foto del grupo Patrullero Mancuso
Periodos activos
1980 - 1990
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
10/05/2010
Estilos
23 fans

Patrullero Mancuso, nombre de uno de los personajes del libro “La Conjura de los Necios” (John Kennedy Toole, 1980), es el grupo que forman alrededor de 1988 cuatro amigos de la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón: Murky López (guitarra), Guillermo Monje (batería), Jaime Godino (guitarra) y Manuel Godino (bajo).

De sus inicios musicales, hablan las crónicas de una serie de maquetas, que contienen, entre otras cosas, versiones de grupos como Buzzcocks y Stiff Little Fingers. Sin embargo, el material que llega a manos de Iñigo Munster consta de composiciones propias en las que los cuatro se reparten la labor de creación de música y letras, e incluso de voz principal. Es así como se graba el primer sencillo del grupo “Vacío” (Munster, 1990), un EP de cuatro canciones caracterizadas por la distorsión, ruido y letras inquietantes. El trabajo tiene además algo de pistoletazo de salida de lo que vino a denominarse noise-pop en los circuitos independientes de los primeros 90. Y es que efectivamente, su grabación se adelantó en un par de años a la de los primeros trabajos de bandas tan representativas del momento como Usura, Penélope Trip, Los Planetas o El Inquilino Comunista, por citar sólo unos pocos. Evocaciones a Sonic Youth y Pixies en el panorama internacional junto a efluvios de los 80 españoles. Consultado Murky sobre lo acertado o no de las referencias musicales, recalca que también les interesaban grupos como Soft Boys, Monochrome Set, Swell Maps o Wire. El trabajo contiene además, la participación de Eva García, compañera de Murky en grupos seminales como Los Mierdas y en muchas de las aventuras que éste acometería en el futuro.

El disco, grabado en condiciones técnicas algo limitadas (se utilizó un cuatro pistas) bajo la producción del que fuera batería de Triana, adolece de un sonido deficiente. Justo igual que el larga duración que salió sólo un año después, "El Trabajo de Odiar" (Munster,1991). Sigue habiendo registros noise, pero se perciben elementos inequívocos de que el grupo es capaz de aportar muchas más cosas. De entrada, y aunque sorprenda, las voces, a todas luces limitadas y excesivamente infantiles, resultan ser el contrapunto ideal para composiciones desquiciadas de música áspera, chirriante y unas letras desconcertantes. Patrullero Mancuso deja claro desde los principios, que sus intereses discurren lejos de los cánones pop ortodoxos que establecen la creación de melodías y estribillos pegadizos. Como diría Murky en una entrevista realizada años después a la hora de describir el estilo de la banda: “En cuanto a la composición, nos da un poco vergüenza hacer un estribillo pegadizo o el típico desarrollo, estribillo y punteo. Cada vez tenemos más claro que no queremos hacer la típica canción pegadiza”.

Con “Fantasía” (Munster, 1993), el grupo apuntala las que serán sus señas de identidad. En un disco que la revista musical Rockdelux llegó a incluir entre los veinte mejores discos de la edad del indie de los primeros 90, o que llevó a Jesús Rodriguez Lenin a considerarles como “punta de lanza” de su generación, Patrullero Mancuso combinaba sus raíces de música distorsionada con puntos kitsch, temas cacharreantes, de atmósferas circenses y que suenan incluso a composiciones infantiles, de titiriteros. Las letras, por su parte, siguen estado a un gran nivel. Muchas de ellas son complicadas, con tintes oníricos, aparentemente sin sentido. Mucho se ha preguntado al grupo por ellas, se ha hablado de intimistas para referirse a las que escribe Murky, o más simpáticas o humorísticas para las de Guillermo, o que las de Jaime se refieren a temas más cotidianos. Además de la variedad que introduce el tener a varios compositores en el grupo, son continuas las aportaciones y colaboraciones de la ya mencionada Eva, o de Covadonga, de Penélope Trip en este “Fantasía”. Pero si hay un término que se ha utilizado hasta la saciedad para definir las letras de Patrullero Mancuso, ése es el de surrealismo. A Patrullero Mancuso, como a otros grupos como El Niño Gusano, se le ha encasillado en el perfil de “grupo gracioso”, “rarito”, “de locos”. Parte de la culpa, además de las letras, la tiene la actitud del grupo, tanto en conciertos como en algunas de las entrevistas que concedieron. Ellos precisaban, quizás con un punto de cansancio: “Podemos ser tragicómicos; lo que pasa es que, sacando fuera de contexto situaciones cotidianas que nos llamen la atención, resultan extrañas”.

El mismo año, y bajo la producción de Alejo Alberdi (Derribos Arias), al que el grupo conoce tras un concierto en la sala Revolver de Madrid, se edita “Viva Bonito!” (Munster, 1993), una especie de grandes éxitos que, sin embargo, tiene más de saldo de cuentas con las pésimas grabaciones realizadas en los trabajos anteriores. La banda reconocía en entrevista a Ruta 66 que mucho del resultado final de la grabación se debía al diferente modo de trabajo con Alejo, en comparación con lo que habían estado haciendo con Tele hasta entonces. Auténtico lavado de cara de temas sacados de los dos LP anteriores y el primer sencillo, además de la canción “La matanza de Lugo”, recogida únicamente en un recopilatorio del sello Munster. Este tema, que hace referencia a Paulino Fernández, tristemente famoso por los acuchillamientos que protagonizó en un pequeño pueblo gallego, compartía con “Lola Tomillo”, la puta del cine Montera, carácter de crónica de la miseria social del día a día. Quizás sea el primer disco del grupo no desafinado.

También en 1993, el número dos del fanzine Las Perdices Vuelan Solas regala una cinta en la que se recoge el tema “Vacío”, inédito en ninguna otra grabación oficial del grupo. Murky, en solitario, también aportaba otra composición, “Ivy”, que sería luego parte del repertorio de un proyecto aparte de Patrullero Mancuso: Pretty Fuck Luck.

Un año después se produce la grabación del sencillo con las canciones tocadas para La Jungla del Diario Pop el programa de Radio 3 de Jesús Ordovas. “Desde el más Allá” (Munster, 1994) sería además el último trabajo del grupo editado para Munster.

Tras la publicación de este sencillo, Patrullero Mancuso parece entrar en un período de inactividad, debido quizás a la atención que sus componentes dedican a los diferentes proyectos que mantienen por separado. Murky por ejemplo, uno de los personajes más polifacéticos e inquietos de aquellos años del pop y rock independiente nacional, se involucró en combos como Electric Garden o los ya mencionados Pretty Fuck Luck, grupo este último en el que también participó Eva, y con el que editaron tres singles en el sello Alehop! La discográfica, proyecto también del propio Murky y Eva, nace en 1993, y grabó a bandas como Soul Bisontes (el nombre del sello proviene precisamente de una canción de estos), Ulan Bator Trío, Solex (banda en la que milita Eva), El Desvän del Macho, o trabajos de los proyectos de otros Patrullero como Guiller Momonje o Birus (donde participaba Jaime).

Fuera del ámbito estrictamente musical, Murky y Eva también coordinan el fanzine literario La Carnicería, foro de poesía, textos e ilustraciones en el que colaboran nombres como Pablo Cobollo (Soul Bisontes), Manuel Godino (Patrullero Mancuso), Covadonga (Penélope Trip y Nosotrash), Corcobado o gente de El Niño Gusano. Estas interconexiones, consecuencia de la efervescencia cultural del momento quedan reflejadas en la definición que Murky hacía del proyecto desde las líneas del Ruta 66: “La relación del fanzine con el mundo de la música no es premeditada, lo que pasa es que nos movemos en un círculo de amistades en el que hay gente que está en grupos musicales y además escribe o dibuja, y claro, acaban colaborando con la revista”.

Por su parte, Guillermo grabó un par de sencillos como Guiller Momonje y su conjunto, colaboraciones con La Luli, y con Yogur.

Es ya en 1997 cuando Patrullero Mancuso regresa con la grabación del sencillo “El Halcón Milenario” (Elefant, 1997) y un larga duración “Tortilla Estatal” (Elefant, 1997). La etapa con Munster terminó por sentir el grupo que nunca fueron la máxima prioridad del sello. Reconocían no olvidar que fue la discográfica que les dio la primera oportunidad, pero declaraban necesitar una mayor protección. Cuando el nuevo material iba a salir con Running Circle, la quiebra del sello les deja momentáneamente colgados. Afortunadamente, tuvieron la posibilidad de ofrecérselo a Luis Calvo de Elefant, que decidió editarlo.

El disco presenta la novedad de poder escuchar a Murky a la guitarra, tal como se animó a hacer en Pretty Fuck Luck, y no al bajo que es el instrumento que había venido tocando hasta entonces con Patrullero Mancuso. Gran calidad de sonido, bajo la producción de Carlos Torero y profusión de composiciones de las cacharreantes, como en “Choquetín” (precisamente el propio grupo definió en alguna ocasión este tipo de temas como de sonido choquetín) o “El Halcón Milenario”, canción que fue elegida como una de las cincuenta mejores de la edad del indie-pop a juicio de la revista Rockdelux. Murky y Guillermo, en entrevista para la revista Factory, declaraban que, con este trabajo, se había intentado “simplificar la base del grupo; no doblar guitarras ni embarullar el sonido”; las canciones se grabaron prácticamente en directo, sin muchos arreglos posteriores.

De nuevo con Elefant, el grupo factura, sólo un año después, un nuevo sencillo y LP, “Mi Vida Va Bien” (Elefant, 1998) y “Bodegón Musical” (Elefant, 1998) respectivamente. Precisamente, con “Mi vida va bien”, Patrullero Mancuso consiguió un reconocimiento de la crítica especializada similar al que tuvieron con “El Halcón Milenario”. Al igual que con su trabajo anterior, la banda habla de buscar canciones sencillas y de conseguir, adrede, uno de los discos más cortos en minutaje, de toda su producción.

A partir de entonces, nada más se sabe del grupo, aparte de contribuciones a recopilatorios publicados desde Alehop! (como el tema “Tetris rock”). No cesa la actividad de sus componentes en los más diversos ámbitos (Murky por ejemplo, simultanea su trabajo en Munster, con un programa en Radio 3 y su grupo actual Los Caballos de Dusseldorf) pero de uno de los combos más destacados y originales del panorama de los 90 estatal, salvo encontrarnos con que sus trabajos están descatalogados, nos quedamos sin noticias. Eso sí, Murky nos tranquiliza y aclara que "no acabamos mal, para nada. Lo dejamos por pura evolución hacia otros derroteros". Una pena.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

1 2

Comentarios

foto del usuario tele52
tele52
26 abril, 2013 at 04:15

Los Derribos de los 90´s, sin duda.

foto del usuario TGL
TGL
26 abril, 2013 at 07:16

Grupazo sí señor

foto del usuario tele52
tele52
24 mayo, 2014 at 14:28

Junto con Patrullero Mancuso son quienes mejor aguantan el tiempo de la primera hornada de los 90.

foto del usuario TGL
TGL
26 mayo, 2014 at 06:23

tele52 ¿te refieres a Penélope Trip junto a Patrullero?

foto del usuario tele52
tele52
26 mayo, 2014 at 12:14

Ooppss!!….. eso es.
Por cierto, veo muy pocas reseñas de toda la escena en torno a los sellos Triquinoise/Por Caridad: Vamos a Morir, Mil Dolores Pequeños, Pachuco Cadaver, Cerdos, Amor Sucio, Superelvis/AnkiToner. Probablemente muchos de ellos no tengan demasiado alcance pero creo que esa escena esta escasamente representada con reseñas de Corcobado, 713avo Amor y Ebria Danza. Creo que figuras como Javier Colis merecen una ficha propia: Vamos a Morir, Mil Dolores Pequeños, Demonios tus Ojos, Javier Colis y las Malas Lenguas, Los Cuantos y ahora con Forastero ademas de trabajos en solitario e inumerables colaboraciones.
Nada, para haceroslo pensar……..

foto del usuario TGL
TGL
26 mayo, 2014 at 12:24

Pues precisamente la de Demonios tus Ojos está en proceso de elaboración

foto del usuario tele52
tele52
26 mayo, 2014 at 12:27

Me alegro un montón!!, es una delicia leer vuestras biografias.

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *