foto del grupo La Mandanga
Periodos activos
2013 - Actualidad
Procedencia
La Coruña/ A Coruña
Estado
Activo
Publicado por
Javier Rodríguez Veiga
Fecha publicación
07/11/2015
Estilos
No tiene fans

Que dame la mandanga y déjame de tema / dame el chocolate que me ponga bien / dame de la negra que hace buen olor / que con la maría vaya colocón

(El Fary, “La Mandanga”)

 

Tomando como nombre una de las más célebres composiciones de El Fary, nace en Ferrol (A Coruña) La Mandanga, un dúo constituido por Poli y Javi Mandango que pretende agitar conciencias, divertir y escandalizar por partes iguales. Javi nos cuenta su historia.

Sobre mí poco tengo que contar, paso sin pena ni gloria por varias bandas de la comarca de Ferrolterra hasta que un día, allá por 2011, mi hermano (bajista) me pide hacer una suplencia a la guitarra en su banda de rock para un festival que ya tenían contratado. Así es como conozco a Poli Mandango,  que era el cantante de dicha banda, Be Water Band. Al final lo que iba a ser una suplencia temporal acaba siendo una incorporación fija como segundo guitarrista y coros de la banda, por lo que acabo cantando y ensayando largas horas con él. La primera vez que canto en mi vida y Poli "ejerció" de profe. Al final el roce hizo el cariño y terminamos montando una especie de spinoff acústico-cómico de Be Water Band, la cual fue poco a poco cogiendo forma conforme íbamos conociendo a los personajes que habíamos creado. Al final logramos sobrevivir a la banda en la que nos conocimos y separamos totalmente la propuesta del rocanrol de barrio que hacíamos en Be Water. De Poli decir que lleva más de media vida cantando en multitud de propuestas, y que su ligazón a la música no termina ahí. Fue el propietario de la sala y asociación cultural “Santa Compaña” que puso a Ferrol en el mapa de salas de conciertos durante los años 90, acogiendo a todo tipo de artistas tanto de la escena local como nacional e internacional.

Después de unos años viviendo fuera de España decide volver y dedicarse a cantar otra vez allá donde le dejan. Sólo hacemos versiones de artistas que usen o hayan usado las drogas a lo largo de su carrera (tanto los que lo admiten como aquellos de los que nos lo imaginamos), no podemos hacer mandanga si los artistas no disfrutaron de la mandanga previamente. Empezamos haciendo versiones por tanto de Coque Malla, Orquesta Mondragón, Toreros Muertos, etc. (sin pagar derechos de autor) arreglándolas para que tuvieran un perfil cómico a explotar. Hasta que nos creemos lo de que hacemos gracia y comenzamos la andadura hacia el delirio surrealista, intentando dar una puesta en escena cada vez más clownesca y exagerada, en la que acabamos pegándonos el uno al otro, o increpando a parte del público para hacerlo partícipe del espectáculo. Nos encanta la interacción con la gente, sobre todo en locales pequeños, donde no se pueden escapar. Después de esta primera etapa de acousticomic cover duo, en el verano de 2013 nos decidimos a hacer nuestros propios temas, tanto versiones con letra modificada como temas 100% propios. Así nacen canciones como “Me cago en el copyright”, “Covirán o Mercadona”, “Gata Flora” o “El vals de la bolsa” que enriquecen el show y son recibidas con calor genital por parte de nuestros fans. Y son estas canciones las que nos animan a meternos en el estudio y publicar un disco, cosa que jamás habíamos pensado, pero coño, si Melendi puede... Así nace “La Mandanga” (LSD, 2015).

Para ponerle título realizamos una encuesta online con una lista de 100 nombres candidatos a ser título del disco. Cuando se vendan las 100 copias veremos cuál es el elegido ganador... aunque claro, luego le pondremos el que nos salga de los huevos. Faltaría más.

Lo de publicar un disco lo entendemos como la broma definitiva, ya que siempre rajamos ampliamente en los directos de todos esos artistas de baja estofa que lanzan un disco para vendérselo a sus padres y cuñados y luego fardar en redes sociales de haber vendido muchas copias estafando a sus allegados. Así que para elevar este acto a la categoría de broma física, decidimos hacer el disco. Y para que el disco tenga menos sentido todavía decidimos incluir versiones, es decir trabajo ajeno. Una del amigo y fuente eterna de inspiración O Bo de Vil, y otras dos de gente que admiramos pero que no conocíamos personalmente. Gracias a la web 2.0 conseguimos contactar con Juan Abarca y Javi Álvarez de Engendro y con Carlos Areces y Aníbal Gómez de Ojete Calor para pedirles permiso para grabar “Llorones mix” y “Cero sesenta” respectivamente, cosa que nos llena de orgullo y satisfacción cuasiborbónica. Ellos no ponen ningún impedimento, todo lo contrario, incluso se manifiestan agradecidos por la consulta y porque alguien se acuerde de sus trabajos. Hasta llegan a decir que el disco está muy currado y es muy gracioso. Sobre el disco decir que pretendíamos hacer un continente que superase del todo al contenido como metáfora de la idea que defendemos de que un disco lo puede hacer cualquiera, con lo que el concepto álbum se ha ido devaluando hasta el punto de no valer absolutamente nada. Eso sumado a la explosión de la venta por internet, el mp3 y la piratería hace que hoy día el “disco” sea un objeto tremendamente depreciado, sólo apreciable por una porción muy pequeña de la gente. Y para que acabara de perder valor definitivamente sólo faltaba una cosa, que La Mandanga tuviera uno también.

La caja y el libreto están hechos y diseñados de cero por nosotros a mano y pretende ser también una aventura complicada para quien lo posea. Desde retirar el lacre, desanudarlo, abrir el libreto y no saber volver a cerrarlo igual, el hecho de que no tenga un frente y una trasera definidos, una experiencia desconcertante; inspirados en el humor de vuelta a lo Andy Kaufmann el disco constituye un chiste diseñado para reírnos nosotros al imaginarnos a la gente dándole vueltas. Digamos que nos hemos regalado ese gag para nosotros. La grabación fue muy orgánica y lo más directa posible, procuramos grabar las mínimas pistas posibles con las mínimas repeticiones, conservando parte del sonido ambiente para que se pareciese lo máximo posible a un directo nuestro, que es donde realmente nos sentimos cómodos. El disco tiene una edición sin cortes de “Me cago en el copyright” con unos minutos extra de diálogo mandango que sólo podrán disfrutar los 100 afortunados poseedores de la única tirada del disco. En el bandcamp está subida la edición corta. Lo de hacer sólo 100 copias también tiene su porqué. Como todos sabemos la cantidad de discos a vender para tener disco de oro ha ido disminuyendo a lo largo de los años adaptándolo a la caída de ventas, pues bien, aprovechando que es una convención pura y dura nosotros decidimos establecer la nuestra, y para nosotros el disco de oro vale 100 copias, y al carajo. Así nos aseguramos que lo petamos en ventas.

En el verano de 2014 Poli Mandango sufre un achaque serio de salud que le mantiene hasta la actualidad alejado de los escenarios, pero a día de hoy sigue amenazando con volver algún día. Mientras tanto soy yo, Javi Mandango, el responsable de mantener la imagen corporativa incólume, incluso creciente, haciéndome cargo en solitario de los shows desde entonces hasta ahora. Entre los hitos destacables, la grabación de un capítulo de un programa para la telegaita (Máis Retranca) presentado por Tonhito de Poi (Heredeiros da Crus) en el que humoristas amateurs galaicos demostraban su potencial, lo curioso no fue conseguir grabarlo, lo curioso es que lo emitieron. También colaboramos con asociaciones de la comarca en las que creemos, como el Ateneo Ferrolán o la Asociación Arraigo (para gente en riesgo de exclusión social de la comarca de Ferrolterra). Precisamente y celebrando el segundo aniversario de dicha Asociación en el Cantón de Molíns se consiguió lo que a mi juicio constituye el más grande hito en nuestra breve carrera: Maldecir personal y públicamente a la por entonces concejala de asuntos sociales pepera del ayuntamiento de Ferrol, sacándole los colores y haciendo palidecer a toda una plaza abarrotada de gente, levantando incluso un tímido aplauso de los más osados, lo que provocó la espantada apresurada de dicha concejal. Acción humorística con mayúsculas al estilo de nuestro admiradísimo Leo Bassi. A pesar de que no todo el mundo lo comprendió, los que me conocen saben que no podía dejar pasar la oportunidad.

El proyecto continúa adelante conmigo mismo en solitario, de esa manera sale adelante "Amandangadamente" (Mi Puta Casa, 2017).

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies