A lo largo de 2004 aparecen en la red unas maquetas a nombre de Montero Castillo y Aguirre Suárez, nombre de dos antiguos futbolistas uruguayos del Granada Club de Fútbol, aguerridos y violentos según las crónicas de la época. Tras ese nombre se esconden Juan Rodríguez, J, cantante y principal compositor de Los Planetas, y Manuel Ferrón, autor de algunas letras del mismo grupo y responsable del sello El Ejército Rojo; propiedad de, entre otros, el grupo granadino.

Dan una serie de conciertos con esta formación de dúo, y aunque nadie habla de planes de grabación ni nada por el estilo, con Los Planetas en punto muerto, los rumores de separación son más intensos que nunca.

Las canciones de Montero Castillo y Aguirre Suárez destilan un amor por la buena vida (el concepto), una forma “sureña” de afrontar el día a día y el hedonismo como principal arma contra la alienación.

A este núcleo inicial se le unen más adelante Víctor Lapido (ex-091, ahora en Lagartija Nick), Miguel López, bajista en Los Planetas, y Antonio Lomas, los cuales editarán un primer EP titulado “La Cultural Solynieve Interpreta el Bonito Folklore de Montero Castillo y Aguirre Suárez y Otros Extraordinarios Artistas” (El Ejercito Rojo, 2006), bajo el nombre de La Cultural Solynieve. En él ya se prefigura todo lo que va a ser la definitiva forma del proyecto, incluso en el aspecto estético, con una iconografía de Daniel D’Ors inspirada en la cerámica de Fajalauza, original del Albaicín. No es casual. Toda la idea nace como una reivindicación de una cierta forma de ver la vida que identifican con el Sur, y más en concreto con lo “granaíno”. El EP incluye dos originales del dúo impulsor de la formación y una versión de Franco Batiatto.

En el mismo 2006 publicarán su disco de debut. Es curioso que, para un grupo que reivindica la vagancia como un arte, sea un año de tantos resultados a nivel productivo, porque incluso hacen una interesante gira de presentación más o menos completa. “Alegato Meridional” (El Ejército Rojo, 2006), firmado ya como  Grupo de Expertos Solynieve, es una luminosa declaración de principios. El disfrute de las pequeñas cosas, de los detalles, del no hacer nada...

Además, los conciertos se plantean como una extensión de este estado de gracia, con el quinteto tomándolos como una actividad festiva sin no por ello dejar de sonar compactos, potentes y muy estimulantes. J sale al escenario con una copa de vino y se dedica a cantar sin borrar la sonrisa de la boca. Tres representativas versiones de artistas como The Byrds, Vainica Doble y Silvio, dejan a las claras cuáles son las coordenadas del conjunto.

Cuánto de importante es esta mirada a las raíces, este relax, para que Los Planetas arremetan con esa introspectiva y monumental obra que es “La Leyenda del Espacio” (RCA, 2007) no se puede cuantificar. Pero fuera de ello el regalo (para ellos mismos, para los demás) de estas grabaciones tienen suficiente entidad por sí mismas como para ponerlas en perspectiva sobre la otra banda.

En 2008, tras no haber dejado de tocar durante todo este tiempo, deciden hacer un regalo a sus seguidores y editan un 10”, “Antiguo y Nuevo” (El Ejército Rojo / RVCA, 2008), con cuatro canciones en edición limitada a cuatrocientas copias para celebrar el cambio de compañía de management que actúa de coeditora del disco. Una refrescante pieza de orfebrería grabada y masterizada con métodos analógicos que se convierte en un precioso fetiche para fans.

La agenda de Los Planetas hace que el grupo se mueva a un ritmo lento pero en 2012 entregan su segundo LP: "El Eje de la Tierra" (El Ejército Rojo, 2012). Una proclama contra la resignación en tiempos difíciles. En su presentación afirman que "su firme posicionamiento teórico frente al sinsentido de la actual sociedad de consumo se traduce, coherentemente, desde la perplejidad, la ira, o el humor, en un sonido sólido y elaborado aunque espontáneo y libre de impostura en el que destacan los rasgos originales por encima de aquella amalgama de maneras y sones anglosajones y mediterráneos". Lo cierto es que la banda muestra una clara evolución en su sonido, manteniendo su esencia pop, country y folk como vehículo para transmitir la tradición y las raíces de su tierra natal.

Diez canciones producidas, mezcladas y masterizadas por Pablo Sánchez y David Sutil, grabadas en el Refugio Antiaéreo (Granada). En el diseño (obra de Daniel d'Ors) se utilizan grabados originales de Édouard Riou.

Su discurso sureño, ese “alegato a favor de un territorio emocional, identificado con el Sur” es recuperado en la inicial "La nueva reconquista de Graná". Un pequeño y delicado hit emocional que sirve como la mejor de las presentaciones.

Mantienen la sana costumbre de entregar un EP entre largos, y entregan "Colinas Bermejas" (El Segell del Primavera, 2014). Corta duración que que se publica bajo el paraguas de El Segell del Primavera, la discográfica del Primavera Sound.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *