foto del grupo Kaleko Urdangak
Foto de Dani Sánchez
Periodos activos
2010 - Actualidad
Procedencia
Guipúzcoa/ Guipuzkoa
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
20/09/2018
Estilos
No tiene fans

Guipúzcoa vivió en la primera década del siglo XXI (entre 2002 y 2012) una efervescencia de bandas punk y oi! especialmente interesante. Ligada en cierta manera a las gradas de futbol, la denominada movida de Bardulia estuvo compuesta por un gran número de chavales dispuestos a tocar en bandas, editar fanzines y montar pequeños sellos independientes que sacaron a la calle recopilatorios con los que inmortalizar el momento. Uno de aquellos grupos, quizás el último en formarse antes de que rencillas y convulsiones internas dieran al traste con todo aquel derroche de energía creativa, fueron los Kaleko Urdangak. Surgidos en el seno de la cultura skinhead, se encargaron de recoger la antorcha del espíritu oi! para adaptarlo conforme a su visión política personal y el entorno en el que viven.

La banda la forman a finales de 2010 y comienzos de 2011 el grupo de amigos que se encargaban de grabar el programa Kaleko Mobida centrado en el punk y el oi! en todo el País Vasco en la radio libre Txapa Irratia de Bergara para su programación en la Radio Nacional Info7 Irratia. Biru a la guitarra, Moto al bajo y Ekaitz a la batería comienzan a ensayar para ver cómo funcionan tocando juntos. De ellos, Biru era el que más experiencia musical atesoraba de proyectos previos, como, por ejemplo, Ostiada Oi! con los que empezó en 1998 o los Doubling Boys. Moto, por su parte, tocaba en Red District, mientras que Ekaitz se había fajado en una banda de Azkoitia, Testíkulos de Jehova, que en su corta existencia entre 2005 y 2008 había dejado una maqueta.

Enseguida advirtieron que efectivamente había muy buenas sensaciones: “Empezamos a pulir todo poco a poco, pero la idea era ensayar-ensayar-ensayar, grabar-grabar-grabar, tocar-tocar-tocar. Y para ello decidimos que necesitábamos un cantante”, nos cuentan. Solos, sin nadie aun a cargo del micrófono, tocarían en un par de ocasiones en verano de 2011 bajo el nombre de Kalekumeak Remake, una banda con la que hacían versiones de Kalekumeak, pero para el proyecto que quieren poner en marcha incorporan a Beñat, natural de Elgoibar, como voz solista en marzo de 2011.

A la hora de definir el sonido del grupo se fijan como posibles referencias a propuestas internacionales como los franceses Janitors, los suecos Cliches o Templars de EE.UU. “Han sido claves para darle a nuestro oi! un toque más rock and rollero. Era lo que queríamos”, nos dicen. La filosofía principal la tienen clara: “Nosotros venimos de la cultura skinhead y hacemos oi! izquierdista e independentista”.

A la hora de elegir el nombre para el grupo mantienen la broma que le hizo Moto a Ekaitz una noche de juerga en el gaztetxe de Elgeta, jugando con el título del programa de radio que hacen y su connotación de calle: Kaleko Urdanga viene a significar en castellano algo así como puta callejera. Gustan además de buscarle una conexión algo más profunda cuando nos dicen: “Nuestros padres provienen de caseríos y entorno rural, y nosotros hemos sido la primera generación que ha nacido en la calle”. Conexión rural que se acentúa al tener en cuenta que "urdanga" significa asimismo la cría del cerdo.

Sería precisamente en el mencionado centro social de Elgeta donde debutan en directo. Fue el 14 de enero de 2012 en un festival con un cartel que incluía también a CC627 y NCK, que sustituirían en el último momento a Achtung! . En esa misma fecha fallecía José Luis Álvarez Emparanza –Txillardegi-, lingüísta, escritor y político vasco, uno de los fundadores de E.T.A., a cuya memoria se dedicó el evento. La actuación de Kaleko Urdangak fue seguida con expectación por parte de muchos de los congregados, que querían saber de las capacidades del nuevo grupo. Como anécdota recuerdan el encuentro tras el concierto con el mago Anthony Blake, que andaba de gira y actuaba precisamente en el Kafé Antzokia de la misma Elgeta. “Después de su actuación fue al gaztetxe, cuando cuatro skins se le acercaron a pedirle una foto. Amablemente accedió de muy buen gusto”.

Tan sólo unos meses después, en verano, graban en el estudio Northern Drunkens que tiene Biru, donde además ensaya la banda. De la grabación y producción de "Eman Bai” (Petruska / Teletetxo / Puzkarra / Erronka /Riot Kids / Skizo, 2012), el disco resultante, se encarga Aitor (Apurtu). Las condiciones de las mismas no fueron, sin embargo, las mejores: “Grabamos siete temas poco ensayados, Beñat muy verde…. La grabación fue bastante caótica, decidíamos cosas sobre la marcha, la batería sin claqueta. ‘Auzoan jaio naiz’ lo cantamos todos juntos” nos confiesan. Igualmente nos informan de que “Oi! music at the disco”, uno de los temas, “que, por cierto, tiene una parte ‘Oi! Oi! Oi!’ interminable” la canta en realidad Moto.

Con todo, lo cierto es que la crudeza y posible apresuramiento del trabajo de debut juegan a favor de una propuesta en la que se propugna con rabia, por ejemplo, la deportación más allá del Ebro para aquellos políticos vascos y "colonizadores" contrarios a la independencia de El País Vasco. Cánticos Oi! de orgullo de pertenencia a la estirpe skinhead con la inclusión, para cerrar el disco, de "Asimilar", un tema de Ostiada Oi!

La edición del disco corrió a cargo de varios sellos amigos que participaron a modo de crowd-funding. Se sacaron medio millar de CDs y unos 320 discos de vinilo. La presentación tuvo lugar el 5 de mayo de 2012 en el gaztetxe de Bergara junto a Friday’s Crew y Cold Revenge, un evento que quedaría registrado en video.

Kaleko Urdangak sería una de las bandas invitadas a participar en el recopilatorio “Nafarroa 1512-2012 Punk Oi! Doinuak Gure Historia Gogoratzen” (Bardulia Ekoizpenak, 2012). En el proyecto, ideado por Pepino (Afonía, Orreaga 778, Achtung!, Vietcong 68), muchos de los herederos directos de la extinta Bardulia musical se posicionaban con respecto a lo que entienden como conquista sobre su tierra. El disco se financió con festivales celebrados en diferentes localidades, como el arriba mencionado en el que debutaron Kaleko Urdangak. “Gure historia”, el tema con el que participaban en el recopilatorio se grabó en los estudios Northen Drunkens, donde también quedaron registrados otras muchas canciones de otras bandas que intervenían en el recopilatorio. En la lista de las mismas se incluían nombres como Apurtu, Malos Tiempos, Secuestro Express, Arkada Social, Enboskada, Brutal Calling, Orreaga 778, The Last Strenght, T.D.I, Slevy y un largo etcétera.

El recopilatorio se presentó en Maya - Amaiur, localidad navarra en la que se produjo el sitio por parte del ejército castellano del que fue el último castillo leal al Reino de Navarra en 1522. En el evento tocaron Kaleko Urdangak, Erru Gabe y Orreaga 778, con los que también tocaba Ekaitz, por lo que hizo doblete para la ocasión. El batería recuerda: “Se desplazó mucha gente allí. Fue muy especial todo”.

Igualmente, el mismo año, vio la luz otro recopilatorio en el que participan Kaleko Urdangak, el “Ten Years of Oi!” (Antisozial Records, 2012) editado para conmemorar los 10 años de funcionamiento del fanzine Riot Kids. Pedropa, responsable del mismo, invitó a todos los grupos a los que había entrevistado para la publicación: Suzio 13, Ruido Ibérico, Achtung! The Last Strenght, Keltoi! Aggressive Combat, Hetairoi … Los vascos incluían el tema “Anaitasuna” en el que llamaban a la unidad de los skins y a la hermandad dentro de la escena oi! como respuesta a las convulsiones que vivían la movida de Bardulia que ponían en serio peligro su existencia. El grupo reconoce que se trata de una canción que no gustan demasiado de tocar en directo, algo así como un tema maldito.

Esta primera época del grupo, la comprendida entre 2012 y 2013, es de una gran actividad en directo: “Los conciertos eran casi semanales” nos dicen. La mayoría tuvieron lugar a lo largo de la provincia guipuzcoana. La última actuación que dieron ese año fue en Hernani junto a M.C.D., Aggressive Combat y Achtung el 15 de diciembre.

En 2013, sin embargo, empezaron estrenándose fuera del País Vasco. En concreto el 26 de enero fuera a Orense a tocar en el Auriense Café Cultural donde compartieron cartel con Cold Revenge y Matxetazo Naparrotxa. Algo más tarde, el 6 de abril, irían a Coslada donde tocarían con Black Eyed Bruisers y Suzio 13 en el Centro Asociativo Barrio de la Estación. Probablemente una de las citas más entrañables que tuvieron fue la del Zuzenean Kaleko Mobida Fest III con motivo de la fiesta de su programa de radio. En el gaztetxe de Bergara trajeron a los bretones Janitors, acompañándose además de Hawkins Thugs y Broken Faces. El festival incluía diferentes actividades en las que se involucraba tanto el público como los músicos. Las actuaciones de todas las bandas participantes quedaron registradas en la mesa de mezclas y la de Kaleko Urdangak, en la que participaron dos senegaleses para interpretar “Zure aukera”, se editó ligeramente la suya para luego compartirla por los medios digitales habituales en otoño de 2016. “No se editó físicamente. Sin más, para nosotros es un documento bastante especial”, nos cuentan. La grabación da fe del ambiente que se vivió, quedando registradas muchas de las bromas privadas que se gastaron desde el escenario.

A los consabidos conciertos por la región se uniría la actuación en el Heretic Club de Burdeos con Gavroche y Harakiri el 1 de noviembre, así como cuando les tocó oficiar junto a Achtung! de anfitriones de los granadinos Copycats el 30 de diciembre.

Entre marzo y abril de 2014 entran a grabar en los estudios Musikorta de Amoroto (Vizcaya) donde Jota se encargó de todas las cuestiones técnicas. Completaron con otras sesiones en Northern Drunkens, de manera que se vieron con una media docena de temas nuevos con los que proyectar un nuevo disco. 4 Anai, banda amiga de Algorta con componentes de otros grupos como Madskins o Ukabilkada también tienen material nuevo grabado y les proponen la posibilidad de sacar un disco compartido. La idea gusta a los componentes de Kaleko Urdangak que aceptan encantados, pero sin embargo el proyecto se retrasaría mucho más de lo planeado en un principio, ya que el grupo sufriría un inesperado parón.

Y es que, en abril de 2015, se produce la salida de Beñat de la banda: “No se sentía cómodo cantando. Pensaba que no daba la talla y que no la daría nunca”, nos cuentan acerca del pequeño seísmo que vivieron Kaleko Urdangak con la marcha del que había sido su cantante desde casi el comienzo. El resto del grupo se ve sorprendido y demasiado ocupado con los distintos proyectos en los que andan involucrados, bien musicales (Doubling Boys), fanzines (Breaking Rules), locales (Northen Drunkens) o el mismo programa de radio (Kaleko Mobida): “Al final nos saturó y nos explotó en la cara” confiesan. Es por ello que, tras la actuación que dieron el día 15 de ese mes en el gatztetxe de Abadiño con Tears and Beers y Shock Waves, toda la actividad del grupo queda momentáneamente en suspenso.

No sería hasta finales de 2016 que reunida la sección musical de la banda se decide reflotar el grupo. Fichan para ello a Remen, cantante de Guernica precisamente de Tears and Beers, una de las formaciones con las que habían tocado Kaleko Urdangak en su último concierto. Biru le llamaría por teléfono el día de los Inocentes ofreciéndole el puesto a cargo del micrófono del grupo a lo que responde entusiasmado que sí.

Los ensayos de los renovados Kaleko Urdangak comienzan a principios de 2017 preparando con ganas nuevos temas y actuaciones en directo. Aunque el grupo se tomó la vuelta a los escenarios con calma, se les pudo ver tras el verano en conciertos que dieron en septiembre en San Sebastián (en el Café Antzokia con Strike Back y Madskins) y en Pamplona (junto a Unidad Alavesa), en noviembre en el Rock Palace de Madrid, donde tocaron con Strike Back y Jess y los Extenders, y finalmente en diciembre en Guernica con Roten XIII y 4 Anai.

Se retoma asimismo el proyecto del disco compartido que se había quedado empantanado, para lo que se reanudan las conversaciones iniciadas tiempo atrás con No Turning Back Records. En un principio se pretende hacer coincidir su salida del con la reaparición sobre los escenarios de la banda en abril de 2017, pero una serie de retrasos lo impediría. Antes de que el disco viera la luz, el grupo entra en el estudio en diciembre de ese año. Sería en los Sound of Sirens de Pamplona, contando con la producción de Julen Urzaiz, su responsable. De aquellas sesiones saldrían bien surtidos de material que irían editando en sucesivas entregas a lo largo de 2018.

Pero los temas que primero vieron la luz, los del compartido de marras con 4 Anai, “Kaleko Urdangak / 4 Anai” (No Turning Back Records, 2018), fueron los grabados entre 2014 y 2015 en Northen Drunkens y Musikorta, aunque la masterización se realizase efectivamente en el estudio navarro. No se editó, eso sí, hasta abril de 2018. El diseño de la portada mostraba una escena de inspiración histórico medieval, la de la reina Juana III de Navarra quien, según cuenta la leyenda, se aparece en los días de niebla en los bosques de Irati acompañada de un centenar de soldados leales con el objetivo de recuperar los territorios perdidos al invasor castellano. En la ilustración del disco, está haciendo entrega de una espada a un skin en un bosque ante la atenta mirada de los soldados. Inspirados en todo ello, y en homenaje a la canción “Arbasoen mendekua” de Su ta Gar de temática muy similar, los de Bergara incluían la canción “Iratiko basoan”, relatando sus aventuras en el bosque navarro al encuentro del espíritu de la reina. Su contribución al compartido, una media docena de temas, ponían de manifiesto lo mucho que había mejorado su sonido sin perder ni un ápice de la fuerza y contundencia del principio, sostenida a base de unas guitarras y sección rítmica inapelables. El arrebatador comienzo de “Heriotzera arte”, donde manejaban a la perfección los coros típicamente amenazantes y contundentes del género, continuaba con maneras similares intercalando algún título en castellano (“Maldito dinero”, una versión de Zakarrak) y en inglés (“Let’s go”), que terminaba precisamente entre cánticos de bar o hinchada de fútbol. También incluían “Euskal Rock & Roll” versión de un tema de Niko Etxart

Sobre la cuestión lingüística a la hora de componer se muestran contundentes: Castellano, inglés y euskera son los tres idiomas que controlan y que suelen utilizar, pero llegado el caso prefieren manejarse en este último, su “herramienta del día a día”, y que piensan hay que defender y difundir.

Para la edición del siguiente EP deciden cambiar de sello. “Contactamos con Pedropa, amigo que conocíamos del fanzine Riot Kids y era un visitante a Bardulia muy asiduo, muy amigo. Y él se volcó con nosotros y nosotros con él. Nos saca tres referencias en cinco meses. Puntualidad y buena promoción, no se puede pedir más” cuentan del inicio de su relación con Tough Ain’t Enough Records.

El pequeño sello madrileño comenzaría editando “Kaleko Urdangak” (Tough Ain’t Enough, 2018), un EP con cuatro de las canciones de su sesión en Sound of Sirens. La elección de las mismas no parece ser fruto de la casualidad ya que se trata de tres temas que ya venían incluidos en su “Eman Bai” de 2014 y el “Gure historia” del recopilatorio con referencias al antiguo reino de Navarra. Parecía pues que, con la recuperación de parte de su antiguo repertorio con la formación renovada y el nuevo sonido, el grupo pretendía dar comienzo de forma oficial a una nueva etapa. “Creemos que son los mejores temas de la primera época y también las que no estaban dignamente grabadas”, explican.

La portada tenía también su pequeña historia detrás. Diseñada por Moto, el bajista, ilustra la tortura a un condenado que está siendo descuartizado con cuatro caballos tirando de sus miembros. Además de seguir la estética de otros grupos de la escena oi!-hardcore (ellos mencionan a Rixe o Fuerza Bruta, y nosotros recordamos a Hexen) pretendían con ello escenificar el “acoso y derribo” que denunciaban estar sufriendo como banda, acusados de nazis o simpatizantes de los mismos. Cuentan incluso de la emboscada que sufrieron en un festival celebrado en San Sebastián en diciembre de 2013.

En una especie de volumen 2 de lo editado tras el cambio de compañía, en “Biolentzia 1984” (Tough Ain’t Enough, 2018), sacaban en cambio, material nuevo. Y además con sorpresa porque el tema que daba título al EP, una especie de canto nostálgico (duro y violento eso sí) a la década de los 80 vascos, incluía una colaboración de gala: ni más ni menos que Fermín Muguruza. Al preguntarles al respecto de cómo se forjó la participación del cantante de Kortatu (banda a la que precisamente se refieren en la canción), cuentan que contactaron con él gracias aAinhoa, batería de Hexen, que había participado en el rodaje de la película “Zuloak” del que fue director Muguruza. La propuesta que le hicieron fue la de aportar voces en la canción que ya estaba grabada. “Fermín mostró interés desde el principio y no nos pidió nada a cambio, el problema era su agenda repleta. Al final hicimos la cita en el acogedor estudio de Iñaki Stepi en la plaza Mosku de Irún, el 21 de febrero de 2018. No le comentamos que lo íbamos a grabar en video, y creo que al principio flipó un poco cuando aparecimos con todos los bártulos” relatan casi sonrientes.

Antes de la cita con el que fuera una de las figuras emblemáticas del denominado Rock Radikal Vasco, el grupo había dejado grabado un videoclip para acompañar la canción el día 13 de enero de 2018. En el mismo aparecía toda la secuencia de lo vivido por la banda ese día: “Tocábamos en la sala Shake de Bilbao, y a la tarde era la manifestación a favor del acercamiento de los presos políticos vascos. Antes de adentrarnos en Bilbao comimos en el caserío de Takolo Gersnika Rudelari amigo íntimo de nuestro cantante Remen, que se encuentra en la villa de Errigoitia, cerca de Gernika”, nos cuentan, recalcando que lo que se veía en el video reflejaba la realidad habitual de Kaleko Urdangak: “Es nuestro día a día, nuestra cotidianidad: militancia política-musical y gran relación con el entorno rural”.

El sencillo también traía otro adelanto de lo que luego sería el LP, “Iheslari”, y una versión de un tema de Mikel Laboa, “Gure bazterrak”. Preguntados acerca de si la revisión del repertorio de cantautores vascos no va un poco en contra de la ruptura que supuso el punk con aquella visión edulcorada que estos daban sobre el País Vasco de los 80, no dudan en señalar las conexiones existentes entre el folk y Hertzainak, R.I.P. y su versión de “Lepoan hartu eta segi aurrera” o las de Kortatu con el mismo Mikel Laboa (con el tema “Ehun ginen”). Asimismo defienden su pertenencia a “la cultura vasca y a la subcultura skinhead”, aspectos que dicen estar muy unidos. A la hora de indicar los ingredientes principales de todo lo que han escuchado desde pequeños, además de las bandas británicas, hacen hincapié en otra serie de grupos: “Nosotros hemos crecido con Gozategi, Alaitz eta Maider, Oskorri, Mikel Laboa, Bittor Aiape, a la vez que Su ta Gar, Etsaiak, Kortatu, Zarama, Sorotan Bele, Delirium Tremens o Zakarrak y encima de esa base conocimos todo lo demás: Cock Sparrer, Angelic, Sham 69, Camera Silens, Decibelios…toda la movida del Oi! skinhead”. También son ilustrativas las versiones que han llegado a tener en su repertorio. A las ya mencionadas anteriormente se añaden las incursiones en el repertorio de bandas como Bittor Aiape (“Ihes”), Iskanbila (“Jaio bizi eta hil”), Komintern Sect (“Les Anees de aceer”) o Decibelios (“Paletas al poder”). Dicen conformar su música como “una especie de homenaje, incluso hasta personal, haciendo referencia a nuestra infancia y adolescencia”, con un objetivo final definido: “Al final construimos un relato personal, colectivo e identitario. En nuestra opinión es importante crear un sonido diferenciado y hacer que la gente se identifique lo más fácilmente con las canciones. Crear identidad y tener identidad, ésa es la clave”.

Para antes del verano de 2018 Kaleko Urdangak había completado una serie de actuaciones a sumar a la arriba mencionada en la sala Shake de Bilbao en enero, con conciertos en el gaztetxe de Bergara junto a Rixe en marzo y junto a Daltonz y Vietcong 68 en mayo, y en Pamplona junto con Roba Estesa, Piñata Protest, Ezinke y Akort.

El disco “Nortasuna” (Tough Ain’t Enough, 2018) vería la luz en septiembre de 2018, y con el tema que le daba título ponían de manifiesto mucho de ese equilibrio entre la nostalgia de unos orígenes rurales ligados al caserío y la energía e intensidad del street punk de coros tabernarios y guitarras poderosas que tanto les gusta. La cara B de la versión en vinilo, además de recuperar el tema "Biolentzia 1984", incluía una versión del "Who pays the piper" de The Cliches (y que ellos titulan "Benetakoak") y una colaboración con Tommy cantante del grupo argentino Tango 14 para el tema "Seguimos en pie".

El nuevo trabajo constataba la estabilidad como banda, con un sonido con el que seguro se mostraban mucho más conformes que con su primer entrega "Eman Bai!" y en el que habían tenido espacio suficiente para mostrarse fieles a sus reivindicaciones histórico-territoriales y de pertenencia a la estirpe skinhead.

Tras la salida del disco en septiembre de 2018 la banda se embarca en el consabido Nortasuna Tour, una gira que oficialmente había dado comienzo el 31 de agosto en Oñate (Guipúzcoa) y que les tendría ocupados prácticamente un año, con la gira por Alemania los dias 26 de septiembre al año siguiente en Berlín y el 28 en Hamburgo.

El 2019 lo inician tocando en Hernani el 11 de enero con varias citas por la geografía vasca. El sábado 9 de febrero de 2020, por ejemplo, tocan en la sala Totem de Villaba (Navarra) junto a Crim y Nafarroa 1512 ó el 6 de abril viajan a Vitoria para participar en el Urban Rock Concert en un cartel que les empareja con Brutus Daughters y Orreaga 778. Ese mismo mes tocan por Francia y Suiza, visitando entre el 18 y el 21, Estrasburgo, Mirecourt, Ginebra y Montpellier. Esos días tocaron con bandas como 1984 de Metz o los suizos de Ginebra Le Dermier Calme. El 11 de mayo actuaron en la sala Zero de Tarragona junto a Bloody Gums y Groggy Rude. El 15 de junio viajan a Madrid, para tocar en el Centro Social Okupado La Casika de Móstoles junto a Rude Pride, Tensión y Jess y los Extenders. En la primera semana de julio van a Francia, primero a Burdeos (el día 5) y a Preignan (el día 6) a tocar en el Rock 'n' Stock Festival donde el cartel les empareja el día 6 de julio con los madrileños The Lucilles, los catalanes The Kinky Coo Coo's y los estadounidenses Greg Lee from Hepcats.

Tras sacar "Nortasuna" deciden que su próxima edición iba a consistir en un EP compartido. Tienen echado el ojo desde hacía un tiempo a Vis Vires, banda californiana formada a partir de componentes de The HardKnocks, Bovver Wonderland y The Templars. La respuesta de los norteamericanos fue positiva desde el principio, por lo que en febrero de 2019 acuden a sus estudios habituales, Sound of Sirens en Pamplona, donde dejan listos dos temas con Julen Urzaiz al cargo de todos los detalles técnicos. Si bien contaban con que en junio de 2019 el disco podría estar en la calle, la gestión con los cinco sellos participantes (entre los que había uno de Los Ángeles y otro brasileño) complicó un poco más las cosas retrasándose la puesta en la calle de "Vis Vires / Kaleko Urdangak" (Contra / The Firm / Common People / Tough Aint' Enough / Battle Scarred, 2019), para noviembre.

En cualquier caso, el EP supuso una gran oportunidad para el grupo vasco de poder exponer su propuesta en pie de igualdad en la escena internacional. Frente al oi! entre aullidos de lobo y algo más metalizado de los estadounidenses, Kaleko Urdangak habla del batallón de vascos en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, tema al que ya se había referido Gorka Knorr y su “Azken agurraren negarra”, quien además no dudó en felicitarlos por redes sociales tras la edición del correspondiente video clip. Y es que para su elaboración no ahorraron esfuerzos, haciendo un auténtico tour para encontrar las mejores localizaciones para las escenas del mismo: "La parte de las trincheras es en Elgeta, en el actual centro vasco de la memoria historica (armas, ropa...todo facilidades)...el sitio de la parte instrumental en el bunker antiaereo de Gernika, y el monumento del principio y donde aparecemos cantando los cuatro es Urruña. Y el caserio en Hondarribia", cuenta Ekaitz. Asimismo, no duda en explicarnos cómo en gran parte de los monolitos y monumentos funerarios que recuerdan a todos los Morts Pour la Patrie durante el primer gran conflicto bélico mundial en el País Vasco Francés, muchos de los textos aparecen en euskera y los apellidos de los caídos no dejan lugar a dudas sobre su procedencia. Unos 6000 vascos que perdieron la vida hablando sólo euskera y por un país que no sentían como suyo: "Uno de los capitulos más negros de nuestra historia reciente. Otro gol que nos metieron", apostilla. Mucha de esa rabia queda perfectamente plasmada en el mencionado video donde se les ve interpretando el tema contundemente en el refugio antiaereo derrochando la energía habitual.

La carga emocional se mantiene con el otro corte del compartido, "Agur eta ohore", un canto de despedida por todos aquellos que cayeron "por sus ideales en la lucha de la liberacion por nuestro pais"o que simplemente nos dejaron, se apresura a contarnos el batería. También se rodaría un videoclip, eligiendo en este caso un monumento monolítico situado en plena campiña en un intento quizás de conectar la mística telúrica de la despedida a los que se van y la mitología ancestral de la tierra. La letra, de hecho, menciona a Ortzi (la entidad celestial vasca en la antiguedad) como receptor del alma del amigo que nos deja. Visualmente, por otro lado, impacta ver a la banda dispuesta desafiante con el túmulo prehistórico por detrás, dejando claro que es precisamente este derroche sincero de energía y sentimientos la mejor credencial posible de Kaleko Urdangak.

La actividad de directo no decae y el 14 de septiembre de 2019 Kaleko Urdangak actúa en el Zalduntxoen Biltzarra en Azkoitia (Guipúzcoa), un festival que prepara Ekaitz, el batería, con la participación de bandas como Cuero, Bloody Gums, Orreaga 778, Revertt y Oldarkor. Algo más de una semana después marchan a Alemania en la ya mencionada gira para tocar en Berlin el 26 de septiembre con el grupo local Mäsh y con La Inquisición, con los que también coinciden en Hamburgo el día 28 en un festival en el que figuraban grandes bandas como Angelic Upstarts o The Macc Lads. Se sintieron tratados como reyes por la gente de Monkeys, la sala de Hamburgo detrás de gran parte de la logística de la gira alemana de los vascos.

Al volver, deciden concederse un breve reposo, al menos en lo que a directos se refiere, para cerrar el año con la grabación de material nuevo. Y es que en diciembre de 2019 (y algo del mes de enero de 2020) entran en su estudio de siempre para dejar preparados cuatro temas para los próximos trabajos que tiene en mente, un nuevo EP y un recopilatorio que lleva maquinando Ekaitz desde hacía ya un tiempo. Y es que, además de la actividad propia de Kaleko Urdangak, sus componentes tienen claro lo que significa pertenecer a una escena y trabajar en lo posible para que ésta sea lo más dinámica posible. Programas de radio, organización de conciertos, elaboración de fanzines y publicaciones son una parte, la edición de discos especiales, es otra. Y así es precisamente cómo se gesta la edición de "Kaosa Euskal Herrian" (Tough Ain't Enough / Zalduntxoen Biltzarra, 2020), un trabajo recopilatorio que, aunque originalmente inspirado en la saga de los "Chaos in France" de los 80, se proponía tener un sello distintivo propio a la hora de aportar la imagen del punk Oi! vasco de la segunda década del siglo XXI. Cuero, Blessure, Orreaga 778, Minoi!, los propios Kaleko Urdangak... hasta 25 bandas se apuntaron al proyecto. Con la ayuda de Pedropa, responsable del sello Tough Ain't Enough Records, que se encargó de toda la logística relativa al prensado y corte de los vinilos, se procedió a la selección de las bandas participantes y de la recogida de los temas de todos ellos, que fueron debidamente entregados para enero de 2020. Kaleko Urdangak participaba con el corte "Kuasimodo skins" uno de los temas que habían preparado en su última escapada al estudio navarro donde suelen trabajar, en el que se referían jocosamente a la visita de algunos de los componentes de la banda con otros nombres de la escena punk vasca a ver un festival de Oi! hardcore en París una semana antes de que ardiera la catedral de Notredame.

El recopilatorio vería la luz en mayo de 2020, justo en pleno proceso de Estado de Alarma decretado por la pandemia vírica. Antes del parón total de actividades, la banda había cerrado alguna actuación a principios de año: El 18 de enero de 2020 consiguen lleno total en su concierto en Gernika con Pilseners, Oldarkor y Aukera Okerra y en el primer fin de semana de febrero, empiezan coincidiendo con Bloody Gums y La Inquisición en Castellón y participando en el Pollo Reus Antifa Fest organizado tocando con Suburban Rebels, Bloody Gums, Stormbringe y Sacrifici. , Los días 14 y 15 de febrero realizaron la que era su primera salida a Iparralde, para tocar en Sara y Mauleterminando el mes con la actuación el 29 de febrero en,  Durango en el 40 Minutu Rock, festival dedicado a los presos vascos (de hecho evento toma el nombre de los 40 mintuos que duran las visitas exteriores en los centros penitenciarios) donde comparten cartel con Soziedad Alkoholika, Skakeitan o Gren Valley. Kaleko Urdangak tocaron ante una multitud enfervorizada con maneras de banda grande que sabe controlar perfectamente los tiempos cuando se sabe jugando en casa, ante cualquier público, sin dejarse atemorizar. El de Durango sería la última vez que se les pudo ver antes de confinarse.

Junto al "Kaosa Euskal Herrian", se edita igualmente el EP "Kaleak Sutan" (Tough Ain't Enough, 2020), que daba salida a los otros tres temas grabados a finales de 2019. La banda retoma la vena épica con la que gusta abordar temas como la nostalgia por la lucha callejera ("Todas las generaciones ¡levantémonos! / Ardiendo las calles otra vez iluminando las noches de hoy / Porque seguimos teniendo el mismo enemigo / Guerra al Estado"), el escupitajo a las fuerzas del orden o a la de balleneros y marineros vascos. Fuerza y sentimiento arriagado al presente y tradiciones de su tierra.

A pesar de la desilusión por haber visto frustados los preparativos de una gira que les iba a llevar por México, la decidida vuelta a la actividad en la que se vino a denominar nueva normalidad llega con la actuación que dieron el 29 de mayo en la sala Doka Kafe de San Sebastián, en el que aprovecharon para presentar las canciones nuevas. El evento se pudo seguir en redes sociales y a través de la Hamaika Telebista, que les hizo un reportaje emitido unos días después.

Kaleko Urdangak ven en el Oi! un marco idóneo para la crítica social y política. “No decimos que sólo deba limitarse a eso, también se puede exaltar por ejemplo la unidad de la clase obrera o incluso la amistad (…) Pero que no vengan hablando de tomar cervezas, emborracharse, andar por la calle y reventar cabezas de los hippies a lo simple y a lo burro ¡Ya nos hemos cansado de eso!”. Conscientes de la diversidad de propuestas dentro de la escena reconocen: “Hay que decir que hay y ha habido esa corriente dentro del Oi!, ese garrulismo de tonterías y violencia gratuita, pero que no se confundan, no ha sido hegemónica”.

Interesados en saber su opinión al respecto, les preguntamos precisamente sobre la violencia manifestada en muchas ocasiones por bandas dentro del género: “Nosotros lo que predicamos y defendemos es la violencia ejercida contra el estado y toda forma de cloaca que lo protege. No entendemos ninguna otra clase de violencia, y tampoco entendemos un Oi! que no defienda esto. Odiamos la violencia gratuita que se genera entre nosotros por tonterías, desde sectores e instancias o esferas más altas que quieren dividir la juventud organizada. También odiamos la violencia del fútbol, que consideramos gratuita e incluso tonta”. Existe, a su juicio, un objetivo claro contra el que dirigir todos los esfuerzos en vez de perder el tiempo y energía en idioteces: “Luchar contra los estados francés (centralista y negacionista de todo lo vasco) y español (franquismo, impunidad, políticas de venganza, represión, tortura, terrorismo de estado…)”.

Kaleko Urdangak conjugan a la perfección el binomio caserío y calle (baserri eta kale) hasta sus últimas consecuencias.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies