foto del grupo La Fe
Periodos activos
2014 - Actualidad
Procedencia
Madrid
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
21/03/2020
Estilos
No tiene fans

No tuvo que ser la falta de ocupación o el aburrimiento lo que les llevó a montar un grupo nuevo. Entre los tres contabilizaban ya casi una decena de participaciones en proyectos musicales para cuando se deciden en verano de 2014 a formar otro más. Héctor Melchor (guitarra) y Pablo Silva (batería) coincidían por entonces en Nueva Autoridad Democrática (N.A.D.), un cuarteto de punk rock duro y sin muchas concesiones que daba sus últimos coletazos. El guitarra también tocaba en Sudor y Portadores del Tinga Tinga, mientras que el batería compaginaba su participación en otros dos grupos: La Urss y Rata Negra. Por su parte, Iñaki Chunchurreta (bajo) militaba en R.O.B.O., Desguace Beni y Maniac.

Las razones que primaron principalmente para que Héctor y Pablo se pusieran entonces de acuerdo fueron estilísticas: Buscaban “algo más pantanoso, tipo Desechables, Cramps…”. La incorporación posterior de Iñaki no es casual, ya que estuvieron a punto de reclutarle ya cuando se puso en marcha N.A.D.: “Tenía todo lo necesario para ser llamado a filas: tocaba el bajo de una manera tan cavernosa que era perfecto para ello. Además, que siempre está dispuesto a hacer mierda tocando”, nos cuentan.

Para cuando se incorpora Iñaki el nombre de la banda está ya seleccionado. Había sido idea de Pablo y, aunque lo cierto es que a ninguno de los dos le convencía inicialmente, el caso es que termina imponiéndose. Héctor aclara el porqué del cambio de opinión al respecto: “No podría irle otro. La Fe es la última esperanza para los que no pueden. Se representa como una iluminación a la oscuridad que rodea las bajezas humanas, que es la que inspiran nuestras canciones”.

Cuando se ponen manos a la obra, empiezan con una idea más o menos concreta en la mente: “Recuerdo hablar de intentar hacer un sonido más sucio, cerdo, mal rollero. Nuestras influencias rondaban entorno a Desechables, aunque luego saliese otra cosa”, recuerda Héctor.

Lograr el tono adecuado en las canciones que producen requiere el trabajo conjunto de los tres: “La música suele salir en el local. Yo hago un riff con la guitarra y Pablo lo estructura. A mí me suelen salir bastante ‘alegres’ así que ya se encarga él de girarlo al mal rollo. Ya entre los tres vamos dando forma a la canción hasta que le pongo letra”.

El concierto de debut sería un tanto especial, entre otras cosas porque lo grabaron. Fue el día 1 de diciembre de 2014 en el Rock Palace, donde además tenían el local de ensayo. Fue con ocasión de la visita de los americanos Hank Wood and the Hammerheads. La banda neoyorquina ya había establecido contacto antes con Pablo y sus otros grupos La Urss y Rata Negra. Aprovechando su paso por Madrid deciden dejar registradas sus dos actuaciones para sacar una pequeña edición de cintas de cassette.

Es así que se edita “Hank Wood and The Hammerheads / La Fe” (La Corporación, 2015) a través de La Corporación, el sello-colectivo tras el grupo granadino de La Urss. La contribución de los madrileños consistía unos cinco temas de los que luego sólo mantendrían dos en su repertorio futuro: “Tic tac” y “Larga noche”. Los otros eran “Buscando problemas”, “Baila para mi” y una versión de Eskorbuto, “Rogad a Dios”. “Eran las primeras canciones que hacíamos como grupo y están bien que se queden en la maqueta”, dicen para justificar el que no se utilizaran más adelante: “No hace falta volver a tocarlas”.

De cualquier manera, el debut en vinilo del trío era inminente. A final del mismo mes de en el que se habían estrenado sobre un escenario, graban en su local de ensayo situado en el mismo Rock Palace, los temas con los que preparan el sencillo “Ruido, Distorsión y Rock” (Blondes Must Die, 2015). Emplean para ello dos sesiones los días 29 y 30 de diciembre de 2014, coordinadas por José María Rubio quien también se encargó junto con el grupo de las mezclas y que logró dejar registrado el carácter de crudo lofi que pedía el grupo. El sencillo contenía dos temas que aunaban perfectamente sensación de claustrofobia y mala leche para con el exterior. Rock oscuro sin prisas ni precipitaciones, regodeándose en una tensión a duras penas contenidas que va creciendo a medida que evolucionan los temas.

A la hora de intentar determinar influencias para la música de La Fe no son capaces de determinar nada en concreto. “Me gusta pensar que como Burning pasados a batidora, sobre todo por las críticas de ‘casticismo’ que nos han llegado” avanza Héctor como posibilidad.

El grupo volvería a dar noticias un par de años después con “Oscurece en Usera” (La Corporación / Discos MeCagoEnDios, 2017) grabado igualmente en su local de ensayo en julio de 2016. En esta ocasión como técnicos de sonido estuvieron La Huerta Grabaciones, o lo que es lo mismo de Adolfo Párraga (Juanita y los Feos) y Héctor Ngomo (Tuya). El grupo mezclaría luego con Adolfo y dejarían la masterización en manos de Ramón Moreira –Krater- (Ginferno) en sus estudios DGR Sónica, Madrid.

Los parámetros sonoros siguen siendo los mismos con fantásticos resultados, confirmándose con creces las buenas sensaciones suscitadas por su primer trabajo. “Pesadilla en Marcelo Usera”, el tema que ocupa la primera cara, empieza como si se tratara de una pieza del repertorio de los Pegamoides para ir trabajando en la línea que abren los infiernos personales cuando comienza a atardecer. La segunda cara recuperaba dos de los temas de aquel concierto con Hank Wood and the Hammerheads: “Larga noche” y “Tic tac”, dos complementos ideales si de canciones desestabilizadoras se trata.

La mención al distrito de Usera les ganó una mención en un diario local que entrevistó a Héctor, que, aunque criado en Toledo por cuestiones laborales de sus padres, vive desde hace tiempo en ese barrio madrileño, de donde también eran sus abuelos. Tras contar el intento de componer una especie de versión castiza del “Pesadilla en Elm Street”, el guitarrista y cantante explicaba todos los esfuerzos realizados en la preparación del disco: “Hemos puesto la pasta, dibujado y serigrafiado la carpeta, puesto los sellos a mano y mecanografiado, fotocopiado y doblado los encartes”.

En su visita a Barakaldo, donde tocaron en El Tubo, comparten escenario con Kárpatos. Dos de sus miembros, Adri y Andoni (este último también componente de Vulk y Cuero), son conocidos de Héctor de las veces en las que Sudor ha tocado por El País Vasco. Los propios Kárpatos tenían planeado ir a tocar a Madrid en la sala Wharf con La Fe, pero al final, no pudo ser. Lo que sin embargo surgió de manera natural fue la posibilidad de editar algún trabajo. Es así como surge el compartido “Karpatos / La Fe” (La Negra / Pifia Records / Discos MeCagoEnDios, 2019) como resultado de la coedición del sello asturiano Pifia Records, la tienda de discos de Paloma (Troika) y Mario (Portadores del Tinga Tinga) La Negra situada en el madrileño barrio de Prosperidad y el sello de Iñaki: MeCagoEnDios Records.

En el disco se podía comprobar lo diferente de la propuesta de ambos grupos. Los Kárpatos se agarraban a un post-hardcore denso en el que se complicaba entender el contenido de las letras; La Fe, por el contrario, sonaban más luminosos en comparación, sin dejar de lado la contundencia de su música y una especial predilección por desenvolverla sin prisas. Aunque fuera exclusivamente ocupando una de sus dos caras, fue la ocasión de los madrileños para debutar en formato de larga duración.

Participan en el recopilatorio “Matado por la Muerte Vol. 3” (Beat Generation / Discos Banana / JGC Producciones / Un Minutos de Gloria, 2019) con el tema "El encuentro". El disco vio la luz el 24 de octubre de 2019 y contó con grupos como Campamento Rumano, Obediencia, Tss Tss, RetraseresSatélite, Tendido Cero o Vigilante Gitano entre otros muchos. Tendido Cero contribuye al disco con su tema “España me pertenece”.

En la salida que hicieron el 7 de febrero a Gijón tocaron junto a Desaniciu y Neura en la Casa'l Pueblu de Gijón.

Reconocen moverse a impulsos: “¿Molaría sacar un EP?, pues cogemos tres canciones que tenemos y las grabamos?”. Es precisamente al mencionar el detalle del número de canciones en cada trabajo que Héctor reconoce: “Yo prefiero que los discos tengan canciones pares, pero bueno, porque es una obsesión mía. Intento hacer con La Fe cosas que no hago con otros grupos, así que sí, nos permitimos canciones impares”. Pero claro, no es ése el único detalle que distingue a La Fe de las otras bandas en los que tocan Iñaki, Pablo y Héctor. Este último explica con algo más de detalle qué les distinguiría de otros proyectos en los que participan. Las letras, por ejemplo: “Intento escribir de otra forma, algo más retorcido. Con La Fe intento que haya un doble sentido constante y que refleje otra forma de pensamiento. Dentro de lo cuadriculado musicalmente que soy, es mi grupo ‘experimentalmente’, de igual modo con el sonido. Los otros grupos están muy marcados en su forma de tocar, con La Fe cambia la estructura, la forma de tocar”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies