foto del grupo Kortatu
Periodos activos
1980 - 1988
Procedencia
Guipúzcoa/ Guipuzkoa
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
15/06/2010
Estilos
37 fans

Quizás no sea exagerado decir que Kortatu fue una de las bandas imprescindibles en el panorama del Rock Radical Vasco de los 80. Aunque, como muchos otros grupos, manifestaron no sentirse excesivamente contentos con semejante etiqueta, su incondicional compromiso político con la causa nacionalista vasca, su aparentemente inagotable energía que les llevó a participar con su música casi en cualquier sitio desde el que les llamasen, les convirtieron en uno de los motores de todo aquel movimiento. Así describía Fermín Muguruza, cantante y guitarra del grupo, aquellos días: “..estábamos organizados. Era todo muy punk pero también muy radical. Ahora falta un poco esa (sic) ansia de sentirse libres, entonces no. Estábamos todos los grupos en contacto siempre; pasaba cualquier cosa y estábamos como una piña; en ese sentido también fue un movimiento real”.

El entramado de asociaciones, movilizaciones, gatztetxes, centros sociales llegó a ser de tal densidad que, tal y como describe Roberto Moso, cantante de Zarama y cronista de excepción de aquellos días, en su libro “Flores en la Basura” (Colección Zirkus, 2003), para muchos grupos llegó a ser complicado atender a todas las peticiones que recibían para actuar. Actuaciones que por otro lado suponían, no ya no cobrar nada, sino un desembolso económico por parte de las propias bandas. Llegó incluso un momento en el que casi todos se vieron obligados a tener que elegir entre las diferentes invitaciones recibidas, con los consiguientes problemas que eso acarreaba. Con todo, de algún modo, Kortatu estaba en absolutamente casi todos los lados, se involucraban en todas las protestas. El sentimiento de pertenencia a un movimiento, no sólo musical, sino social, la concepción del punk, no como una mera estética, sino una filosofía y compromiso, están detrás de semejante derroche dinámico. Por algo se les ha denominado en más de una ocasión un fenómeno sociológico.

Componente fundamental y distintiva de la música de Kortatu, fue su impronta política. Su visión personal del panorama en el Euskadi de los 80 constituía la temática, especialmente en sus últimos discos, sobre la que componían sus letras. Se decía de los Clash que bastaba leer la primera página de los periódicos para saber de qué iban a ir sus canciones. Algo similar ocurría con los de Irún. No tuvieron problema alguno en denunciar las muertes de integrantes de ETA a manos de policía nacional o del GAL, criticar pactos de gobierno en el parlamento vasco, burlarse de medidas represivas de los Ministerios del Interior socialistas... Kortatu (como luego haría Fermín en los proyectos que pone en marcha mucho después) lucha rabiosamente, no por convencerte con su mensaje u opinión, sino en disponer de entera libertad para ponerla delante de las narices del que los escucha.

Los orígenes del  grupo se remontan a la vuelta de Fermín de Salamanca tras cursar estudios de Pedagogía, Filosofía y Sociología (carreras que por entonces compartían los tres primeros años). Durante ese tiempo ha estado en contacto con su hermano Íñigo Muguruza, que como él se ha comprado una guitarra y con el que se intercambia toda la música que escucha y los esbozos de canciones con las que empezar un posible grupo. Por otro lado, las escapadas a casa de Fermín, que vivía en la capital charra con gente de Mondragón, cada vez que podía a ver los conciertos de los grupos que empezaban a despuntar aquella época, alimentan las ilusiones de los hermanos de hacer algo juntos. Ilusiones que se materializan en 1984, fecha en la que vuelve Fermín e Íñigo decide dejar sus estudios de Periodismo para así poder formar Kortatu. Fermín a la guitarra y voz, Íñigo al bajo y Mattin a la batería conforman el trío. Este último, pasado apenas un año y tras participar en la grabación de las primeras maquetas, deja el grupo para irse a Inglaterra. En su sustitución, y para quedarse hasta la disolución final del grupo, entrará Treku Armendariz.

Varias son las hipótesis que han circulado acerca del origen del nombre del grupo. Se ha dicho que proviene del apodo (Korta) utilizado por un militante de ETA muerto a tiros por la policía. Así lo decía Fermín en una entrevista para la televisión francesa. Pero de igual forma también llegaron a hablar de una foto que vieron en un periódico de un korrikolari (corredor de fondo) de Legorreta, que respondía a dicho nombre porque el caserío en el que vivía se llamaba así.

La andadura del grupo comienza con los tres temas que graban en los estudios Tsunami para el recopilatorio “Kortatu, Cicatriz, Jotakie y Kontuz Hi!” (Soñua, 1985), el famoso "disco de los cuatro", que comparten, como presentación en sociedad con otras tres bandas; entre ellas, Cicatriz, que terminarían por convertirse años después en banda de referencia de todo aquel movimiento. Los temas con los que participa Kortatu son tres píldoras ska: "Nicaragua sandinista", "Manolo Rastamán (el último ska)" y "Mierda de ciudad", que es una versión del "Drinkin' and driving" de The Bussines. A diferencia de la letra original, que venía a ser una burla contra una campaña del gobierno inglés para evitar la conducción en estado de embriaguez, Kortatu lo convierte en un himno contra el aburrimiento que provoca la continua pérdida de tiempo del día a día en un medio urbano amuermante.

Soñua, el sello con el que se graba el recopilatorio, parece ver posibilidades en el grupo y le ofrece la grabación de un LP en solitario. Kortatu coincide entonces en una compañía fundamental en el devenir de esos años con bandas como Barricada, La Polla Records, los propio Cicatriz... El disco en cuestión "Kortatu" (Soñua, 1985), que salió a la venta en octubre, resulta todo un acierto. Un puñado de grandes canciones de lo que ellos mismos definieron como ska-hardcore, punk-rock. Una combinación justa entre irreverencia, diversión y compromiso político lo hacen un disco fundamental de esos primeros años. Aizkolari en la portada, pequeñas dosis de trikititxas y un par de temas completamente en euskera se encargan de poner la denominación de origen.

Uno de los temas más celebrados de ese disco, "Sarri, sarri", se compuso para celebrar la fuga de dos presos etarras de la cárcel Martutene escondidos en los altavoces de Imanol, tras el concierto que dió el cantautor allí. Es una versión, personal y enérgica de "Chatty Chatty" de Toot and the Maytals. La banda hizo incluso un video, que salió un mes antes que el LP, en el que incondicionales bailan el ska acelerado de la canción en el estrecho pasillo que deja la barra de un bar. Los Refrescos compusieron su "Aquí no hay playa" con la misma línea de bajo. Contaba Fermín en una entrevista que ésta no fue la única coincidencia, ya que la marca de chicles Boomer, tras recibir la negativa de la banda para cederles la canción para una campaña promocional, compusieron una especie de plagio.

La banda se recorre prácticamente todo el País Vasco en una infinidad de conciertos, ganando una popularidad que no les abandonará nunca. Copan los primeros puestos (como mejor grupo vasco del 1985, a "Kortatu" mejor disco de ese año, Iñigo mejor bajista) en la mayoría de las encuestas hechas en la prensa vasca. De la mano de compañeros de "escudería" comienza a extender la geografía de sus actuaciones: con La Polla Records va a Galicia, junto a ellos y Cicatriz tocan en Zeleste en Barcelona, y con Barricada visita Madrid. Es precisamente de este concierto, en la sala En Vivo de la que tanto Fermín como Iñigo, en entrevistas por separado, hablan con cierto sarcasmo. Aparentemente la mayor parte del público, compuesto sobre todo por seguidores de heavy-metal, estuvo dándoles la espalda durante toda la actuación en protesta, cuestiones estilísticas aparte, por las canciones en euskera.

Llegan incluso a tocar en Suiza; en 1986, unos meses antes de la salida al mercado de su maxi "A la Calle" (Soñua, 1986). El disco, aperitivo previo al segundo larga duración de la banda, es un auténtico canto a la lucha callejera; desde la propia portada además, que presenta a jóvenes en actitud de kale borroka. Contiene tres temas, recuperados sólo para completar reediciones de otros discos, que lo hacen casi de adquisición obligada: "Hay algo aquí que va mal", que es versión de "Doesn't  make it alright", tema de The Specials, pero que Kortatu parece oir de Stiff Little Fingers; "A la calle", quizás el mejor de los tres, y una versión dub del "Desmond Tutu" que se incluía en el disco "Kortatu" como protesta a la concesión del premio Nobel al obispo surafricano, que tiene mucho de pionera en estas latitudes.

En septiembre de 1986 graban y editan su segundo trabajo, "El Estado de las Cosas" (Soñua, 1986). Queriendo huir del éxito que les ha aportado los temas más irreverentes, dan una vuelta de tuerca a las letras de sus canciones, apuntando a la guerra sucia del GAL, la necesidad de seguir la lucha ("En cualquier adoquín está la primera línea", "Deja de beber tanta cerveza y lucha")... Con "Jaungoikoa eta lege zarra" parecen querer dar la razón a aquellos que dijeron ver en temas del disco anterior como "Tolosa, inauteriak" adaptaciones a registros punk acelerados de música de raíz vasca. Musicalmente, resulta imposible no rendirse a semejante derroche de energía.

Tan sólo un mes después de la salida al mercado, Kortatu vuelve de gira por Europa: Suiza, Alemania y Holanda. 1987 no supone ningún respiro para la banda, van a Italia, Francia, de nuevo a  Alemania, e incluso a Polonia. Precisamente, como testimonio de esta visita, existe grabación de la entrevista que el grupo concedió a la televisión de dicho pais. En la misma, jugando a "niños terribles", sobre todo Fermin e Iñigo, ponen en dificultades a la esforzada traductora, que se ve obligada a traducir al polaco alguna que otra barbaridad. Para finalizar y ante los ruegos de los presentadores, los tres terminan cantando el "Eusko Gudariak" y apuntan las primeras frases del "Gure olentzero", canción de navidad infantil.

Tal y como habían anunciado casi desde sus principios, el grupo afronta la grabación de un disco cantando completamente en euskera. Los hermanos Muguruza no lo hablaban y, para acometer la empresa, tuvieron que dedicar su tiempo a estudiarlo. Con todo, y con alguna ayuda externa, sacan al mercado el tercer larga duración "Kolpez Kolpe" (Oihuka, 1988). En el que para muchos es el mejor disco de la banda, Kortatu depliega un sonido duro, dentro de un amplio espectro de posibilidades que incluyen incluso apuntes de hip-hop, anuncio quizás del que sería el proyecto que los Muguruza desplegaráin en el futuro con Negu Gorriak. Aportan la versión de un tema de M-Ak, el grupo en el que milita Kaki Arkarazo, productor junto a la banda del disco y dueño de los estudios Iz donde se graba. Kaki pasará incluso a empuñar con los de Irún la guitarra en el siguiente disco, la grabación en directo de su último concierto.

"Azken Guda Dantza" (Oihuka, 1988), fue el concierto número 280 de la banda, el último que dieron, la danza de guerra que bailaron en el pabellón Anaitasuna de Pamplona. Y para su despedida, Kortatu se descuelga con una grabación en directo espectacular. Inusual para la época y el género. Mereció una historieta completa del dibujante Azagra, soporte gráfico del espíritu punk de los 80. El público entregado se lanzó además a festejar la ocasión con todo tipo de proclamas en favor de la independencia para el País Vasco, la agrupación de presos políticos y demás. En concreto, los gritos en favor de ETA durante la canción "Aizkolari" quedaron ocultos en la edición en vinilo doble de Oihuka, pero no así en la que sacó en CD Esan Ozenki. El cuadernillo interior, en venganza con la censura aplicada entonces, desvela la identidad del androide que incluía en "El Estado de las Cosas": el rey Juan Carlos I.

La decisión de poner fin al grupo nada tiene que ver con lo que apuntaban algunas leyendas urbanas, que colocaban a alguno de sus miembros peleando con la guerrilla nicaragüense. Fermín descartó este tipo de historias indicando sobre todo la necesidad de empezar de cero con un grupo que cantara exclusivamente en euskera. Apuntaba la necesidad de tener total autogestión, pero sobre todo “necesitábamos un descanso de unos cuatro años, habíamos hecho casi trescientos conciertos y encima teníamos un nivel de popularidad altísimo y decidimos parar. Y cada uno se fue por su lado”. Todavía hay gente que me pregunta a ver porque nos separamos y yo ya ni me acuerdo. Aunque fueron cuatro años reales, para mí fueron diez, y de ello responde mi cabeza y mi estado físico.” Fermín entró en radio Egin, con un magazine (“Igo bolumena! -¡Sube el Volumen!")-, pero tardó poco en poner en funcionamiento, junto a Iñigo y Kaki, otro grupo con el que marcaría el devenir de la música vasca de los últimos 80: Negu Gorriak. Treku, tras grabar baterías con Les Mecaniciens,  grupo en el que figura Jabier Muguruza, volvió a su trabajo de antes, “de papeleo en las aduanas” e Iñigo se enroló rápido en Delirium Tremens.

Antes de la despedida total, eso sí, publican "A Frontline Compilation" (Oihuka, 1988), que salió inicialmente sólo en el extranjero, pero que Oihuka rescató para el mercado estatal. Decisión, por otro lado, que no contó con todo el apoyo del propio grupo ("Se decidió publicar en el extranjero y ahora sale aquí. Han tenido el mal gusto de no avisarnos. Si lo hablan seguramente no hubiera pasado nada, pero ...”). Pruebas adicionales del tirón que tiene Kortatu por el resto de Europa son las reediciones de LP y sencillos en compañías como Red Rhinos (para el mercado británico), Organik (en Suiza) y Bondage International (para el mercado francés).

Kortatu constituyen, en definiitiva, una pieza angular del punk-rock vasco, hasta el punto que se haría duro concebir toda la onda sísmica generada en Euskadi en los años 80 sin su participación. Durante los no más de cuatro años de existencia mostraron una coherencia envidiable con su visión de la sociedad vasca de aquellos años, con la frialdad justa además para terminar cuando y cómo quisieron.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

1 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies