foto del grupo Pucho Boedo
Periodos activos
1940 - 1980
Procedencia
La Coruña/ A Coruña
Estado
Inactivo
Publicado por
Fernando Fernández Rego
Fecha publicación
29/03/2010
Estilos
6 fans

Pucho Boedo es uno de los grandes mitos de la canción gallega. Su biografía da para mucho, para muchísimo. Alguien debería atreverse algún día a realizar un biotopic sobre su figura -de momento lo más cercano a eso que tenemos es el documental “Pucho Boedo: Un Crooner na Fin do Mundo” realizado por Xurxo Souto (Os Diplomáticos de Monte-Alto).

José Pucho Boedo (1928-1986) nació en el barrio coruñés del Ventorrillo. Su vida no fue fácil, su padre Xosé Boedo era miembro de la CNT y fue asesinado en el 36; la misma suerte correría su hermano José Antonio. Otro de sus hermanos, Manuel, logra escapar a Francia y tiempo después se reencontraría con Pucho. La música fue la vía de escape que encontró para poder sobrellevar el dolor. Son muchos los que consideran que la grandeza de su voz reside precisamente en ese dolor que lo acompañó el resto de sus días. En ese sentido hay reconocer que muchas de las voces más sentidas que hemos podido disfrutar a lo largo de la historia fueron producto del sufrimiento del alma. Podemos hablar de la de Johnny Cash, la de Ian Curtis o la de Nick Drake.

Su refugio rápidamente le da buenos resultados. Comienza a cantar a finales de los 40 en Radio Juventud y tras ganar un concurso es fichado por la orquesta Los Trovadores y luego por Los Satélites, con los que viaja a Venezuela. Su gran carisma hace que la popularidad y la admiración aumenten como la espuma. Eran los tiempos de las orquestas y estas formaciones coruñesas alcanzarían una importante repercusión tanto nacional como internacional.

En el 58 Prudencio Romo pone en marcha Los Tamara en Noia y pronto entran en los circuitos de actuaciones de Francia, Suiza, Alemania y el Magreb. La voz en esos años de Los Tamara era Germán Olariaga pero su abandono en el 61 lleva a Prudencio a buscar un cantante de garantías que lo sustituya. La elección de Pucho Boedo sería una de sus decisiones más acertadas. Con Pucho en la banda Los Tamara alcanzan de pleno el reconocimiento y el del Ventorrillo encuentra la plataforma necesaria para alcanzar la trascendencia al margen del tiempo y la distancia. Aunque desarrollaron múltiples estilos -salsa, boleros, twist, rock, pop, rancheras, tangos, merengues- y se acercaron a casi todas las manifestaciones musicales del momento -canción francesa, italiana, griega, versiones de Elvis, Wilson Pickett, Otis Redding…- su mayor logro fue la creación del pop en gallego. Y es que Los Tamara fueron los responsables de la grabación de la primera canción pop en gallego: “Galicia terra nosa”, incluida en el single “Allá, Allá / Galicia Terra Nosa / El Amor / Mashed Potato Time” (Zafiro, 1964), además del acercamiento de los poetas gallegos más universales como Rosalía de Castro, Curros Enríquez o Celso Emilio Ferreiro en sus discos "Na Fermosa Galicia" (Zafiro, 1970) y "Miña Galicia Verde" (Marfer, 1974) .

Se mantendría al frente de Los Tamara -junto a Prudencio Romo, “tanto monta, monta tanto”- hasta el año 76. Problemas renales le obligan a abandonar la formación con la que alcanzó innumerables éxitos. Estaría al margen del mundo del espectáculo hasta el año 82, que sería cuando comienza su carrera como solista. Eso sí, vuelve reduciendo considerablemente el ritmo de actuaciones y sólo se le ve en recitales de la TVG y ocasiones muy contadas.

En ese año mundialista entrega su única grabación como solista  “Volvendo con Os Tamara” (Ruada, 1982), un disco en el que nos encontramos con un Pucho perfectamente arropado por Prudencio Romo -responsable de los arreglos y la dirección artística- y Paco Montero. En el 2000 el LP es reeditado en CD por Dial-Doblón.

El 26 de enero de 1986 muere Pucho Boedo, un cantante infinito que exprimió hasta el último segundo de vida y que permanecerá por siempre en nuestro recuerdo gracias al gran legado que dejó tras de sí. Los homenajes se suceden -ya en vida había recibido homenajes multitudinarios en Galicia, Londres y otros centros de la emigración gallega- y en el 90 el que fue su grupo, Los Tamara, se reúnen para dedicarle el emotivo "Carta a un Amigo" (EDIGAL, 1990).

Pese al tiempo transcurrido las muestras de cariño hacia Pucho se mantienen. Así, el domingo 10 de enero del 2010 se celebró en Pontevedra un homenaje-musical no sólo a su figura, si no también a la de Prudencio Romo -el ingeniero en la sombra responsable de los arreglos de Los Tamara y uno de los cerebros creadores del pop en gallego-.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario J.Luis Gundin Lago
J.Luis Gundin Lago
18 mayo, 2015 at 09:00

Pucho,sin lugar a dudas fue el Frank Sinatra gallego. Fue unico y diferente a todos. J.Luis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies