Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Solex - La Fonoteca
foto del grupo Solex
Periodos activos
1990 - 2000
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
13/07/2010
Estilos
5 fans

Parece ser que fue durante un concierto en 1994 de The Meanies en la madrileña sala de El Templo del Gato, que Eva García, Balma Gimeno y Olaf Ladousse deciden montar un grupo. Eva se encarga de la batería, Balma de la guitarra y Olaf del bajo. Como nombre adoptan el de Solex, en referencia a los antiguos ciclomotores (o como apuntaba Olaf en una entrevista posterior, al cañón solar que aparecía en una de las películas de James Bond). Posteriormente descubrirían que una artista holandesa utilizaba dicho nombre, pero, lejos de amilanarse por dicha coincidencia, llegaron incluso a contactar con ella, celebrando la casualidad, acordando conciertos en común en aquellas ocasiones en las que llegaran a coincidir. Como resultado de todo ello, y en un posible afán por marcar diferencias, alternarían indistintamente su elección inicial con el nombre de Las Solex.

Llegan incluso a convencer a Dave Roozentaal, compañero de Eva y Balma en la ya desaparecida distribuidora Comforte, para que hiciera de cantante. Tal y como nos relata el propio Dave, les fue a ver en uno de los primeros conciertos que dieron, y terminaron invitándole a cantar con ellos. Salvo alguna breve experiencia en su Holanda natal con amigos del instituto, ésta iba a ser la primera vez que se viera embarcado en un proyecto semejante. No ocurría así, sin embargo, con sus nuevos compañeros, ya que Eva tocaba también la batería en Pretty Fuck Luck, y Balma la guitarra en un grupo que empezaba esa misma época: Kenny Harpers (posteriormente también tocaría la batería en Puta); Olaf, por su parte, tocaba el bajo en Eko Sisters y lo había hecho en Psychotic Shit Heads.

Con este formato de cuarteto comienzan a ensayar e incluso surge la idea de grabar un sencillo. El plan parece frustrarse cuando tras un concierto en la sala Maravillas, un encontronazo entre Olaf, Eva y Dave hace que éste último deje la banda. La separación se prolonga hasta un encuentro casual entre Olaf y Dave en la sala El Sol. Según deja traslucir el relato que nos hace Dave, la ingesta de sustancias y bebidas varias favorece la reconciliación entre ambos. Como resultado, tan sólo unas cuantas horas después, el grupo se reúne en el estudio de Tele (ex batería de Triana) para grabar el ya mencionado sencillo. El productor afincado en Villaviciosa de Odón, ya había trabajado con otros ilustres de dicha población, Patrullero Mancuso. No ha de extrañar pues que el resultado de dicha grabación, “Solex” (Alehop!, 1996), sea editado en la discográfica que dirige Eva junto con su compañero Murky López, a la sazón ex-miembro de dicha banda.

El trabajo, de deliciosa portada con la foto de uno de esos ciclomotores, presenta tres canciones, una de ellas breve, “La cosa esa”. Composiciones con toques que evocan a Cramps, sobre todo "The house of Hulk", y otras bandas americanas que bien pudieran estar entre las preferidas de grupos nacionales de ese momento del onda noise-pop. "Wall Street yuppie" resulta muy buena canción, con referencias al protagonista de “American Psycho” (Bret Easton Ellis, 1991).

Nuevas fricciones tras un concierto que dan las Solex en Revolver precipitan de nuevo, esta vez de forma definitiva, la salida de Dave, que no llega ni a presentar el recién editado sencillo. Tras una etapa pinchando música jungle junto a David Lapof bajo el nombre Mulletheadz, terminará volviendo a Holanda. Allí seguiría ligado a la industria musical, montando un sello de música electrónica, trabajando en agencias de contratación, distribuidoras y tiendas de discos.

La baja de Dave a la voz se suple con la decisión de Balma de hacerse con el micro. Según nos relata Eva, esta nueva asignación de la guitarrista surge de forma espontánea y motivada porque “tiene agallas y quizás en ese momento era la única en recordar las letras que heredamos de Dave”. Será responsable además de la mayoría de las letras. Al respecto, Eva nos dice: " ...sólo ella se las sabía. De vez en cuando le sonsacabamos... mucho terror y sangre. Las letras de Solex hablan de amor, asesinato, sueños y venganza". El título de las canciones, por contra, se decidía en bloque por parte de todo el grupo en el local de ensayo.

Tres años después del primer trabajo, vuelven a grabar un nuevo sencillo “La Triste” (Alehop!, 1998), que tiene de portada una de las creaciones de Olaf. Se trata de uno de los artilugios mecano-electrónicos a los que se dedicará con pasión tras conocer al dúo americano Doo Rag. El grupo de Tucson, Arizona, se había hecho cierto nombre en los ambientes underground de los 90, por la capacidad para facturar música con instrumentos que uno de los dos miembros del dúo, Thermos Molling, elaboraba. La impronta que dejan en el círculo de amigos que rodea a las Solex es profunda. El propio sello Alehop! les hará hueco en su catálogo, editándoles incluso un sencillo. Pero además, inoculará el germen, sobre todo en Olaf, de la producción de pedales y cacharros varios, que nuestros protagonistas comenzarán incluso a denominar doorags, en clara alusión a su origen. Las Solex introducen estos sonidos en sus conciertos y repertorio, pero además, Olaf, Eva y Murky (junto con Carmen, compañera de Olaf), comenzarán un revolucionario proyecto, Los Caballos de Dusseldorf, en el que toda la música consistirá en sonidos producidos de esta manera.

"La Triste" es un sencillo en el que Balma despacha a las voces cuatro temas que van evolucionando desde el perfil amable de "La triste" al desorden y caos de "Expresso". En cualquier caso poco que ver con lo que vendría luego. Pero no por ello deja de ser un trabajo de lo más recomendable. Además la presentación, con fotos atractivas en portada y contraportada, lo convierte en uno de esos vinilos que manosearías horas y horas.

Algo de doorags hay ya en el siguiente disco, “Canciones Robadas” (Alehop!, 2000), para el que además incorporan la trompeta de Juan Monje (hermano de Guillermo, compañero de aventuras de Murky en Patrullero Mancuso y productor de una de las caras del segundo sencillo de Solex) que se quedará como miembro estable. Se trata de un 10" producido por Enrique Godino, otro conocido del grupo. Miembro de grupos con los que las propias Solex compartirán cartel en más de una ocasión (como Robot$ y Detergente; mucho más adelante se le podrá encontrar en Cohete), es además hermano de Jaime y Manuel, integrantes de Patrullero Mancuso. El disco, en el que en palabras del propio grupo, se produce un descalabro de aquellos estilos musicales que les son afines, ya incluye un tema, “Bambi”, consistente, exclusivamente, en un despliegue de gorgoritos producidos por los juguetes de Olaf. Por lo demás resulta un buen trabajo que habla de la capacidad de innovación y combinación de registros diferentes de la que es capaz el grupo.

Los largos intervalos entre discos (para el siguiente larga duración habrá que esperar nada más y nada menos que cinco años) no deben interpretarse, a tenor de las respuestas de Eva, como consecuencia de posibles conflictos con la actividad de los miembros del grupo en otros proyectos. De hecho, Solex dejaron muchas canciones diseminadas a lo largo de su carrera en recopilatorios varios de distintos sellos, como "Black Christmas ha, ha, ha" en "Fuckin' Navidad" (Munster, 1996), "Ya lo aguanto" en "Hi Peach!" (Nana, 1996), "Animal" en "Roxy's Soho Peepshow" (Trash Aesthetics, 1998), "La guerra de los mundos" en "Return of the Living Freaks" (Subterfuge, 1999), "La nana" en "BANG! nº5" (Bang!, 2005) y "El guapo" en "Madrid Terminal" (Subterfuge, 2005). Además, tal y como se puede comprobar en su myspace, grabaron mucho material que quedó sin publicar.

No ocurrió así, afortunadamente, con los temas que componen “3-4” (Alehop!, 2005), flamante primer larga duración de verdad que publicó la banda. El disco, producido por Ibon Errazkin (Le Mans), recoge las canciones que facturan Las Solex tras un revolucionario cambio en su formación. No en los miembros, pero sí en los instrumentos que toca cada uno. Eva, cansada de componer con la batería quiere tocar la guitarra. Algo similar pasa con Olaf, así que el grupo, que se queda pues sin batería ni bajo, pasa a tener tres guitarristas. En compensación y por nivelar, se da más cancha a la trompeta de Juan, que también incorporará trombón, y a los doorags. Ejemplo, y muy bueno, del resultado es precisamente “3-4”. Folk-punk espacial dijeron ellos, rock con burbujas de electrónica precaria, por lo artesanal simplemente, y espuma de la sección de vientos, nos aventuramos a apuntar nosotros. El disco es un continuo equilibrio entre la arista más descarnadamente rockera de Solex (en la que Balma juega con lo agresivo de su voz) y los experimentos que se permiten con los nuevos cacharros. Disco singular, representa, para las escuchas más inquietas una verdadera pequeña joya.

Precisamente, en lo que respecta a esa posible vertiente de rock más agreste, uno puede caer en la tentación de querer, no encasillar, pero sí acercar a las Solex con la línea de bandas, con formación principalmente femenina, que vino a conocerse como riot-girrrls. Lanzado el órdago, Eva concede posibles conexiones con las Slits (en los 70), gusto por Babes in Toyland y devoción por Slant 6. Cierto es que no pasarán a la historia por haber enarbolado bandera alguna en pro de causas feministas o similares, pero el hecho de tener a Eva y Balma en sus filas, sí que las hizo merecedoras, por ejemplo, de invitaciones a participar en festivales como el Ladyfest, celebrado en las salas Revolver y El Sol de Madrid en octubre de 2005. La información del evento rezaba: “LADYFEST es un festival sin ánimo de lucro dirigido a mostrar, fomentar y celebrar el talento artístico, organizativo y político de las mujeres”.

En el siguiente disco “Live en el Juglar” (Alehop!, 2006) (o como lo llaman ellos, entre bromas, “Directo a la Jugular”), muestran, sobre todo, a Solex en esa versión cruda, con composiciones basadas en guitarras sucias que suenan a un acústico de lo más experimental, sin el arrope que aparataje electrónico e incluso la sección de viento le ofrecen en estudio. La grabación en directo se aprovechó para dar salida a un gran número de temas que el grupo acababa de componer tras "3-4", el disco anterior, y que no habían sido editados todavía. Las buenas condiciones técnicas animaron a la banda, y surgió este disco en una velada que todos los que la vivieron, no dudan en calificar de memorable. Olaf explicaba en una entrevista ese mismo año: “(…) tocamos dos sets, el segundo con el orden invertido, un concierto exponencial para poder elegir la mejor toma”. Irónicamente añadía que la experiencia había permitido documentar “esta faceta histórica del punk-rock ibérico”. En el mismo cuestionario, Eva hablaba de haber recuperado la confianza ante la mala fama que parecía arrastrar el grupo en sus actuaciones en directo: “Ejecutando el “3-4” en algunos momentos llegamos a perder la seguridad entre nosotros”.

En cualquier caso, “Live en el Juglar” terminará siendo el último trabajo del grupo. Precisamente, y a pesar de que participaron en macrofestivales como el Primavera Sound o Benicassim, en alguna ocasión denunciaron que por lo general, las alabanzas que recibían (tanto ellos como otras bandas de la escudería Alehop!) por parte de promotores y demás responsables no parecían corresponderse luego con las invitaciones recibidas para dar conciertos. Preguntada por las razones para acabar con las Solex, Eva resultaba tajante: “Solex acaba por desgaste, no salimos de la Península y era lo que tocaba.

Las actividades de los miembros, que seguirían siendo amigos, se reparten entre la rompedora propuesta de Los Caballos de Dusseldorf y bandas como Ponyplay, Días Libres o PUAs. Juan también tocará en la banda de Manolo UVI.

Desgraciadamente Eva falleció en 2018 tras batallar contra la enfermedad.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies