foto del grupo Espiño
Oscar Millarengo
Periodos activos
2016 - Actualidad
Procedencia
La Coruña/ A Coruña
Estado
Activo
Publicado por
Fernando Fernández Rego
Fecha publicación
10/12/2017
Estilos
No tiene fans

Alfonso Espiño (Santiago de Compostela, 1976) lleva muchos años sobre los escenarios, defendiendo propuestas valientes y honestas. A mediados de los años 90 ponía en marcha Contrastes junto a los hermanos Gonzalo Sende (guitarra rítmica, piano y voz) y José Antonio Sende (guitarra solista), y Pablo Villaverde (batería). Una banda de pop clásico y atemporal con gran influencia de los Beatles que mereció mejor suerte.

Después llegaron los Mega Purple Sex Toy Kit, una formación que durante la primera mitad del 2000 logró hacerse un hueco dentro del panorama más lisérgico nacional a base de psicodelia, garage y rock con influencias de los 60 y los 70. El proyecto se reactiva en los últimos años, con la celebración de conciertos puntuales y también para entregar trabajos como el split con Fogbound “Fogbound / Mega Purple Sex Toy Kit: Pop Think In!” (Pop Think In!, 2015).

Su siguiente parada fueron Los Chavales, una banda con espíritu sixty y corazón ye-yé que desgraciadamente se separan cuando estaban en su mejor momento… “aparte de la distancia geográfica de los componentes en los últimos tiempos, existía una limitación estilística que me creó una gran necesidad de romper mis propias barreras creativas.  A pesar de que el grupo se encontraba tocando fenomenal y nuestros shows seguían siendo muy divertidos, no pudimos o no supimos luchar contra un techo que por motivos varios nos impidió seguir evolucionando. Afronto la nueva etapa con muchísima fuerza, grandes dosis de ilusión y unas enormes ganas de romper ese techo para Espiño, por ahora desde la más absoluta independencia y la autogestión, del mismo modo que veníamos haciendo Los Chavales y todos mis anteriores proyectos” explica Alfonso.

De esta forma, decide empezar una nueva vida. Pone en marcha su proyecto personal: Espiño. Todo comienza en octubre de 2016. Alfonso decide grabar él sólo, todos los instrumentos, una primera maqueta, “Demo 1” (2016), los días doce y trece con Martín Esturao (Los Feliz, Dr. Gringo, Mad Martin Trío) en los Bungalow Studios de Santiago de Compostela.  En ella incluye los cortes “Sen dúbida, Florinda” y “Beatle Brother”. La primera formaría parte de su primer trabajo, pero la segunda, un mensaje de aliento para Fran Pérez ‘Narf’ (Nicho Varullo, Os Quinindiolas, Psicofónica de Conxo), que caía gravemente enfermo en ese tiempo, se queda fuera… “fue por no sonar oportunista. La desaparición de Fran ha sido una enorme desgracia y un verdadero mazazo para muchísima gente, y también para la cultura gallega en general. La canción está plagada de referencias al mundo Beatle. Hay un par de ellas que son muy evidentes, como algún título de canción que está presente en la letra, o el ritmo base del tema. Hay otras que sólo las descubrirán los más acérrimos de los Beatles, e incluso hay un par de ellas que sólo las pudo entender el mismo Fran Pérez.

En cuanto supe de la grave dolencia de Fran, le escribí un mensaje privado para darle un enorme abrazo y transmitirle mi aprecio y ánimo. Él me contestó: ‘Ti es o meu Beatle Brother’, y a partir de ahí compuse la canción”.

Alfonso es un gran apasionado y uno de los mayores estudiosos de la banda de Liverpool, él nos explica que en “Beatle Brother” hay una gran influencia de “Revolver” (Parlophone, 1966), que la guitarra rítmica se asemeja a “Taxman” y que el solo de guitarra invertido recuerda a otras canciones del disco como “I’m only sleeping” o “Tomorrow never knows”… “En la letra se cita a los Blue Meanies (además, Los Malditos Azules fue uno de los grupos de Fran Pérez en la década de los ochenta), los malos de la película ‘Yellow Submarine’ (George Dunning, 1968), y la canción ‘Please, please Me’. Otra referencia Beatle es que, igual que ‘Hey Jude’ fue compuesta por Paul McCartney para enviar aliento a Julian, hijo de John Lennon, durante el divorcio de sus padres, ‘Beatle Brother’ fue concebida como un mensaje similar para Narf en su enfermedad”. Como vemos, no hay nada abandonado a la casualidad.

Presenta la maqueta al II Certame Galicia Creativa, convocado por la Fundación Autor… “al comunicarme la Fundación Autor que era finalista, busqué a los músicos y monté la banda, porque había que defender los dos temas presentados y dos a mayores en directo, cuatro canciones en total. El proyecto era secreto y no se hizo público hasta que me dieron el premio” explica.

La banda queda establecida con Alfonso (bajo y voz), Brais Sánchez (guitarras y coros), Alexandro González (teclados y coros) y Curro Marcos (Misquious / batería). La obtención del primer premio del II Certame Galicia Creativa en la categoría pop/rock les permite grabar su primer trabajo: “I” (Fundación SGAE, 2017). Seis canciones escritas y arregladas por Alfonso, quien además se encarga de la producción junto a Gerardo Amigo. En la grabación cuenta con las colaboraciones de Álvaro Crego (trompetas y trompas) y Quim Fariña (Berrogüetto / violines).

Seis canciones en las que mantiene su gusto por el pop clásico y atemporal con cuidados arreglos… “mis influencias son el pop clásico anglosajón, obviamente Beatles y Pink Floyd, pero también me fijo, en arreglos y melodías de todas las épocas y estilos, como The Move, The Stranglers, Caravan, Vainica Doble, Pekenikes, Bibiano, Los Relámpagos, Buzzcocks, John St. Field, The Rosquettes o incluso Fogbound”.

Otro aspecto fundamental en su música es la tradición musical gallega desde los 70 hasta la actualidad. En canciones como “O dourado danzar” o “Louro” se percibe que el pop  se ve salpicado por toda la tradición folk rock gallega, desde Bibiano a  Emilio Cao… “trabajo en esa dirección, en aquella que demostró, gracias a Andrés do Barro, Bibiano, Cao y tantos otros, que el pop en gallego puede ser hermoso y duradero… El futuro pasa por seguir contribuyendo a la renovación del cancionero gallego en disco y en directo”.

En junio de 2017 llega el single digital “Flores, Tambores e Ilusións” (Autoproducido, 2017)… Un corte terminado el 25 de abril, aniversario de la Revolución de los Claveles portuguesa… La canción “está influida por los movimientos sociales de este momento conflictivo que vivimos, a la vez que propone una cadencia rítmica de corte estival”. Un corte profundamente melódico y delicado, con una harmonía vocal a tres voces… “Flores, para regalarche amores / tambores, para levantar clamores / Ilusións / Cores, rumores e distorsión / máis licores, calores e descontrol / vexo dores, temores e destrución”.

El verano es movido y Espiño pasa por multitud de festivales: Felipop, Noroeste Estrella Galicia, Feito a Man, Vive Nigrán y Festival de la Luz.

Para terminar un año 2017 realmente intenso Espiño participan en el recopilatorio “Nada (L). 13 Panxoliñas Orixinais de 13 Bandas Galegas Actuais” (Xonix, 2017) con “A Noite de Alban Arthuan”… “Este villancico junta en su letra los usos y costumbres precristianas de nuestra tierra, como la quema del cepo de navidad, el encendido de velas para la diosa madre y el engalanamiento del pino. En la parte musical, Alfonso tocó las guitarras y bajo acústicos, cascabeles, crótalos, claves, güiro, maracas y voces. Brais tocó las guitarras eléctricas y cantó los coros, Álex tocó el mellotrón y Iago Jorge Hermida la batería. El resultado final es un ‘muro de sonido’ al estilo de Phil Spector, pero a la gallega“. Además, el 14 de diciembre celebran su primer aniversario con un concierto especial en la sala Sónar (Santiago de Compostela).

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies