foto del grupo L-Kan
Periodos activos
1990 - Actualidad
Procedencia
Madrid
Estado
Activo
Publicado por
L.S. Daniel
Fecha publicación
13/08/2008
Estilos
9 fans

Mientras se montaba la adaptación teatral de la película de Kevin Smith “Clerks” (1994), en la que participaba entre otras Belén Chanes (B Kan), se pensó que podría ser interesante la inclusión de una canción para finalizar la obra a modo de despedida. Junto a su pareja, Luis García Morais (L Kan), el actor y bailarín Rafael Olav Fernández (O Kan) y Maru (M Kan), y ayudadas a la voz por Verónica de Meteosat, que en ese momento eran un auténtico hype dentro de la escena independiente nacional, componen y graban “Hoy no me tocaba venir”. Es finales de 1999 y el punto cero de L-Kan.

Tras la explosión que trajo consigo la aparición de “Al amanecer” de Los Fresones Rebeldes y sus docenas de seguidores además de otros movimientos que se relacionan con esta nueva escena aunque tengan que ver sólo de manera tangencial (Astrud o la escena austrohúngara en Barcelona, la nueva ola murciana liderada por Vacaciones pero con grupos como Parade, Me Enveneno de Azules), surge toda una escena efervescente procedente básicamente del agotamiento del indie y del noise cantado en inglés. A todo esto se le denominó, de manera bastante insultante, "tontipop". A algunos parecía no importarles demasiado e incluso hacían gala del adjetivo casi con orgullo (La Monja Enana, los propios L-Kan). Meteosat se erigen como los líderes de este movimiento y programas como "Viaje a los Sueños Polares" (Los 40 Principales) o "Diario Pop" (RNE3) se llenan de docenas de maquetas de grupos que se adscriben al dichoso género. Y, entre ellos, L-Kan son de los más destacados. Además de grupos, fanzines y programas de radio surgen también pequeños sellos que dan cobijo a algunos de estas formaciones (no necesariamente pertenecientes a lo que se conocía como tontipop, sino a grupos que comenzaban a cantar en castellano tras una década de hacerlo en inglés dentro del panorama independiente). Uno de ellos es Federación de Universos Pop con el que los propios Luis y Belén tiene relación al ser parte del grupo de gente que lo lleva al principio.

En la primavera del año 2000 editan sus dos primeras canciones (“Gayhetera” y “Humor idiota”) dentro de la primera referencia del sello, el recopilatorio “Otras Formas de Vida” (Federación de Universos Pop, 2000). En el disco aparecen muchos grupos sin sello aún (y algunos que no tendrán jamás) como Los Abatidos, Lunes de Agua (más tarde Mano de Santo), de Blas y las Astrales, grupos que debutarán posteriormente en el mismo sello, como Criaturas Celestiales, y grupos que formarán parte de la escudería Spicnic, como Parade o Los Caramelos.

Tras una serie de conciertos por toda España y con una recepción cada vez más positiva por parte de su público debido a los teatrales conciertos y al espectáculo que montan en el escenario -sobre todo Belén y Olav- deciden que ya va siendo hora de editar un disco. A lo largo del verano de 2000 lo van grabando para ser editado en noviembre de ese mismo año. El resultado es “Cosas Que Miden Poco” (Federación de Universos Pop, 2000). Un poco antes se proclaman ganadores del concurso de maquetas de la Sala Maravillas que convocaba el fanzine YoYo (o sea, el fanzine de Borja y Diana de Meteosat, amigos de los propios L-Kan) junto a Warner. El premio era la grabación de un single que jamás se llegó a concretar. El disco tiene una repercusión interesante para el DIY que trae consigo y L-Kan adquiere un pequeño nombre dentro de la escena independiente española, llegando a actuar en el pujante festival Contempopránea del año siguiente.

Mientras tanto, Luis y Belén se hacen cargo de la programación del club Ocho y Medio, que pasa de ser un lugar desértico a convertirse en el centro de la modernidad madrileña en apenas un año. Tanto es el éxito que años más tarde se abrirá otro club, Elástico, de similares características. Una programación bastante cuidada orientada al indie y al tecno-pop, pero sin desdeñar otras variantes musicales, y una fauna bastante reconocible son la marca de su éxito.

Salen del sello FUP y en ese momento se les presenta la oportunidad de hacer un disco conjunto con los míticos Aviador Dro y con sus amigos de La Monja Enana. El resultado es “¡Qué Mutada!” (PIAS, 2002). Un cómic acompaña al disco y se produce una extensa gira de los tres grupos por toda España.

Tras esta experiencia y sin sello comienzan a grabar otro disco. Al terminarlo deciden moverlo y la entonces poderosa Subterfuge se entusiasma con la propuesta. Como el disco ya está grabado, apenas falta fabricarlo. El resultado es “Superenserio” (Subterfuge, 2003). Canciones como “Modern Talking” o “La más fané” y la infraestructura de Subterfuge los lleva a un público y prensa más amplio, y deciden reeditar su primer disco con otro CD de extras.

Ese mismo 2004 editan su tercer álbum “Discazo” (Subterfuge, 2004). Un gran paso adelante en el que depuran todo lo que había sido su carrera para dar forma a una propuesta muy trabajada y con las mejores canciones del grupo hasta ese momento. Tiene tanta repercusión que hasta se edita en México a través de Cápsula Records. Canciones como “Todo por placer” se convierten en pequeños himnos aunque la crítica sigue dándoles la espalda, considerándolos poco más que un chiste que dura muchos años. Pero su público no deja de crecer. Además Subterfuge los elige para seleccionar una muestra de lo que se mueve en España dentro del estilo de derribo que es el electroclash y del que ellos parecen en ese momento la cara más visible.

Para su siguiente disco hay que esperar nada menos que tres años. El paso del tiempo (incluso en la edad de los componentes) no pasan en balde y parecen pensar que no está mal que por una vez no hablen sólo de lo externo y sí de lo musical. Como si tuvieran necesidad de ser reconocidos titulan al disco “Somos Otra Cosa” (Subterfuge, 2007). Aparecen en la portada con el título enmarcado en la iconografía del sello de música clásica Deutsche Grammophon (el disco tiene tímidos arreglos de cuerda). Su disco de madurez que viene precedido por el sensacional single “Todo lo que no”, quizá la mejor de sus canciones hasta el momento. Una temática más reposada e introspectiva aunque no exenta del humor que les solía caracterizar y un gran avance a nivel de sonido hace que se hable más de su música de que ellos mismos por una vez. Otra de las canciones contenidas en el disco, “Bailan”, es presentada como candidata para representar a España en el Festival de Eurovisión, quedando en un gran puesto doce de las cientos de candidatas presentadas. Llegan a cerrar un telediario en TVE con una noticia sobre el grupo, hacen un concierto especial con sus canciones “tristes” y como culmen a las buenas noticias que les trae este disco, en 2008 hacen una gira por México y el sur de los Estados Unidos junto a La Monja Enana.

Tras casi una década de carrera los resultados parecen acumularse para el grupo, si bien los compromisos personales de cada uno de los miembros hace que cada vez sea más difícil el desarrollo de un nuevo trabajo. Asi, Luis y Belén emprenden de manera paralela y de la mano de Elefant un nuevo proyecto, Bla, que es una evolución lógica de las composiciones más recientes de L-Kan.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies