foto del grupo Pantis
Prenom
Periodos activos
2015 - Actualidad
Procedencia
Pontevedra
Estado
Activo
Publicado por
Fernando Fernández Rego
Fecha publicación
30/03/2016
Estilos
2 fans

Pantis es el proyecto en solitario del músico de O Grove Rubén Domínguez. Un viejo conocido de la escena gallega que ha formado parte de múltiples proyectos, casi todos imprescindibles. Entre ellos podemos hablar de Cudevaso, JIJIJI, Metralletas LecherasTelephones Rouges y más recientemente Chicharrón.

Además de la música, Rubén también es diseñador y realizador audiovisual, firmando trabajos para bandas como Triángulo de Amor Bizarro, Novedades CarminhaFranc3s o El Columpio Asesino. En el 2010 crea junto a la fotógrafa Mar Catarina (Chicharrón) el estudio de diseño y discográfica Prenom en el que trabaja realizando videoclips y diseños para numerosas bandas. ¿Qué es Prenom? “Somos un colectivo, entendido como personas que comparten una misma proyección de sus propias individualidades. Somos diversos en las formas, pero en todas subyace un mismo discurso que intentamos impregnar en cada proyecto que realizamos o nos involucramos. Trabajamos aquellos ámbitos que nos apasionan: el audiovisual, la fotografía, el diseño y, por supuesto, la música. Como colectivo, nuestro objetivo es visualizar nuestro propio universo, exportándolo a otros lugares de la península y el mundo, confrontando sensibilidades, creando emociones en las personas que se acercan a nuestros trabajos” comentan Rubén y Mar.

Con Pantis Rubén camina entre el pop y el kraut, con la electrónica como base. Tras un período de experimentación y libertad artística en el que Rubén fue explorando nuevos caminos eléctricos, consigue encontrar su sitio con “Pranto” (Prenom, 2016). Un trabajo sobresaliente que conjuga electrónica, kraut, pop, poesía, intimismo y belleza.

Siete temas armados a base de sintetizadores, ritmos frenéticos y letras en gallego, con los que recorre  “espacios cerrados y minúsculos, en los que las reminiscencias al pasado, la erosión del tiempo, el amor y las pérdidas personales y vitales, conforman un mosaico de no-lugares en los que Pantis se sumerge con versos cargados de fuertes imágenes, descripciones oníricas y paisajes interiores”. Un trabajo grabado, mezclado y masterizado por Ibán Pérez en el Estudio Terraforma de Cangas del Morrazo, la producción corre a cargo del propio Rubén Domínguez que grabó todos los instrumentos y voces, excepto la batería, en la que participó Cibrán Tenreiro (Monstruo, Esposa).

Pranto es un presentimiento: “La erosión de las piedras en la orilla del mar, las capas del viento y el agua que moldean formas imposibles haciendo esculturas en el tiempo. Hay un lugar para prescindir y otro para recuperar. Para perderse y entender, para cerrarse en un cuarto y dejarse atrapar por los ritmos perfectos de un ordenador. Y construir a través de las máquinas. De los esquemas, como cadenas de producción, para encontrar la erosión en los bosques de sintetizadores que trabajan, autómatas, como las reminiscencias de lo vivido.

Hay un espacio en que los lugares se hacen más pequeños, en el que los dormitorios se convierten en hilos conductores de un relato de autopista. Incluso los automóviles en la noche, en las tinieblas, se transforman en mantas, en mantras, en repeticiones de curvas, paisajes quemados y pensamientos. Donde la tristeza se reproduce en segunda persona para volver a uno mismo. Donde los cuartos son viajes por carreteras mal pintadas.

Nunca volvemos a los lugares de la misma forma. Y visitarlos es necesario para recuperar, para transformarse, abriendo los huecos en la noche y acariciando, desde la distancia, la repetición. Las ondas y los ciclos que siempre se van para volver, como la pulsación que algún día morirá. Esperamos y buscamos, dibujando en la conciencia formas luminosas que no existirán.

La desaparición y la erosión como materia del tiempo, de la espera, y la ansiedad, como la sensación cerrada en el baño de una sala de fiestas. La soledad invasora que atrapa mientras los pasos fuertes de las ondas que llaman, llaman, llaman, llaman a la puerta, como un agujero negro. Y salir es perderse en la noche y la niebla, en el humo y la xinxa que arrasan todos los campos fértiles y nos dejan solos. Donde los epílogos son presentimientos, el llanto, presente, y las palabras, cárcel de los cuerpos, compañeras de viaje. Abriendo huecos en las paredes, envolviéndonos en una nube de imágenes, contradiciendo el movimiento, pero también bosquejándolo, escribiendo en el aire una danza repetitiva que dialoga con la reflexión de las paredes de una sala vacía, en el que siempre vuelve a ti, doloroso, aquello que proyectaste”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies