foto del grupo Miranda Warning
Periodos activos
2000
Procedencia
Alicante/Alacant
Estado
Inactivo
Publicado por
Daniel Sáez
Fecha publicación
30/12/2008
Estilos
3 fans

Miranda Warning fue un grupo que se dio a conocer en el cambio de siglo, decidido a surcar las peligrosas aguas entre las melodías pop del mainstream y el espíritu y sonido indie. Surgido directamente de las cenizas de Cool Cherry, una banda que llevaba unos años recorriendo el circuito de bares y salas pequeñas de Elche y alrededores, la historia de este grupo de amigos cambió totalmente cuando Lucía Martínez se añadió a la banda. Empezó trayendo suculentos postres a los ensayos, pero cuando se dieron cuenta que su voz era todavía más dulce (perdonenme la cursilada), no tardó en empezar a hacer coros, y poco después el resto de componentes empezó a componer pensando en aprovechar su voz. El cambio de vocalista influyó tanto en el estilo del grupo, que vieron como un paso lógico cambiar de nombre, naciendo así Miranda Warning en su formación definitiva.

En esos momentos, todas las conexiones, experiencias pasadas y talentos de cada uno de los componentes empiezan a confluir y a hacer tilín, y en el proceso surgen emocionantes canciones. Era la primavera de 1999 cuando mandan a todas las discográficas de las que pueden conseguir la dirección, una maqueta trabajada y mimada, con cuatro temas: "Wake up to the world", compuesta por el baterista, programador y futuro productor Roberto Ropero; "Say", compuesta por Alberto Martínez, bajo y coros del grupo; "One big wave", por Antonio J. Romero, guitarrista; y "Chess on your skin" del otro guitarrista, Josué García. Lucía se encargaba de las letras, excepto en las canciones compuestas por Antonio, y todos colaboran en perfeccionar los arreglos de los temas, aunque Rober ya toma el mando al grabar y mezclar las maquetas.

Las respuestas de las discográficas fueron practicamente inmediatas, y sorprendentes para la banda, ya que pensaban recibir alguna oferta de discográficas independientes, y en lugar de eso se encontraron con cuatro multinacionales y media peleándose por ellos. Acabó llevándose el gato al agua precisamente esta "media" multinacional que comento: muXXIc, quien a través de su A&R Manuel Illán convenció a Miranda Warning de que se preocuparían por ellos como personas y artistas, y no sólo como un negocio más.

Y al principio fue así. La banda entera se fue a Madrid un par de meses con los gastos pagados, para grabar en condiciones las canciones que formarían su primer disco, "Miranda Warning" (muXXIc, 2000), con diez temas en castellano, y dos versiones extra incluídas en el disco, en el inglés original en que estuvieron compuestas. Estas fueron precisamente dos de las canciones de la maqueta original, que en el disco pasarían a convertirse en "Despierta" / "Wake up" y "Cosas que no sé decir" / "Say". Para la grabación se confió en Javier Monforte (ex-guitarrista de Radio Futura) para la producción, y en José Peña y Ángel Martos como ingenieros de sonido y mezclas. Su trabajo dejó muy satisfecho a la banda, no sólo por el trabajo realizado, sino por el buen ambiente que se creó durante esos dos meses en los que se pulieron las melodías y programaciones, se sacó jugo a las guitarras y bajo, y se potenciaron y mejoraron los coros de las canciones.

muXXIc confiaba en el potencial de las pegadizas canciones de MW, y pusieron los medios para sacarle provecho: buenas fotografías, un diseño bonito del disco, estilismo para diferenciar a la banda de otros "productos". Y cuando se sacó el disco, buena promoción que hizo que "Despierta" alcanzara como una exhalación el número 1 de Los 40 Principales como primer single de la banda. Tanto triunfó "Despierta" por aquellas fechas, que la compañía tuvo la "genial" idea de sacar como segundo single una canción que también estaba sonando mucho gracias a salir en un anuncio televiso de una marca de relojes. No era otra que la versión en inglés de la misma canción, "Wake up". Así pues, estuvo cerca de medio año sonando la misma melodía asociada a Miranda Warning en radios y televisiones. Si había alguna duda al respecto del mal camino que había tomado muXXIc a la hora de promocionar el disco, se despejaron cuando el grupo hubo de batallar para evitar que saliera como tercer single una remezcla (espantosa, además) de la misma canción.

Finalmente, se consiguió sacar "Flor de un día" como tercer single durante el verano, pero ya la promoción y el momento de Miranda Warning había pasado. Un cuarto single sonó también en las radios: "Cosas que no sé decir". Probablemente la mejor canción del disco, pasó bastante desapercibida debido a la casi nula promoción, y para mucha gente Miranda Warning acabó convertida en un one hit wonder, pese a que en realidad escondía muchas joyas en su primer disco, del que ese año acabaron despachándose unas 50.000 copias. Disco de Oro. No estaba nada mal, pero supo a poco para cómo había empezado la cosa.

Fue un año de muchos conciertos, con momentos muy importantes como los dos csiendo teloneros de Maná ante miles de personas. Y a pesar de que el mayor peso de la promoción estaba enfocada al publico adolescente de Los 40 Principales (las comparaciones con La Oreja de Van Gogh o los Cranberries eran constantes), se consiguió hacerse eco en otros medios, con entrevistas y conciertos en Radio 3, por ejemplo. También fue un año que terminó con cierta sensación de anticlimax. El hecho de que el videoclip (creo que nunca o poco emitido en televisión) de "Cosas que no se decir", llegara a la banda en una cinta etiquetada con un graciosamente errado "Cosas que no importan", no ayudó precisamente.

De cara al segundo disco, por lo tanto, el ambiente de euforia respecto a la implicación de la compañía había pasado, pero el grupo se encontraba en estado de gracia a nivel compositivo. Todos habían aprendido muchísimo y tenían más claro cómo querían sonar. El presupuesto era inferior, y la banda decidió realizar gran parte de la grabación en Elche, literalmente en casa: en la cocina de Lucía se grabaron gran parte de las voces, guitarras y bajos del disco. Para este trabajo se contó de nuevo con un Monforte que se vino a Elche con sus cacharros imprescindibles, y con un Peña que esperaba en Madrid las pistas grabadas para incorporar las baterías (necesario grabarlas en un buen estudio) y realizar la mezcla.

El entusiasmo de la compañía, managers y seguidores cercanos volvió a crecer cuando empezaron a escucharse las nuevas canciones: en muXXIc se frotaban las manos, ya que en las melodías, letras, guitarras, programaciones y sobre todo la voz de Lucía completando unas canciones tremendamente redondas, potentes y pegadizas, veían la reencarnación en pleno siglo XXI del "Descanso Dominical" (BMG / Ariola, 1988), el disco con el que Mecanodemostró que vender discos como churros no tenía que estar reñido con hacer pop de calidad.

Así que fue todo un bajonazo lo que pasó en el tramo final de la grabación, cuando ya sólo quedaba terminar de mezclar: una serie de desgracias personales afectaron al equipo de ingenieros, y lo que hasta el momento estaba siendo un trabajo artesanal y cuidadoso al extremo, acabó en sus últimas fases convirtiéndose en un proceso automatizado de mezcla, perdiendo mucha de la magia, potencia, clase y personalidad, sonando de un modo demasiado plano y estandarizado, para desesperación de la banda, que al escuchar los masters definitivos no podían creerse la devaluación postrera de lo que habían parido y cuidado con tanto esmero.

El disco salió con el nombre de "Escena Segunda" (muXXIc, 2002), enfocando de nuevo su diseño y promoción a un público adolescente, que no acabó de engancharse a "¿Por que?" del mismo modo que lo hizo a "Despierta". El esfuerzo de promoción tampoco fue tan importante, y en un año que estuvo dominado tiránicamente por Operación Triunfo, las ventas fueron poco importantes. Las grandes canciones que a pesar del desastre en la gradación tenía el disco, permanecieron desconocidas para el gran publico. Además, con el título cambiado, debido a un nuevo fallo garrafal, esta vez de los maquetadores del diseño del libreto: la mitad de las canciones salieron con un titulo equivocado. Miranda Warning realizaron una gira de conciertos menos amplia que el verano de "Despierta", pero bastante buena para la época (fue el verano en el que todos los pueblos contrataron a los triunfitos para sus fiestas). Una gira que hubo que finalizar un poco antes de lo previsto debido a un accidente de coche, mientras el grupo se desplazaba a Albacete para un concierto.

El accidente no es el único "golpe" del que tiene que recuperarse Miranda Warning por esas fechas. La crisis de la industria musical se va notando cada vez más, y la acusa gravemente la discográfica que había sacado sus dos discos. muXXIc se encamina hacia su desaparición, pero mientras tanto no entra en sus planes sacar un nuevo trabajo de MW, ni parecen muy dispuestos a darles la carta de la libertad para buscar un nuevo destino a su música ("¿Y si triunfan del todo sin nosotros?", se preguntarían).

Una vez el proyecto muXXIc desaparece, ese obstáculo se elimina del camino de MW, y se encuentran libres para conseguir una discográfica para distribuir las canciones que habían estado componiendo y grabando luego por su cuenta. Este próximo disco será muy especial para ellos, pues en parte por necesidad, pero sobretodo por deseo de controlar todo el proceso, la grabación seria realizada totalmente con sus propios medios en Elche, su ciudad natal y de residencia. Una grabación muy extendida en el tiempo, pues fue realizada en un pequeño estudio de Elche donde trabajaba Rober, sacando tiempo por las tardes y noches para ir puliendo el disco. Una grabación por lo tanto muy trabajada, donde se implican más que nunca todos los miembros del grupo en la composición, donde Rober demuestra todo lo que ha ido aprendiendo en la producción de canciones, y además tienen la oportunidad de contar con amigos en diversas colaboraciones.

"Lugares que Esperan" (Sony / Columbia, 2005) es un paso adelante en el sonido de Miranda Warning, al controlar la grabación y producción de principio a fin suenan exactamente como ellos quieren, y tiene canciones tan redondas y pegadizas como los anteriores trabajos. Al disco, perfectamente terminado, no le cuesta demasiado encontrar salida: se llega un acuerdo con Columbia para publicarlo, y ayudar al grupo en las facetas de diseño, fotografía, videoclips, etc. También en esto salen satisfechos, pues en la imagen se aprecia una mayor madurez, en lugar de los diseños mas infantiloides del disco anterior.

El single para dar a conocer el disco es "Los restos del naufragio", a la altura del "Despierta" del primer disco en cuanto a pegada musical, pero la promoción del quizá no es tan potente como entonces. Aun así una versión de esta canción se sigue escuchando tres años después, al ser la melodía escogida por las guías QDQ para promocionarse. También sonaría en las radios y se vió en los programas de música el precioso vídeo de "Si empieza a llover", una pequeña maravilla que no dejaba indiferente a los que tuvieron la oportunidad de verlo y escucharlo, que a estas alturas de la historia no creo que fueran demasiados. Si existió algún single posterior, debió programarse y emitirse todavía menos, porque un servidor ni se apercibió.

Mientras tanto, Miranda Warning, ya sin Alberto como bajista (sus responsabilidades como padre maduro y responsable le quitaron de la vida de músico en carretera), emprende sus hasta ahora últimas giras, recorriéndose España para actuaciones en pequeñas salas, demostrando un directo potente (ayudados por Juanma, bajista de largo recorrido en bandas de rock independiente) disfrutado por fieles grupos de fans. Esta gira se prolongó hasta mediados del 2007, pero desde entonces las noticias sobre Miranda Warning brillan por su ausencia...

La actividad musical de Miranda Warning no se limita a los discos y conciertos de la banda: los ultimos años ha tenido la oportunidad de colaborar en sendos homenajes a dos de sus grupos favoritos. Por un lado grabaron "Tormentas imaginarias" para el tributo a 091, y por otro "Cemetry gates" en el homenaje de bandas españolas a la banda británica The Smiths. Además, Antonio ha unido su guitarra al destino de la veterana banda independiente Goody Alien, así como Josué hacía lo propio con los garageros Minardis.

Compartir

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Jose Higuera
Jose Higuera
27 noviembre, 2018 at 17:52

a dia de hoy 27 noviembre 2018 los escucho en apple music y la verdad me gustan todas sus canciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies