Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de La Familia Heenan - La Fonoteca

En el verano de 2008, La Stasi, el grupo madrileño que formaban Jose Rodríguez y Demián Alvárez con Emilio, estaba pasando por un período de inactividad. Siempre habían querido tocar en un grupo con Juan Cruz: “Nos cae de puta madre y es igual de anti-guay que nosotros”, nos cuenta Demi. Se conocían de verse por ahí, de bares, como el Nueva Visión de Malasaña, y con él compartían la condición de “gente rarita”. Juan, por su parte, se declaraba fan de Perturbados, desde el mismo momento que un amigo le pasó una maqueta. Así que de forma natural acuerdan formar una nueva banda. En la misma, como en La Stasi, Demi se hizo cargo del bajo, José de la guitarra, mientras que Juan cantaba. Verónica Sánchez, compañera de Juan en otros proyectos como Bit Of, se hizo cargo de la batería. No era Bit Of la única banda de Juan, que acumula experiencia de tocar en unos cuantos grupos (Blasa Drivers, Espermatozombies, Mongolian Rabbits, Mártires de Uganda…). El bajista, por su parte toca también en Rumanía.

Para el nombre del grupo se dejan llevar por una pasión: el pressing-catch o lucha libre americana. “A Jose le gusta, nosotros tres directamente somos unos locos de ello”. Y es por eso que se fijan en Booby -The Brain- Heenan, representante-manager de varios luchadores de la liga profesional norteamericana, a los que se conocía precisamente con el nombre de Heenan Family.

El grupo ensayaba en los locales Scooby Doo y pronto grabarían una maqueta. Sin muchos más miramientos deciden pasar por el estudio por eso de inmortalizar "para la eternidad" una serie de temas que tienen preparados. Los grabaron en los estudios Geek de Boadilla del Monte (Madrid), "de un tirón, en un día". Recuerdan lo fácilmente que se adaptó Vero, que llevaba algo menos de un mes dándole a la batería. Para componer las canciones siguen un proceso sin demasiadas complicaciones: "Venía uno de los cuatro con una música, la pulíamos lo justo y necesario y le añadíamos una letra que tuviéramos por ahí". Estas últimas solían girar en torno a cosas que les ocurrían, sus obsesiones, cosas que les gustan o sencillamente que les pasan.

A la hora de editar las canciones respondieron afirmativamente al ofrecimiento que les hacen desde Discos De Mierda, consistente en la posibilidad de sacar un disco compartido con los malagueños Sado After Dead. Mugretone (Webelos, Asiatics, X-Prays, Grupo Sub-1), responsable de la compañía nos dice haber encontrado rasgos comunes entre las dos bandas en lo que respecta al toque melódico, de punk-pop con querencia al ruido.

"La Familia Heenan / Sado After Dead" (Discos de Mierda, 2009) mostraba alguna de estas similitudes en las cuestiones estilísticas, con temas por ambas partes sin grandes depuraciones o lindezas, tratando sobre temas poco o nada trascendentales. En lo que a los madrileños respecta, La Familia Heenan, nos cuentan de su afición al pressing catch, plantas carnívoras, chicas formales y la Guerra Fría. Todo ello despachado en una cara de un disco sencillo.

Nos dicen no estar de acuerdo con la denominación punk mongolo para su música: "No me vale. No es que me moleste pero no me identifico con ese término". Queda pues la cuestión reservada entonces, a tenor de lo que escribían en su hoja promocional desde el sello para el tono de voz que adoptaba Juan al cantar. No se paran a valorar el tipo de música que hacen, pero sólo se sienten capacitados para tocar punk. Más concretamente les gusta hablar de punk anti-guay, la marca registrada que distingue todos los proyectos que han puesto en pie Jose y Demi. De igual forma recuerdan haber hecho versiones de Los Flechazos, banda por la que el bajista siente devoción.

En Discos de Mierda, Mugretone, que se dedica a estas cuestiones gráficas además de sus grupos de música, se encargó de presentar las casi trescientas copias que editó del disco hasta con cuatro portadas diferentes, inspirándose en algunas de las canciones de ambos combos.

La Familia Heenan fue sin embargo un grupo de vida breve. Bueno de hecho brevísima, ya que apenas duraron un año y dieron sólo dos conciertos. Una de estas actuaciones fue en la sala Sit, en junio de 2009, cuando Demi y Jose celebraban sus diez años en proyectos conjuntos. Para la ocasión además se produjo la reunión de La Stasi y Perturbados, las otras dos bandas de la pareja de amigos. El otro concierto antes de disolverse lo habían dado en la sala Wurlitzer Ballroom de Madrid, donde tocaron con Coprolitos y Escalator Hater.

Cuando les preguntamos por las razones de la disolución apuntan al cansancio de Jose con la música y todo lo que conlleva estar involucrado en un grupo. "Sin Jose no tenía sentido continuar", apostilla Demi. De no querer juntarse de nuevo por algún motivo, La Familia Heenan no pasará de ser una aventura fugaz de un grupo de amigos que hicieron por coincidir en una misma banda. Su legado, ciertamente limitado, no pasa de unos temas que hubieran podido ser el apunte de una posible línea por la que haber seguido evolucionando. Pero muchas veces la música y en concreto, por qué no decirlo, el punk responde a un estado de ánimo, unas ganas de pasarlo bien y hacerlo pasar bien que dura justo lo que tiene que durar, más allá de cualquier previsión.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies