Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Miquel Porter - La Fonoteca
foto del grupo Miquel Porter
Periodos activos
1960
Procedencia
Barcelona
Estado
Inactivo
Publicado por
Roberto Macho
Fecha publicación
29/05/2012
Estilos
No tiene fans

Hombre inquieto y polifacético, Miquel Porter i Moix fue, entre otras cosas, librero, historiador, catedrático universitario, crítico de cine en las revistas Serra d'Or y Destino, cantante, escritor; y ocupó importantes cargos políticos pero con un rasgo común en todos ellos: Que siempre estaba orientado a la comunicación y a la formación de una cultura catalana; y sobre todas las formas culturales, aquéllas que eran las más populares como el cine, el cómic o la canción.

El primer juez del colectivo Els Setze Jutges nace en Barcelona el 10 de mayo de 1930. Tercero de cinco hermanos, es hijo de Josep Porter Rovira, propietario de la céntrica librería Porter-Libros donde trabaja esporádicamente. Una enfermedad infantil le obliga a estar un año en cama, a lo largo del cual la lectura se convierte en una de sus pasiones.

En 1949 se matricula en Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona. Allí encuentra a un grupo de jóvenes que comienzan a interesarse por la cultura en lengua catalana y que tienen interés en profundizar en sus raíces y manifestaciones. Funda la revista literaria clandestina Curial junto a Antoni Comas, Albert Manent, Joaquim Molas y Joan Ferran Cabestany. Poco después orienta sus estudios hacia Historia del Arte, concretamente del cine, el cual será la gran pasión de su vida. Funda el Club 49, el Círculo Lumière del Institut Français de Barcelona y el cineclub infantil de Catalunya, amén de encargarse durante dos años del Movie Club de l'Institut d'Estudis Americans. En lo musical se dedica a cantar en corales llegando a hacerlo en cinco al mismo tiempo.

Junto a Eulalia Amorós empieza a organizar reuniones en los claustros para debatir sobre temas de la actualidad, en una de ellas conoce a Lluís Serrahima. A partir de 1953 estas reuniones se establecen los jueves por la noche y en ellas, no sólo se empiezan a cantar y escribir letras en catalán, sino que también se realizan traducciones y adaptaciones de poemas y canciones internacionales.

En 1955 se licencia y empieza a dar clases de arte contemporáneo en la Universidad de Barcelona. Pero no es hasta 1969 cuando consigue llevar el cine a la universidad creando una parcela propia en el departamento de Historia del Arte. Al poco funda junto a Ricard Salvat y Helena Estellés el Teatro Vivo a imagen y semejanza de la comedia del arte italiana. Un teatro de improvisación a partir de un tema. Una experiencia muy seguida por los intelectuales de la época.

Las citadas reuniones en los claustros pasan a celebrarse en casa de los Porter. En ellas se hacen pequeños conciertos en los que participan Lluís Serrahima, Remei Margarit y Josep Maria Espinàs, entre otros. A finales de año el historiador Josep Benet propone a Lluís hacer un artículo dedicado a la conveniencia de cantar canciones actuales en lengua catalana. Así surgió el considerado manifiesto fundacional de la nova cançó, el artículo “Ens Calen Cançons d’Ara”, publicado en enero de 1959 en la página quince de la revista Germinabit

Durante los primeros años de los 60 se acelera el proceso. Hacen pequeños conciertos con público en los entreactos de las representaciones del Teatro Vivo y en la escuela Virtèlia. En mayo de 1961 Miquel, junto a Remei Margarit y Lluís Serrahima, publican sus primeras composiciones en un cuadernillo que contiene seis temas en catalán. Tres de ellos acabarán siendo editados en el único EP de Miquel.

El 30 de septiembre de 1961 tiene lugar en el Centre Comarcal Lleidetá la primera actuación únicamente dedicada a canciones en catalán. Participan Los Diávolos, José Guardiola y Miquel Porter. Además, se reparte al público letras de Josep Maria Espinàs, Remei Margarit, Lluís Serahima y el propio Porter.

En diciembre de 1961 actúa en el Centre d’Influència Catòlica Femenina (CICF) bajo la denominación de La Poesia de la Nova Cançó junto a Josep Maria Espinàs y Lluís Serrahima. También estaba anunciada Remei Margarit pero finalmente no pudo actuar por enfermedad. Este concierto es el primero donde los miembros del colectivo cantan canciones originales. Para Miquel este directo cambió el sentido del colectivo: “Pienso que el primer paso adelante de verdad fue la actuación en el CICF. Allí triunfar ante la alta burguesía barcelonesa. Ya no éramos unos amigos-cantantes, éramos un hecho musical. Hasta entonces, las actuaciones se habían limitado a los entreactos en el Teatro Vivo, o ante reuniones reducidas. Lo del CICF fue un paso adelante inmenso. A partir del CICF la burguesía empezó a tomarnos en serio

Pocos meses después Lluís decide no seguir cantando siendo los otros tres el núcleo fundacional del colectivo. La presentación oficial de Els Setze Jutges como tal es el 29 de abril de 1962 en un concierto en Premià de Mar organizado por la peña barcelonista del pueblo. Las actuaciones empiezan a sucederse cada vez con mayor frecuencia y los primeros jueces graban sus primeras referencias para el sello Edigsa.

"Recuerdo los días que nos reunimos para intentar la primera canción: escogimos un poema de Joan Salvat-Papasseit y, en un momento, Miquel le había puesto música. Después, nos veíamos un día por semana; Jaume Armengol tocaba la guitarra, e hicimos la primera canción con letra y música de Miquel Porter 'Las floristas de la Rambla'. Después han salido otras, y otras saldrán; y han aparecido nuevos músicos -ninguno de ellos profesionales- letristas, admiradores, editores y técnicos y de todo...". Así se inicia el texto que Lluís Serrahima le dedica a Miquel Porter en su única referencia, el EP “Canta les Noves Cançons” (Edigsa, 1962). Cuya portada es una fotografía de Pau Barceló. En su grabación Miquel cuenta con la colaboración de los músicos Francesc Dubé al acordeón, Manuel Cubedo a la guitarra, y Enric Ponsa al contrabajo. Un tema de este EP, “La cançó de la taverna” será la elegida para representarle en el único álbum del colectivo Els Setze Jutges, “Audiència Pública” (Concèntric, 1966).

Como muchos de los otros jueces, Miquel se retira de la música una vez que Els Setze Jutges se disuelve. Tras esto vuelve a la universidad para ser profesor de Historia del Cine. Se dedica a recuperar material fílmico de inicios del siglo XX, pudiendo salvar cortometrajes de pioneros del cine español como Segundo de Chomón o Fructuós Gelabert.

Con la llegada de la democracia ejerce el cargo de director de cinematografía de la Generalitat de Catalunya entre los años 1977 y 1986, impulsando la Filmoteca de Catalunya. Lo abandona porque según él mismo cuenta "Me estaba convirtiendo en un burócrata. Todo estaba pactado y era muy difícil poder hacer entender tu visión personal". Recibe en 1992 la Creu de Sant Jordi y el Premio de Cinematografía de la Generalitat de Catalunya. En 1996 es rector de la Universitat Catalana d’Estiu de Prada y desde 2001, presidente del patronato hasta su fallecimiento el 18 de noviembre de 2004 en la localidad ilerdense de Altafulla.

El 13 de abril de 2007, a título póstumo, fue galardonado junto al resto de los miembros de Els Setze Jutges con la medalla de honor, en la categoría de oro, del Parlament de Catalunya en reconocimiento por su labor realizada en la normalización del uso del catalán y su decisiva contribución al conocimiento de la cultura catalana.

Compartir

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies