Cuando les preguntamos a sus componentes acerca del origen del nombre del grupo, nos dicen que fue el resultado de no ponerse de acuerdo con ninguna de las propuestas que barajaban. Al final, los tres miembros que por entonces tenía la banda, Raúl (guitarra), Sara (batería) y Roberto (bajo), apremiados por tener un concierto apalabrado para un par de meses después, decidieron que cada uno aportaría una palabra; “Un método bastante chungo”, reconoce Raúl, pero que fue el que llevó finalmente a Fabuloso Combo Espectro. Si por las mismas, tuviéramos que indicar qué términos nos vienen a la cabeza si nos tocara definir al grupo y su modo de operar, probablemente muchos coincidiríamos en apuntar cosas como creatividad, originalidad o autonomía. Siendo como son todas ellas, características más que deseables en cualquier propuesta, en ocasiones pueden llegar a jugar en contra de quienes se mantienen fieles a ellas, ajenos a las repercusiones o respuesta desde el exterior. Senderos similares de incomprensión recorrieron en su momento, con texturas diferentes eso sí, bandas como Claustrofobia o El Desvän del Macho.

Nos dice Raúl a este respecto: “En general no somos un grupo que haga canciones que puedan atraer a demasiada gente. Mucha gente se queja de nuestro cambio de registro constante; bueno y ¡de lo malos que somos!”. Sea o no constante el cambio al que alude el guitarrista, Fabuloso Combo Espectro sí que mantienen firmes unas coordenadas musicales que aceptan, como si de enorme marmita se tratase, casi de cualquier aportación instrumental en aparente cacofonía desordenada. Letras descacharradas y una exquisita asociación con los amigos adecuados para garantizar el diseño de originalidad personalizada que caracteriza sus entregas en disco terminan por cuadrar la posible receta con la que funciona un grupo con hechuras libertarias.

Muchos errarían si creyeran que el de Fabuloso Combo Espectro, es la primera experiencia de sus miembros en esto de cuestiones musicales, ya que Raúl, por ejemplo, participó en una extensa lista de grupos y proyectos. Empezó con Operación Biquini, banda con la que hacía “una mezcla de garaje sucio, punk y rollo pantanoso, desde un prisma de cafrismo extremo”. Posteriormente se le pudo ver embarcado en Turnomatics y Pili y sus Lechones, banda con nombre adaptado de Loli & The Chones. Dentro de los proyectos más esporádicos aparecen Bolas Chinas, Mandíbula / Dentadura, Asociación de Amigos del Rifle, Flip Outs y Navajazo. En todos estos grupos tocaría la guitarra, salvo los intentos de “hacer que cantaba” en Flip Outs y Operación Biquini.

Roberto por su parte, ha tocado con Baby Horror, acompañando con su bajo a Jesús Mirón (J. Horror) y Annie Baby (Mal Gusto y Reverbduo). Es precisamente de coincidir en el Cosmic Bar, el bar de Jesús, y en garitos similares en los 90, de lo que se conocen Raúl y Roberto. En el calor de los mismos, una vez que Raúl terminase toda actividad en sus numerosos proyectos, se gesta la posibilidad de formar un nuevo grupo. En el mismo, se contaría con Sara, que tocaba entonces en Dead Dolls y que posteriormente lo haría en Las Jennys de Arroyoculebro, para el puesto a la batería.

Los primeros ensayos los realizan en la Semana Santa de 2007, aunque no es hasta después del verano que el trío se pone en serio a la tarea. Sin ir más lejos, su debut en directo se produce en octubre de ese año en el Wurtlizer Ballroom de Madrid, oficiando de padrino el Capitán Entresijos. Unos tres meses después, se les une Miguel Ayuso para hacerse cargo del saxo y teclados. Antes tocaba la guitarra en los recién disueltos C’Mon Tutankhamon, además de militar en Juana Chicharro, una banda en la que toca con el propio Roberto y Joana (Asiatics, X-Prays y Obediencia). Es así, en formación de cuarteto, que afrontan su segundo concierto, para el que Ayuso, tras dos escasos ensayos que había podido realizar con la banda, ya tocaría un par de canciones. La nueva incorporación nos cuenta, pasados los años, cuál fue la impresión que le dio la que a la postre sería su banda, la primera vez que les vio en directo: “Típico concierto de grupo novel, a medio camino entre el rock and roll, el punk y el garaje. No tenía nada que ver con lo que hacemos ahora”.

Parecen coincidir todos en que el signo distintivo de la propuesta del grupo es el punk, el garaje y el rock and roll en general. Así, el arriba mencionado gusto por la experimentación en su vertiente más cacharrista que creemos apreciar en su música, cercana posiblemente a filosofías vitales como las que desarrollase años atrás grupos como Patrullero Mancuso, no jugaría un papel tan destacado como nos adelantábamos a señalar. “No es una influencia muy marcada”, nos dice Miguel. Él mismo se ofrece como cicerone en el espectro de preferencias y gustos dentro de la banda. Empieza hablando de The Fall, Gang of Four, The Cure, Ilegales… como nombres aceptados por los cuatro componentes. “Raúl fue siniestro y eso se nota, pero creo que todos venimos de una u otra manera del punk, que quizás sea la mayor influencia. El caso es que le damos a todo, ska, free-jazz, kraut-rock, blues… A Rober y a mi, nos vuelven locos los Kinks y los Jam. Vamos, que somos muy eclécticos, aunque no a todos nos gusta lo mismo. Sara no aguanta a los Ramones y es mi grupo favorito”.

Raúl, al oír el nombre de Patrullero Mancuso, parece ir un poco más allá en lo que a proyectos innovadores y personales se refiere indicando que sus preferencias se decantan más por otras bandas posteriores del sello Alehop! como Pretty Fuck Luck, Pantasma, Momonje y Laluli, Grimorio, Eko Sisters… Roberto, por su parte, coincide con lo manifestado por sus compañeros, aunque se le nota querer matizar la cuestión de la experimentación: “Bueno, si quieres llamarlo así… Yo creo que más bien son ganas de hacer algo distinto, que no estés acostumbrado a oír”.

No será mediante maquetas la dinámica de grabación de la banda. Cada vez que se ven con temas que merecen la pena, afrontan el paso por el estudio con idea de editar el resultado a modo de diferentes entregas y sencillos. En su primer viaje a Gandía (Valencia) a los estudios Tigruss, en Semana Santa de 2008, registraron hasta ocho canciones. Con cinco de ellas montan el que sería su primer sencillo: "Fabuloso Combo Espectro EP" (Producciones Esporádicas, 2009).

El disco vería la luz en enero de 2009 en el sello de Nicolás, el Capitán Entresijos. Una de las canciones que contenía, “Lomo de bolsillo”, estaba sacada del repertorio de Mandíbula / Dentadura, uno de los ya mencionados combos primigenios de Raúl. Presentado con la serigrafía del diseñador 3501 como portada, por la que luego se conocería al sencillo como “el del huevo”, tenía además la curiosidad de que la cara A giraba a 33 r.p.m. mientras que la otra lo hacía a 45. La colaboración con Jose -3501-, que no sería la única, inauguraba un modo de actuación que emparentaba la experimentación musical del grupo con los de creadores del dibujo, grabado y disciplinas similares. Muchos de ellos, además, resultaban amigos y compañeros del grupo en algunos de sus bandas previas; el caso de 3501 es un buen ejemplo, ya que era miembro de Tubular Balls, C’Mon Tutankhamon e incluso llegaría a tocar unos meses con Fabuloso Combo Espectro aportando ruidos electrónicos, sintetizadores y demás artificios.

La variedad de tonos contenidos en “Fabuloso Combo Espectro EP” dejaba entrever bien a las claras la originalidad y complejidad para el oyente de lo esencial de su propuesta. Aunando comprimidos de tonos siniestros, deslumbrantes marcianadas, ruidosas melodías y más de una letra ingeniosa, Fabuloso Combo Espectro ponía el pie con su vinilo en la escena musical.

De esta primera sesión en Tigruss, el grupo emplearía también un tema para el fanzine Chilena Comando. Su nº 6 incluía un CD en el que, además de Fabuloso Combo Espectro, se ofrecían “músicas afiladas” como las de Michael Yonkers, Venereans, The Ex, Caballo Trípode

La otra canción que les quedaba, “El rey Midas de la televisión”, un relato impactante basado en el ataque que sufriera el presentador y realizador de televisión José Luis Moreno, no había podido ser incluida en el primer sencillo por su duración, así que el grupo se las ingenió para darle cabida de otra forma. En concreto, junto a la banda amiga Paco Frutos y Esposa, proyectan la edición de un trabajo compartido en el que todo el proceso se haga de forma manual por parte de los dos grupos. Y ésa es precisamente la filosofía con la que se concibe “Fabuloso Combo Espectro / Paco Frutos y Esposa” (Autoproducido, 2010).

El nuevo sencillo no tenía portada; o más concretamente traía un sello de estampar sobre hojas en blanco diseñados por Olaf Ladousse (Solex,Los Caballos de Dusseldorf): El de la cara de Fabuloso Combo Espectro era una antifaz, mientras que el de Paco Frutos y Esposa era una especie de monstruo ameboide. Además, el único tema de los primeros iba a 33 r.p.m. mientras que, con objeto quizás de compactar los cinco cortes de los últimos, la cara B iba a 45 r.p.m. Ayuso nos relataba la conveniencia de todo el proceso de edición; por un lado la elección de la banda acompañante dada la naturaleza de “El rey Midas de la televisión”: “Es una canción un poco psicotrónica y pegaba con lo que hace Paco Fruto y Esposa”; y por otro se muestra encantado de la colaboración con Olaf: “No tiene portada, sólo un sello de Olaf, que es muy amigo nuestro. Somos fans de su trabajo y sólo por llevar su sello mereció la pena sacar esto”. A pesar del esfuerzo que supuso ir estampando una a una todas las copias.

En una segunda incursión en los estudios Tigruss, en diciembre de 2008, el grupo vuelve con otros siete temas nuevos bajo el brazo. Tres de ellos compondrían el nuevo sencillo del grupo: “3501” (Discos Humeantes, 2010), que saldría a la calle en enero de 2010. La entrega venía elegantemente presentada con portada diseñada de nuevo por 3501, en la que aparecía la cabeza de un perro. De ahí el título oficial y el oficioso entre los integrantes de la banda: el sencillo “del perro”. Mezclados en mayo de 2009 en los estudios madrileños DGR Sónica, las canciones, eran una auténtica descarga de descacharradas melodías con las que o bien mezclaban todos sus voces, arengaban a las masas con golpes de estado ante dictaduras estéticas o entrelazaban guitarrazos de chirriante surf con sincopadas contundencias a lo Clash. El grupo daba una vuelta más de tuerca en la dirección acertada: la de hacer lo que les apetece sin reparar en los posibles riesgos.

El tema que abría el sencillo, “Cientos de alientos”, tuvo el apoyo de un videoclip, obra del ilustrador y diseñador gráfico Roger Crunch. No sería esta la única ocasión en la que la banda recurriría al soporte del vídeo para algunos de sus temas; ya antes, con “Ruido de huesos”, del “Fabuloso Combo Espectro EP”, "el sencillo del huevo", se pusieron en manos del colectivo Call Me Idiot, ilustrando las claustrofóbicas atmósferas de la canción, metiéndose en un ascensor.

Otra de las grabaciones de su segundo paso por los estudios Tigruss, la versión “Big black hole” de The Oblivians, se emplearía en la saga homenaje a dicha banda orquestada por Marco, responsable del sello Ghost Highway Recordings. En concreto, Fabuloso Combo Espectro, participó en un compartido con Paniks, quienes se despachaban con “Ride that train”, que vio la luz en diciembre de 2010: "Tribute to the Oblivians Vol. 3" (Ghost Highway, 2010). Para la ocasión invitarían a Proxe (Navajazo, Thee Suckin Dicks, Vigilante Gitano) para la voz principal. Además de por la amistad que les une a él de diferentes proyectos comunes y conciertos asistidos en el pasado, es uno de los dos responsables del sello que lleva precisamente el nombre de la canción de los norteamericanos que versioneaban aquí Fabuloso Combo Espectro. La grabación final, de gran intensidad por otra parte, tendría el valor añadido de constituir el único registro del característico aullido y alarido (“Perroooss Loboosss”) que popularizara el cantante en los conciertos a los que acudía como espectador. Roberto nos comenta acerca de ello: “Queríamos que el Proxe dejara grabado algo, más concretamente, su grito de guerra, azote de los grupos guiris que no saben lo que el loco ése de la primera fila está gritando”.

También les quedará material con el que participar en uno de los CD samplers recopilatorios que suele editar un amigo suyo, Nacho, dueño de la tienda de discos Commercial Records. En concreto, en la primera entrega de dicha serie, el disco estaba dedicado a veintitrés bandas de la capital. Fabuloso Combo Espectro contribuía con el tema “Making popcorn with my mobile phone”, inédita hasta entonces. Junto con ellos se podía encontrar a Los Caballos de Dusseldorf, Ginferno, Los Claveles, Jugoplastika, Lüger, Asiatics, Juanita y Los Feos, etc.

La actividad de la banda no desfallece y así, en junio-julio de 2011 están ya en disposición de grabar nuevos temas. Hasta una decena registran en los estudios DGR Sónica de Madrid bajo la producción de Krater (Ginferno). Con ellos se editará el 22 de octubre de 2011 el disco “Fabuloso Combo Espectro LP” (Discos Humeantes / Producciones Esporádicas / Ghost Highway, 2011).

Acostumbrados como nos tenían al formato de sencillo, el disco constituye todo un paso adelante, el de una banda que ensancha sus posibilidades para mostrar su personalísima apuesta. “Fabuloso Combo Espectro LP” es variado y muy completo. Incluye lo más parecido a un tema redondo, incontestable que haya producido jamás el grupo: “Galopando a lomos de un atáud”, disgresiones casi kraut, aproximaciones a rezos cosmológicos y cierta alegría existencial de la que suele gastar la banda. Con el nuevo trabajo además aportan un sólido refrendo a su discografía anterior: “Parece que si no tienes un largo nadie te toma en serio, y eso que hemos sacado cuatro referencias antes”, nos dice Ayuso.

La promoción, los conciertos dados para su presentación, como el dado en la sala Wurlitzer Ballroom en Madrid, habla de maneras de un grupo establecido en la escena independiente underground, con una cuota de reconocimiento más que aceptable. Ayuso concede haber recibido “un poco de caso” por parte de los medios especializados. Coincide con Raúl que el grupo ha movido, sobre todo, a un reducido número de fieles, a los que no sólo no parece importarle la condición de grupo no-fácil, sino que además les espolea a seguir con las mismas coordenadas. Roberto aporta un punto algo más desquiciado: “Más que público fiel y concreto, yo creo que hay tronados que tienen el gusto estropeado”.

Enfrentados a la necesidad de posicionarse sobre lo que, en su opinión, les distingue de otras bandas, Raúl nos apunta que quizás sea que “no tienen camino marcado a seguir”, que la ausencia de moldes o corsés les garantiza la libertad suficiente para afrontar casi cualquier nueva línea que les apetezca transitar. Es esa imposibilidad de etiquetarlos que tanto enorgullece a Ayuso.

Quizás sean las letras uno de los aspectos que contribuyen a dar un punto de experimentación o incursión en vertientes incluso surrealistas. Personalísimos efectos, instrumentos y descabaladas melodías completan el cóctel, pero lo cierto es que las letras parecen responder a una peculiar manera de entender narración y descripción. El grupo ha manifestado sin embargo abiertamente en más de una ocasión tener en la composición de las mismas un punto débil. Ayuso por ejemplo nos dice: “Es lo que más nos cuesta de largo. De hecho hemos llegado a tener hasta diez canciones completas sin letras”. El disco “Fabuloso Combo Espectro LP” parece haber sido por el contrario un laboratorio de pruebas idóneo en el que reforzar este aspecto.

De todas formas Raúl opina sobre la cuestión introduciendo un matiz interesante: “En casi todas las letras se habla de algo. Tienen su significado, un poco ambiguo sí, pero lo tienen. Otra cosa es que no lo transmitamos por el canal habitual”. Roberto, por su parte, llega incluso a atribuirles una independencia insospechada con respecto a sus creadores: “Las letras tienen vida propia, a veces se acercan a nosotros y otras veces deciden que se van a dar un vuelta y no vuelven”.

Poco o nada remisos para ponerse en la carretera (“No gusta mucho tocar fuera, y comer y beber mucho”, dice Ayuso), han acompañado a bandas amigas como Tetallica, Call Me Idiot, Coprolitos (en Santander y Zaragoza), Telephones Rouges (en Santiago de Compostela), El Desvän del Macho (en Vigo), Capitán Entresijos (en el Wurlitzer de Madrid), Image Makers, Jiménez Los Santos, Los Plátanos, Eureka Hot IV... En el apartado internacional han acompañado sobre las tablas a grupos como los franceses Frustration, los estadounidenses Intelligence, los portugueses Singin Dears o los suecos Henry Fiat Open Shore.

En 2012 Sara decide dejar la banda. Su despedida se realiza oficialmente con un concierto dado en el Rock Palace de Madrid en sesión de matinée el día 6 de diciembre con Los Nitxos. Su sustituto Antón Suárez (Puré, Hola a Todo el Mundo, Cómo Vivir en el Campo, Muerte y Destrucción, Mirafiori) terminaría convirtiéndose en un auténtico metrónomo sobre el que componer el caos que gusta a la banda.

Con la nueva formación acudieron al Freek Fest en El Puerto de Santa María (Cádiz) tras el verano de 2013 donde compartieron cartel con Terrier, The GovernmentLos Twangs o Salvaje Montoya, y terminaron el año con El Desvän del Macho en diciembre en Valencia, en La Residencia. Más tarde, en enero de 2014 acompañaron a Bananas en sus conciertos por Oviedo y Santander. Pocos meses después, en mayo, se fueron con Cal a Vigo (La Caja) y Pontevedra (Liceo Mutante).

En mayo de 2014 se encierran de nuevo en los estudios DGR Sónica para dar forma a los temas con los que se edita "La Herencia de los Caracteres Adquiridos" (Discos Humeantes, 2014), LP que presentarían en noviembre de ese mismo año acompañados de Little Cobras en Sevilla y de MonotonusHominidae en Madrid. Disco de madurez con el que afianzan su capacidad para montar pequeños huracanes sonoros en los que teclado, saxo y guitarra no dudan en luchar a la contra de cualquier atisbo de orden sugerido por la sección rítmica. Son capaces de sonar siniestros, cacharreantes o kraut casi en el mismo tema, se han convertido en compositores de gemas poliédricas de mil caras por las que terminan resbalando los intentos de etiquetarlos.

El Combo siguió funcionando hasta diciembre de 2015 comunicando, justo tras el concierto que dio en Rock Palace en el ciclo de actuaciones de despedida de la sala, que lo dejaban, que paraban. Hasta entonces estuvieron dando muestras de que lo que hacían era siempre resultado de seguir exclusivamente los dictados que marcan su creatividad y ganas de hacerlo cómo les apetece. Eso era por fuerza una muy buena señal.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies