foto del grupo Glutamato Ye-yé
Periodos activos
1970 - 1980
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
Raúl Alonso
Fecha publicación
01/05/2009
Estilos
57 fans

Estamos en 1979 cuando un par de amigos, Ramón Recio (letras) e Iñaki Fernández (voz), deciden formar un grupo, al cual se suman rápidamente a las guitarras el hermano del primero, Manuel Recio (Patacho) y Alberto Haro Ibars (“Hola. Que me ha dicho Iñaki que tenéis un grupo y que venga a ensayar”). En los primeros seis meses pasan por la banda seis baterías distintos, hasta que Carlos Durante (Bólidos) se hace con el puesto, y el bajo, tras pasar por las manos de El Chori (Elegantes) y Rodrigo de Lorenzo (Ciudad Jardín), se queda finalmente en las de Jacinto Golderos. Con la marcha de Alberto a Sindicato Malone y la entrada de su hermano Eugenio Haro Ibars a sustituirle, se crea el núcleo que consituye la primera formación y más duradera de Glutamato. Y es que como dice el propio Patacho, por las diferentes formaciones de Glutamato pasaron casi 100 músicos en todo el tiempo en que estuvieron en activo. De hecho, en sus aberrantes conciertos se acogía a todos los colegas de la época que se dejaban caer por allí: Mario Gil (Paraíso, La Mode), Ulises Montero (colaborador en muchísimas bandas de la época como Gabinete Caligari, Paraíso, La Mode o Zoquillos), Charly Hens (Enemigos), etc.

Encuadrándose, junto a otras bandas como Derribos Arias o Sindicato Malone en lo que autodenominaron como Hornadas Irritantes, en contraposición al pop edulcorado de formaciones como Nacha Pop o Mamá, en seguida Iñaki se erigía como uno de los personajes agitadores imprescindibles de La Movida, caracterizado en una mezcla entre Hitler y Charlot, extraño flequillo, gabardina de corte militar, y una pata de pollo colgada al cuello.

Tras su debut en la Sala El Sol a principios de los 80 junto a Aviador Dro interpretando "Sabes bien" y "Madison", una versión del Dúo Dinámico, comienzan a tocar asiduamente en los bares del circuito madrileño hasta que en 1981 fichan por Spansuls para grabar su primer trabajo. Pero el que iba a ser la primera referencia del sello finalmente se convertiría en la quinta de DRO, al comprar Servando el master del EP que contiene la originalísima "Un hombre en mi nevera", que no es otro que "Corazón Loco" (DRO, 1982).

Tras ello, Jacinto Golderos decide dejar la música, siendo sustituido por Rafa Balmaseda, quien más tarde se sumaría a Parálisis Permanente. Pero a los cuatro meses Jacinto vuelve al grupo, a tiempo para inscribirse en el Villa de Madrid, en el cual serían eliminados en semifinales sin Iñaki, que al no haber obtenido el permiso especial en la mili fue sustituido en esa ronda por una voz femenina, Amparo Úbeda, novia de Ramón. En agosto de ese mismo año entran a grabar su primer LP, pero de nuevo por la mili de Iñaki se queda en un mini, “Zoraida” (DRO, 1982). También sin Iñaki (¡qué larga era la mili, pardiez!) salió "Glutamatonavidad", cantada por Poch e incluida en el LP "Navidades Radioactivas" (DRO, 1983).

Ramón crea el sello discográfico Goldstein, que inaugura la Fraccion del Ejercito Rojo, y ello les da mayor estabilidad y libertad en su guerra creativa abierta contra los grupos "babosos". Se conceden conciertos en los santuarios de La Movida -Rockola, Consulado, Carolina, Escalón- y se fructifica esta dulce etapa con el lanzamiento del excelso single "Comamos Cereales" (Goldstein, 1983). Por primera vez entran en la lista de Los 40 Principales y actúan en su primer Gran Musical de la cadena SER, y su presencia en los programas musicales de televisión de la época -La Edad de Oro (en donde se entabló una guerra con el público lanzándose trozos de pan), Caja de Ritmos, Tocata,…- comienza a ser habitual. No obstante, las diferencias personales empiezan, cobrándose la marcha de Eugenio Haro, que pasa a integrarse en Ciudad Jardín.

Cuando Pancoca, distribuidora de Goldstein, quiebra, el sello desaparece también, pero Glutamato recalan en Ariola vía Paco Martín, recién responsable del producto nacional de la compañía, siendo el primer grupo independiente fichado por una multi. Así es como sale el mini-LP “Todos los Negritos Tienen Hambre y Frío” (Ariola, 1984), del cual llegan a vender 40.000 copias. La titular repite de nuevo aparición en Los 40 Principales (locura, ¿verdad?; pues Patacho asegura que yendo a ensayar a los locales de la calle General Perón, al pasar junto a una iglesia escuchó al típico grupo parroquial cantar en tono de misa y con guitarras españolas "Todos los negritos"). Genial es también de esta época la autoentrevista realizada por Iñaki para su colaboración en La Bola de Cristal, alcanzando tremendas cotas de surrealismo bizarro que ni La Hora Chanante.

La banda realiza una extensa gira por toda la geografía española con toda una tropa de colaboradores, de entre los cuales destaca Ricardo del Castillo, quien no tardaría en ocupar plaza fija en el grupo. Todo iba bien, pero al año siguiente sale "Guapamente" (Ariola, 1985), con mucha menor repercusión y que no terminó de funcionar, a pesar de incluir la canción "Alicia", su particular visión sobre el cuento de Lewis Carrol por la cual fueron propuestos para ir nada más y nada menos que a Eurovisión. Patacho dice al respecto: “La verdad es que nos hacía ilusión”. Personalmente, hubiera pagado por ver a Glutamato representando a España en Eurovisión; en todo caso, no creo que hubiera ido mucho peor que con Rosa.

El grupo está convaleciente tras este terrible shock y ya en 1986, antes de la separación, editan el LP “Vive Subida” (Ariola, 1986), el más coherente de esta última etapa más rockera, pero que llegaba a destiempo: las letras del disco tenía un marcado tinte antimilitarista y ellos habían pensado lanzar como primer single "Banderín de enganche", justo cuando aquel mismo año se celebraba el glorioso referéndum para la entrada en la OTAN. Ariola pasa de líos y tras lanzar "Todo va dabuten", mucho más apropiada, apenas realiza promoción del disco. El grupo se refugia entonces en el directo y Ricardo vuelve a la guitarra, pasando el bajo a Fino Oyonarte, fichado en una de las giras. Finalmente, el pueblo de Mula sería testigo de la última actuación del grupo, siendo Iñaki quien decidió abandonar.

Tras ello, Iñaki forma junto a Ricardo del Castillo Los Beatos; Carlos Durante pasa a formar parte de Desperados y Patacho inicia junto a Fino Oyonarte y José María Granados La Banda del Otro Lado.

En 1987, Ramón Recio, alma de la banda y autor de la mayoría de las letras, cae enfermo y por deseo expreso suyo, Glutamato Ye-Yé se reagrupa para dar un último concierto en la Sala Universal de Manuel Becerra, el 2 de enero de 1987 en Madrid. Aquella actuación fue recogida en un doble elepé llamado “...Esto fue Todo” (Twins, 1987) y editado por Twins (sello de Paco Martín). En ella puede encontrarse el emblemático "Soy un socio del Atleti". El 5 de abril de 1988 fallecía Ramón Recio y en su funeral el sacerdote leía en voz alta la letra de "Todos los negritos".

Desde entonces, las reunificaciones esporádicas no han cesado. Tan sólo dos años después se reunían para ofrecer un concierto el 31 de julio del 89 en la vaquería de la calle Libertad, que sería editado por La Fábrica Magnética al año siguiente, "Y al Tercer Año" (La Fábrica Magnética, 1990).

Poco después se iría también Alberto Haro y Eugenio. Antes ya se había marchado Ulises Montero. Como homenaje, Glutamato realizaba en la sala Revólver un concierto titulado "Por Mis Muertos", estrenando y grabando allí un tema inédito, "Conjuro a medias". Finalmente, se metían en el estudio para la edición de un EP compartido con La Banda del Otro Lado para rendir homenaje a Ramón y a todos los demás, "Conjuro a Medias" (La Fábrica Magnética, 1991).

Después, varios recopilatorios y la sorpresa. El 23 de mayo de 2008 se reúnen de nuevo para dar un concierto en la sala Joy Eslava de Madrid, concierto en el que a todos los asistentes se les obsequia con una edición limitada lanzada para la ocasión (y que no se pondría a la venta) de su primer disco, de hace ya la friolera de veintiséis años. Picados por el gusanillo, el 29 de noviembre de ese mismo año, se suben de nuevo al escenario de la sala El Sol, bajo el lema "Ostias! Glutamato Ye-Yé". Esta nueva vuelta, según dice Patacho, "se debe a la insistencia de algunas personas, como Pedro, de la web NuevaOla80, que nos insistió para que actuáramos el pasado octubre en una fiesta en la sala Siroco de Madrid. Nos lo pasamos muy bien y a raíz de esa fiesta nos propusieron tocar en la Joy Slava. Como Iñaki se casaba y le venían bien las pelas, dijimos que sí, aunque aún no hemos cobrado el bolo".

Ya en 2011, el sello novel Lemuria, al frente del cual se halla el joven Pablo Lacárcel, nos brinda la oportunidad, en una especie de conmemoración reivindicativa, de poder disfrutar de una exhaustiva colección de grabaciones en directo inéditas de la formación a lo largo de sus treinta y tres años de carrera. Patacho cuenta en el libreto la costumbre que tuvieron de grabar todos o prácticamente todos los conciertos, pero que unas inundaciones en su casa dejaron "tan sólo" sesenta y nueve cintas. Y es de esas sesenta y nueva cintas que se configura este artefacto, "¡Vaya Cristo!" (Lemuria, 2011), un triple CD que divide el transcurso de la banda en tres etapas, cada una de las cuales viene representada por unos veinte temas. El disco se presentó el viernes 18 de noviembre en la sala Moby Dick de Madrid.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

1 2

Comentarios

foto del usuario silpivipiapa
silpivipiapa
31 enero, 2011 at 23:43

disculpar la correccion pero en la seccion de componentes del grupo falta precisamente el cantante Iñaki Fernández

foto del usuario javi landa jocano
javi landa jocano
26 abril, 2011 at 01:27

Para ser sincero, es MI grupo de los 80.Allá que empecé a escuchar aquel pequeño disco (corazón loco,narcosis,hay un hombre en mi nevera..)con 13 años (ya tengo 44), me hipnotizó.A las semanas,dos amigos y yo nos compramos la guitarra eléctrica, el bajo y un Korg MS-10 (San Sebastián).Glutamato influyó bastante en aquella motivación, y a dia de hoy sigo tocando el bajo (los railes).He segudo a Iñaki con los pecadores, los beatos; a patacho en solitario y con los anónimos. A modo personal, hay un tema que para mi es una de las mejores letras (el desertor).Saludos a todos los que ya estais en este club, es bueno saber que todavia hay gente hoy en día que entiende algo de música.Contento de unirme a vosotr@s. Agur

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *