foto del grupo IV Reich
Periodos activos
1980
Procedencia
Zaragoza
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
26/01/2011
Estilos
21 fans

Muchas fueron las bandas que en la oleada de punk de los 80 se lanzaron a la práctica de la vertiente más afilada y extrema del hardcore. Música construida a partir de guitarras y bajos disparados a mil, inapelables, incontestables, ante los que sólo cabe dejarse llevar por la marea creada. IV Reich, banda de Zaragoza, era una más de una larga lista en la que figuraban bandas como los vascos R.I.P., Radical HC, o desde Cataluña, uno de los principales focos de actividad,  G.R.B., L’Odi Social, Frenopaticss, Último Resorte, Antidogmatikss...

El grupo maño se formó entre amigos que se conocieron en 1981 de frecuentar los bares que había por la zona de la calle Moncasi. Disponían también, como lugar de reunión y de escucha de los discos llegados de Inglaterra, la tienda de un amigo. Fue allí donde conocieron los sonidos de bandas como los Sex Pistols, y empezaron a adoptar esas intensidades como estilo propio. Eran Tomás -Cota- como cantante, Pilar guitarra, Juan Ramón -Juanra- como bajista e Isabel -Isa- en la batería.

Su actitud, tal y como la define Pilar cuando rememora los comienzos del grupo era la de posicionarse contra todo: “Nuestra filosofía era muy sencilla, estábamos en la fase de negación, éramos antitodo, todo era una mierda”. La ira del grupo se dirige al sistema en general, la religión, la policía. La actitud se radicalizaría contra el ejército aún más cuando se produce el fatal accidente con un camión militar, que acaba con la vida de Juanra cuando cumplía su servicio militar. Para el grupo supone un verdadero mazazo, que les arranca a un compañero cuando apenas habían empezado a conocerse dentro del grupo. A él le dedicarían más adelante el tema “No al ejército”. El grupo, en lo que a la formación se refiere, se rehace con la entrada de Juan Vicente -Juanvi- que se encarga de la batería, pasando Isa al bajo.

Como cuenta Pilar en el blog de Silvia Escario (Último Resorte), la muerte de Juanra “fue una ostia gorda para nosotros que nunca se nos había muerto ningún amigo”. Un par de años después participarían en un concierto homenaje que organizado por la familia en Olot, su localidad de origen, congregó, además de a IV Reich a Decibelios, Excesos y Dandys. A la vuelta a Barcelona desde Olot, sufrieron un accidente al salirse de la carretera el coche en el que viajaban Juanvi, Pilar, Isa, Fray (cantante de Decibelios) y algún otro compañero de concierto que lograron meterse en el maletero. “Sin cinturones, todos bastante cocidos, las tantas de la mañana y carretera secundaria de montaña igual a accidente”. Afortunadamente, salvo alguna magulladura, no pasó nada grave.

Las actividades del grupo comienzan realmente cuando comparten su local de ensayo, un sótano del que disponía precisamente Juanvi, con otro grupo local, Parásitos, que aportan amplificadores y el bajo para Isa al trato. “Hacer canciones fue fácil porque teníamos mucho por escupir contra el sistema”, decía la guitarrista a uno de los fanzines que la ha entrevistado. La vida de la banda en aquella primera etapa transcurría como sigue: “(...) Nos juntábamos por la tarde en el local con unas litronas de cerveza y allí paríamos lo que se nos ocurría, cuando salía un concierto nos íbamos con lo puesto y volvíamos igual pero nos lo pasábamos guay y conocíamos gente”. A modo de promoción casera se encargaban de llenar las calles con pintadas que decían “IV Reich, 1000 años de anarquía”.

Como era de esperar, se les ha preguntado muchas veces por la razón del nombre elegido, si respondía a algún significado concreto. Siempre han dicho haberlo escogido, a sugerencia de Cota, porque les gustaba cómo sonaba. No les trajo demasiados problemas con visitas no deseadas de algún despistado atraído por las posibles connotaciones de extrema derecha. En todo caso suponen que habría quienes fueran reticentes a sus conciertos imaginando que ésa era la ideología política del grupo. Bastaba poco sin embargo para constatar lo equivocado de esas sospechas.

Empezaron tocando en bares de la ciudad, donde tras acuerdo con los dueños, actuaban sin cobrar nada. También se recorrieron verbenas y fiestas de barrios y pueblo, compartiendo escenario y experiencias con bandas como Más Birras, Distrito 14 o Parkinson.

Las influencias que tuvieron fueron, tal y como no duda en señalar Pilar, amén de los ya mencionados Sex Pistols, Dead Kennedys, G.B.H. y Discharge. En lo que se refiere al panorama estatal, así como de Madrid sólo destacan a La Uvi, no dudan en hablar de su conexión con las bandas que empezaban en el País Vasco (R.I.P., Cicatriz, Vulpess...). Fue precisamente en una sala (Happy Day) de Rentería donde les invita Javi Sayes, responsable del fanzine Destruye, a tocar, en lo que sería el primer concierto que da la banda fuera de Zaragoza. Isa y Pilar rememoran la ocasión en el documental “No Acepto” (José A. Alfonso / Alberto Bocos Oyarbide, 2007) como la mejor actuación que recuerdan. Para la misma únicamente se les pudo pagar con cerveza y algo de dinero para gasolina. Tocaron con R.I.P. y se sorprendieron de la respuesta del público, que les escupían al escenario. Pensaban que no les habían gustado. Muy diferente era la reacción que solían obtener cuando tocaban por los pueblos de su comunidad autónoma, donde no era raro que les tirasen piedras o saliesen detrás suya persiguiéndoles.

No es hasta 1984 que IV Reich se dispone a grabar algunos de los temas que tiene en su repertorio. Lo hacen en forma de maqueta, con el dinero que les deja el hermano del batería. No pueden plantearse la opción de un disco, porque hubiera resultado mucho más caro. La guitarrista, al preguntarle por detalles de la grabación, nos comenta que se realizó en los estudios de unos músicos de Zaragoza, que fueron los que se encargaron de todos los detalles de producción e incluso mezclas.

La maqueta, que salió en enero, incluía diez temas, auténticos cañonazos, presentados con una portada de las de quitar la respiración: la muerte, guadaña en mano, y con vestimentas de soldado alemán avanza hacia nosotros con alambrada de espino a su espalda. El grupo lanzaba bombazos contra la policía, los gobiernos, la religión, y todo tipo de poderes; vaticinaba apocalipsis y exterminio de la raza humana. Incluía además el ya mencionado tema dedicado a Juanra “No al ejército”. La canción se grabó con la colaboración y asistencia de Fray, el arriba mencionado cantante de Decibelios. Como nos explica Pilar, les ayudó en los coros y les aconsejó en cuestiones de sonido. Así lo reflejaron además en los correspondientes agradecimientos. La conexión con Fray comienza con la amistad de éste con el fallecido Juanra, y se cimentará más tarde con la relación que mantendría con Isa. Directamente relacionado con la actitud para con el ejército y el mortal accidente del amigo es la edición, ese mismo año, del tema “Matar o morir”, un escalofriante ejercicio de hardcore que apareció tanto en el larga duración de los de Barcelona “Caldo de Pollo” (DRO, 1984) como en un sencillo “Matar o Morir” (DRO, 1984). En este último, se incluía un texto en el que la dedicatoria se hacía explícita a Juanra.

El mismo año en el que saliese el disco de los catalanes se celebró en Zaragoza el 16 de junio de 1984 un certamen antimilitarista en el que además de con Decibelios, tocaron con Cocadictos, Golden Zippers, Vómito Social (también de Zaragoza, no los vasco que posteriormente fueran Vómito), Shit S.A. y Kangrena.

En una época en la que transmisión y contacto con los grupos venía propiciado principalmente por fanzines y cartas, recibieron peticiones incluso desde el otro lado del océano: “(...) empezaron a llegarnos cartas desde Latinoamérica con dólares dentro pidiéndonos la maqueta, quedamos alucinados, Juanvi, el batería, se encargó de mandar por correo todas las que pudo, hicimos quinientas copias y a los tres meses tuvimos que hacer otras quinientas... se vendieron todas”.

En febrero de 1985 sacan una segunda maqueta, en la que incluyen temas donde se critica a empresarios, a policía, a los militares en la ciudad de Zaragoza, a la política penitenciaria y se incluye una dedicatoria a Sandino. La cinta no se reprodujo para su venta sino que se distribuyó de mano en mano.

Cuando le preguntamos a Pilar sobre las condiciones de grabación de la misma, nos cuenta que “(...) fue en un local de ensayo de un grupo de aquí que tenía mesa de mezclas y equipo suficiente para que se pudiera grabar, esa ya fue mas casera. Pero siempre con la ayuda de otros músicos porque nosotros no teníamos ni idea de sonido”.

En lo que denominaron el paso a la fase “lucha contra el poder establecido”, en la que, en un paso más a la simple crítica, comienzan a participar y moverse para tratar de solucionar los problemas. Así sus letras empiezan a cargarse de connotaciones políticas, llegándose a involucrar personalmente, como fue el caso de Pilar, en causas feministas. Precisamente, y contestando a una pregunta acerca del compromiso político, ella se manifestaba así: “Lo que echo de menos es la conciencia de la gente joven que estábamos deseando hacer algo contra el sistema sin tener medios, cualquier chorrada, una pintada, pegar un cartel, algo prohibido”.

Además de la actuación en Rentería, primera y que tanto marcó a la banda, en Barcelona tocaron en Zeleste con Kortatu. Pilar contaba ante la cámara que no fue un gran concierto el que dio la banda. No habían podido ensayar y notaba cómo se le agarrotaba la mano. Ocasión tuvieron posteriormente de compartir escenario con los de Irún, con los que tocaron en la plaza de toros de Zaragoza.

Fueron también teloneros de los norteamericanos MDC. Reían Pilar e Isa en el documental arriba mencionado, recordando la enorme diferencia de tamaño de letra en el cartel anunciador para el nombre de cada banda. Por alguna razón, y en contra de lo que marcaría la entidad del momento de ambas, los maños aparecían desorbitadamente más grandes. Recuerdan también los incidentes sucedidos en la sala zaragozana En Bruto, que valieron una encendida reseña en el periódico El Heraldo de Aragón, que el grupo valoró por la publicidad que les reportó.

La repercusión de la banda es evidente, como lo muestra el número de recopilatorios en los que se incluye alguno de sus temas.  Aparecen en “Spanish HC” (BCT Tapes, 1984) junto a R.I.P., MG15, Frenopaticss, Anti/Dogmatikss y Último Resorte, una cinta que Boliche, batería de Frenopaticss y Subterranean Kids, y gran promotor del punk y hardcore que se practicó en la Península en los 80 envío a una revista norteamericana; en la también americana “Trash From Spain” (Social Napalm, 1987), en la que aparecían tres temas de IV Reich junto a canciones de L’Odi Social, G.R.B., Subterranean Kids, Eskupitajo, BAP, R.I.P., Radical HC y Guerrilla Urbana, etc.

Las ausencias de Isa a ensayos e incluso algún concierto la coloca fuera del grupo. Ella se va a Barcelona y entra Patricia -Patty- en su sustitución. En los últimos conciertos que dio la banda, también se produjo un relevo en la batería, que llegó a tocar Eduardo -Edu-.

Nunca han esquivado la repercusión tan negativa que tuvieron las drogas en la trayectoria de la banda. Así respondía Pilar en una de las entrevistas que ha dado para fanzines: “Empezamos a dejar de lado los ensayo por culpa de las drogas; estábamos jodidos y IV Reich ya no nos motivaba, así que simplemente lo fuimos dejando hasta que cada uno se llevó sus cosas a casa, por decirlo de alguna manera”. No duda en considerar a la heroína como el peor recuerdo de aquella época: “nos esclavizó y nos jodió a todos”. Como indicaba en una nota biográfica que redactó de aquellos días: “Empezamos a practicar el 'destrúyete a ti mismo' que consistía en probar todas las drogas que se podía e imitar a Sid Vicious cuyo mensaje fue 'vive rápido, muere joven y tendrás un cadáver bien parecido'. Aunque eran muy caras y no había información, era muy divertido experimentar nuevas sensaciones y pensábamos que así dábamos por el culo al sistema, sin saber que el sistema nos estaba dando por el culo a nosotros”. La única lectura positiva que saca de la cuestión es la de que todos han vivido para contarlo.

En cualquier caso, comenzaron a perder interés por el grupo: “Nunca nos venia bien quedar para hacer algo por el grupo así que decidimos separarnos”. Una vez disuelto el grupo en 1988, únicamente Pilar continuó con alguna actividad musical. En concreto, y tras irse a Barcelona tocó con Lokura Nuclear, con los que tocó en alguna ocasión. De nuevo en Zaragoza, colaboró puntualmente con Orquesta Animal.

A pesar de la existencia en Zaragoza de cierta escena de grupos en clave punk-hardcore (al nombre de IV Reich cabría unir los de Parásitos o Cocadictos por ejemplo), no hubo sellos que pudieran ofrecerles la posibilidad de grabar un disco. Pilar mencionaba a un sello local, que sin embargo, tuvo una vida muy corta antes de irse a pique. No ocurría pues como en Euskadi o Cataluña, donde la proliferación de pequeñas compañías trabajaba, sobre todo, con grupos de su entorno. Muchos de sus temas además (“En la mina”, “Sangre Roja”, “Balas”…) no encontraron acomodo siquiera en forma de maqueta.

Semejante vacío empieza a remediarse sin embargo, cuando, pasados los años y por medio de la oferta que hace Boliche a Isa, ya residente en Barcelona, se edita un CD en el que se recogían las dos maquetas y temas extraídos de actuaciones en directo. Se trata de “IV Reich Discografía Completa” (Outline, 2001). La portada del disco de recopilación es precisamente la de la primera maqueta que grabó el grupo. La propuesta del batería catalán desconcierta a los integrantes de IV Reich. Así nos lo cuenta Pilar: “Nos pilló de sorpresa, pero mucha, pues ya estábamos alejadas del mundo punk y ni nos podíamos imaginar que a esas alturas alguien quisiera escuchar a IV Reich. Nos pareció muy bien la idea, ya te digo que este tema estaba prácticamente olvidado”.

Pero a pesar de la sorpresa, no es más que el comienzo de una serie de trabajos que tratan de saldar, mucho después de la desaparición de la banda, lo injusto de su final sin publicación alguna de discos. Así se sucede una lista de trabajos que escarban entre las composiciones de IV Reich de sus maquetas, inéditos y actuaciones en directo. En 2007, Bazofia Records, un pequeño sello que nació como un fanzine, les editó un vinilo, “1000 Años de Anarkía” (Bazofia, 2007) con canciones en directo que incluía un libreto con fotos e información. Ese mismo año sale, desde un sello norteamericano, un doble sencillo con la primera maqueta “Primera Maqueta” (Desobediencia, 2007). Desde México les contactan para reeditar “IV Reich Discografía Completa” en 2009 y justo un año después, en 2010, un vinilo con más material de la banda, obtenido eso sí del mismo disco de Outline.

A pesar del inevitable solapamiento de algunos temas del que adolecen estos trabajos, es innegable que todo este esfuerzo de recuperación del grupo responde a la relevancia que ha llegado a tener su música. Pilar, verdadero contacto en activo encargado de canalizar el interés sobre la banda, nos responde cuando le pedimos una valoración del momento que vivió con el grupo: “Fue una forma de vida, una etapa y muy intensa, a pesar de algunos momentos lo pasamos muy bien. Creo que es mejor no cambiar nada”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario silpivipiapa
silpivipiapa
28 enero, 2011 at 03:22

Sid Vicious era precisamente el ejemplo de todo lo que no debia hacerse….
¡¡¡maldito sea el jaco con todos sus intereses creados, con todos sus beneficios, y con todos los jovenes que se ha llevado….!!!!
¡¡¡vivan las narcosalas!!!
¡¡¡pon una narcosala en tu barrio y los yonkis seran dignos!!!!

foto del usuario BAZOFIA RECORDS
BAZOFIA RECORDS
10 noviembre, 2014 at 10:07

El PP responde:
Bahhhh,si eso sólo pasó en los 80’s,ahoran no hacen falta ese tipo de cosas…narcosalas?,no,para qué,hay que ajustar los recortes…sino no nos llega el presupuesto para botellas de 200€. en nuestras cenas de partido…además los yonkis,están así porque les va el vicio…o no?

foto del usuario silpivipiapa
silpivipiapa
28 enero, 2011 at 03:30

Gracias Tomas por usar mi bloggg de referencia….”me llena de ongullo y satisfacción”….. ja ja ja

foto del usuario BAZOFIA RECORDS
BAZOFIA RECORDS
28 diciembre, 2012 at 05:10

Amigos de la fonoteca…Bazofia no es un pequeño sello…hemos editado IV REICH…somos muuuuy grandes.
Por cierto,el Volumen II en vinilo del grupo está en proceso…saludos.

foto del usuario silpivipiapa
silpivipiapa
28 diciembre, 2012 at 10:03

Y tal vez Bazofia Records sake algo de UR algun dia….(bien podria ser)
porque Bazofia Records hace musika punk para punks…..barato barato intenso intenso!!!!

foto del usuario BAZOFIA RECORDS
BAZOFIA RECORDS
10 noviembre, 2014 at 10:01

Gracias por tus palabras Silvia!! Referente Punk de primer nivel para las siguientes generaciones,sin ULTIMO RESORTE,Bazofia Records no hubiese existido,posiblemente…a tu comentario añado y…rápido,rápido!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies