foto del grupo Farmacia de Guardia
Periodos activos
1980 - 1990
Procedencia
Murcia
Estado
Inactivo
Publicado por
Rafa García-Purriños
Fecha publicación
19/02/2013
Estilos
8 fans

Como a estas alturas ya sabe todo el mundo, el concierto homenaje a Canito en el Salón de actos de la Escuela de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid, el 9 de febrero de 1980 se considera el evento inaugural del movimiento cultural que, más adelante, sería conocido como La Movida Madrileña, por lo que tuvo de escaparate en los medios.

En localidades que, entonces, parecían estar en otro planeta, los tiempos también estaban cambiando y también tienen sus acontecimientos que, hoy día, se consideran como fundacionales.

Así, Murcia tiene su fecha: el concierto de Nacha Pop el 11 de marzo de 1981, celebrado en el Moderno Cine Martínez, en la pedanía de Espinardo. Allí, junto a unos casi novatos Nacha Pop, actuaban dos bandas murcianas: Por una parte, Acequia, banda experimentada, con años de rock a sus espaldas y perteneciente a la generación de lo que se conocía como el rollo, a la manera de unos Leño o Asfalto: rock urbano, lindante con el rock duro, de barrio, áspero como los tiempos de transición que le había tocado vivir, y de un nivel instrumental más que aceptable. Por otra parte, Farmacia de Guardia, grupo del que toda Murcia hablaba y daba la sensación casi de ser un grupo consagrado pero que, en realidad, daban el primer concierto de su, por entonces, cortísima historia, con una actitud punk, un desempeño instrumental mejorable que, además, consideraban lo de menos, y una imagen mucho más cuidada y nuevaolera.

Esta coincidencia de dos generaciones musicales vino a considerarse como una especie de entrega del testigo, todo ello aderezado, a lo largo de toda esa semana, de declaraciones en los medios en las que ambos grupos dejaban claro lo que pensaban los unos de los otros, con la chulería propia de las bandas de rock conocedoras del oficio, de una parte, y la insolencia del espíritu punk, de otra. La tensión y tirantez era evidente.

Parecía que, entre los seguidores de ambas bandas iban a desencadenar poco menos que una batalla campal, pero al final todo quedó en insultos, abucheos y demás, sin que la sangre llegara al río.

Para los Farmacia de Guardia, todo había ido con la enorme velocidad a la que pasaban las cosas en aquellos años. Empezando pocos meses antes cuando, según cuenta JAM Albarracín, cantante, bajista y líder de la banda, que ya estaba creando el grupo junto con Emilio Congo, que tendría un paso fugaz, sin llegar a actuar nunca en directo: “Un día iba por la calle con el primer LP  de Devo y me encontré con el guitarrista Pepe Evangelio, antes de nacer Farmacia de Guardia, que llevaba un disco de Richard Hell. Nos quedamos mirándonos como diciendo tú también lo sabes. Al poco tiempo,  empezamos a reunirnos en un piso, pero nadie sabía tocar, así que  nos repartimos los instrumentos, según nos apetecía, a cada uno nos tocó uno, y cuando llego la hora de la verdad, tiramos para adelante. No teníamos batería al principio y la primera canción que hice, 'Me gusta el punk', fue sin tener ni idea de tocar la guitarra. Sabía el sonido que quería y lo buscaba hasta que daba con él. Teníamos creatividad e ideas y lo de tocar, ya aprenderíamos...”.

Completaban la formación original,  Juan Enrique “Jota” Cassinello como guitarrista y Pepe Kayllo en la batería.

Tras un par de conciertos, Jota Cassinello decidió abandonar el grupo por diferencias con José Ángel Albarracín: el primero prefería un estilo más cercano al rock'n'roll clasico y al rockabilly y el segundo deseaba un estilo entre el punk rock y el pop rock. Cassinello fue sustituido a la guitarra por José Luis Roca.

JAM Albarracín lo cuenta así: “Le gustaba el rockabilly y ser líder y eso en Farmacia no era viable, así que se largó y montó Los Hurones. Fuimos grandes amigos y siempre tuvimos un respeto mutuo máximo”.

A partir de este momento, Farmacia de Guardia ya son un grupo bastante conocido en Murcia y decide que, para ganar popularidad, tiene que empezar a moverse. Y eso pasaba por viajar a Madrid y darse a conocer.

Y eso hacen, se trasladan a Madrid y registran, en los estudios Audiofilm, una maqueta con la intención de moverla por las diferentes emisoras de radio y discográficas. Contenía cuatro canciones: “Cazadora de cuero", "Ella es demoledora", "Moda pop" y "A Johnny le gusta el punk". Las dos primeras, dos auténticos himnos que lo tenían todo para triunfar y que, de hecho, fueron radiados con bastante frecuencia, en especial en Esto no es Hawaii, el programa de Jesús Ordovás en Radio3.

De forma casi casual, estas canciones circulan también por la incipiente escena punk canaria, en forma de una casete compartida con los canarios Familia Real,  y Delincuentes Habituales, con el título genérico de "Masakre en los Rodeos" y, según recuerda JAM Albarracín, “Yo me enteré de su existencia cuando la vi. Los primeros Farmacia, y por tanto los más punk, fuimos populares en el underground canario. Emilio Congo, un personaje clave en la creación de Farmacia, aunque nunca llegara a tocar en directo (hizo la portada del primer single y mucho más), fue destinado a hacer el MIR a Tenerife y allí se metió entre la escena musical”.

Además, y para no perder el tiempo, se presentan al concurso Murcia Joven (II Festival Regional de Música Actual), donde se reencuentran en la final con Acequia, banda sólida y solvente que tenía un buen cartel en Murcia. La decisión, finalmente, es salomónica, ganan el premio ex aequo ambas bandas, lo que les vale la grabación de su primer disco, “Cazadora de Cuero" (Xirivella, 1982), un single que se graba en los estudios Pertegás de Valencia, El single fue distribuido por el sello madrileño Dos Rombos a través de una edición limitada para la segunda feria internacional del disco, que se reducía a tan solo 1000 ejemplares y que se agotaron en cuestión de semanas.

La banda suena en Radio 3 con insistencia. Su maqueta, en especial las canciones “Cazadora de cuero” y “Ella es demoledora”, se va haciendo conocida más allá de Murcia, sus directos son cada vez mejores y más potentes y, sin embargo, Murcia sigue quedando muy lejos y las compañías no se terminan de decidir.

En palabras de JAM Albarracín: “Nunca fuimos un grupo demasiado estable. Siempre tuvimos ofertas discográficas, pero cuando sonábamos insistentemente en Diario Pop y teníamos un directo arrollador de verdad, me llegó la maldita mili. A mi regreso, más que una farmacia me encontré una clínica. Y empezaron los cambios de formación, etc.”.

Finalmente, es DRO quien se lleva a la gran promesa aunque, por el camino, JAM Albarracín ha de cumplir con el servicio militar y, cuando vuelve, tiene que rehacer el grupo, que pierde por el camino a Pepe Evangelio, tal vez su elemento más punk, que deja su sitio a Paco Sánchez.

Entre unas cosas y otras, el grupo sufre un parón de casi cuatro años, y, seguramente, se deja por el camino  su oportunidad de dar el salto a un público más amplio. Las canciones, aunque tarde, llegan al mercado.

Farmacia de Guardia se traslada a Madrid y entra en los estudios Duplimatic a finales de octubre de 1985 y, en tres días para grabación y mezclas, registra “Farmacia de Guardia” (DRO, 1986) en un estudio de 16 pistas.

El disco no tuvo una mala acogida y "Ella es demoledora", el sencillo, del que incluso se grabó un videoclip, consiguió cierta repercusión, aunque fuera de Murcia, en conjunto, todo se quedó en mucho menos de lo que se prometía y de lo que merecían las canciones y el sonido de la banda que, a esas alturas, se había oscurecido bastante.

No sería por falta de esfuerzo de los componentes del grupo, que intervinieron en el programa de televisión Disco Visto, y se embarcaron en una larguísima gira que, prácticamente, duró todo un año.

En los descansos de la misma, JAM Albarracín colabora con otro grupo murciano, La Guardia Roja, con los que llegará a ganar el concurso Murcia Joven en 1986, y grabar el consiguiente disco.

Finalizada la gira, y a pesar de que apenas tenían canciones y sin excesivo tiempo para prepararlo, se decidió editar ya un disco; al fin todo un larga duración para aprovechar la promoción realizada con la gira y el nombre que ya se habían ido haciendo con las canciones del disco anterior.

Así, entran en los estudios Musitrón de Madrid y registran, siete años después de la creación del grupo, lo que sería su primer álbum, “Veneno Rojo” (DRO, 1987) que se publica en el mes de febrero de 1987, incluyendo una nueva versión del himno “Cazadora de cuero”, que se publicó, por segunda vez, como sencillo de promoción, reflejando un poco esa falta de canciones y de nuevas ideas, fruto del escaso tiempo de preparación previa.

El disco no funciona nada bien, ni se vende como el anterior ni la crítica lo recibe con el mismo entusiasmo. Es más, un tanto mal acostumbrada, lo pone, en general, de mediocre, a pesar de que, sin ser un disco brillante, el resultado sí es más que digno.

Tras la gira posterior, y desanimados por los malos resultados de crítica y público, y antes de convertirse en una banda de pop rock del montón, el grupo se va aburriendo y poco a poco, sin decisiones traumáticas, van decidiendo echar el cierre.

Su líder, JAM Albarracín, lo explica así: “El último disco, 'Veneno Rojo', no funcionó bien, ya que  tuvimos poco tiempo para prepararlo por la cantidad de conciertos y la falta de canciones, y en vez de aplazarlo, se grabó... La verdad es que yo me aburrí... Fue algo progresivo, no me apetecía ensayar y aunque hacíamos buenos conciertos, ya no era excitante... Ya no era el grupo que se creó al principio y lo fui dejando de manera poco consciente”.

Tras la separación JAM Albarracín continuó ligado al mundo de la música, creando, junto a otros músicos murcianos, la banda Arma Joven.

JAM Albarracín también trabaja como periodista musical en el diario La Verdad y dirigiendo murciarock.com, la sección musical digital del periódico murciano. También ha presentado y dirigido programas en alguna cadena regional, como La Jam Evasion.

Farmacia de Guardia, tras su separación, ha reaparecido puntualmente, siempre en ocasiones muy especiales. Así fue el 3 de febrero de 1994 en la discoteca La Carroza de Murcia con motivo del concierto homenaje a Jota Cassinello, fallecido a finales de 1993. Y, con otro motivo mucho más alegre, la celebración del 25º aniversario de su primer concierto en un homenaje del grupo La Verdad, periódico para el que trabaja actualmente JAM Albarracín, el grupo se reunió para ofrecer un único concierto el viernes 12 de mayo de 2006, en el Palacio de Congresos de Murcia, dentro de la fiesta final del certamen de artes multimedia Rendibú. Aunque esta última, en puridad, no fue una reunión de Farmacia de Guardia, sino de músicos que han tocado con JAM Albarracín en distintas etapas de su carrera, algunos de los cuales tocaron en alguna ocasión en la última etapa de Farmacia de Guardia, que pronto se convirtió en Arma Joven, como Ricardo Ruipérez y Fiti Espejo, entre otros músicos, clásicos de la escena murciana, componentes ocasionales de Farmacia de Guardia, como Fernando Rubio o Joaquín Talismán). Pepe Evangelio fue el único componente de la formación original -aparte de JAM- que participó en el concierto, subiendo al escenario para el bis.

Además, en 1996 se editó un recopilatorio de Subterfuge Records, dentro de su colección Canciones desde la Tumba, titulado “TNT Punk Pop 1982” (Subterfuge, 1996), en el que recogen los cuatro temas de la maqueta de 1982, así como la cara B del primer single, “Bronca callejera”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies