foto del grupo Rosa
Periodos activos
2000 - Actualidad
Procedencia
Granada
Estado
Activo
Publicado por
L.S. Daniel
Fecha publicación
04/10/2009
Estilos
8 fans

Rosa María López, Rosa para el común de los mortales, era una tímida chica de Granada, ciudad en la que vivía ayudando a su padres en un negocio familiar. Humilde, con muy poca formación y con un más que evidente sobrepeso, solo se sentía bien cuando le pedían que cantase para animar reuniones sociales. Su potente chorro de voz clavaba versiones de las divas del soul-pop americano aunque interpretase en guachi-guachi.

En el año 2001 su vida daría un giro absoluto. Animada a presentarse a un nuevo concurso que iba a comenzar en TVE en el que se buscarían talentos de la canción, fue pasando los castings hasta que fue seleccionada como una de las dieciséis finalistas. El concurso comenzó con audiencias discretas. Semana a semana iba aumentando el número de espectadores hasta el delirio de más del 50% de share. También, tras cada gala, se editaban unos discos a precio de serie media en la que se incluían las canciones de dicha gala. En principio se editaron con tiradas de cinco mil ejemplares dedicados a fans del programa. Lo que no se podía suponer es que la demanda de esos discos (poco más que karaokes enlatados) iba a ser de más de veinte veces. Todas y cada una de las galas -que fueron catorce- fueron platino cuando este se cotizaba a cien mil ejemplares. Todos y cada uno de los dieciséis concursantes tuvieron disco en la calle, ya como solistas ya como grupo formado por cuatro de los concursantes. Editaron un disco doble en navidad que pasó del millón de ejemplares, más de setecientos mil de un disco con canciones de Disney, más de cuatro millones de discos en total y una marca que roza el esperpento: desde el 13 de Diciembre de 2001 hasta el 8 de Agosto de 2002 todas las semanas la lista de ventas española estuvo encabezada por un disco de Operación Triunfo, excepto una en la que un grandes éxitos de Chayanne pudo colarse.

Si en un principio el premio era tan modesto como representar a España en un devaluado concurso de Eurovisión, el hecho de que esto fuese ligado a Operación Triunfo hizo que el evento se convirtiese en el momento más visto desde la medición de audiencias en España con más de trece millones de espectadores enganchados a la actuación de la ganadora del concurso televisivo que no había sido otra que, claro, Rosa.

Esa chica tímida, gordita, que apenas se le entendía cuando hablaba pero que fascinaba con un potencial de voz arrollador era la imagen del triunfo por superación. Desde aquellos días se le puso el mote de Rosa de España, nada menos. Durante su paso por el programa hizo esfuerzos por perder peso, por dejar su timidez de lado, por aprender a ser el centro de atención porque eso era lo que generaba.

Toda esa publicidad irrepetible hizo que su disco fuese esperado con ansiedad por medios y fans. Otros de sus compañeros habían debutado con mucho éxito pero se esperaba que el suyo fuese el definitivo, el gran producto salido del concurso. No se escatimaron medios para ello y se puso a los mandos al productor más exitoso del panorama español: Alejo Stivel. Grabaron el disco con secretismo y Alejo se deshacía en elogios con Rosa como persona y como artista. Todo estaba preparado para el lanzamiento.

El disco se tituló de manera tan simple como "Rosa" (Sony BMG / Vale Music, 2002). En la primera semana se colocan en tiendas más de cuatrocientas mil copias. Se habla del éxito brutal de las ventas pero, una vez el disco en el mercado no satisface a nadie. La voz de Rosa está desaprovechada en melifluas composiciones, en baladas sin pegadas y en vanos intentos de canciones orientadas a la pista de baile. El disco se despeña en la lista de ventas y llega al medio millón de copias colocadas de las que el 80% lo fueron en su primera semana. La sensación de fracaso es absoluta.

Comienza una extensa gira pero la presión puede con ella y pierde la voz, su gran arma. Parece un asunto nacional. Abandona la gira y desde su entorno se pide respeto y que la dejen descansar. Ella misma comenta que no era capaz ni de hablar por teléfono. Retirada casi un año de la vida pública para recuperarse, la presión de los contratos que la atan la obligan a regresar a la grabación de un segundo disco. Han pasado apenas un año desde el primero y en medio ha tenido todos esos problemas pero la discográfica y todos lo que viven de Rosa como artista piensan que su momento puede pasar con la misma velocidad que llegó y editan un segundo disco, "Ahora" (Sony BMG / Vale Music, 2003). El disco es enfocado de otra manera ya que el primero fue tan mal recibido. Ahora se la quiere hacer una especie de sosías de las grandes divas de la época disco, una Donna Summer cañí. Aunque el disco tiene muy buenos momentos, el relleno de nuevos cortes sin pegada y el poco aguante del disco en listas de éxitos hace de nuevo que flote la sensación de decepción. Las ventas no son malas pero todas se producen en bloque y en las primeras semanas debido a las peticiones de los puntos de ventas y no tanto a las peticiones de los seguidores. Esto se constata por su rápido paso a serie media y saldos en muy pocos meses.

El desbarajuste en su carrera continúa cuando el siguiente paso que le preparan apenas un año más tarde es un disco de villancicos "Ojalá" (Sony BMG / Vale Music, 2004), género acotado a una fecha muy determinada y con poco margen al lucimiento. Aún así ella queda contenta porque se le permite jugar con la voz y meterse en la piel de una especie de crooner femenina navideña. El disco supera en poco las cien mil copias y como la gira de promoción de ese disco no parece muy viable, en 2005 hace una pequeña gira que la llena mucho artísticamente junto a La Blues Band de Granada. Colabora en la banda sonora de “Torrente III” (Santiago Segura, 2005) e incluso con el grupo de post-rock 12Twelve, en las antípodas estilísticamente, para el disco que el crítico Luis Troquel prepara con muchas estrellas del indie patrio. El aire jazzy del tema podría venirle bien a la cantante pero tampoco esta vez se le saca partido.

En 2006 vuelve a la televisión a un concurso que algo tiene que ver con el que le lanzó a la fama. Mira Quién Baila es una especie de Operación Triunfo del baile pero con famosos (más o menos). Rosa aparece estilizada y, al igual que en OT, su personalidad, la empatía que genera hace que se proclame ganadora del concurso. Está visto que esto era lo suyo. En 2008 una edición especial con los más destacados participantes fue también ganada por Rosa. Durante el concurso prepara un nuevo disco en el que se profundizará en la vena más dance de su segundo disco. El resultado es “Me Siento Viva” (Vale Music, 2006), en el que se le busca un acabado mucho más acertado; compositores a sueldo a lo largo y ancho del planeta y técnicos para las mezclas especializados en este tipo de discos. En conjunto es su mejor disco aunque peca de irregular. Algunos momentos son tan machacones que sorprende dentro de un producto orientado al público generalista. De hecho la producción tan estrambótica mata en muchos momentos a la intérprete: podría haber estado Rosa u otra y el resultado no hubiese diferido demasiado. El resultado comercial es pobre y apenas pasa del disco de oro lo que, para un lanzamiento tan potente, es una cifra escandalosamente pobre.

Y 2008 va a ser el año de su regreso discográfico, dedicada ella a otros menesteres como anunciar productos adelgazantes (que, a la vista de los resultados parecen milagrosos, aunque siempre promoviendo la alimentación saludable y el trabajo en el gimnasio). Tras dos años de espera y el drama personal de la muerte de su padre, a quien estaba muy ligada, el disco, como poco, descoloca. Un disco de versiones en el que se olvida de su alma de diva disco y se mete en la piel de una baladista de grandes éxitos de emisoras para público adulto. Baladas heavies, clásicos de la FM más convencional, discutibles reinterpretaciones en español de clásicos del inconsciente colectivo de los últimos veinte años... en definitiva un disco sin ningún riesgo que parece querer agarrarse a un clavo ardiendo en la época de la crisis discográfica.

Un año después ve la luz de "Propiedad de Nadie" (Universal / Vale, 2009), disco íntegramente compuesto y producido por José Luis Perales; un álbum que pretende plantear una nueva imagen -la definitiva, tal vez- interpretativa de la cantante, pero esta vez ateniéndose más a los propios intereses de esta. Su gira promocional se inció en enero de 2010 a través de unos pocos conciertos en teatros y recintos similares, mientras que su prolongación veraniega se vio salpicada de cancelaciones.

"Rosa López" (Universal, 2012) es su continuación, un trabajo irregular en el que la cantante granadina sigue sin demostrar su verdadero talento.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Ángel Árbol España
Ángel Árbol España
7 octubre, 2009 at 12:25

Vaya, me dejé un grupo sin contar. Según la lista son 285. Pa mí que no son poc@s los componentes que “trabajan” en varias formaciones a la vez. Buena suerte a todos.

foto del usuario Mario López López
Mario López López
7 octubre, 2009 at 18:08

14# L.S. Daniel, el caso es que haga lo que haga Rosa nada parece gustar, porque, pareciera ser, que Rosa es una diosa de la música, que está por encima del resto de los intérpretes españoles y de la cultura pop que es la que domina y consume el mundo. Resulta increíble que no se pueda encontrar en 5 producciones discográficas y casi 60 temas, uno sólo que cumpla con lo necesario para ser aceptado por la crítica musical.

Lo que pasa con Rosa, es que existe un total desconocimiento de su trabajo. Solo aquellos que siguen de cerca a Rosa (Fans, seguidos o como se quieran llamar), saben lo que hace y cual es su oferta musical.

Rosa ya ha sido etiquetada de un supuesto fracaso profesional, que está abalado por criterios de quienes una y otra vez se dan a la tarea de juzgar superficialmente algo que ni siquiera se han tomado la molestia de conocer de primera mano. El discurso sobre el equivocado estilo musical de Rosa es repetitivo y quienes lo exponen son siempre personas que denotan un evidente desconocimiento de lo que Rosa hace o deja de hacer.

Producir un disco que contenga las influencias musicales con las cuales Rosa se siente realmente cómoda no se lo producirá nadie en España, ¿por qué? simplemente porque los gustos musicales de los Españoles en general no pasan por el Jazz, Blues, Soul o R&B.

Y sobre el tema de las ventas, no es solo Rosa la que le certifican 40 y solo puede haber vendido 15, el 100% de los discos distribuidos en el mercado no alcanzan en su mayoría ni al 50% de ventas reales.

foto del usuario Andres Arevalo
Andres Arevalo
7 octubre, 2009 at 18:27

“…porque los gustos musicales de los Españoles en general no pasan por el Jazz, Blues, Soul o R&B.”

¿Y qué? Eso es una excusa.

foto del usuario Raúl Alonso
Raúl Alonso
7 octubre, 2009 at 18:53

Además de una excusa, una excusa mala. El artista se debe a su obra, y no al público ni a sus intereses comerciales, eso en teoría. Pero vaya Mario, me parece que no conoces la existencia de un mundillo underground en todos los ámbitos musicales, que, afortunadamente, no se guía por los parámetros que esgrimes. Y géneros minoritarios que siguen adelante, los hay a patadas…

Me sorprende que hables de desconocimiento de su obra cuando Daniel se ha empapado de Rosa más que muchos de los fans que la están defendiendo. Como bien ha dicho Marta, ni la propia Rosa está contenta con lo que están haciendo con su carrera. Hace un tiempo leí un reportaje del que vagamente recuerdo que Rosa oía accidentalmente el Unfinished Sympathy de Massive Attack cantado por Shara Nelson y exclamaba sorprendida: ¡esto es lo que quiero hacer! ¿qué es?

Y ese es uno de los problemas de base, aplicable a ella y a mucho de los triunfitos: su cultural musical (y en algunos casos sin ser necesario precisar lo de musical) es tan pobre que la industria comercial les maneja como peleles sin tener el menor atisbo de decisión en su carrera a seguir.

Intérpretes eran Frank Sinatra, intérpretes fueron muchas grandes voces. Pero al menos sabían lo que hacían, y, lo más importante, lo que querían hacer. La gente trabajaba a su merced, y no al contrario.

Y ese es su problema, que su cultura musical es tan pobre, que no es que no sepan lo que hacen, es que ni saben lo que quieren hacer.

foto del usuario blopa
blopa
8 octubre, 2009 at 04:42

Conspiración?,Ono de la paranoia?, Trama?

Una web que pretende ser referente riguroso e histórico se permite tal centro de atención a unos simples comentarios, a una NO ARTISTA, a una inculta musical (y en algunos casos sin ser necesario precisar lo de musical). ¿Se permiten bajar de su Olimpo a contestar al pópulo y a marcarles las directrices?¿ A seguir según su dictadura sectaria del bien y del mal, de lo que es bueno o malo, de lo chabacano y lo divino?
¿Se quejan del número de comentarios despertados por una NO ARTISTA cuando sólo faltan pocos de la nómina para ejercer su derecho a la replica? ¿Quien esta hablando en términos de paranoias y persecuciones?
Ojoplático me quedo, cuando el “yo creo” se convierte en una afirmación universal, cuando todo lo que aflora de los subterráneos, se impone como cultura y lo que linda la superficie es superfluo, indocto y sin decisión propia.
Quiera yo librarme de los informados que dirigen sus escritos para justificar un titular, de los que como el mito de Platón se regodean en su sombra hasta que creen que es su propia realidad.
De los que piensan que por enmarcar la luna, con dos de dedos, la pueden atrapar, porque los que tienen esas aspiraciones el sol les devuelve a la realidad.
Me despido de este absurdo del que fui participe con rigor, puesto que yo sí se lo que quiero.

foto del usuario L.S. Daniel
L.S. Daniel
8 octubre, 2009 at 12:46

Ok. Acusas de que estaba mintiendo (no has de hablar a un colectivo porque te responden personas individuales, así yo te estoy respondiendo a ti, no a un colectivo), te demuestro con datos, cifras y fuentes reales (no con lo que uno piensa, o se le ocurre como eso de que si la SGAE se encargaba de las cifras de venta y demás) y la respuesta es que aquí se vive en el ensimismamiento. Quizá alguna cosa que ha dicho otra persona puede haber sonado un poco dura respecto a los gustos, pero justo que en una web que lo que se pretende es que sea reflejo universal de lo que es la música española y en la que hay cabida desde grupos como “Música dispersa” a “La oreja de Van Gogh”, de “Medication” a “Mecano” de “Rosa” a Agamenón” vengas a decir que lo que hacemos es encerrarnos en nuestro pequeño mundo y no querer ver más allá cuando muchos de los que escriben en Rosa sólo les importa su cantante favorita y nadie más, y alguno hasta se ha sorprendido de que la música española de para que haya 285 grupos (en España se publican unos 3000-4000 discos al año de 3000-4000 grupos y solistas diferentes al año), me parece que eso sí es tener una visión reductivista de la música española.

Y lo del rigor, te lo repito: en el único momento que has citado una fuente real para apoyar tu intervención ha sido equivocada porque la SGAE no tiene nada que ver con las listas de ventas ni con las certificaciones. Todo lo demás ha sido opinión. Muy diferente a la de algunos y muy parecida a la de otros. Sin más. Opiniones.

De hecho si vas a otras páginas de música ya establecidas en las que se pueda votar no difiere demasiado en los votos de esta:

http://rateyourmusic.com/artist/rosa

e incluso allí podrás ver que eso sí es tratar con falta de respeto al músico en artículos como este:

http://rateyourmusic.com/list/Strafalarius/cuando_hagamos_la_revolucion__estos_seran_los_primeros___/

donde la ponen junto a Tamara, Victoiria Beckham, Los Inhumanos y así como candidatos a ser gaseados por su música. Entendería que si se hubiese dicho algo así pudiese existir indignación por tu parte, pero el texto (repito, las críticas son críticas) están muy lejos de ser algo parecido a eso. Lo que pasa es que tú quieres que se diga que Rosa es una gran artista (lo cual digo, al menos que tiene las potencialidades para serlo) y su carrera una maravilla reconocida de forma unánime (lo cual no hay ningún dato que lo abale). Pero eso se dice en páginas y foros de fans. Y si te has dado una vuelta por el resto de la web habrás visto que justo es lo contrario lo que se pretende desde esta web.

foto del usuario Javier Marzal
Javier Marzal
8 octubre, 2009 at 16:56

En realidad, blopa, me da la impresión de que te daba igual que se estuviese hablando de Rosa, de los Mojinos Escozíos o de Cancer Moon (¿mundo reducido?). He leido tus argumentos y desde el principio lo que se desprende de ellos es más bien que criticas lo reduccionista y petulante que crees que es La Fonoteca. Aquí se está hablando de Rosa, y tu eres el que has desviado la conversación (supongo que te has visto abrumado por los datos incontestables). Sinceramente, dudo que tu aparición por estos lares haya sido “fortuita”.

En cualquier caso, los grupos indies son predominantes en esta web básicamente por los gustos de muchos de los que redactamos. Eso no quiere decir, que no oigamos otra cosa y que no sepamos de otros estilos.
El argumento de que Joe Crepúsculo apuesta por la fusión de estilos no sirve para Rosa, porque:
1- son dos artistas diferentes ( y odio la palabra artista)
2- las razones por las que fusionan varios estilo obedecen a razones muy diferentes.
3- dudo que pasen por la cabeza de los productores y de Joe Crepúsculo las mismas ideas ante un término tan chungo como “fusión de estilos”….

En fin, agur.

foto del usuario Alejandro
Alejandro
27 febrero, 2015 at 04:28

Rosa es una artista que pudo haber sido la voz de una generación. ¿Qué el blues y música negra no vende? Hace años que artistas como Amy Winehouse y Adele triunfaron. Si, se le manejó mal, pero creo, muy personalmente, que ella nunca supo imponerse y decir, “Esta soy yo musicalmente”. En la gira con la Blues Band de Granada las criticas fueron inmensas, geniales, todos la alababan, todos hablaban de la “verdadera Rosa”, de lo que era capaz de hacer con esa joya que tenía por garganta. Y todo esto tomando en cuenta que fue solo una gira por Andalucía. Debió seguir en ese rumbo, porque nadie como ella en España para cantar ese tipo de música. Rosa confundió incluso a sus seguidores. De pop a navidad, a disco, a José Luis Perales, y a versiones de Mari Trini como primer single de su ultimo trabajo. Y actualmente incluso ha perdido su gran arma: su voz. De esa voz arrolladora, que te sorprendía, que te elevaba a agudos imposibles, que te enterraba con graves potentes y que te arrullaba con melodías suaves y perfectamente afinadas, poco queda. Luego de su lesión, nunca fue igual, pero incluso después, su voz siguió desmejorando. Ya nunca más la oiremos cantando “Ausencia” o “Something” como solía hacerlo. Incluso desafina bastante. Una lástima. Su voz era una joya.

foto del usuario Rosa
Rosa
14 agosto, 2015 at 18:33

Creo que la gente tiene un concepto equivocado de quien es Rosa López. No es posible que en 7 discos no haya ni una sola cancion suficientemente buena como para que suene en radios. Está claro que algo raro pasa con Rosa.
En las radios mas escuchadas de España suena autentica bazofia, el 80% es broza (electro-latino, baladas de medio pelo, pop- rock rancio) y son consideradas éxitos, porque claro, te las meten con calzador. Yo no me creo ( ni borracho) que todas esas canciones que estan en las listas de los éxitos sean mejores que las de Rosa; porque si algunas de las canciones de esta artista hubieran sonado en radios hubieran sido verdaderos exitos (terminó tu tiempo, la parte que no quiero compartir, como he de vivir sin tu cariño, dos que se aman, llanto de nostalgia).
Como seguidor de esta gran cantante, reconozco que han habido muchos cambios de estilo en su discografía ( discos que no tienen nada que ver unos con otros) pero de ahí a decir que sus discos son malos, o que no tiene buenas canciones hay un gran trecho.
Tambien destacaría como algo a su favor su ultima gira, mas de 40 concierto por los teatros y auditorios mas importantes de España, combinada con otros conciertos de verano en exteriores.
¿Esque llenar el Teatro Romea de Murcia, (dos veces) el auditorio de Cartagena, el Palau de la Musica de Valencia ( dos veces), el auditorio de Torrevieja, (dos veces) (entre muchos otros) en una misma gira, y sin sonar en las principales plataformas de promocion, no es triunfar?
Yo personalmente espero una evolución artistica por parte de Rosa en el próximo álbum, porque ahora es realmente cuando la veo capacitada para todo.
OJALA CONSIGA TRIUNFAR COMO SE MERECE

foto del usuario Rosa
Rosa
15 agosto, 2015 at 15:31

Eso de que desafina y no canta igual nada, yo estuve en su última gira y de voz estaba mejor que nunca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies