foto del grupo Interceptores
Irene Rm Bl
Periodos activos
2007 - Actualidad
Procedencia
Albacete
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
05/07/2018
Estilos
No tiene fans

¿Qué habría ocurrido si los Ramones hubieran buscado incorporar a su música algo de la oscuridad de los Cramps? ¿O si Parálisis Permanente hubieran querido insuflar a sus canciones el ritmo de guitarras de Los Nikis? Algo de ese hipotético híbrido es lo que vertebra la música de Interceptores. Para llegar a modelarla, Diego Díaz-Argote, voz, guitarra y principal artífice del proyecto, dice haberse inspirado, entre otras cosas, en el universo sonoro de los Canut: Los Vegetales e Intronautas. La llave que le abrió las puertas a este mundo de guitarras trepidantes a toda velocidad vino tras escuchar a estos últimos un día que tocaban en Madrid, en la sala Moroco, junto a Meteoro, Proyecto UFO y Piolines: “Cuatro tíos en oscuridad total, algunos de una timidez extrema, subiendo los amplis dos puntos más que los demás y tocando a todo nabo, con casi todas las canciones enlazadas, sin parar. Las melodías de las canciones, el tipo de voz llorica pero a la vez insultante, las subidas de tono a media canción, paradas en seco…”, contaba impactado.

Interceptores echa a rodar allá por noviembre de 2007. O al menos eso es lo que deducen sus componentes al contemplar las fotos que se hicieron montando el que iba a ser su local de ensayo en una nave de Benito Valero situada en Chinchilla (Albacete). La génesis de la banda, sin embargo, habría que buscarla mucho antes, en las aventuras previas en las que Diego ha ido participando en sus idas y venidas entre Madrid y Albacete.

Así todo empezaría, de algún modo, en invierno de 1996, que es cuando se gesta Durango95, la banda que forma en la capital manchega a la que llegó unos cinco años antes para estudiar la carrera. Fundamental para ello que llevara una camiseta de Meteoro el día en que se encuentra con Benito (batería de ese grupo además de Intronautas y Terry IV) en el pub Kiriki de Albacete. Junto a él y otros amigos, estaba Nacho Carnero que aquel día llevaba una camiseta de Intronautas. Formalizada la amistad que surge a partir de afinidades musicales comunes se lanzan a formar una banda a la que deciden bautizar a partir de la canción de los Ramones que tocan siempre en primer lugar en los ensayos. Nacho se encarga del bajo, Benito entraría reemplazando al batería original y Diego de la voz y guitarra. Reforzados por un segundo guitarrista emprenderían una trayectoria que les llevó a grabar maqueta, y participar en recopilatorios y fiestas en homenaje a Los Nikis, como la celebrada en La Iglesia en Madrid en 1998 junto a ddt y Thee Suckin’ Dicks que sustituyeron in extremis a Intronautas. Durango95 terminó coincidiendo con el final de los estudios universitarios, quedando en Albacete Benito y Nacho, que se dedicaron a Intronautas y Familia Feliz, respectivamente.

Diego, por su parte, ya de vuelta en Madrid, no pierde el contacto con la actividad musical al lograr hacer su prestación social en los locales de ensayo que se han creado en el metro de Usera. Además, y gracias a Nacho, que viene de Albacete específicamente para verlos, vuelve a conectar con ddt y Thee Suckin’ Dicks. Tras un largo período de acompañarles y asistirles en tareas varias (desde hacer coros hasta trastear en su mesa de sonido) recibe invitación formal por parte de los primeros para unirse como un cuarto ddt. Con ellos debutaría en directo el 30 de diciembre de 2001 en el Gruta 77.

Fue precisamente en una charla de barra de bar en esa misma sala, en realidad hábitat natural de las bandas antes mencionadas, donde Roberto (en aquel momento miembro de Marqueses y posteriormente transfigurado en Kevin Rivelle) se le ofrece como bajista para el grupo que quiere hacer con canciones que tiene preparadas. Con la colaboración, primero de Chiri de ddt (aprovechando el período de cierta inactividad que vive ese grupo) y posteriormente de Jorge, otro de los Marqueses, se pone en marcha GTO95 allá por septiembre de 2003. La banda duraría hasta 2007, momento en el que Diego vuelve a irse a Albacete por cuestiones laborales, dejando un par de maquetas grabadas y, de nuevo, participaciones en homenajes a Los Nikis.

Instalado otra vez en La Mancha tarda poco en organizar una continuación de GTO95, y para ello cuenta con la participación de sus antiguos compinches de su anterior estancia en Albacete: Nacho y Benito. Como segunda guitarra cuentan con Juan José Delgado, que ya en la época de Durango95, sin llegar nunca a ser miembro fijo, hacía apariciones esporádicas como guitarra de arreglos.

A la hora de elegir el nombre para el grupo siguen con la vista puesta en GTO95. En concreto, toman prestado un pasaje de una de sus canciones, la de “El jinete nocturno”, en la que se menciona en una ambientación Mad Max: “No le cogerán, lleva un interceptor”. A medida que van componiendo nuevas canciones, el término va amoldándose y refiriéndose a los tonos oscuros de su sonido: “Se fue más a un significado interceptores de la noche, cazadores de sombras…”, nos cuenta el cantante y guitarrista.

Poco a poco, como ya ocurriera en la época de Durango95, las obligaciones laborales llevan a Benito a tener que ir dejando de lado el grupo. Algo similar le ocurre a Juanjo, al que le toca venir desde Madrid para poder ensayar con sus compañeros. Cuando pasado un año del comienzo del grupo y tras asumir que se han quedado solos, Nacho y Diego deciden cambiar de local de ensayo. En noviembre de 2008 se desplazan a un polígono situado a las afueras de Albacete, compartiendo el lugar con Familia Feliz.

Benito no es sustituido inmediatamente a la batería, sino que aún acudiría a algún ensayo más durante los dos primeros meses de estrenar el nuevo local. En diciembre de 2008 llaman a Giusseppe para no perder ritmo y grabar un tema para un disco homenaje a Depressing Claim que está preparando John (Viernes 13). Su contribución a “Radio Surf Resintonizando – Un Tributo a Depressing Claim” (Teen Punk Records, 2009), el tema “Shark attack”, abriría un trabajo en el que también participaban bandas como Telepath Boys, ddt, Sugus, Los Reactivos, F.A.N.T.A., Airbag, etc… Lo grabaron entre el 12 y el 19 de febrero de 2009 en el estudio de Roberto (Marqueses, GTO95, Rivelles) y Cristina (Rivelles) de Albacete.

Giusseppe duró poco a las baquetas, ya que montó un grupo con sus antiguos compañeros y salió de Interceptores en marzo de 2009. Su sustituto, Billy Pagan, llegaría en la primavera de 2010, iniciándose la que quizás fuera la época más activa de Interceptores. De entrada, es cuando acometen una segunda mudanza, en mayo de 2011, que les lleva a los locales El Grito, situados en el mismo polígono en el que ya estaban en los alrededores de Albacete, donde comparten el espacio, primero con Surfface, luego con Niftys y Rusos, y finalmente con Tassotis.

El debut en directo de Interceptores se produce en el Gruta 77 (¡cómo no!) el 19 de agosto de 2011, compartiendo cartel con Silly Sally. Ya en diciembre de ese mismo año, ofician de anfitriones de Airbag en la sala Heartbreak de Albacete. Al año siguiente, alternan los conciertos en Madrid (9 de marzo en el Rock Palace con Juanola Heads y 29 de junio en la Wurlitzer Ballroom, de nuevo con ellos y con Viernes 13) y en casa (23 de marzo en la Post Mortem y el 11 de mayo con Durango 14 en la Heartbreak). Sería precisamente en este último concierto (“horrible”) cuando se decide parar el grupo, encontrando Billy más tiempo para volcarse en la faceta de cantautor acústico, que parece motivarle más.

A través de un amigo común conocen a Juampa, que busca alguien con quien tocar, y le ofrecen el puesto a la batería. Sería él el que se encargara de las baquetas en el homenaje a Luquero (excompañero en ddt) organizado el 22 de noviembre de 2014 donde Interceptores tocan con unos ddt reunidos para la ocasión y Thee Suckin’ Dicks. Un año después, el 7 de noviembre de 2015, el viaje a la capital es para tocar en Delia Records donde se les anuncia, por error, como GTO95.  El problema es que al nuevo refuerzo lo que realmente le gusta son los sonidos cercanos  al garaje y el soul, encontrando más dificultada para adaptarse a la manera de componer de Diego en Interceptores. En marzo de 2016 dan el último concierto con él a las baquetas para telonear a The Fleshtones en Clandestino de Albacete. Pocos meses después, en junio, sin batería y ante la imposibilidad de ponerse de acuerdo para grabar algo, deciden parar, y por lo que parece en un principio, de manera definitiva.

Es entonces que tras coincidir otra vez Diego y Benito en una barra de bar, se plantean como medida drástica, comenzar de nuevo ellos dos acudiendo a las fuentes de inspiración primigenia: Vegetales, Cramps, Ramones, Fangoria, Alaska y Dinarama

Pasado un primer momento de adaptación a la nueva situación, llaman y convencen a la formación original para retomar el proyecto. Lo hacen con ganas porque, de entrada, lo que preparan es la grabación de los temas del repertorio de la banda que, desde su llegada a Albacete en 2007, ha ido componiendo Diego. Entre agosto de 2016 y marzo de 2017 trabajan para ello en los estudios La Chulona de Barajas (Madrid), antiguos estudios Jaba donde ya grabaran ddt su tercer disco. En las sesiones de grabación Diego quiso implicar a Maite, cantante de Viernes 13, y a sus compañeros de ddt. Si bien con la primera lo logró, incluyendo coros en gran cantidad de temas del disco, el éxito con los últimos fue más bien parcial: “Tenían que haber hecho los coros pero, en verano, y cada uno en una punta… No se lo miraron mucho. Aun así, grabaron unos cuantos”, cuenta el cantante. Sí se había logrado antes que Javier Pelayo (cantante y guitarrista de ddt) se encargase de la masterización y digitalización del disco en sus estudios Sincutronics.

“Resucitando Deprisa” (Rumble / Spicnic, 2018) comienza con una versión de Parálisis Permanente, “Esto no es”, que, aunque llevada a su terreno de guitarras ramonianas, sirve para dejar clara su vocación por los sonidos más oscuros. A esta combinación entre una y otra faceta es a la que parecen dedicarse en una primera cara más que sobresaliente, de la que cuesta elegir el mejor momento. “Vuelta a empezar” y, sobre todo, “Quiere ser normal” (con su aire a The Dandy Warhols) sirven casi por sí solas como una de las mejores cartas de presentación posibles. Centrados casi en su totalidad, salvo excepciones en las que se toca temática algo más teenager, en historias de serie B, el disco transcurre a través de letras elaboradas (con desenlaces que sólo son evidentes al final), cuidadas melodías vocales y guitarras robustas, hacia derroteros más cercanos a los ya explorados por los Canut por un lado y proyectos tipo Fast Food por otro.

Lo que les mueve a este esfuerzo pasado tanto tiempo desde sus comienzos es la “la ilusión de grabar algo por fin, y dejarlo con una edición tangible” comenta Diego. “Siempre fui adorador de Vegetales, su rollo oscuro, su inclinación a grabar sólo maquetas. Me fascinaba, pero fue un error, después de tanto tiempo todo el mundo tiene sus ediciones de aquella época y yo sólo tengo algunas maquetas”.

En la empresa se involucran tanto Rumble Records como Spicnic, llegándose a editar el trabajo de debut de Interceptores tanto en formato de vinilo como de CD.

Al concierto que dieron en el Gruta 77 con Biffers el 30 de octubre de 2016, siguieron las actuaciones en mayo en la sala madrileña Trahscan el 5 de mayo de 2017, donde volverían meses después, en diciembre, para tocar con Sudores de Muerte. Con los murcianos tocarían unas semanas antes en La Yesería de Murcia y en la fiesta de presentación del disco de Interceptores celebrada en abril de 2018 en la sala Caribou de Albacete.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies