foto del grupo Melodrama
Periodos activos
1970 - 1990
Procedencia
Barcelona
Estado
Inactivo
Publicado por
Rafa García-Purriños
Fecha publicación
01/12/2008
Estilos
8 fans

Actualmente considerados como un grupo de los llamados de culto, pionero de la nueva ola, con un sonido muy personal y unas canciones originales, innovadoras y llenas de sentido del humor, Melodrama es fundamental en la escena barcelonesa de los años 70 y 80.

Melodrama tuvo una larga trayectoria, de 1976 a 1992,  pero por unas u otras circunstancias, desgraciadamente, eso no se tradujo en una discografía extensa, sino más bien todo lo contrario, apenas un par de sencillos y otro par de estupendos largos, hoy día buscadísimos en el mercado del coleccionismo.

El genial Jaume Sisa, autodenominado cantautor galáctico, expuso en una entrevista las características de la filosofía galáctica, que promete redactar algún día: "lo galáctico es una manera de interpretar y ordenar la realidad a partir de la aceptación de todas las realidades posibles o imaginadas. (...) Para tener una visión galáctica es necesaria la presencia en dosis variables de los siguientes elementos: A) ironía; es decir, cuando el humor y la inteligencia se unen pero no lo explican. B) sentimiento local, el más universal de los sentimientos. C) actitud naíf, o sea inocencia, experimentación y eclecticismo. D) discurso propio, inconfundible y reconocible. E) conciencia, lucidez aquilatada por la razón. F) mirada esférica: de derecha a izquierda, de adelante hacia atrás, de arriba abajo y de dentro hacia fuera. G) metafísica. Sin comentarios".

Si hay un grupo de pop que responde con toda exactitud a estas características, ese es Melodrama. Tal vez por eso fue el grupo de acompañamiento escogido por el propio Sisa para su etapa más pop y nuevaolera, si es que alguna vez se ha podido encasillar tanto al cantautor como al grupo dentro de alguna etiqueta. La colaboración se tradujo en la grabación de un disco y la gira correspondiente.

Aparte de la ironía y el humor presente en las letras de sus canciones, en las que alternaban el catalán y el castellano, la música de Melodrama no se parece a nada de lo que se escuchaba en la segunda mitad de los 70, época en la que aparecieron. Reivindicaban como únicas influencias a "cierto sentido de la realidad que podría enraizar con The Kinks, y con el Dúo Dinámico, en cuanto a lo lúdico de sus esquemas rítmicos. A nadie más debe nada, se alimenta de sí mismo". Pero su sonido era eminentemente nuevaolero. Y lo era en un tiempo y un lugar en los que eso podía ser algo realmente raro y novedoso: en esa época, encontramos en Barcelona los sonidos folk de los cantautores, el rock laietano, el jazz rock, el sinfónico, la salsa y la rumba y, todavía en pañales, los grupos punks. Poco más adelante, ya casi en los 80,  empezarían los sonidos propios de las tribus urbanas (rockabillly, revival mod, heavy metal, etc). Melodrama recuperaba las melodías del pop sencillo de los años 60, a los Kinks, especialmente, ya no sólo en el sonido, también en la visión irónica y costumbrista presente en las letras de Ray Davies, eso sí, dándoles un barniz nuevaolero y muy original.

En el Nº1 del Fanzine Pullover, editado por el propio grupo en 1983, se dice, en un artículo firmado por Ignacio Molina que “Melodrama se fundó en 1976 porque era necesario. Cómo, si no, acabar con tanto desmán virtuosista laietano (…) y es que, señores, la música pop se había convertido en un circo del más difícil todavía.” Así, con su pop fresco, colorido, inteligente, sin complejos y con letras llenas de sentido del humor, desafía el color gris y el aburrimiento reinante en general en el panorama musical de la época, al igual que más o menos en esas mismas fechas empezaban a hacer en Nueva York grupos como The Ramones o Suicide, o los pioneros de la nueva ola londinense. Todo ello, además, sin pretensiones, sin rupturas, asumiendo todo lo anterior pero recogiendo, con toda naturalidad, los aires de cambio que también en lo musical se respiraban por entonces. No tenían muchas posibilidades de salir victoriosos del asunto, pero alguien tenía que hacer el trabajo de demolición. Los que vendrían detrás, como suele suceder, se llevarían la gloria, el éxito y la fama.

El grupo se gesta en abril de 1976, en el Poble Nou de Barcelona, cuando Dionís Olivé y Toni Olivé, que trabajan en un almacén de distribución de papelerías, deciden, junto al ideólogo Ramón de España,crear un grupo musical, y de esa forma, tocar las canciones que iba componiendo Dionís en sus ratos libres. Además, como ellos dicen en su página web con su habitual sentido del humor, también “para hacerse famosos y salir en la tele”. Mientras Dionís Olivé va componiendo canciones, buscan entre algunos amigos que saben tocar para ir formando el grupo. Así, entran Carles Collazos y Joan Navarro quienes, junto con Dionís y Toni Olivé, empiezan a ensayar. A finales de ese año, ya tienen también el nombre: Melodrama. Nombre que, si uno escucha las letras de las canciones, no puede ser más acertado. Lo expresa muy bien el citado fanzine Pullover: “Óigase un concierto de Melodrama, escúchese sus canciones, y se asistirá al espectáculo de un bardo impasible que, arropado por cuatro músicos perfectamente compenetrados con el espíritu del grupo, desgrana canciones divertidas en las que, aquí y allá, puntea cierta tristeza desenfadada que no pronuncia su nombre.”

Después de los ensayos, el siguiente paso es grabar la primera maqueta casera, cosa que hacen durante el invierno de 1977, con el propósito de presentarla en las diversas discográficas. Antes, consiguen una actuación para la sala Zeleste, en junio de ese año. El concierto obtiene buenas críticas y les permite irse haciendo con un nombre. Así, les surgen varios más, y actúan en el circuito catalán de TVE2, en el programa Temps de Cançons. Esto les permite ser algo más conocidos, así que deciden llamar a la puerta de distintas discográficas, consiguiendo que Polydor y EMI les graben sendas maquetas. Pero la cosa no se concreta. Siguen, eso sí, dando conciertos con cierta regularidad, tanto ese año como el siguiente, en el que entra en la formación, primero como colaborador y luego ya como miembro, el guitarrista Eduardo Laguillo, que procede de un grupo de rock sinfónico llamado Apio.

A finales de este año 78 el grupo se toma un paréntesis, hasta abril del año siguiente, momento en el que se vuelve a reunir y son contratados para actuar en los Bailes Selectos del Cibeles, donde tocan todos los jueves. Es en este momento cuando entra en escena Jaume Sisa, que está buscando nuevos músicos para su banda. Uno de esos jueves va a ver a Melodrama y se queda encantado. Hasta tal punto que les propone no sólo grabar en sus discos sino también que sean su banda de acompañamiento. Se incorpora también al grupo, en la batería, Jerónimo Martínez que, en principio, sustituye a Carles Collazos, que abandona momentáneamente, aunque volvería a incorporarse más adelante.

Durante 1979 Melodrama acompaña a Sisa en su gira de presentación de “La Màgia de l’Estudiant” (Edigsa, 1979). Actúan por toda España (la actuación de Madrid, además, se grava para Popgrama, el programa de Carlos Tena en TVE), obtienen unas críticas excelentes y Melodrama es saludado por la prensa como el grupo revelación del año. Esta colaboración se plasmará también en un larga duración que se graba en una fiesta-ensayo, una especie de reunión privada de amigos, y se edita con el título de “Sisa & Melodrama” (Edigsa, 1979), un gran disco que se compone, en su mayoría, de versiones de canciones antiguas y dos nuevas, “Imatges de juliol”, y “No em portis maletes”. El disco obtiene muy buenas críticas y, sin embargo, se vende poco, menos que cualquiera de los trabajos que hasta entonces había editado el cantautor. Además, Melodrama, con Jaume Sisa, actúa con Dagoll Dagom que reestrena el espectáculo "Antaviana".

Finalizada su asociación con Sisa, el grupo sufre su primer gran cambio de componentes; entran Pepe López Jara al bajo y Jordi Ulibarri a la batería. Ninguno de ellos venía precisamente de grupos nuevaoleros, sino de algo mucho más común en la Barcelona de finales de los 70, el jazz y rock sinfónico. En el grupo permanece Dionís Olivé, junto con el guitarrista Eduardo Laguillo.

Con esta formación, continúan en contacto con la compañía Edigsa, que les ofrece grabar todo un larga duración (que en realidad podrían llegar a ser dos, uno en catalán y otro en castellano). Como paso previo, se graba una maqueta y se edita el primer single del grupo, “No me Digas que me Dejas” (Edigsa, 1980), que contiene dos canciones que, para quien esto escribe, son de las mejores canciones pop de entre todas las que se editaron en castellano en toda la década. Pero no funciona bien. Las ventas y la repercusión del sencillo no se corresponden con su calidad ni con las expectativas y, a pesar de que la compañía sigue confiando en ellos y están a punto de entrar a grabar el larga duración, Dionís Olivé se desanima y deja el grupo, que se separa.

Eduardo Laguillo, Pepe López Jara y Jordi Ulibarri, por su parte, siguen adelante formando un trío, al que bautizan con el nombre de Unidad Móvil y que, por desgracia, no llegará tampoco demasiado lejos. Durará escasamente un año, en el que editan un sencillo “Todo ha Sido un Juego” (Edigsa, 1981). Como le ocurría a Melodrama, los grupos tan descaradamente pop corrían el riesgo de quedar en una tierra de nadie, fuera de los gustos de la época (la música laietana, el progresivo, la psicodelia y el jazz rock) y de los aficionados a la música que estaba emergiendo (punk rock, nueva ola, rockabilly), que esperaban cosas más potentes.

La historia de Melodrama, en cualquier caso, no acaba aquí, ni mucho menos. Poco después, todavía en 1981, Dionís y Toni Olivé refundan el grupo, ya con su formación definitiva, junto con Joan Navarro, Jerónimo Martínez y el guitarrista Xavier Juliá, que venía de tocar con Loquillo en Los Intocables y en los primeros Trogloditas, y que compagina Melodrama con otros dos grupos: la banda de Morfi Grei y Aurelio y los Vagabundos.

Consiguen, además, firmar con la CBS, que les edita un single producido por Tony Ronald , “Sabor a Tutti Frutti” (CBS- Epic,1982), con una horrible portada que tiene una explicación: se trata de una fotografía descartada que, por error, se toma como buena. Eso sí, en ella, y en plena época en que los grupos nuevaoleros se caracterizan, en su mayoría, por sus pintas estrafalarias, pelos de colores y demás, Melodrama aparecen con pantalones de tela azul, camisas blancas y chalecos verdes de pico. Habría que preguntarse si, en ese contexto, no era más rompedor y transgresor esto último.

En cualquier caso, la compañía no entendió al grupo, tratando de venderlo y promocionarlo en radios como un grupo de pop melódico a la antigua usanza, no como el quinteto nuevaolero e innovador que, en realidad, eran. Así que, cuando los miembros de Melodrama se presentan en la CBS con la maqueta de su siguiente canción, un tema realmente extravagante y surrealista titulado “Comiendo pan”, con el fin de editar un nuevo single, no es difícil imaginar el poco entusiasmo que despierta en la compañía. Tanto es así que les dan la carta de libertad.

Comiendo pan” tendría que ver la luz en un recopilatorio llamado “Barcelona: Ciudad Abierta” (Wilde, 1983) editado por una pequeña independiente, donde se recoge esta canción junto con otras aportadas por otros grupos de la Barcelona de la época. Además, Patrick Boissel, vocalista del grupo Lemo, y fundador de Wilde Records, ofrece a Melodrama la posibilidad de grabar un disco al año durante tres o cuatro años, se prepara incluso la portada del primero de esos discos, pero la cosa no termina de cuajar.

Melodrama sigue actuando con cierta regularidad, y aparece en varios programas de la recién nacida TV3, incluyendo el programa inaugural. Más tarde actúan también en El Show de Ángel Casas e incluso realizan la sintonía para el programa Fes Flash, lo que hoy conocemos como un programa contenedor, dirigido al público infantil y juvenil, que se emitía diariamente y que incluía series de dibujos animados, telefilmes juveniles, concursos y espacios de producción propia, con diversos contenidos (teatro, circo, deportes, etc).  La sintonía será editada en un disco sencillo: “Será un Flash!” (Audiovisuals de Sarriá, 1984).

En 1985, y con el grupo ya prácticamente separado, se presenta la ocasión de editar un disco, todo un larga duración. Esta vez Melodrama aprovecha la oportunidad, lo graba en una semana, y se edita, cantado íntegramente en catalán, y con el título de “L’Exit Truca a la Porta” (Audiovisuals de Sarríà, 1985), y se presenta en distintos programas de TV3 y en diferentes conciertos (Barcelona, Girona, etc.)

Los años siguientes transcurren entre años sabáticos, y actuaciones diversas en fiestas de amigos, mientras le van dando vueltas a la idea de grabar un nuevo disco. La cosa se hará esperar varios años, hasta 1992. Aparece en una compañía de Sant Cugat llamada Transdisc y está concebido como una especie de grandes éxitos al revés, y se titula “Grandes Fracasos 1976-1991” (Transdics, 1992). Un buen disco que recoge canciones, algunas de ellas imprescindibles, del repertorio del grupo, especialmente de sus maquetas, grabadas de nuevo y, la inmensa mayoría, editadas por primera vez. El disco se distribuyó en el Salón del Comic, que dirigía el miembro del grupo Joan Navarro, quien ha sido además director de varias revistas de historietas, y que actualmente es editor de la editorial Glénat. Hoy día es una pieza muy buscada en el mercado del coleccionismo como, en general, todos los discos de Melodrama.

Después, el grupo se separa definitivamente, dedicándose a sus diferentes trabajos y a sus familias, fuera ya del negocio y de la escena musical. Hasta que, en el año 2006 y con motivo de la presentación de la sensacional reedición del citado “Sisa & Melodrama” en una caja con tres discos titulada “Les Tres Cares de la Moneda” (Industries K, 2006), se produce el reencuentro. Dionís y Toni Olivé, Carles Collazos, Xavi Julià y Joan Navarro, empiezan a pensar en la idea de reunirse para celebrar los 30 años desde el primer concierto del grupo.

Durante todo un año, ensayan sus temas clásicos y algunos nuevos. Tras una primera prueba ante amigos y familiares que tuvo lugar en junio de 2007 en el almacén de la editorial Glénat, la cosa se retrasa un poco y, finalmente, se convierte en celebración del 31º aniversario, que tiene lugar el 2 de febrero de 2008 en la sala Monasterio de Barcelona. Aunque sin vocación de continuidad, a lo largo de este año el grupo sigue dando conciertos o colaborando en algún disco, como “Passos de Zebra a L'Infinit” (L'Indi, 2008), el segundo de SPLAC, un interesante dúo formado por los hermanos Joan y Pau Olivé, hijos de Dionís Olivé. Finalmente se acaban decidiendo y entran de nuevo a grabar un disco, en la pequeña discográfica Mitik, cantado íntegramente en catalán y con un título que hace referencia a esta vuelta y a estos ensayos, "Dilluns a Tánger" (Mitik, 2010). Es decir: los lunes en Tánger.

Con esta vuelta, aunque sea de forma provisional, podría ser un excelente momento para recuperar y reeditar su discografía, que actualmente resulta casi imposible de conseguir, ni siquiera en el mercado de coleccionismo. Una discográfica se animó, reeditó en una bonita caja las canciones de sus discos y alguna que otra de las maquetas, yo la ví en una tienda mientras paseaba por Barcelona… lo que pasa es que, cuando volvía con mi disco en la mano, justo en aquel punto donde la acera empieza a subir, me detuve un momento y... no se veía el Tibidabo por ninguna parte. En fin, sé que el editor se apellidaba Pérez López, así que termino ya, que tengo que ponerme ahora mismo a buscarlo en el listín telefónico.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Joan Navarro Badia
Joan Navarro Badia
11 febrero, 2010 at 00:14

Con motivo del próximo concierto, en Luz de Gas el 5 de marzo, de presentación del CD “Dilluns a Tànger”, hemos hecho un Blog un poco histórico o nostágico del grupo. Con letras de canciones, partituras, fotos, prensa, etc.
A quien le apetezca darle un vistazo, esta es la dirección:
http://www.melodrama77.blogspot.com
O eso creo…
Gracias por todos los comentarios sobre Melodrama. Son emocionantes. Ojalá este nuevo CD mereciera la misma mirada positiva.
Para mí, volver a tocar, ensayar y ver a los otros Melodrama ha sido un regalo inesperado de la vida. Y lo estoy disfrutando.

foto del usuario Isabel
Isabel
31 agosto, 2016 at 18:35

hola he encontrado esta pagina sobre Melodrama y quisiera saber si alguien me puede responder, si hubo alguno de los componentes del grupo que trabajaba de cartero en Correos en Barcelona y además estudiaba bilogicas? he recuperado un disco que escuchaba en aquella epoca mucho de la E.L.O y me han venido recuerdos a la memoria si es asi espero contactar. Moltes gràcies.
PD: yo en aquella epoca estudiaba ingles por correspondencia . Cosas de la vida jajajajajajja

foto del usuario Fernando Astuy Pardo
Fernando Astuy Pardo
13 julio, 2017 at 11:55

Totalmente de acuerdo con el autor del artículo en que “No me digas que me dejas” y “Tú, yo y el Tibidabo” son de las mejores canciones del pop español de los 80. Siempre están en mis recopilatorios de música española. Lástima que ninguna discográfica tuviera la visión adecuada, porque Melodrama tenía un gran potencial y me gustaría haber visto hasta donde hubieran sido capaces de llegar.

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *