Convulso. Probablemente es el adjetivo que mejor defina al grupo Kamenbert y a sus sucesivos e interminables cambios de integrantes. ¿Razones? Vivieron en un período agitado, el no alcanzar la cima, el aburrimiento, la evolución diferenciada de las tendencias musicales de cada uno... Probablemente no haya una única razón sino que sea un compendio de muchas, pero la realidad llevó a que, durante su periodo de vida (1981-87) hubiera multitud de cambios en la formación. Manolo Crespo (cantante en la formación inicial) lo intenta explicar: "Los cambios obedecen a la pasión y entrega con que vivíamos el grupo. Al empezar a profesionalizarnos comenzaron las exigencias y algunas discrepancias a medida que encontrábamos nuestro sonido”.

Sin embargo, esta convulsión trajo consigo un manojo de estupendas canciones y una evolución marcada del estilo musical de Kamenbert. Desde mi punto de vista, podrías diferenciar dos partes a lo largo del tiempo, prueba de una evolución que les llevó de ser una banda de la nueva ola, fuera de cualquier encasillamiento musical, a ser un grupo catalogable como mod con claras influencias soul. El cambio se produjo de manera paulatina a lo largo de su trayectoria, pero probablemente el punto de inflexión final lo dio, como veremos, la entrada en el grupo de Maika Vílchez en 1985.

La denominada escena mod, promovida en el Reino Unido con los primeros discos de The Jam, la película de Jack Roddam "Quadrophenia" (1978)  y la hornada posterior de bandas de revival llega a España con unos años de retraso, cuando los grupos se van alimentando de los discos que pueden ir escuchando, así como de lo que aprenden de compañeros de la misma época. Si nos centramos en la escena mod, se ubica principalmente en las ciudades de Madrid y Barcelona, epicentros del cataclismo musical contemporáneo. Son el reflejo de un cambio social en el país en el que la cultura urbana se abre paso frente a la rural y se comienza a devorar todo lo nuevo que proviene de la escena británica.

Pero el Kamenbert de los comienzos está todavía lejos de ello. Para empezar no procede ni de Madrid ni de Barcelona ciudad. Nacen en Casteldefells, en las aulas de L’Escola Edumar de dicho pueblo. La formación inicial está compuesta en 1981 por Manolo Crespo (voz), los hermanos Xavi y Robert Pujadas (bajo y batería, respectivamente), Dani Preñafeta Egger (guitarra rítmica) y Carlo Calderano (guitarra solista y voces). Todos se conocieron en la Escola salvo Carlo. Un cantante, un bajo, una batería y dos guitarras: formación clásica. Xavi y Manolo llevan la batuta desde el punto de vista creativo aunque la influencia preciosista de Carlo se hace palpable en las primeras composiciones. Al principio Xavi se encargaba de la música y Manolo de la letra, aunque “nos encerrábamos juntos y yo cantaba las melodías”, cuenta el primero. Luego fueron trabajando de manera independiente, aunque siempre firmaban los dos.

Las influencias de partida eran muy dispares. A los hermanos Pujades les gustaba el rock progresivo catalán (Companya Elèctrica Dharma, Pau Riba, Jaume Sisa), aunque probablemente más por ideología que por estilo musical, mientras que Carlo era más de Bowie y de bandas sinfónicas. Cómo de este germen pudo salir un grupo con el estilo musical de Kamenbert es algo que dejamos en el aire. En cualquier caso Manolo Crespo nos reconoce: “Nunca tuvimos influencia musical de estas bandas. Ni a Dani ni a mí nos interesaba nada el mundo jipi peludo. Carlo era más de Bowie y de bandas sinfónicas horribles, pero tampoco tuvo oportunidad de imponer sus gustos.”

Sin embargo el nombre de la banda sí que se lo deben a Pau Riba ya que, al parecer, “en una canción de 'Dioptría' (Concéntric, 1970), suelta sin que venga a cuento la palabra Camenbert. El nombre nunca me gustó, pero así quedó la cosa”. Es probable que el grito en cuestión viniera como homenaje al disco “Camembert Electrique” (BYG Actuel, 1971) del grupo Gong, con el que Pau Riba tuvo influencias y contacto, llegando incluso a trabajar con alguno de sus miembros. El caso es que Kamenbert se van haciendo hueco en el panorama barcelonés con conciertos en locales como el Boira de la calle Amigó -escenario frecuente de grupos amateurs de la época- y otras salas como Karma, Metro y Zeleste.

“Durante la primera época del grupo, las influencias eran los Rolling Stones, Small Faces, Who, Kinks, Bravos, Clash, Sex Pistols, Pretenders, Jam, Police, Elvis Costello, B-52's... Después yo empecé a escuchar soul y a obsesionarme con trasladar esos ritmos y arreglos a nuestra música, pese a nuestra impericia”, explica Manolo Crespo en la más que recomendable publicación sobre la escena revival mod española "¡Ahora! No Mañana. Los Mods en la Nueva Ola Española (1979-1985)" (2009) de Pablo Martínez Vaquero en la Editorial Milenio.

Aunque se rehúye de etiquetas, poco a poco el grupo comienza a verse influido por gustos que lo aproximan al mundo mod (escuchaban muchísimos grupos de los 60, soul y de lo que se llamó new wave).  El estreno de la película "Quadrophenia", y la posibilidad en España de encontrar los discos de los Jam (sobre todo), Secret Affair, Lambrettas... hacen que probablemente lo único que les separe de los mods fuera el no llevar parka. Manolo Crespo lo corrobora: “'Quadrophenia' fue el primer ladrillo del revival mod en Barcelona. No me cabe duda. A partir de su visión, los mods supieron cómo vestir o peinarse. Influyó a todos mucho, aunque nosotros no nos hicimos mods, pero nos encantaba. Yo la vi varias veces.”

En 1982 graban su primera maqueta en los estudios de Santi Picó, veterano guitarrista que colaboró con Los Salvajes. Un ocho pistas y un par de horas (lo que daba el presupuesto) para incluir dos canciones compuestas por Manolo Crespo y Xavi Pujadas: “No me molestes más” y “15 dies i una mati”. Maqueta sencilla y contundente como para decir que aquí estamos con la formación original: Dani, Manolo, Robert, Xavi, Carlo. Pop sencillo que recuerda a grupos de la época como PistonesNacha Pop en "No molestes mas" y algo más rasgado el de “15 dies i una mati” que, como curiosidad, será la primera y última canción en catalán.

Los bolos que empiezan a dar llaman la atención a personajes propios del convulso escenario musical de la época, con los que la banda no parece que tuvo buenas experiencias. El primer fiasco llegó en un concurso al que se presentaron en El Prat inducidos por el organizador con la promesa de victoria y promoción posterior. De seguros ganadores se pasó a derrota frente a la banda local y broncazo con el individuo en cuestión.

El segundo proviene de la promesa de disco realizada por Patrick Jean Boissel, cantante francés del grupo Lemo, para el sello Wilde Rekords. La condición de control estético del grupo unido a lo estrafalario del elenco de personas que rodeaban a Boissel hicieron que el proyecto no fructificara aunque quedan para la historia un par de grabaciones hasta hoy inéditas, realizadas en los estudios Gema I, a las órdenes técnicas de Jorge Peribáñez. Lo único que sacaron en limpio probablemente fue la amistad del dibujante Montesol (El Víbora y Cairo) que luego les ayudaría realizando las ilustraciones del primer sencillo del grupo.

Y si ello no fuera suficiente, al dúo se unió Jesús Pedro de la Rosa Kirkpatrick (sobrino de Javier de la Rosa, el del grupo KIO), primer mánager del grupo. Metido en el mundo musical, tuvo contactos con otros grupos como Brighton 64, del que se autoproclamó mánager y al que el grupo dedicó un tema “J.P.”, en el que dejan manifiestamente claro que el amor no era el sentimiento que más despertaba en ellos (el estribillo versa: “Sus ojos obsesos no dejaban de mirar / su cuerpo obeso no paraba de sudar / su pelo grasiento caía sin peinar / su labio inferior no podía aguantar.”). Jesús Pedro funda el sello DNI y, con la ayuda de Ernest Casals (a la sazón mánager de la banda mod Telegrama), en mayo de 1983 graba en los estudios Gema I lo que sería el debut discográfico de Kamenbert en formato de disco sencillo: "Último Grito / Tuve Una Novia Psicodélica" (DNI / Flor y Nata, 1983). La carátula del mismo recoge dos retratos del grupo al estilo de los cómics, realizado por el ilustrador Montesol, anteriormente citado. La composición seguía estando a cargo de Manolo y Xavi.

Con las dos canciones que trae el disco, "Último Grito" y "Tuve una novia psicodélica", se evidencia mayor trabajo en las letras que en la primera maqueta, mezclando toques de humor e ironía. Las guitarras de Carlo siguen sonando en los solos que se entremezclan con las reminiscencias de la nueva ola. La presentación del single se realizó los días 2 y 3 de octubre en la sala Zeleste de Barcelona, pero salvo este primer esfuerzo, el debut de Kamenbert careció de la distribución y promoción adecuadas. Lo que pudo ser un último grito, quedó en el reconocimiento de círculos reducidos y la ruptura con Jesús Pedro, no sin antes descubrir ciertas irregularidades con las cuentas... Como penitencia, el grupo le dejó tirado "en medio de la carretera, de madrugada, en pleno invierno y a 80 kilómetros de casa", tal y como cuenta Crespo y se recoge en “¡Ahora! No Mañana”.

Lo que sí produjo el disco es que se multiplicaran las apariciones del grupo, tanto en bolos como en la televisión. En 1983 salen en una especie de videoclip en el programa “La Tarde” de TVE y en 1984 el programa “Taula de So” de TVE de Barcelona dedica al grupo un monográfico de treinta minutos.

Después de la experiencia con Jesús Pedro, se hace cargo del management del grupo la empresa Steep. Tiene ya en su cartera a grupos como Los Rebeldes, Brighton 64 o Sprays bajo la dirección de Ramón Bertrán. Para Ricky Gil de Brighton 64 "un personaje enorme, convincente e hiperactivo que iba a jugar un papel importante en el ascenso del grupo", aunque Manolo de Kamenbert recuerda por contra diferencias referentes a cachés por los conciertos.

Las primeras crisis internas hicieron su aparición y el guitarrista Carlo abandona el grupo durante el invierno de 1984. Lo explica Crespo en “¡Ahora! No Mañana”: "Carlo nos había enseñado a tocar y sus arreglos fueron muy importantes durante nuestra primera época. Pero sus gustos eran muy diferentes a los nuestros, así que era inevitable que surgieran discrepancias a medida que Kamenbert maduraba y tomaba una dirección concreta. Al final, yo no podía soportar su preciosismo ni él nuestros temas. Creo que a partir de entonces hicimos las mejores actuaciones de Kamenbert hasta entonces". La baja trajo consigo un cambio musical: desaparecen los solos de guitarra que hasta ahora se incluían en las canciones y el peso del acompañamiento guitarrero paso a Peñafreta dando una orientación más pop al grupo.

La baja de Carlo no repercutió en la actividad del grupo y pronto participa en febrero de 1984 en el macrofestival en el Casal dels Transformadors, un centro cívico activo de Barcelona, junto con lo más granado del panorama musical barcelonés: Brighton 64, Los Novios, El Clan Destino, Wom! A2Nervios Rotos y los incomparables Los Negativos (recién formados, que no aparecían en el cartel pero que abrieron el festival). La relación de la banda con el resto es muy buena y juntos crean el colectivo “La Cresta de la Ola”, existen colaboraciones entre ellos, por ejemplo la de Xavi (el bajista) realiza unos arreglos en el disco "Deja de Tocar a mi Chica" (Flor y Nata, 1983) de Brighton 64. El Festival tuvo lugar en el Mercat del Peix (una gigantesca nave que durante mucho tiempo había albergado el mercado de pescado) y fue un éxito de asistencia (más de 1500 personas). La organización corrió a cargo de todos en la promoción y pegada de carteles.

Vuelven a grabar y comienza, en mi opinión, el momento cúspide mod del grupo. Junto con la posterior "Underground de Mediodía" podemos afirmar que es el principal legado para la posteridad. Las influencias negras y del soul, se hacen patentes, desapareciendo los solos de guitarra de los temas iniciales. Eligen para la grabación los estudios Aprilia y preparan una maqueta con los temas "Terciopelo azul" (todo un clásico) y "Tiempos fríos", según Manolo la “respuesta” de Kamenbert al clásico "A town called Malice" de los Jam.

Para la grabación incorporan una vocalista femenina (cuyo nombre desconocemos) de paso efímero -10 bolos y la maqueta-: "Estuvo un par de meses con nosotros. No pertenecía a ninguna escena. Cayó por el local al responder a un anuncio que pusimos en discos Castelló, en Barna. Era muy tímida y no se integró mucho". Pero el paso fundamental es la inclusión de una sección de vientos, contratada para la ocasión: Roquefort. Un trío de músicos vascos: Iñaki (trompeta), Yosu (trombón) y otro Iñaki (saxo), que terminarían dejándoles para irse con Brighton 64. Fue la primera vez que un grupo incorporaba una sección de viento en la “nueva ola” junto con arreglos más refinados. La experiencia, pionera en España, la incorporan pronto algunos otros grupos del panorama mod, siguiendo una evolución similar a la que experimentaban por entonces los mismos The Jam.

A la maqueta, que les serviría de promoción del grupo para obtener actuaciones, se van añadiendo nuevos temas de un repertorio cada vez más grande: "Centroamérica" con connotaciones políticas, algo extraño en un grupo mod (salvando por supuesto a los militantes italianos Statuto),"Ladrones de coches", "Silos de trigo", "Una semana en Saigón","Dioses Persas"..., junto a versiones de Eddie Floyd y Steve Crooper o de Bobby Troup. El listado por ejemplo de uno de los conciertos que dieron ese mismo año, 1984, constaba de las siguientes canciones: "KKK", "15 díes i una mati", "Habitación", "No me molestes", "No puedo con ella", "Centroamérica", "Semana en Saigon", "Dioses Persas", "Tiempos fríos", "Caso Normal", "Ladrones", "Silos de trigo", "Último grito" y "Route 66".

Pero no todo son alegrías ya que, en el verano de 1984 el vocalista, Manolo, deja el grupo. Según sus propias palabras recogidas en “¡Ahora! No Mañana”: "Me fui harto de que no avanzáramos, cansado de tocar en directo en los mismos sitios. En un año debimos tocar como veinte veces en Zeleste". Quizá no llegaba el éxito esperado y la dedicación seguía siendo muy grande, a pesar de que, en palabras de otras bandas, Kamenbert eran el grupo de técnica más depurada. Coincide con el comienzo de 1985 donde hubo una profesionalización de los grupos y las discográficas. La calidad mejoraba pero se perdía gran parte de la espontaneidad y de la frescura de los primeros tiempos. Y a Kamenbert eso le afectó mucho. Es un punto de inflexión importante, con su reaparición en 1985 en Barcelona y un fichaje nuevo: Maika, joven cantante y guitarrista de Sant Boi, ex componente del grupo ska-pop Club Privado. La nueva incorporación, modette popular de la escena barcelonesa, provoca una orientación mucho más clara hacia las tendencias mod, de manera análoga a, por ejemplo, los Makin Time, con Maika jugando el papel que Fay Hallam hacía en los londinenses. La presentación de la nueva formación se hizo en Casteldefells el 8 de marzo donde el repertorio incluyó canciones nuevas como “No supiste jugar”, canciones antiguas como “Último grito” y versiones como el “Do you love me?” de los Contours.

El alineamiento con el mundo mod es total y se lanzan a grabar una nueva maqueta en los estudios Aprilia que se tituló “Una Sucia Historia” (1985). Una demostración de que el grupo sigue vivo a pesar de la marcha de uno de sus pilares. Podríamos considerarla como una transición en la que conviven elementos muy soul, con un escenario oscuro de la nueva ola. Claramente no es el mejor de sus trabajos y como prueba de ello está que las canciones serían abandonadas posteriormente. No son temas amables ni inspiran alegría (como típicamente se puede esperar de los temas soul) sino que introducen partes de viento en temas pop que podríamos clasificar de siniestros. La composición corre a cargo de Xavi y las letras, con inspiración en el mundo del cómic, pierden calidad sin Manolo.

Sin embargo, el cambio era imparable y se ve afianzado con la incorporación a los coros de Charo Boix y Carmen para hacer todavía más palpable las tendencias soul de la banda. Recuperan canciones antiguas como "Terciopelo azul", que revisitan con las nuevas voces, además de seguir versionando clásicos del soul como el "Rescue me" de Fontella Bass o el "Soul Finger" de los Bar-Kays. No obstante, las influencias revival-mod del 79 siguen presentes, incorporando también una versión del "Walking Down the Kings Road" de los Squire.

Con la nueva formación -Dani, Robert, Xavi, Maica, Charo, Carmen-, en 1985 vuelven a los estudios de grabación para hacer una nueva maqueta: “En la Diana” (1985), registrada en los estudios Trama con portada del artista pop barcelonés Ringo Julián. Se vendía a través del modzine “Reacciones”, creado por el propio Ringo Julián y distribuido por correo, y en los conciertos y funcionó muy bien. Las letras y música siguen siendo de Xavi, que claramente se va soltando a la hora de escribir. La maqueta incluía los temas "En la diana" (Puro Stax y Tamla Motown en castellano) y "El negro es mi color", clásico en el repertorio de otros muchos grupos mods españoles, con la que rendían tributo a la influencia de la música negra.

A finales de 1985, Kamenbert son ya con un nombre en la escena mod patrio, junto con Los Elegantes y sus "Mangas cortas". Pero de nuevo los interminables movimientos internos hacen trastabillar los soportes del grupo. Primero Carmen decide dejar el grupo, cubriendo su hueco Mari Rodríguez (novia de Dani). Poco después, dos de los fundadores: Robert y Xavi deciden abandonar la formación. Probablemente la razón de fondo fuera el cansancio de los años de tanto esfuerzo sin una recompensa acorde. Por tanto, de la formación inicial de Kamenbert ya sólo queda Dani Peñafreta. Sus sustitutos son el batería Alberto Aznar y el bajista Joan Llovera (compañero de facultad de Dani, había tocado en 1981 en Sobredosis, con Albert Gil y Jordi Fontich). A partir de este momento, con la marcha de Xavi, la composición se democratizó y todos los miembros del grupo firman las canciones.

La actividad sigue siendo frenética, se multiplican los conciertos por el circuito habitual de Barcelona: Bikini, KGB y Zeleste (existe una maqueta que recoge los conciertos de los días 29 y 30 de noviembre de 1985) y participan en la concentración mod de Zaragoza a principios de 1986 junto con los también barceloneses Los Negativos, los madrileños Pánico Speed y los zaragozanos Imágenes de Archivo y Los Modos. El éxito fue importante, confirmando su posición de liderazgo en la escena mod de esos años, coincidiendo con la incorporación de Albert Salmerón como mánager del grupo ("el único mánager serio que tuvimos"). En verano repiten actuación y éxito en la concentración de Barcelona. Pero como viene siendo habitual la inestabilidad de la formación queda patente cuando Maika deja el grupo para centrarse en Dr. Love, proyecto formado con su novio Alfredo y con Roberto, ambos recientemente fugados de Los Negativos; Alberto, casi al tiempo, deja libre de nuevo el puesto de batería y Dani Preñafeta empieza a compaginar el grupo con su participación como guitarrista de Wom! A2, que por esas fechas sacaron su segundo disco producido por Sabino Méndez.

La nueva reestructuración trae consigo dos nuevas caras: José Manuel González ocupa el puesto de Alberto (aunque sus deberes patrios hicieron que temporalmente Fernando ocupara su sitio) y Mireia Cardeña consolida el trio de kamenberettes femeninas. Desaparecen las diferencias en el terreno vocal y se hacen aún más pop las canciones.

Con esta nueva formación entramos en 1987 y se publica una nueva maqueta (no comercializada), quizás la más completa. Son cuatro golpes ("Underground de Mediodía", "El autobús de Tom", "James Martin" y "Hey Baby") de 2-3 minutos en los que el grupo expone claramente el elemento que lo hacía diferencial al resto. Voces femeninas soul pero con el toque ochentero que compartían casi todas las cantantes del panorama. Guitarras heredadas de un pasado cercano revival que crecieron escuchando a los primeros Jam, Secret Affair... mezcladas por una sección de viento brillante.

Analizado desde la perspectiva actual, la labor de márketing y comunicación del grupo puede considerarse como bastante completa. Se basa en un producto muy bueno al que se unen otros elementos: participación en la mayoría de eventos mods del panorama nacional, estética del grupo cada vez más cuidada (con la K en las camisetas de las kamenberettes desde 1986), publicación del fanzine “En la Diana” por parte del entonces mánager del grupo Albert (Maca) Salmerón, artífice de Producciones Blanco y Negro, que se trataba de una nota informativa específicamente dedicada a ellos... y por supuesto el famoso logotipo “Kamenbert - Soul Nights” rodeando el puño enguantado en negro que comenzó a aparecer en parkas y camisetas de los mods (es un logo que actualmente se usa bastante pero que, en aquellos años era casi desconocido). Entre ellos Miqui Puig de los futuro Los Sencillos reconocería: "No me queda más remedio, debo confesarlo: yo fui fan. Yo me hice camisetas a mano. Yo forré mis carpetas de estudiante con sus fotos e hice bandera del puño norteño en mis prendas de abrigo. Era militante de la causa y de ello guardo todo lo mejor".

Tanto ruido trajo consigo su fichaje por los DRO de Servando Carballar, quien les publica su primer y único mini LP "Soul Nights" (DRO, 1986), grabado en los estudios Musitron de Madrid, donde contaron con el apoyo de dos músicos incorporados por el sello en la sección de vientos: José Luis Medrano a la trompeta y Tito García al saxo, así como con la participación de Ricky Gil (Brighton 64) en los “coros y aullidos” de "Terciopelo Azul" y "Quiero que me encierren". El disco, presentado en cuidada estética de blanco y negro, incluía siete canciones inéditas hasta entonces salvo "Terciopelo azul" y "Hey Baby". Pronto se le acompañó con los sencillos "Hey Baby / La Gran Mentira" (DRO, 1986) y "Sha La La La (Quiero Que Me Encierren) / Voces" (DRO, 1986). Este segundo tenía una carpeta circular en vez de la habitual de forma cuadrada o rectangular. La compañía supo sacar partido a la imagen del grupo potenciándola con las armas propias de una casa discográfica profesional, con distribución incluso en Sudamérica.

El éxito parecía sonreír al grupo, pero en 1988 discrepancias internas provocan la salida de Charo (que se va con Los Canguros, con los que ya había relación) y José Manuel. La vacante en la batería la ocupa Andres Verdú ex componente de grupos como Brighton 64 o Los Novios mientras que la nueva voz femenina correría a cargo de Emma Bosch.

En pocos meses, el grupo vuelve a aparecer en multitud de plazas como Bilbao, Miranda de Ebro -tal y como se recoge en “¡Ahora! No Mañana” en Miranda el concierto se grabó y editó una cassette bajo el título de “Live Miranda 88” (1988), distribuida por el modzine “Shout”-, la IV Concentración Mod Mediterránea de Barcelona (con Los Canguros, precisamente) e incluso el segundo Purple Weekend (compartiendo escenario en La Mandrágora con unos incipientes Los Flechazos). El repertorio de la noche no deja lugar a dudas: "Go", "Tiempos fríos", "Barcelona", "Esta noche", "James Martin", "Terciopelo azul", junto a versiones como "Tainted Love", "Do you love me?" y "La chica yeyé".

La promoción del disco es buena y llega a ser disco rojo en Los 40 Principales, lo que era equivalente a que el "Sha La La La" sonara cada media hora, más o menos. Pero la suerte estaba echada. En un momento clave, el apoyo de DRO desaparece por completo. Dani lo achaca a movidas internas de la compañía: "Son elucubraciones mías, pero yo más bien creo que pagamos las disputas internas de DRO. Nosotros éramos una apuesta personal de Servando. Incluso nos produjo él mismo el disco. Creo que hubo problemas en DRO, no sé a raíz de qué, que acabaron con Servando dimitiendo. Desde ese momento dejaron de apoyarnos". El presupuesto lo invierten en grupos, como Duncan Dhu como caballo ganador, sacrificando el posible apoyo a otros como Kamenbert. No había dinero para todos, pero el tiempo probablemente dio la razón (económica) a la decisión.

Después de una serie de actuaciones en El Prat de Llobregat, León, Barcelona y Tarragona, en octubre de 1988, en la actuación en la sala Fundició de Manlleu el grupo decide disolverse. Dani lo explica: "Después de lo de DRO y el cansancio acumulado, sobre todo por mí, que soy el único miembro que duró de principio a fin; las relaciones en el grupo se fueron deteriorando. Eso hizo que el resto de la banda y yo decidiéramos que se había acabado". Su último trabajo fue la grabación de la sintonía de la serie de Televisión de Catalunya “Judes Xanguet i les Maniquins” recogida en un maxi single publicado en 1989 por Don Disco. Mireia, Joan y Andrés formarían después Los Inocentes.

Después de su disolución el grupo se junta tres veces de manera puntual. La primera junto a Los Flechazos, Los Bretones, Dr. Love y Brighton 64 en abril de 1993, en la sala Apolo de Barcelona con motivo del homenaje a Steve Marriott. La composición fue Dani guitarra, Joan bajo, Andrés batería y cantantes: Mireia, Mari y Emma. Un año después, el 15 de octubre de 1994, vuelven a tocar con Los Flechazos, Brighton 64, Los Negativos, Los Canguros y Scooters, en la presentación del LP “Mi Generación” (1994) de Al-leluia Records. El tema que se incluía de Kamembert era "Undergound de Mediodía". La composición de la banda fue la misma que en la ocasión anterior, más la incorporación de Manolo que salió a cantar "Terciopelo Azul". La tercera y última aparición de la banda fue en la fiesta “Jo Vaig Viure la Barcelona del 80” en la sala Salamandra de Barcelona en marzo de 2013. El equipo inicial en esta ocasión fue: Dani, Joan, Andrés y Manolo.

Las únicas noticias posteriores se deben a inclusiones de canciones suyas en diversos recopilatorios: "La Edad de Oro del Pop Español. Vol.4” (DRO, 2002), “Rock en Catalunya” (DRO, 2004) o “Sonidos de la Costa Este” (Flor y Nata Records, 2005).

Así hasta 2006, cuando Flor y Nata Records publica un magnifico recopilatorio del grupo que incluye 2 CD + pista interactiva + videoclips, y que nos permite disponer de casi todo el material no publicado del grupo así como grandes momentos en directo. El título no podría ser otro: "Kamenbert: En Barcelona Ya No Hay Nadie Como Tú" (Flor y Nata, 2006).

En resumen, seis años de carrera, un mini LP y tres sencillos publicados, cuatro maquetas, infinitos conciertos, apariciones en TV... Probablemente no son las cifras de los grandes monstruos de la música, pero a los incondicionales nos queda la satisfacción de haber escuchado algunas de las canciones clave en la futura aparición de la escena mod en España y a un grupo precursor de todo lo que vino con posterioridad.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies