foto del grupo Ojos de Brujo
Periodos activos
1990 - 2010
Procedencia
Barcelona
Estado
Inactivo
Publicado por
Roberto Macho
Fecha publicación
07/02/2008
Estilos
9 fans

Lo que se cuenta a continuación es la historia de unos locos que pensaron que los sueños pueden perseguirse hasta encontrarse con ellos frente a frente. La historia común, colectiva, de un grupo de idealistas que surcaron todas las distancias alentados por un propósito semejante al que empujó a Jasón y los argonautas a perseguir su propio destino”. “Los Tripulantes de la Nave Bruja” (Sergio Ramos, 2007).

Para encontrar su origen nos tenemos que remontar a un verano, a mediados de los noventa, en Formentera. Allí se conocen Max, JuanLu y Dani Carbonell, y empiezan a tocar por diversión en las cuevas de los acantilados. En una de esas noches conocen a Marina, que por entonces, con un amigo, se dedicaba a cantar en las terrazas un pequeño repertorio de flamenco. Más tarde, JuanLu y Dani les hacen escuchar un cassette donde se podía escuchar algunas canciones propias, e intentan convencer a Marina para que se traslade de su Valencia natal a Barcelona. Pero no la convencen y parece que todo se queda ahí.

Tuvo que ser el azar el que jugara a su favor. Se encontraron de nuevo en el centro artístico de las Naves, en Barcelona y la invitaron a participar con ellos en unas jam junto a otros músicos que vivían en Barcelona. Graban todo lo que hacen y lo convierten en maqueta. Moviendo esa maqueta, empiezan a tocar en pequeños locales barceloneses y también en la calle, hasta que un día Edel les ofrece grabar un disco; entonces es cuando nace Ojos de Brujo como tal.

“Vengue” (Edel, 1999), “duende” en caló, es su debut discográfico; obtienen buenas críticas, pero tampoco tienen mucho eco mediático. Hacen algo nuevo, parten de diferentes palos del flamenco a los que incorporan bases electrónicas y elementos del hip-hop, pero donde de verdad cautivan es encima del escenario, donde demuestran tener una gran fuerza, y gracias al boca a boca empiezan a ser conocidos.

Después de la publicación del disco son momentos difíciles para la banda. La indiferencia y la mala política económica de Edel por un lado, y la inquietud más artística y social del grupo por otro, les llevaron a un acuerdo de separación. La carta de libertad se firma en octubre de 2001; dos meses después Edel se va a la quiebra, y lo más surrealista es que acaban la gira promocionando un disco que no se podía comprar en ningún lado.

Poco tiempo después empiezan los primero abandonos, el más importante el de Dani Carbonell, uno de los fundadores, para dedicarse por entero a Macaco, pero no será el único. También dejan el grupo Eldys “Muñeco” Vega que se integra en Amparanoia y más tarde a La Troba Kung-Fu, Paloma Povedano que funda Almasäla y el percusionista Beto Bedoya.

Entonces deciden autogestionarse. Crean su propio sello discográfico, La Fábrica de Colores, donde cada componente se encarga de un campo: Xavi se encarga del sello, Sergio se encarga del tema financiero, Marina se encarga de toda la imagen y el diseño y Ramón Giménez se encarga de la promoción y el marketing, pero para tomar cualquier decisión importante se reúnen en asamblea.

En “Barí” (La Fábrica de Colores, 2002) -“joyita, esencia” en caló- su pretensión es llevar la magia que desprenden en su directo (que es por lo que la gente se enamora verdaderamente de ellos) al disco, y verdaderamente lo consiguen. La crítica se rinde a sus pies y su popularidad aumenta, tocan en los festivales de Glastonbury, Roskilde, Sziget... y en países tan diversos como Colombia, Marruecos o Japón. También colaboran en bandas sonoras de películas como “Amnesia” (2002) de Gabrielle Salvatore, “Volverás” (2002) de Antonio Chavarrías y en el rodaje de la película-documental “El Gran Gato” (2002) de Ventura Pons, en homenaje al músico Gato Pérez.

Posteriormente lanzan “Barí: Remezclas de la Casa” (La Fábrica de Colores, 2004), donde DJ Panko y Ramón Giménez hacen remixes de algunos temas del álbum originario.

Pero todo no es de color de rosa. En el 2005 tienen que crear la discográfica Diquela, que sustituirá a La Fábrica de Colores por los problemas legales que surgen con la marcha del bajista JuanLu, uno de los fundadores del grupo y que después de su salida forma el grupo Calima.

“Techarí” (Diquela, 2006), -“libre” en caló-, es su tercer disco, donde predominan los temas más calmos y donde llevan la experimentación un paso más allá al incorporar elementos de música hindú,  la jamaicana e incluso el funky o el disco. Esto es gracias a las giras que les han llevado por todo el mundo y en donde han conocido a multitud de artistas; algunos de ellos, como Nitin Sawhney, Cyber de Asian Dub Foundation, o el senegalés Daara J. colaboran en el disco.

En el 2007 sacan “Techarí Live” (Diquela 2007), grabado en un concierto en Barcelona, donde, como curiosidad, se incluye la versión del tema de Bob Marley “Get up, stand up!.

Después del ritmo frenético de los años anteriores, el grupo decidió tomarse un descanso, también forzado por las circunstancias ya que Marina tuvo su primer hijo y Ramón Giménez también estaba de enhorabuena por su paternidad. Este parón propició que el grupo se replanteara su situación, ya que el trabajo que conllevaba la gestión de su propio sello les absorbía demasiado tiempo para lo que de verdad importaba, la música. Esto les lleva, después de un debate en el seno del grupo, a firmar con la multinacional Warner, algo que algunos miraran con sospechas. Pero las dudas que se puedan tener se disipan con el lanzamiento de su cuarto trabajo “Aocaná”  (Warner, 2009) donde demuestran que no han rebajado el discurso.

Con los diez años de existencia cumplidos se decide hacer algo especial y antes del verano se anuncia la salida de “Corriente Vital: 10 Años” (Warner, 2010), según la propia Marina es “su disco de celebración”, se oyen rumores de una recopilatorio, de una revisión y al final es un poco de todo ya que es una vistazo atrás de su carrera con la interpretación de sus propios temas por parte de grupos y cantantes ajenos al colectivo. En un principio todo queda ahí pero durante el verano Marina actúa en solitario en el festival Acústica 2010 celebrado en Figueres y surgen las primeras voces que hablan de ruptura del grupo. Ella lo desmiente: "Necesidad de experimentar nuevas cosas, desarrollar nuevos proyectos, pero, en ningún momento, abandonar Ojos de Brujo".

Pero poco después se confirman las sospechas y el grupo anuncia que con la salida del disco se realizara una última gira de despedida que durará durante 2010 y 2011. Para Ramón Giménez está claro lo ocurrido: “Hemos fracasado ante el sistema, en nuestra impermeabilidad económica. Somos muy malos empresarios, Nos propusimos que podríamos autogestionar el grupo y el negocio, y debido a no saber torear la crisis de la industria nos hemos llenado de deudas”.

Debido a esto el grupo decide en sus directos reducir al grupo en las giras, tanto que en esta última no estará ni DJ Panko, ni Xavi Turull, ni Paco Lomeña. Para DJ Panko, “en Ojos se ha optado por no hablar las cosas y la falta de comunicación es total. Lo más doloroso es que se ha perdido el sentido colectivo”. Cuando acabe la gira se habrá terminado la historia de uno de los grupos más interesantes en eso que se llama fusión.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

1 2

Comentarios

foto del usuario Espinosa
Espinosa
24 junio, 2011 at 09:08

Si hay un grupo que da la marcha es este !!
La combinacion es perfecta !Los artistas enormes y juntos te hacen una salsa picante y saborosa que se consume sin moderacion !
Espero programaciones !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies