Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de L.O.L.A. - La Fonoteca
foto del grupo L.O.L.A.
Periodos activos
1990
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
Rafa García-Purriños
Fecha publicación
14/10/2008
Estilos
1 fan

Tras el fin del grupo Mamá, y un single en solitario, Manolo Mené, al igual que el bajista Carlos Rodríguez, deciden dedicarse a trabajar como músicos profesionales, olvidando lo duro que resulta comenzar y abrirse paso con un nuevo grupo: ensayar, grabar y distribuir maquetas, integrarse en el circuito de conciertos, buscar discográfica, editar discos y obtener buenas críticas pero escasas ventas, intentarlo una y otra vez como con la fugaz vuelta de Mamá, y tener que disolverse tras todo ese trabajo sin alcanzar el éxito. Así lo explica el propio Manolo Mené: “Veníamos de Mamá y habíamos estado unos años sin ganas de proyecto musical (...). Seguíamos vinculados profesionalmente a la música, pero ni Carlos ni yo habíamos sentido desde la marcha de Mamá la necesidad de poner en marcha otro grupo".

Sin embargo, en 1996, Carlos Rodriguez y Manuel Mené coinciden con el batería profesional Salvador Ruano y con la cantante Isabel Urzáiz, que se encuentra sin grupo en esos momentos, tras haber pasado por formaciones de corte “indie” como Búdica, que a lo máximo que habían llegado era a grabar unas maquetas que movieron, sin suerte, por las discográficas. Los cuatro músicos se entienden a la perfección, deciden probar a ensayar unas canciones y poco a poco, les va entrando de nuevo “el gusanillo” de nuevo, y es así como comienzan a plantearse la cosa más en serio.

Comienzan a tocar y componer, creando un sonido propio y grabando las primeras maquetas. Nace así el proyecto L.O.L.A. Según Manolo Mené "el nombre viene por 'Lola' de los Kinks, uno de los grupos de los que hacemos versiones en los conciertos". Y añade: "con puntos y todo; recuerda que en la canción deletrean el nombre". Por tanto, el grupo ya conformado comienza a dar conciertos en el circuito madrileño, configurando un sonido potente y guitarrero que, unido a su experiencia como músicos, conforma un directo convincente.

Paralelamente, graban más de treinta temas que empiezan a mover por las discográficas. Tras un accidentado comienzo, al ser expulsados de Polygram con el disco ya grabado, para el que habían escogido catorce canciones que se grabaron en los estudios Track de Madrid, con la producción del propio grupo y José Peña, reconocido técnico de sonido y conocido por los miembros del grupo. "Teníamos un contrato con ellos y, cuando el disco estaba grabado, se produjo la absorción de la compañía por Universal. De la noche a la mañana echaron a un montón de grupos con contrato. Algunos se vieron en la calle porque no habían vendido las copias suficientes. A otros, como nosotros, nos echaron directamente con el álbum grabado y faltando pocas semanas para que saliera al mercado. Como no queríamos pasarnos años pleiteando, nos llevamos el master. Después, gracias al manager que teníamos, recalamos en Tin Records, donde nos han tratado muy bien. No nos podemos quejar porque hemos grabado el disco con todos los medios que nos ofrecía una multinacional y luego hemos ido a parar a un sitio donde nos aprecian artísticamente".

Finalmente, pues, firman con la joven discográfica independiente Tin Records, que les editará su primer larga duración, “l.o.l.a.” (Tin, 1999). El disco, con un sonido más que aceptable, de pop-rock guitarrero, en el que destaca el sonido de las guitarras de Manolo Mené, obtiene muy buenas críticas y es saludado como una gran promesa de éxito inmediato que, sin embargo, nunca se produjo.

Mala suerte ya que el disco podía haber funcionado perfectamente, contaba con un sonido muy en la línea de grupos, también con voz femenina, que estaban empezando a triunfar a lo grande, como es el caso de La Oreja de Van Gogh, y tampoco le faltaban canciones con gancho y una voz agradable pero, sea porque la discográfica carecía de medios para hacer una distribución y promoción adecuada, sea porque el sonido era demasiado potente para un grupo de indudable vocación comercial, o porque las canciones, tal vez demasiado rockeras, no llegan al gran público y son demasiado comerciales para el mercado independiente, el caso es que se quedan en una tierra de nadie en la que el disco no se vende como era esperado, y pasa con más pena que gloria.

El fracaso de un grupo en el que habían puesto tanta ilusión se traduce en desánimo y la formación se disuelve, volviendo sus miembros a sus diferentes trabajos como músicos profesionales. El resultado les venía a dar la razón, el mundo de la música, muchas veces es tremendamente ingrato.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies