foto del grupo Nacho Mora
Periodos activos
2015 - Actualidad
Procedencia
La Coruña/ A Coruña
Estado
Activo
Publicado por
Fernando Fernández Rego
Fecha publicación
10/08/2018
Estilos
No tiene fans

Nacho Mora (A Coruña) tiene una importante trayectoria en bandas como Los Covers, Elephant Band o Meu. Todo comienza de adolescente en Los Nuestros, banda en la que coincide con Xoel López. Los dos músicos se unen a la banda mod coruñesa Los Covers -con los que llegarían a grabar el EP “Los Covers” (Thunder Pussy, 1995)- hasta su final allá por el 96.

Su siguiente aventura tiene más éxito, con la Elephant Band alcanzan el reconocimiento dentro de la escena 60’s nacional, dejándonos los recomendables “For Cold Days” (Animal, 1998) y “Fábrica de Chocolate” (Animal / Munster, 1999). Tras la disolución de la banda, Xoel se embarca en su proyecto más exitoso y comercial: Deluxe; mientras que Nacho, acompañado por Ramón Saleta (batería), pone en marcha Meu. Una formación que se acerca con acierto al punk, al power pop y al rock.

Nacho decide dejar todo eso atrás e iniciar un nuevo camino. Decide iniciar su carrera en solitario mezclando rock, poesía y tradición… “Las motivaciones fueron muchas, como comprobar que tengo más discos y muy buenos, en catalán que en gallego. O ser consciente de que cuando presumes del primer número uno en gallego, del gran Andrés do Barro, es de hace más de cuarenta años. O el disco de Lucas 15 en cuanto al concepto de actualizar la tradición. Muchas cosas, me duele en el alma el maltrato que hacemos los gallegos a nuestra cultura, tenemos el idioma más bonito de la península y en lugar de presumir de ello nos avergonzamos y no somos capaces de salir de un complejo eterno que es para hacérselo mirar”. Pese a que en Galicia en los últimos años está habiendo una importante reivindicación de la música tradicional, pasándola por un filtro rock (Os Amigos dos Músicos, Espiño…) o electrónico (Mercedes Peón, Ulobit, Baiuca, Lume…) y del gallego, acercándose cada vez más grupos a él, Nacho afirma que “tengo una visión muy pesimista. Compruebas que hay propuestas muy buenas y que la indiferencia de todos los actores que pueden influir acaba por dejarlas en medio del olvido. La balanza musical hoy es tan mercantilista que a nada que te alejes de ciertos parámetros estás fuera, así que, cualquier atisbo de arte o cultura no masiva queda para un pequeño reducto. Lo único bueno que veo, meramente anecdótico, es que el gallego ya no es patrimonio de los folkis o el rock bravú”.

Nacho cita a la banda asturiana Lucas 15, una influencia capital. Algo que queda patente en su disco debut, “Entre as Zocas e os Lóstregos” (Autoproducido, 2018), en el que es acompañado por Manu Molina, Abraham Boba, Xel Pereda, Luis Rodríguez… Con ellos establece contacto tras trabajar de road manager varios años con Nacho Vegas: “Trabajé de gira con Nacho Vegas algunos años, en una época en la que Nacho tocaba todos los fines de semana, esto quiere decir que al final de un año has pasado más tiempo con la banda que con tu pareja… Les iba poniendo las maquetas de lo que iba grabando en el estudio casero,  se animaron y una Semana Santa, Xel Pereda tenía el estudio vacío y allí que me fui a Xixón a grabar con ellos”.

Para la edición del disco recurre al crowdfunding… “Opté por la autogestión, el crowdfunding salió muy bien y luego vinieron los ‘problemas’. Al ser todo letras de poetas de todas las épocas necesité de autorizaciones formales de la SGAE, tanto de herederos como de los actuales, primero empecé la gestión en la SGAE de Madrid (no sólo donde resido, sino al lado de donde vivía entonces). Fue horrible. Tras las dos primeras autorizaciones empezaron a pasar meses y meses y no había novedad. Llegaban a cuenta gotas, yo no daba crédito. Finalmente pasé la gestión a la SGAE de Galicia y mucho mejor, al menos los mails fluían y sentía que no pasaban de mí. No obstante la última la tuve que hacer de manera artesanal, esto es, a modo Lobatón, di con el heredero que faltaba, que la SGAE no conseguía localizar… ¡Manda carallo!

Como anécdota me gusta recordar una entrevista al de Los Secretos con la que me topé, donde se quejaba de un proceso de dos años para las autorizaciones en un disco de versiones y se mostraba muy enfadado. Por un lado, me sirvió de consuelo de tonto y por otro, me vi en un abismo… Si a él le tardan dos años siendo el de Los Secretos, yo que soy un cheíñas…”.

Con respecto al título del disco afirma que “no me gusta titular los discos con el nombre de una canción, me parece desmerecer al resto de canciones. ‘Entre as zocas e os lóstregos’ aparece en ‘Limiar’, el texto de Álvaro Cunqueiro, y fue de las últimas canciones que hice, diría que la última de las que entraron en el disco. En cuanto la acabé vi que esa frase era justo lo que reflejaba el disco, la conjunción de la cultura tradicional popular y la revisión en ciertos momentos más ruidosos o electrificados”.

Para la elaboración del disco Nacho realiza una selección de autores gallegos y poemas, con Eduardo Pondal, Celso Emilio Ferreiro, Ana Romaní, Baldo Ramos, Miro Villar, Ramón Cabanillas, Estíbaliz Espinosa, Álvaro Cunqueiro y Uxío Novoneyra… “Tenía claro que quería utilizar textos de los clásicos de las letras gallegas, pero también quería unirlos con autores actuales que utilizan otro lenguaje. Hice, deshice, cambié canciones enteras con un mismo texto hasta que me gustaran, hubo poemas que tuve que dejar de lado. Viviendo en Madrid he tenido que tirar mucho de Internet, más allá de los libros de poemas que ya tenía, en especial de Álvaro Cunqueiro. Es imposible encontrar literatura gallega en Madrid y ya no te digo poesía. Ojo, en Galicia no estamos para festejar tampoco; aun habiendo una cantera de poetas en auge, la difusión que tienen es terrible. Me quejo como músico cuando al lado de un poeta soy un privilegiado”.

La grabación “fue muy rápida. Un mes antes les envié las pistas que tenía grabadas en casa, y como son unos maestros y tenemos un gran entendimiento, en cinco días estaba acabado. Coincidió con el incendio en las Fragas do Eume que es uno de mis lugares favoritos y por eso la portada es un bosque quemado”.

El futuro está plagado de luces y sombras… “a día de hoy no tengo planes concretos. Tengo varias canciones acabadas y disfruto mucho con el proceso creativo, pero como esto está más cerca de hacerme un agujero en el bolsillo que de darme de comer, estoy como el manido tópico del gallego en la escalera”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies