foto del grupo Revertt
Foto de Beñat Zelaa

Junto a Cuero y Puro Odio somos el trío vizcaíno preparado para la batalla”, bromean los componentes de este joven cuarteto de Bermeo (Vizcaya) cuando se les pregunta por sus más inmediatos contactos con otros grupos con los que se sientan más próximos. Y el caso es que algo indica este tipo de alianzas o conexiones acerca de lo que se está cociendo desde hace un tiempo en la escena punk vasca. Como posible prolongación o alternativa a lo que vino a denominarse el sonido de Bardulia en los primeros años del siglo XXI, y sobrepasando el estricto ámbito guipuzcoano que tuvo aquella explosión, un buen puñado de grupos participa en lo que probablemente se pueda denominar la nueva ola Oi! vasca. Y en mitad de esta explosión la pequeña localidad costera vizcaína parece desempeñar un papel nada desdeñable.

Revertt nace en el entorno del mundo del skate de la instalación montada para la práctica del mismo en la zona de Los Hermanos, donde tienen su local de ensayo. Formado por chavales que habían estado ya en algún que otro grupo antes, inicialmente no responde a un objetivo previo. “No se sabía ni si íbamos a ser una banda ni nada. Fuimos a enredar un par de veces al local de ensayo y se fue definiendo el rol de cada uno. Al final estas cosas no se saben hasta probar, y menos cuando estas limitado musicalmente”. Y precisamente el nombre que deciden darle al proyecto que sale de aquellos ensayos está directamente relacionado con el monopatín: “El nombre de la banda es un giro en el patín, refleja nuestro fuerte vínculo al mundo del skate en esa época. Mucha gente la confunde con Reverb, el efecto sonoro, pero nada de eso”. La primera formación de la banda tenía a Heine en la guitarra, Zelaa como cantante y Beiti a la batería.

De todas maneras, no creen haberse quedado exclusivamente con la vista puesta en la escena local a la hora de admitir posibles influencias con las que definir el sonido del grupo. “Hemos tenido los ojos y oídos bien abiertos a lo que se hace en otros sitios. Es verdad que hemos mamado todo el punk de aquí desde la adolescencia, pero siempre hemos tenido ganas de hacer algo diferente” comentan al respecto. Cuando se les pide alguna indicación acerca de su música: “Nos gustaba el punk, el hardcore punk, el Oi! … el sonido que salió ha sido natural, nada forzado. Riffs simples, acelerados y enérgicos”.

El estreno en directo se produce tocando ellos solos en el skate park de Los Hermanos en una actuación para la que no se complicaron demasiado con los preparativos: “Una tarde se montó el equipo y se tocó, nada oficial y bastante improvisado. Hubo un cortocircuito al intentar enchufar a una farola de la pista y se quedó todo sin luz. Nos pudimos colar en el edificio donde estaba el cuadro eléctrico y activar de nuevo el suministro eléctrico”.

Su primera grabación llega en forma de la maqueta “Revertt” (XCementerio, 2018) que preparan de manera rupestre: “En el mismo local caseramente y con un ordenador de los 90. Algo que no queremos repetir, fue una puta locura de trabajo”. A pesar de todo el caso es que la cinta permite hacerse una idea de las intenciones de Revertt. El oso que aparece amenazante en la portada y que probablemente inspire la canción «Animal» y los gruñidos que en ella se oyen, no era ni mucho menos lo más peligroso. Revertt suenan como un puñetazo arremetiendo contra falsas actitudes, como las del «Chico malo» (“Eres un chico malo, hasta la hora de la verdad”) cuyo único objetivo es “mojar bragas a las pijas”; o en la asfixiante sensación de sentirse atrapado y con pocas maneras de remediarlo.

Nada más sacar la maqueta, a principios de 2019 se produce el relevo al bajo, ya que el bajista que tienen se incorpora a la academia de la Ertzaintza. “Esto obviamente no agradó en la banda y se contactó con Bergara, que era un bajista más experimentado y con una actitud claramente antipolicial, cosa que nos encantó”, comentan del episodio.

Uno de los conciertos que dieron ese año fue el del 7 de febrero en Bermeo tocando con Insomnia, Casus Belli, Desorden, Koska. El 7 de septiembre acompañaron a Irmö en la presentación de su EP de debut tocando con los franceses The Squelette y los barceloneses The Upset.

A finales de 2019 entran en el estudio Musikorta de Amoroto (Vizcaya) donde dejan registrados una serie de temas con los que preparan el que sería su EP de debut “Bermeo Skinhead Harcore” (Mendeku Diskak, 2020). Acertado diseño gráfico de Heine, su guitarra, tanto para la portada, donde aparece unos puños cruzados enseñando las muñecas, y un verdugo con capucha y hacha en la contra mostrando en un pliego las canciones, y un decidido y sutil cambio en su sonido. Mucho más rocoso y contundente, asimilando algo de ese aire de ría industrial que caracteriza la música de Cuero, pero llevado por completo y sin duda alguna al terreno del Oi! «Ultra violencia», «Chicos de Moscú» o «Bermeo skins», hablan de puños apretados, botas de acero y violencia, mientras que, por ejemplo, en «Gasteiz» mencionan el asedio a una ciudad que ha jurado no traicionar al Rey.

La edición del disco corrió a cargo de Mendeku Diskak, sello que daba igualmente salida a las producciones de muchas de estas bandas incipientes en el nuevo panorama punk vasco. Su responsable, Eduard, fue quien les ofreció la posibilidad de plastificar sus canciones: “El editarlo con Mendeku se decidió antes de ir a grabar. Vino a donde nosotros un par de meses y nos comentó si nos interesaba editar con él. Estuvimos encantados y nos animamos a ello”.

En febrero de 2020 se produce un nuevo relevo en la formación de la banda, en este caso en el puesto de batería. “Beiti tenía demasiados proyectos y le veíamos distraído y con poco interés” cuentan. Su lugar lo ocupa ahora Bida. “Es un baterista con fuerte pegada, los fabricantes de baquetas están muy contentos con él, no para de partirlas”.

Se muestran contundentes cuando se trata de comparar el sonido del grupo en esta segunda grabación con respecto a sus comienzos: “Ahora, tres años y pico más tarde desde que comenzó todo, y con una formación mucho más avanzada musicalmente elaboramos más nuestras canciones. Es algo que se ha notado en el EP pero que se notará más aún en futuros trabajos”. Reconocen un espectro amplio de influencias: “Un poco de aquí y un poco de allá con nuestro toque final. No nos ceñimos para nada a un estilo musical. Nos refugiamos debajo del nombre de hardcore pero puede ser de todo, ya que a veces no sabríamos definir nuestra música”.

Unai Minguez grabó y editó el día 1 de noviembre de 2020 un videoclip en el que se podía ver a la banda interpretando en su local de ensayo Los Hermanos tres de los temas contenidos en el EP: «Kantsata Gauz», «Chicos de Moscú» y «Ultra violencia». El documento deja buena muestra de la contundencia de Revertt, de su capacidad para dejar sin habla al oyente.

De la misma grabación en la que se gestó el EP, dejaron registrado un tema extra «Guzurre dana», que reservaron para el recopilatorio “Kaosa Euskal Herrian” (Tough Ain’t Enough / Zalduntxoen Biltzarra, 2020), un muestrario ideal donde poder escuchar a muchas de las bandas que conforman esa nueva hornada de punk Oi! vasco. Revertt aparecia junto a otros muchos como Cuero, Sta. Cruz, Madskins, Zikin, Kaleko Urdangak, Miñoi!, Tears & Beers, Blessure, Iramo, Orreaga 778, Rotten XIII, Sindy Berbernas, Doubling Boys… hasta un total de veinticinco nombres. La participación de Revertt en el disco se terminó de gestar en el festival Zalduntxoen Biltzarra celebrado en Azkoitia, organizado por Ekaitz, componente de Kaleko Urdangak: “Como se puede ver en el álbum, todos los grupos del festival también están ahí”, constatan.

Eso sí, más reacios se muestran cuando se trata de hablar y definir esa nueva escena de punk Oi!: “Eso existe en Euskal Herria desde los finales de los 80 con Puñetazo y Zakarrak. Aunque es verdad que estamos viendo que se está ablandando a gran ritmo. A nuestro juicio todos los grupos suenan igual porque todos se copian entre ellos y se convierte en un círculo vicioso en el que nunca salen. Desde luego estamos un paso más allá que eso”.

Otra de las cuestiones que se plantean es el posible contenido político de las letras de Revertt. Su respuesta es concluyente: “Aunque no lo parezca, el simple hecho de cantar en esukera ya es un acto político de por sí, aunque sea triste. Los euskaldunes vivimos en una lucha constante por querer vivir en nuestro idioma”. Precisan además que su decisión es la de elegir el euskera occidental menos el batua, la versión unificada. Igualmente, y aunque las canciones no sean explícitamente de temática política, “el hecho de tocar con los grupos que hemos tocado, festivales en los que hemos participado, el álbum Kaosa Euskal Herrian etc…, ya demuestran lo que somos”.

Aunque se han trabajado gran parte de la geografía vasca a base de actuaciones en skate parks (como la que dieron en febrero del 2020 para celebrar los 12 años de la instalación de la localidad junto a otras bandas como Puro Odio, Salitre, Wicked Wizzard y Magnético Grupo Robot), salas, gaztetxes y bares, lo cierto es que Revertt no habían salido antes de los confinamientos impuestos por la pandemia vírica de 2020. Los planes para visitar Barcelona y Madrid tuvieron que ser aplazados.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies