foto del grupo Gran Banda Mandinga
Foto de César Martín
Periodos activos
1999 - 2018
Procedencia
Santa Cruz de Tenerife
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
07/11/2018
Estilos
No tiene fans

Cuando terminó aquel concierto en agosto de 1998 en  La Gomera con la que había sido su banda hasta entonces, los tinerfeños Conemrad, Txetxo cerraba una etapa que había iniciado muchos años antes, en el 1985. La deriva estilística que había sufrido el que probablemente pueda considerarse grupo pionero por excelencia del Oi! en las Islas Canarias les había hecho transitar por el ska, el rock americano y, finalmente, el thrash metal. “Tenía claro que quería formar otra banda, reencontrarme con el punk rock” nos cuenta justificando así el que tan pronto volvió de la Península, a donde había ido ese verano para trabajar en una excavación arqueológica, buscase a los compañeros de viaje ideal. Los encontró en el seno de Pensión Ruido, una banda de Santa Cruz ya disuelta y en la que habían tocado Jorge –“Maño”-, David y Alberto. Habían sido todos ellos antes compañeros tanto de haber compartido escenario en alguna ocasión como de consumir (afortunadamente sólo) alcohol, “Algo que me venía por entonces muy bien después de unos años 90 muy peligrosos con Conemrad” reconoce abiertamente el guitarrista. Asimismo, Txetxo había sido el encargado de la producción de las maquetas que habían grabado Pensión Ruido: “Elemento Subversivo” (1994) y “Bajo Amenaza” (1995). Unos 5 años mayor que sus nuevos compañeros, había tenido tiempo, además de con Conemrad, fajarse en un proyecto previo del 1984, Vado Permanente, y otro llamado Síndrome, que formó con Carlos, batería de los primeros y que se empuñó el bajo, en lo que la banda paró por irse Jordi, el cantante, a cumplir con las obligaciones que le imponía el servicio militar. Con este último grupo grabaría también maqueta y tocó en directo en varias ocasiones.

El reparto de funciones es el siguiente: Txetxo y Maño se encargan de las guitarras y voces, David del bajo y de voces igualmente y Alberto de la batería. Los tres componentes que se repartían la tarea de cantar se alternaban en función de quién había llevado la parte principal de composición del tema en cuestión.

El nombre para la banda llegó de una propuesta, a modo de broma, de Alberto un día en un bar. Llevaban ya tiempo tratando de decidirse por uno que convenciera a todos y terminaron adoptando este último al no encontrar ningún otro más convincente: “El resto de propuestas eran tan patéticas que no merecen ser recordadas”, decían alguna de las veces que han contado sobre el bautismo del grupo. Como local de ensayo entran en la casa que tenía la abuela de Alberto en la Plaza del Cristo de La Laguna, y aprovechando que ella no vivía allí, ocuparon uno de los cuartos para sus aventuras musicales.

Esos meses posteriores al verano fueron de una actividad febril: “Iniciamos los ensayos y empezamos como locos a componer. Los temas se orientaron rápidamente al punk-rock acelerado, casi hardcore que era lo que El Maño siempre solicitó y al resto nos daba igual. La idea inicial era pasarlo bien bebiendo y tocando en el local y en cualquier concierto que nos llamaran”. Y seguro que lo hacían, pero, además, les dio tiempo a empezar a grabar algunos de los temas que iban componiendo. Así, un poco después, entre febrero y marzo de 1999, preparan ya la que sería su primera maqueta “Hoy Hace un Día Estupendo … Seguro que Viene Alguien y lo Jode” (Tagrawla, 1999).

La cinta contenía unos 13 temas originales de la banda registrados en el local de ensayo con un cuatro pistas analógico que tenía Txetxo (que sigue teniendo en la actualidad y que se utilizó entonces para grabar material de muchas bandas tinerfeñas de entonces), de la que el sello Tagrawla Records, del que era responsable Carlos (A.S.C.O.), editó una tirada de 1000 copias. La misma banda, de modo casero, también se encargó de poner en la calle una edición limitada en formato de CDs.

La presentación de esta primera grabación en la sala Barremoto en Bajamar (Tenerife) el 31 de julio de 1999 fue el debut en directo de Gran Banda Mandinga. El concierto fue con SMD, el grupo en el que militaba Txino, el hermano de Txetxo.

Temas de aquel primer trabajo como “Apestando por lo nuestro”, “Machoman” o “Sube la persiana” ocuparon un puesto destacado del repertorio de los directos de la banda durante mucho tiempo después. “Si ves que por las mañanas ya no sale el Sol, Imbécil sube la persiana” cantaban en este último, para el que, además, encargaron un videoclip a Alejandro Ramos, en el que se podía ver a un amigo de la banda, Suso El Sucio, andando en pijama tanto por la Plaza del Cristo de La Laguna como por el monte de Anaga.

Mezclaban en su debut Gran Banda Mandinga una fuerte dosis de ganas por pasarlo bien adoptando maneras gamberras, con la aspereza de hardcore sinuoso de “Trepa”, el punk rock galopante y atropellado a coros por todos sus miembros de “Uno más” o el más abrasivo de “Borreguito plasta” con riff de “Smells like teen spirit” de Nirvana incluido. Eso sí, quizás en una especie de adelanto insospechado de lo que vendría luego, tanto en “Machoman” como en “Huele a pota”, se aplicaban incorporando ska en su música.

Ese mismo año, en el mes de agosto, volverían a tocar en la plaza de toros y a partir del año 2000 se verían compartiendo escenario con bandas insulares que, o bien empezaban entonces o traían ya unos cuantos años de trayectoria consolidada. En la lista se incluyen los nombres de grupos como Species, Macarraca, Mandarrias Band, Pachumba, Malaspecto, Represión 24 Horas, Modern Fucking, Parasitosis, Malformaciones Kongénitas, Skachados, Los Flemáticos, Konexión 911, Las Ratas, Hot Vulcan Stompers, Brutalizzed Kids, Trópico 28…

En 2001 actuaron en la Plaza de Ingenio en febrero, en el Beat Club de Santa Cruz entre abril y junio, en el Blues Bar de La Laguna en abril, en la plaza de toros  y en el Enemigos Íntimos Club de Granadilla en septiembre. Parte de esa actividad en directo de la primera etapa de la banda, entre 1999 y 2001 se vería reflejada en el recopilatorio “Desconciertos 99-01” (Ediciones La Mina, 2001), del que saldría una edición limitada y numerada de unas 250 copias. El trabajo, que vio la luz con Ediciones La Mina, un invento puntual de David, el bajista del grupo, serviría para poder financiar nuevas grabaciones.

Ese mismo año Job empezó a participar con el saxo en la música del grupo mientras que Rober aportaba colaboraciones puntuales a la trompeta.

La actividad en directo en esta primera etapa Mandinga de finales de los 90 los vería compartiendo escenario en numerosas ocasiones, además de con SMD, con otros grupos como Guerrilla Urbana o Enemigos Íntimos.

En 2003 el grupo comienza a grabar nuevo material con la mente puesta en un nuevo disco. Vistas truncadas sus expectativas de hacerlo en un estudio por falta de liquidez, deciden que los gastos se limitarían a la edición del CD y la impresión del correspondiente cuadernillo. Como ya habían hecho antes trabajan entonces en su local de ensayo utilizando el cuatro pistas de Txetxo, aunque luego volcarían todo a uno de ocho pistas digital para poder ampliar con más entradas. El sello Ruin Records de Domingo Alemán (Soviet Love) de Las Palmas editó “Poco Profesional” (Ruin, 2003) en formato de CD sacando un millar de copias que traían un libreto interior con letras y detallada información al respecto. De los 18 temas que incluía, 6 eran versiones, una costumbre que adquirieron de tocar en directo, cuando se quedaban sin temas propios en clave de ska y elegían adaptar las del repertorio de otras bandas. En este caso miraron hacia Ilegales (“Mamoncete”), Henry Mancini (“Inspector”), Los Fabulosos Cadillacs (“Te tiraré del altar”), La Chusma (“Pinochet”), Maniática (“El caso del mendigo sin manta”) y Calzones Rotos (“Gente”).

El trabajo coincidiría con un momento de transición de la banda. La grabación se alargaría y durante la misma la formación de Gran Banda Mandinga sufriría variaciones. Por un lado, Txino, el hermano de Txetxo, entra como cantante, aunque en el disco sólo aportaría la voz en los temas que cantaba David, quien, tras grabar su contribución al bajo para el disco terminaría dejando el grupo. En su sustitución, justo cuando se edita el disco, entraría Poti que había sido guitarrista en Los Jartos y A.S.C.O. Igualmente, y también proveniente de La Lata Verde y A.S.C.O., donde tocaba la guitarra, entra Pedri para reforzar la sección de viento con la trompeta junto a Job. Se consolida así el viraje del sonido del grupo hacia el ska abandonando poco a poco la base hardcore con la que empezaron.

“Poco Profesional”, del que vendieron las 600 copias editadas, empezaba con “Canarias Uber Alles”, un tema arisco en lo musical y con una letra conflictiva en el que el grupo apuntaba las maneras “a un paso del fascismo en el sentido racista de odio” mostrado por una parte del sector “guanchista” hacia los godos llegados de la Península. La banda tuvo que afrontar las críticas de quienes les tildaron de anti-canarios.

A lo largo de 2004 se producirían cambios también en los vientos, ya que convencen a Pablo, que se acababa de hacer con un trombón, algo defectuoso eso sí, para que se incorporase al grupo. Él es además quien sugiere el nombre de David –“Vector”- (La Lata Verde) para sustituir a Job al saxo. Los Mandinga certificaban con esta ampliación a ocho miembros (con todos los problemas de logística que ello acarreaba) la consolidación de un sonido en el que primaba el ska. Su presentación con tan poderosa sección de metales se produce el 13 de marzo de 2004 durante La Noche Mestiza, compartiendo cartel, entre otros grupos, con la Kinky Beat. Además, graban de nuevo el tema “Poco profesional” en los estudios Gallinero Records de Los Realejos (Tenerife) preparando un videoclip con el que acompañarlo.

Ese sería el año en el que, tras numerosos conciertos por las islas, como el festival Gomera Rock en julio o en El Hierro en agosto, siguiendo la tradición de bandas como Escorbuto Crónico, Guerrilla Urbana o los mismos Conemrad, Gran Banda Mandinga visita El País Vasco para tocar en el gaztetxe de Leoia de Bilbao en agosto. Como contaban en una entrevista, en un principio, la idea original del grupo era la de actuar en cuatro sitios diferentes pero, una vez ya instalados en la casa de quien les acogía (Valen de Última Neurona) se fueron cayendo uno a uno los conciertos apalabrados salvo uno.

Un par de años después se sustituye a Pedri a la trompeta por Juanka (Pachumba), añadiéndose una segunda con Freddy (Frank Wild Year), aunque sólo estaría hasta 2007. Lo justo para poder participar en la grabación del nuevo disco del grupo, algo que no haría Pablo por no poder hacer sonar adecuadamente el trombón del que disponía. Aunque lo intentaron comprobaron que no se podia utilizar para grabar. Es por ello por lo que se recurre a un profesional para las sesiones de estudio. La banda quiso forzar a Pablo para que, a pesar de todo, recibiera clase de trombón para poder seguir en el grupo, pero éste vio incompatible dedicar el tiempo necesario para todo ello

 “Gran Salto Adelante” (Producciones Malditas, 2007) es ciertamente un paso hacia adelante para el grupo, que encara la elaboración de un nuevo disco de manera algo más cuidada. Aunque asumida por la propia banda, la producción es definitivamente mejor que en ocasiones anteriores. Graban en los Estudios Atlantide de Savino di Vietro situado en Icod de los Vinos (Tenerife), corriendo la masterización a cargo de de Aitor Ariño. El resultado de la grabación se envió a Maldito Records, con los que acordaron su edición a través de Producciones Malditas.

La Gran Banda Mandinga presentó el trabajo el 31 de octubre de 2007 en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz ante 300 personas que recibieron como regalo con su entrada el CD. La distribución del millar de copias que se editaron, se realizó tanto por las Islas Canarias como por La Península, acompañando el que sería el pico máximo de actividad del grupo con actuaciones por toda la escena insular. De hecho, un poco antes del concierto de presentación arriba mencionado, se fueron en agosto de ese mismo año hasta Santander para tocar en la sala Heaven. También pararían para actuar en las fiestas de Portugalete.

En marzo de 2008 participan en el Festival Dorada en Vivo en Santa Cruz teloneando a Rosendo manteniendo durante todo el año y el siguiente una apretada agenda de conciertos por un gran número de escenarios insulares.

La sección de viento volvería a experimentar variaciones, ya que el trombón pasó a manos, primero de Cipri –“El Breve”- y luego, en 2013, de David –“Borroka”-, mientras que el saxo pasó a ser cosa de Richi.

El concierto que dieron el 28 de julio de 2012 en el Hard Skull Fest en Vecindario resultaría, a la postre, el último concierto del grupo, ya que, casi un año después, en junio de 2013 emiten un comunicado en el que informan del “cese temporal” de la relación que ligaba a la banda con todos los seguidores mandingas: “La desidia nos ha derrotado” decían, “Después de cinco años sin grabar un disco y prácticamente un año sin tocatas, hemos decidido cerrar el kiosco”. Dejaban claro asimismo que no había nada raro ni turbio tras la decisión, que no era la degradación de la relación entre sus componentes lo que les había llevado a dejarlo. Muy al revés, fue entre “birras y chupitos” cómo decidieron hacer lo que les pedía el cuerpo por entonces.

Lo que está claro es que para cuando Gran Banda Mandinga deciden dejarlo, habían terminado ya ese continuo viaje hacia el ska al que siempre apuntaban, a base de reforzar y consolidar su sección de viento.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies