuvo fue algo mayor: “Una vez el tío de Detour Records dijo que era de puta madre. También nos escribieron los Dropkick Murphys para decirnos que sonaba fresca y genial”.

Sale a la luz su nuevo logo. La típica diana mod sobre fondo rojo, con las letras de Stanley Road por encima también en el mismo color. Lo explica Diego S, el responsable que lo diseñó: “El logo se lo diseñé para hacer una camiseta, que tenía que salir en un corto que estaban rodando unos amigos suyos, el corto no salió adelante pero el diseño les gusto y lo empezaron a usar como imagen del grupo. Después hicimos chapas con él y las vendieron como churros, así que para su concierto del Purple 2005 sacamos más chapas y una tirada de camisetas a dos tintas”.

La publicación de esta segunda maqueta hace que se vayan haciendo un nombre dentro de la escena mod y eso les abre las puertas a participar en concentraciones y festivales de la misma por todo el país a lo largo del 2004 y el 2005. En abril del 2004 actuaron en el Festival Pop Art de Cáceres compartiendo cartel con The-Extended Plays (Bilbao), Speakeasy (Valladolid), Peter Colours (Ibiza) y Top Models (Barcelona). Ese mismo mes se desplazan a Lleida para formar parte del impresionante (por el cartel) festival internacional Go Lleida Weekend junto a lo más granado del panorama mod europeo del momento: Aardvarks (UK), Synapses (Francia), Fortune Tellers (Madrid), The Winnerys (Madrid), The Zinedines (Mallorca) y los locales Dioptria (Lleida).El cartel de Cáceres casi se repite en octubre de 2004, en el Festival October In The Rain de Oviedo, donde repiten la actuación del año anterior esta vez junto a Peter Colours, Target Fuzz (Asturias) y The EP's (Bilbao).

Ya en 2005, en abril forman parte del I Matu Festival de Mieres junto a Amon Ra, Dogfight, Soul Gestapo, Kinky Machine, Los EnergéticosHoly Sheep y Hollywood Sinners. Y en diciembre alcanzan la cota más alta de su carrera hasta el momento, al ser invitados al Purple Weekend de León compartiendo cartel con grupos de renombre como los holandeses The Kliek, los asturianos Doctor Explosion, los míticos The Zombies de los 60, Cooper, los no menos míticos Undertones y The Chocolate Watchband.

El directo de la banda llega cargado de energía pop, actitud punk y elegancia mod. Hasta este punto la elección del repertorio ha ido evolucionando. Aunque desde el principio intentaban tocar casi todo el repertorio con canciones propias, siempre cabían versiones: “Casi todo de los Jam, algo de Motown, Circles, Small Faces, Who, 'You can't hurry love' (que cantaba Piedra), 'Surrender' de Cheap Trick,… Pero las canciones propias tienen el papel preponderante'. Canciones que se han convertido en clásicos del grupo y que han sido incluidas en sus publicaciones posteriores como "This is Spain", "Mieres-Bridge", "Sex, mod & punk", "Street fighting mods", "City".. junto a canciones que han quedado en un olvido que esperemos sea temporal como "You say me no", "The game", "The old", "Everything is my girl", "Fifteen minutes", "In the miner town"...

La actitud del grupo y de sus seguidores estaba mucho más cerca del punk de lo que cabía esperar. Como muestra un botón: “Una vez en 2004 cuando, tocando en la final de un concurso en Gijón, no recuerdo nombre, en contra de la droga fuimos descalificados por culpa de toda la pléyade de colegas (mods y derivados) que nos seguían y se drogaban sin pudor ante el jurado... Era algo impresionante de ver. Tenías que ver la cara del jurado mirando a un mod con parka y gorra de cuadros escoceses, poniéndose hasta arriba y voceando delante de los organizadores. Una visión imborrable. A los chicos les daba igual todo. Y a nosotros más. Eran unos años muy muy dulces". Esta actitud les acarreó ciertos problemas: “Éramos odiados por muchos también. Recuerdo como los redskins de Oviedo de entonces quitaban y rompían los carteles de nuestros conciertos. No sé qué se pensarían que éramos. Era absurdo. Por la noche éramos muy punks de actitud y nos comportábamos fatal. Eso hacía que hubiese gente que no nos tragase, aunque la mayoría nos querían”,

En enero del 2006 repiten en León en la sala Godzilla aprovechando el tirón de la banda después de su paso por el Purple Weekend. Poco más tarde graban su tercera maqueta en la capital castellana en los Estudios de Mario Cooper. Incluía canciones como: “Grey days”, “You & Me”, “Nothing's gonna come”, “Fifteen minutes nervous” y “You say me no”. Las dos últimas canciones estaban inéditas y vieron la luz en la recopilación que salió en 2014. Pasó casi desapercibida porque al poco tiempo se separaron ya que del 2006 hasta 2009 Sabino tiene que desplazarse a Madrid y el grupo deja de funcionar, dejando un vacío.

El regreso coincide con la vuelta a Asturias en 2009 de Sabino: “Le dije al batería, Pablo Álvarez, en mi cumpleaños: ¿Por qué no volvemos a tocar?”.

La vuelta se produce el 9 de enero de 2010 en La Antigua Estación de Oviedo (Asturias). En el concierto tocan con Los Perloras, banda de surf asturiana. El regreso provoca la aparición de nuevas canciones, de manera que ese mismo mes de enero, cuelgan en Facebook dos canciones nuevas: “You and me” (luego aparece en el LP) y “Nothing’s gonna come”, que se incluiría luego en su primer EP.

No es fácil volver, aunque en los foros mods este regreso fue muy esperado. La actividad pública del 2010 es reducida aunque en marzo tocan en León en un concierto organizado por el The Sex Mod & Club en el Rock 'n' Roll Circus, son entrevistados en noviembre en emisora local asturiana Radio Parpayuela y en diciembre tocan en el auditorio de La Casa de la Cultura de Mieres en el homenaje "30 Años Sin Lennon", “pasando por la batidora dos temas de la banda de Liverpool”.

Pero la vuelta trae cambios porque Hugo deja el grupo. El último bolo de Hugo es el Scooter Rally “A Que No Llueve?” en Santander en septiembre de 2010. Sabino pasa a tocar la guitarra y fichan a Chuce Foxton de Gijón, que era el novio de una amiga y que compartió escenario y ensayos con los Stanley un par de años.

El comienzo del año 2011 sigue la tendencia del año anterior, les lleva de nuevo a León, a la casa de citas Valentino's Club para tocar acompañados de la banda gijonesa Uppercuts y el 21 de mayo actúan en La Antigua Estación junto a Also Starring, dentro del marco del II Scooter Run Ciudad de Oviedo.

El mes de junio trae dos acontecimientos muy relevantes para el devenir del grupo. El 11 actúan como teloneros de los míticos The Cynics en el Teatro Albéniz de Gijón. El cartel del evento es trabajo del ilustrador Ricardo Cavolo saliendo dibujados todos los personajes implicados en el evento. No es fácil tocar con un grupo tan reputado como los Cynics, y la experiencia fue muy buena, aunque no a todos los miembros les gusta el estilo garagero del todo: “A mí (Sabino) el garage si tiene melodía y cosas me agrada, pero el garage punk, y la chatarra repetitiva me da el coñazo un poco. A estos les gusta...

Y el 20 de junio se llevan el primer premio de la cuarta edición del Concurso de maquetas Apple Pop de Villaviciosa. Es un punto de inflexión para la banda. Aparte de la inyección económica (1000 euros) este premio les supuso el comienzo del despegue así como “darnos cuenta de que teníamos un público que nos iba a seguir”. El conjunto se impuso a los dos finalistas, también de la región, The Starkwells y Queen Bitch.

El éxito del concurso les da el empuje para publicar su primer EP de cuatro canciones: “Clash City Cooters” (M3R Works, 2011). El formato elegido es vinilo de 7″. La razón la explica Sabino: “El formato a mí me gusta mucho, pero también tuvo mucho que ver el tema económico. Lo hicimos en Gijón en el estudio de Jorge Explosion, Circo Perrotti, y no había presupuesto para más. Grabamos cuatro temas lo más rápido posible en dos días, tocando en directo, es decir, tocando todos a la vez, y luego metimos las voces. No es rentable hacer un vinilo con un sello pequeño o mediano.”

El tema económico también les lleva a autoproducirse el disco en su propio sello M3R Works: “Optamos por esa vía porque las condiciones de otras discográficas pequeñas y medianas con las que hablamos eran muy malas. Te adelantaban el dinero de la edición del single pero simplemente te daban una cantidad de pequeña de copias y se olvidaban del tema”.

El estudio elegido es el de Jorge Explosion: Circo Perrotti. “No buscábamos en concreto eso pero teníamos la seguridad de la calidad del estudio y sabíamos que contábamos con una persona como Jorge, que se implica mucho a la hora de grabar con los grupos”. A Jorge le conocían de tiempo: “Llevamos aguantándonos mutuamente en bares y eventos un par de décadas”. Pildorazos pop a ritmo de guitarra con letras muy trabajadas reivindicativas haciendo homenaje a algunas de las influencias del grupo: Jam, Housemartins…

La diseñadora de la portada es la conocida ilustradora asturiana Ana Nuño, en tiempos pareja de Sabino, y que repetiría su colaboración con el grupo en ocasiones posteriores con la publicación de los siguientes discos.

La publicación del EP les permite sonar en las principales emisoras de música. En España lo pinchan en Radio 3, en Disco Grande, en El Sótano. En este último, su presentador Diego RJ les compara con The Jam, The Movement, mod skatalítico y mod combativo. En el ámbito internacional los soportes de la escena mod también les hacen su hueco, de manera que salen en el blog inglés The Mod Generation y son mencionados en Uomo Ragno-Mod Club Milano..

La última parte del 2011 la pasan de gira, tocando en septiembre en el 3er Scooter Rally de La Rioja, en la Fiesta Presentación Apple Pop 2011 en Villaviciosa (Plaza Caleyina les Indies) y en Madrid en La Boca del Lobo. En octubre realizan el primero de sus viajes al extranjero a tocar. Actúan en Cambridge (Inglaterra) junto a los Small World (grupo revival de los 80) y The Universal (con los que hicieron mucha amistad). La vuelta de Inglaterra los lleva a Euskadi donde actúan en El Bar de Mau (Vitoria), más tarde, ya en noviembre a Madrid donde telonean a los Squire (grupo mítico de la escena revival mod de los 80) en la Wurlitzer Ballroom, para acabar el año en el festival mod Beat Goes On de Gijon donde comparten escenario con The Canary Sect, Brand New SinclairsLos Chavales y The Blackbirds.

La experiencia de tocar con Squire resultó muy gratificante para los Stanley: “¡Claro que nos gustaban! Además son divertidísimos y muy buena gente. Hay un vídeo por YouTube en el que me subo a cantar 'It's a mod mod world' con ellos a petición del bajista”.

El 2012 comienza como acabó el 2011, actuando en directo. Lo hacen con Midnight Shots en la Fiesta de Reyes en el Casino Sala Acapulco, luego dando apoyo al Movimiento 15M en el CSOA La Madreña de Oviedo y por fin participando por invitación en las "Fiestas Demoscópicas" MondoSonoro (junto a The Starkwells) en la sala Nunca Jamás (Oviedo).

Finales de febrero es la fecha elegida por el grupo para entrar a grabar un nuevo single. Se titula “Mieres Bridge” (M3R Works, 2012) y lo autoproducen en su sello M3R Works. La cara A incluye la canción que da título al sencillo mientras que la cara B recoge el clásico "City". En una entrevista que realizaron en la época ellos mismos indican que algo está cambiando en el grupo: “En cuanto a la faceta artística, os podemos decir que tanto los temas nuevos en los que estamos trabajando, como los viejos que hemos remodelado se alejan del punk adolescente y se acercan más al pop estructurado, las melodías soul y a los sonidos mods del siglo que viene, los cuales soñamos inventar. Sin embargo, este single suena bastante guitarrero e irreverente, quizá cerrando una época. O no”.

La presentación del single, después de la grabación, la hacen en un mini tour por tierras vascas y navarras (actuando en Barakaldo y el 17 en Pamplona) y más tarde en el Ebro Club Sixty Weekend. Ya en abril actúan en Gijón, Santander (junto a Los Nitxos),en León, en agosto en Santander y el otoño se pasa con dos actuaciones en Mieres dentro del Tronar Fest para volver a participar en el October In The Rain de Oviedo.

Tocan otra vez en Moreda (Asturias) antes de desplazarse a Madrid para participar en el mod weekend madrileño Time For Action, visita que aprovechan para ser entrevistados por Paco Paco Pepe Gil, en los estudios de Onda Madrid en el programa "Plástico Elástico", en el que anteriormente en octubre ya habían sonado con su “Forever Young”. En la concentración mod madrileña coinciden con The Frinchers, The Rage y los míticos del revival ochentero Purple Hearts.

Su posición en la escena mod les coloca de nuevo en la parrilla del Purple Weekend de León compartiendo cartel entre otros con The Rezillos (Escocia), The Kik (Holanda), Midnight Shots (Valencia), Los Mockers (Uruguay), The Phantom Keys (Galicia), Nick Waterhouse (EE.UU.) y Roky Erickson (EE.UU.).

El año 2013 es un año importante para la banda. Se plantea dar un paso hacia adelante con el lanzamiento de un videoclip y la publicación del primer LP de larga duración. El videoclip aparece a principios de año. Para su realización cuentan de nuevo con la ayuda de Diego S y Raúl García. La puesta en escena refleja muy bien el espíritu de la banda: ambiente urbano y asturiano a la vez, muestra al grupo perfectamente pertrechado con indumentaria mod que se desplaza hasta llegar al lugar donde se ponen a tocar. La canción elegida no podría haber sido otra que “Mieres-Bridge”.

Para el disco, el tema económico pasa a ser un problema así que recurren al crowdfunding para conseguir aportaciones de los fans del grupo previas a su lanzamiento. El recurso funcionó y consiguieron dinero aunque, como confiesa Sabino, las cuentas no les salieron del todo: “Joder, sí que funcionó... Aunque hicimos mal el cálculo y con tantos regalos que ofrecimos acabamos debiendo pasta”.

En cualquier caso, una vez solventado el tema económico, el mes de febrero lo dedican a la grabación del disco, que se publicará a finales de mayo, después de un breve intermedio en el que aprovechan para participar en el 24 Scooter Run de la Alkarria en Guadalajara.

Poco más tarde, ya en el mes de abril, algo se mueve dentro del grupo, lo que provoca la salida de Chuce. Ciertas desavenencias internas que comenzaron con anterioridad, que provocan que incluso en el disco Sabino toque el bajo en tres canciones, dan como resultado que Chuce deja el grupo. Su sustituto es Pablo Álvarez Torre (que pudo ser miembro fundador como vimos y que compagina su trabajo en Doctor Explosion), “amigo también de toda la vida y que encajó a las mil maravillas a todos los niveles e hizo de nosotros un grupo mejor”. Pablo entra con el LP ya grabado. Este cambio no es el único ya que también incorporan temporalmente a un teclista, Pedro -Teclas- (Mockin' Birds, The Kings Of Makaha) amigo de toda la banda de siempre, que aparecerá en el futuro videoclip de "Bad Citizen", pero esta incorporación no duró mucho.

El día elegido para al lanzamiento del disco es el 28 de mayo. El título del álbum es “Spanish Art Today” (M3R Works, 2013) e incluye diez canciones. Con producción a cargo de Juan Martínez (hermano de Jorge de Ilegales) y precioso artwork de Ana Nuño. Por primera vez incluye canciones en castellano. No parece existir una razón concreta para Sabino, el compositor principal de la banda: “Lo natural es cantar en inglés. Por las influencias...el rock & roll va en inglés... Aunque últimamente me salen cosas en castellano. No es algo buscado. Ha surgido y me gusta”.

Aprovechando el tirón del disco en julio publican el segundo videoclip. Se trata de la canción “Bad Citizen”, tema elegido como primer single del nuevo disco. La realización del vídeo corre a cargo de Producciones Cucas y combina imágenes muy asturianas (de lluvia y verde) en las que se sitúa el grupo que unas veces aparece tocando y otras en escenas cotidianas en grupo.

Musicalmente el disco nos presenta a unos Stanley Road distintos, cada vez más alejados de la actitud mod-punk, eliminando agresividad en sus canciones sustituyéndola por melodías más trabajadas. Sus gustos han evolucionado acorde al tiempo que ha pasado: “Escuchamos las mismas cosas muchas veces. The Shins, Suedehead, reescuchando Supergrass, Mr. Day, los asturianos Operators, Black Hollies, Ride, Northern Uproar, Beady Eye… Y lo de siempre también, claro”. De hecho los guiños a discos de los Jam o de grupos de revival mod siguen estando, pero tratados de un modo menos tangible.

Este giro estilístico no es casualidad. Ellos mismos lo expresan en algunas de sus declaraciones públicas: “Queríamos conseguir algo nuevo y propio, que no se estancase. ¿Influencias? Sí, claro, todas, pero nuestro propio camino. Repetirse está muy feo. Yo personalmente me tomo el modernismo muy en serio, es algo que va dentro de mí. Entiendo por modernismo lo que la misma palabra indica. Pensar en modernismo como algo referente para rescatar únicamente cosas del pasado me horroriza. Avance, evolución, verdadero modernismo. Estamos en el siglo XXI y estamos encantados de ello”.

Como anécdota coincidente en el tiempo con el disco está el cambio de logotipo del grupo, pasando de las letras muy al estilo mod a un escudo “heráldico” con el gallo de pelea, obra de Ana Nuño.

La presentación del disco de julio a septiembre les lleva a diferentes puntos de la geografía peninsular: acústico para el tercer aniversario de La Merced 3 (tienda de Gijón), participación en la Scooterada Vol.3 de León, bolos en Oviedo, Toledo (junto a King Jartur & His Lords), Madrid (junto a Los Disparos) y Valencia.

La repercusión del disco la explica Sabino: “La reacción de la gente es la que esperamos que fuese. Trabajamos para que dichas reacciones fueran las que fueron. Muy buenas críticas en prensa musical, radio, blogs. La mayoría de los oyentes han sabido captar nuestra intención y lo que queríamos transmitir. Sabemos que ha habido decepciones. Esperábamos que las hubiera. En cierto modo también dignifican nuestro curro. Mucha gente esperaba que siguiéramos en la misma línea de publicaciones anteriores. Nada más lejos de la realidad. Sale lo que sale”.

El final del año lo dedican al ámbito más cercano de su punto de origen: un par de temas en acústico en Mieres en El Ñeru, repiten en Mieres con Valvulina y Primos Íberos, concierto en el Buddha Gijon en Gijón y fiesta de fin de año en el Guateque Sónico de Valladolid. Esta última fiesta es especialmente recordada por el grupo: “Fue una pasada. Realmente había expectación por vernos. Es un placer eso. La sala estaba petada. Sonó que te cagas, nos oímos de puta madre. Con Rober Terne (Substitutos) a los mandos. Muy buen ambiente. Luego en el Fuzztone y más tarde en casa de un tío una docena de personas. El caso es que, al final de todo, solo nos quedamos nosotros tres. Ya era día 31 pero nos daba lo mismo. De hecho, no volvimos para Nochevieja a Asturias. Nos quedamos allí los tres, con los consiguientes líos familiares. Sin campanadas, sin TV, sin familia... vagando por Pucela. Recibimos la llegada de 2014 buscando una gasolinera con birras... Supimos la entrada de año por la pirotecnia que lanzaron los gitanos del barrio en que nos encontrábamos“.

Ya en 2014, después de un par de bolos en Lasarte-Oria y Zaragoza, los principales acontecimientos de la primera parte del año vienen de la mano del sello Emetreserre. Este sello que crearon los propios Stanley Road para sus discos toma protagonismo al amparar el trabajo de un segundo grupo (The Starkwells) y salir a la luz con diferentes actos. El primero es una fiesta de presentación en Oviedo, junto a otras dos bandas: The Starkwells y Great Vulture. El segundo es el lanzamiento de un CD recopilatorio que recoge los primeros trabajos de Stanley Road. El disco se llama "Sex, Mod & Punk – End Of An Era" (Emetreserre, 2014) y la tirada es ultra-limitada. Por último sacan a la luz un vídeo que recoge una prueba de sonido del grupo en el 2014. Es la nueva versión del clásico “City”. Al final el tema se convierte en la fabulosa “People talk about us" de los míticos Art School.

Tras la participación en el Scooter Run Ribera de Duero de Peñafiel (Valladolid) el grupo se dedica a la creación de nuevos temas, tal y como indican en su cuenta de Facebook: “Estamos trabajando con nuevas canciones en las que hay de todo: inglés e idioma castellano, midtempos para piano, pop de fuerza, melodías mágicas... Corren tiempos de pensar, componer lo que nos apetece y trabajar el pop bajo techo”.

Como anécdota de final de año la marca de ropa mod Merc, les elige como modelos para una foto de su campaña: “We Wear Merc - Spanish Mod band STANLEY ROAD keeping the faith!”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies