Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Las Madres del Cordero - La Fonoteca
foto del grupo Las Madres del Cordero
Periodos activos
1970 - 1971
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
Roberto Macho
Fecha publicación
31/05/2018
Estilos
1 fan

Las Madres del Cordero surgen de las letras que Moncho Alpuente escribe en el colegio y que, a posteriori, acabarían siendo "En beneficio de los huérfanos" y "La niña tonta de familia rica", las dos canciones que conformarían el único single de Las Madres. Al primer componente de esta formación que conoce Moncho es a Antonio Piera. Antonio tenía una guitarra y sabía tocar algo tras su paso por la tuna. Antes que los temas en sí, lo primero que hacen es ponerse un nombre, y eligen Las Madres del Cordero porque les recordaba al grupo que tenía Frank Zappa, The Mothers of Invention. Se ven reflejados en ellos, no tanto en lo musical, ya que no tenían los medios disponibles para sonar como ellos, sino en la actitud y en el modo de enfrentarse a la vida.

Su primera actuación es en el colegio Salesianos Atocha, en el que había gente en el escenario que no hacía nada, ya que todavía no tenían claro que podían hacer. Su música se decanta por el folk porque les parece más sencillo de tocar. No tenían dinero para instrumentos, por lo que contaban con un contrabajo de alquiler, una guitarra que les dejaba Luis Mendo (Suburbano), unos bongos prestados, etc.

Poco a poco fueron entrando diferentes componentes hasta formar un combo más o menos estable. El primero fue Luis "Cocody" Cristóbal, al que le llamaban "El Pimpi" por la película "La Pimpinela Escarlata" (Harold Young, 1934), debido a que le gustaba mucho meterse en temas políticos clandestinos. Después fue el turno del gallego Arturo Bodelón, recomendado por la cantautora Elisa Serna, ya que había tocado los bongos en alguna actuación suya. El paso más importante fue la incorporación de Jero Martínez (Lone Star). Jero tenía nociones de música y convirtió a Las Madres en un grupo que ya daba conciertos decentes. Otras dos importantes adhesiones para el conjunto, no tanto en lo estrictamente musical sino en cuanto a apoyo logístico, fueron Antonio Gómez (Los Lobos) y Nieves Córcoles. Antonio era escritor de poesía y crítico musical en la revista universitaria; en directo sólo llega a actuar en "Castañuela 70" porque la banda necesitaba un director de orquesta. Por su parte, Nieves se encarga de todos los asuntos organizativos, de hecho Las Madres la consideraban como una componente más, y como tal salía en los carteles.

Aparte de los ya mencionados, Elisa Serna y Luis Mendo, muchos más fueron los que les ayudaron en sus primeros pasos, como el cantautor Hilario Camacho, la poetisa Rosa León, el editor Jesús Munárriz, o los baterías Fernando Brassó y Jorge Krahe –hermano de Javier–, ya que Antonio Piera estuvo un tiempo en la cárcel donde tuvo como compañero de celda a Chicho Sánchez Ferlosio. Ahí compusieron algunas canciones para Las Madres, pero nunca se grabaron. Moncho, posteriormente, las rescatará para su proyecto Moncho Alpuente y los Kwai.

Tras algunas actuaciones en colegios mayores, parroquias progresistas y centros clandestinos contactan con ellos algunos grupos de teatro como Los Goliardos, con los que estuvieron trabajando durante parte del año 1970 y, más tarde, con Tábano, con los que se juntan para ensayar juntos y ven que la cosa marcha, entonces surge la idea de hacer una obra llamada "Castañuela 70". Tábano eran diferentes a otros grupos de teatro de la época, hacían espectáculos bastante surrealistas pero muy divertidos. Se movían básicamente por el underground, pero tenían una infraestructura que a Las Madres les vino muy bien para salir del circuito donde se habían encasillado. Además, con el tiempo, comprobaron que se montaba mucho más escándalo de esta manera que con lo que hacían antes.

"Castañuela 70" constaba de dos partes. La primera fue concebida por Alberto Alonso y hablaba sobre la situación de España. La segunda era más paródica y frívola con una obra realizada por Juan Margallo; esta parte al final se acabó imponiendo, debido a que era la que más le gustaba al público. De este modo la colaboración Tábano y Las Madres se hizo más importante. Cuando presentaron el libreto al censor, estaba editado y se había eliminado toda la parte satírica por lo cual pasó sin problemas. Los problemas surgieron después porque "Castañuela 70" tiene un gran éxito y levanta ampollas en la derecha más casposa y reprimida. Fue de las primeras veces que un grupo de teatro independiente saltaba a los circuitos comerciales con la difusión que eso conllevaba -estrenaron en agosto y lo tenían todo vendido hasta octubre-. Como no lo habían prohibido de antemano, no pudieron hacerlo después, puesto que era admitir que se habían equivocado. Para remediarlo usaron ideas tan disparatadas como enviar un grupo de falsa extrema izquierda para boicotearlo o advertir en las ciudades donde actuaban que dicha obra generaba alarma social.

Editan su primer y único disco, el sencillo "A Beneficio de los Huérfanos / La Niña Tonta de Papá Rico"‎(Cáctus, 1970). Lo distribuye la discográfica barcelonesa Talar, que era subsidiaria de Els 4 Vents. Grabado en los estudios Gema, cuentan con la colaboración de Toti Soler con la guitarra, y con los arreglos de Francesc Pi de la Serra.

Las Madres se disuelven poco después por varios motivos. Uno porque con ese nombre se les hace imposible actuar, debido a que, o les prohibían las actuaciones, o llamaban a los locales para que no les contrataran bajo amenaza de boicot. Por otro lado parte del grupo acaba la universidad, y dudan si pasarse al profesionalismo. Reciben una oferta del sello CBS para convertirles en un grupo paródico, pero lo rechazan -años después dicha casa discográfica conseguirá su deseado grupo en la figura de La Charanga del Tío Honorio-.

Posteriormente a su disolución, y sin su consentimiento, sale un LP recopilatorio llamado "Todo Está Muy Negro" (Barlovento, 1973), con temas de maquetas del grupo donde aparecen canciones como "Al cantante social, con cariño", "Canción consumo", "Yo quiero ser pequeño burgués". Estos cortes fueron publicados sin ningún tipo de contrato con el grupo, y sacados de demos caseras de Las Madres que se habían enviado como maquetas en su momento. Para completar dicho esperpento, también ponen en el LP canciones de grupos como Els Sapastres, Quintín Cabrera, Luis Pastor y Gabriel Salinas, que no tenían mucho que ver entre sí.

En 1972, Moncho, junto a Jordi Pi, Javier Estrella y Álvaro Ibernia, forman el grupo Desde Santurce a Bilbao Blues Band que, por supuesto, ni eran de Bilbao, ni hacían blues.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Miguel Herce
Miguel Herce
20 mayo, 2019 at 02:27

Yo vi actuar a las madres del cordero en el colegio mayor Isabel de España, allá por 1970 o 1971. Se corría la especie de que echaban a los miembros de la banda que empezaban a tocar bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies