foto del grupo Rubi
Periodos activos
1980 - 2000
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
Rafa García-Purriños
Fecha publicación
04/06/2008
Estilos
13 fans

Conocida sobre todo -y casi exclusivamente- por una sola canción, “Yo tenía un novio (que tocaba en un conjunto beat”), uno de los mejores y más conocidos himnos de la escena nuevaolera del Madrid de principios de los 80, Rubi, sin embargo, con o sin su grupo Los Casinos, llegaría a editar en esa década otros tres discos más, en los que había algunas buenas canciones que no fueron capaces de repetir aquel primer éxito, cuya sombra le perseguiría a lo largo de toda su carrera.

La argentina María Teresa Campilongo, más conocida como Rubi, nació en Buenos Aires en un barrio llamado Flores, a orillas del Mar del Plata. Desde pequeña conoció en su casa lo que significaba la música pop, ya que su hermano Dicky tenía un grupo. Contrae matrimonio con el cantante José Luis, Joe, Borsani, componente del grupo de pop ye-yé Los Tíos Queridos, que se había hecho bastante conocido con éxitos como "voy a pintar las paredes con tu nombre", y del que Marité, como así era conocida, formaba también parte en su última etapa. Esta canción fue también muy popular en España por la versión que realizó el grupo vallisoletano Los Mismos.

Tras el golpe de estado en Argentina en 1976, los músicos de pop y rock empezaron a no estar bien vistos por las autoridades, y en ese contexto, Marité y Joe deciden hacer las maletas y exiliarse. Estando en Colombia, de gira con su grupo, deciden trasladarse a España como habían hecho, y harían, otros muchos músicos argentinos (Ariel Rot, Alejo Stivel, Sergio Makaroff, Moris, y un largo etcétera). Al llegar, se encuentran con un Madrid en plena efervescencia musical y cultural, a punto de comenzar lo que después se llamaría La Movida, y enseguida empiezan a moverse por el ambiente musical de la ciudad.

Por entonces, María Teresa completa su carrera de psicología y se divorcia de Joe Borsani, aunque continua manteniendo una gran relación de amistad. Así, mientras Joe forma el grupo Sissi, que firma un contrato con CBS y llega a editar un par de singles y un LP, “Sissi” (CBS, 1980), anima a María Teresa a formar su propia banda. Tras probar con distintos músicos de diversa procedencia (Paraíso, Los Bólidos, algunos compatriotas amigos de la pareja) conforma un grupo estable con los argentinos Ciro Fogliatta, teclista del legendario grupo argentino Los Gatos, pioneros del rock en castellano y Tito Larregui como guitarrista, además de Antonio Melgar en la batería y Antonio de la Vega al bajo.

El grupo comienza a ensayar en un local de la calle Casino en el barrio de Lavapiés. Graban algunas canciones y empiezan a moverlas por las emisoras de radio hasta que las escucha Rafael Abitbol, uno de los locutores clave en la difusión de los sonidos de la nueva ola con sus míticos programas Dinamita y Champú, Peine y Brillantina, que propone a María Teresa el nombre artístico de Rubi (por su color de pelo y un poco por influencia de uno de los grupos del momento, los neoyorkinos Blondie). El nombre gusta y se quedan con Rubi y Los Casinos.

Tras sus primeras apariciones en directo y la difusión de sus maquetas en distintas emisoras, les llega la oportunidad de editar su primer single. El grupo firma para Mercury (una filial de Polygram) y, en 1981, sacan a la calle el primer sencillo, el que marcaría su carrera musical. Y es que en este disco se encontraba el tema "Yo tenía un novio (que tocaba en un conjunto beat)", una excelente canción compuesta por Joe Borsani. Sencilla, pegadiza, con un toque ingenuo que iba como un guante a la voz de Rubi, contaba la historia, en clave pop con influencias sixties, de una chica que ayuda a su novio a triunfar para verse desplazada y abandonada por el desagradecido músico, una vez llega el éxito soñado. En fin, ¿quién no conoce la historia? Esta canción, acompañada por una bonita Cara B a ritmo de twist titulada “En cualquier rincón” se convertiría en todo un himno, siendo Rubi y Los Casinos la sensación del momento, lo que le permitió aparecer en el programa Aplauso de la primera cadena de TVE, además de ser el primer grupo español que tocaba en la mítica sala Rock-Ola, realizar una gira por toda España y actuar en la Fiesta de la Primavera de la Universidad Complutense, junto a Los Modelos y Alaska y los Pegamoides.

Curiosamente, el grupo no sobrevivió al éxito, y, en 1982, para la grabación de su primer LP, Rubi ya lo hace como artista en solitario. El disco “Quiero Bailar Contigo” (Mercury, 1982), publicado también por Mercury, contaba con la dirección artística del afamado productor Julián Ruiz, que reúne a lo más granado del pop de la época para que le compusieran las canciones: músicos como Nacho Cano, Carlos Berlanga, Bernardo Bonezzi, Joe Borsani, Ariel Rot o Nacho Canut. La idea parece ser convertir a Rubi en una diva del pop a la manera de los años sesenta. En esta carrera en solitario, Rubi realiza también un cambio de imagen: la chica ingenua y ye-yé pasa a tener una imagen sexy y sofisticada, desde la portada del disco al vestuario elegido para sus actuaciones en directo, centrando la atención en su (indudable) atractivo físico, y en las cualidades de su sugerente voz. En cualquier caso, el primer single del disco, la canción de Nacho Cano “Me he enamorado de un fan”, tuvo una cierta repercusión y se escuchó bastante en radios, pero el conjunto del LP quedó muy lejos de aquel primer éxito y, sobre todo, muy lejos de las expectativas que la compañía había depositado en el lanzamiento.

A pesar de este pequeño fracaso comercial, la compañía vuelve a apostar por Rubi, esta vez con la producción de Joe Borsani. Puede que el error estuviese en aquel cambio de imagen y a la explotación de la imagen sexy, en lugar de seguir en la línea de pop descarado y la ingenuidad que tenían Los Casinos en sus comienzos. Lo cierto es que este disco, "Todas Fueron Buenas Chicas" (Mercury, 1983) incidía todavía másen esa imagen sugerente y de sex-symbol. Así, el primer single era ni más ni menos que "Mi corazón pertenece a papi", versión del tema "My heart belongs to daddy" de Cole Porter, que popularizaría Marilyn Monroe. El disco incluía también otras versiones, como "You keep me hangin'on" de Diana Ross & The Supremes, “El día aquel” (“Ce jour-la”), de Sylvie Vartan, o "El baile de la escoba", de Brenda Lee. Incluso recuperaba “Yo tenía un novio”.

Si el anterior disco fue un pequeño fracaso, este segundo lo fue aún más, y Rubi no renovaría contrato con Mercury. Según ha declarado posteriormente la propia Rubi: "A la discográfica le interesó mi perfil como solista, creo que fue un error pero en esa época yo apenas tenía capacidad de decisión".

Posteriormente, se integró en un proyecto musical-teatral de Hamlet dirigido por Carlos Borsani y estrenado en la sala Rock-Ola, en el que participaba el grupo teatral GLAD y músicos como Poch, que por entonces estaba al frente de Derribos Arias, Patacho, de Glutamato Ye-Yé, o el propio Joe Borsani.

Después, formaría un nuevo grupo llamado Tráfico de Rubíes, donde contó con la colaboración de Ciro Fogliatta, teclista de Los Casinos, y miembros de los grupos Línea Vienesa y Derribos Arias. El grupo, que tenía un sonido más elaborado, con toques soul y guitarras más duras y oscuras, llegó a actuar en el programa La Edad de Oro de Paloma Chamorro, pero, tras grabar un single, se separó.

Rubi seguía actuando en directo, pero hasta 1987 no volvería a grabar un disco. Vuelve a reunir a la “sección argentina” de Los Casinos originales, Ciro Fogliatta y Tito Larregui, junto con un nuevo bajista, Oscar Guida, y María Sánchez a la batería, y, recuperando el nombre de Rubi y los Casinos, graban el LP "Hay Amores que Matan" (Lollipop, 1987), que se edita por la compañía independiente Lollipop. Otra vez contando con grandes compositores, como Juan Carlos Aured, Nacho Canut y Bazoka Nut (es decir, Los Vegetales), entre otros, y nuevamente producido por Joe Borsani, se erige sin duda como su mejor disco, volviendo a sonidos que le iban mejor, y recuperando un cierto protagonismo con el "Yo te quiero besar (pero no debo)", que se escuchó bastante. Aunque, claro, el momento había pasado y nunca volvería a ser igual que su primer single.

En 1997, el sello Rama Lama recupera las grabaciones para Mercury, hasta entonces muy difíciles de encontrar, en un CD recopilatorio titulado "Todas sus Grabaciones en Mercury (1980 - 1983)" (Rama Lama, 1997). Desde entonces, y hasta el año 2008, dedicada fundamentalmente a su carrera como psicóloga, Rubi sigue ofreciendo actuaciones en directo, básicamente en Madrid y al frente de Los Casinos o del grupo de rhythm and blues Hot Dogs. Pero ya no volvería a grabar, salvo alguna canción esporádica para recopilatorios.

Hasta el año 2008, en que, veinte años después de su último lanzamiento, Rubi edita un nuevo disco junto con el músico Ciro Fogliatta, compuesto por versiones, en clave de blues de la musa francesa del ye-yé Françoise Hardy, titulado “De la Mano de Françoise Hardy” (Factoría Autor, 2008). Aunque ha manifestado que se trata de un disco grabado por capricho, sin ninguna pretensión -de hecho, no hará apenas promoción en medios, ni tampoco planea realizar gira de presentación- sí que se presenta en directo en Madrid, en compañía de 50 por Ciento, uno de los grupos de acompañamiento con los que habitualmente actúa, formado por el 50% de Los Bólidos (Carmen Madirolas y Antonio Sigfried).

Todavía se espera como agua de mayo que Rubi se decida a grabar las canciones inéditas que guarda desde hace años -escritas por ella misma, por Nacho Canut o Carlos Berlanga-, cosa que no ha hecho todavía al considerar que "hubiera resultado mucho más difícil lograr un resultado óptimo si hubiera intentado hacer un álbum pop bien producido".

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *