foto del grupo Escorbuto Crónico
Periodos activos
1970 - 1980
Procedencia
Santa Cruz de Tenerife
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
24/01/2012
Estilos
16 fans

Si bien es cierto que las reverberaciones de la explosión del punk surgido a finales de los 70 en las Islas Británicas llegaron a nuestra música con Madrid, Barcelona y País Vasco como focos principales, limitar toda actividad en este estilo en los 80 a estos tres escenarios sería una enorme injusticia para un gran número de bandas de otros lugares. Muchas de ellas se vieron obligadas a subsistir a limitaciones geográficas y de infraestructuras que no hacían sino complicar más la repulsa contra la banda desde instituciones y la sociedad bienpensante. Grupos como los primerísimos Siniestro Total, T.N.T., K.G.B., Interterror, La Resistencia, Seguridad Social, Qloaqa Letal, por citar sólo unos pocos ejemplos, surgieron de sitios tan dispares como Vigo, Granada, Valencia, Valladolid…  Algunos de ellos terminaron desplazándose a la capital del estado, donde ficharían con sellos allí afincados abriéndose así camino en el panorama musical. Mucho más complicada era la situación sin embargo para aquellos que estaban fuera de la Península. Así ocurrió por ejemplo con bandas canarias como Familia Real, Ataúd Vacante o Guerrilla Urbana. De entre todas ellas parece existir consenso en atribuir a Escorbuto Crónico la condición de grupo pionero y seminal en el desarrollo de la escena punk en el archipiélago.

Formados en 1977 en La Laguna (Tenerife), se estabilizan un par de años después, como trío con Miguel Díaz -Zurda- a la guitarra, Antonio Medina -El Bola- al bajo y José Manuel Lestón -El Lisón- a la batería. Comenzaron trabajando el “rock and roll potente y clásico” con el que el guitarrista nos cuenta que se habían criado. Sin embargo, tal y como lo describe Yotti, en la biografía de la banda que incluyó para el recopilatorio “Los 80 Pasan Factura” (Rumble, 2010), el uso de las fuentes clásicas no sirve más que de medio y excusa para volcar burla y crítica para con todo aquello que les rodea.

Zurda amplía el espectro de influencias desde MC5 hasta Dr. Feelgood “mezclado con el sonido aún más duro de la ola punk del 77”. En el panorama nacional no dudan en señalar a La Banda Trapera del Río como principal referente, aunque ya desde entonces, desde sus principios, funcionaron “(…) como putas esponjas. Hasta el final, seguimos mamando de aquí y allá: grupos del estilo de los Partisans y peñas de ese estilo”.

El guitarrista contaba a La Opinión de Tenerife  la peculiar explosión cultural vivida en la ciudad de La Laguna: "Todo el mundo quería hacer cosas culturales, había pintores, escultores, actores, etc. y yo formaba parte de un grupo amplio de 'gamberros' -así se consideraba a los que no hacíamos nada sino lo que nos daba la gana- realmente interesados en el tema musical y que estábamos a la última, que no sólo teníamos unos conocimientos amplios de toda la música afroamericana de los 60 y 70 sino que nos había llegado con fuerza la onda británica del punk de 1977".

Su bautismo de fuego se produce en otoño de 1980 en el salón de actos de la Universidad Laboral de La Laguna. Es sin embargo con el concierto que dieron un año después en el Colegio Mayor San Fernando que se sienten como grupo ya hecho. Así lo siente nuestro interlocutor: “Aquel bolo si se grabó. Todavía oyes la maqueta y te impresiona por su fuerza y como aullaba el público. Porque ahí, y a partir de entonces, las actuaciones eran demenciales con una carga de violencia e intensidad que quizás nunca conseguimos plasmar en las grabaciones en estudio.”

Es precisamente en directo donde quedan registradas todas las maquetas de la primera etapa del grupo. “Nunca grabábamos maquetas en estudios ni en el local de ensayo, en parte por falta total de medios”. El local al que se refiere Zurda es la “cuadra” en la que practicarían siempre, tras cambiar la casa de su padre en la que empezaron: “Una casucha en pleno casco viejo de La Laguna declarada en ruina desde los años 30 del siglo pasado que fuimos acondicionando e insonorizando paulatinamente pero respetando su pestazo a humedad, porquería y suciedad permanente e inconfundible”.

En verano de 1982 se producen cambios en la formación, ya que Bola se marcha, entrando en su sustitución Miguel Ángel Lestón -Chiru-, hermano de Lisón, y Jordi Marques -Jordi- se hará cargo del micrófono, labor en la que se iban turnando hasta entonces, el trío original.

A un kilómetro escaso de su local de ensayo, en la misma La Laguna, se instalaría el estudio de grabación Manzana Recording, centro de operaciones del sello Ja Ja Records. Serán los responsables de esta compañía los que se pondrán en contacto con la banda para proponerles la edición de material del grupo. Es en 1982 que con Javier Segura como ingeniero en el estudio y su hermano Alberto como productor, y en una sesión de la que Zurda no recuerda nada destacable “como no fuera una evidente falta de medios, equipo y de un productor capacitado”, registran dos temas.

Como resultado salió a la calle “Documentación” (Ja Ja, 1982), un sencillo con la canción que da título al disco por la cara A y “Tieso talegos” en la segunda cara. Canción contra el abuso policial, redactada desde la supuesta posición del agente represor, desde los mismos comienzos en su formación en las labores de sabueso, "Documentación" se convertía en una de las primeras críticas contra instituciones que se editase en Canarias. Formas y maneras que no tienen nada que envidiar al punk facturado en otras latitudes, matizado quizás con las robusteces del rock callejero que apreciaban de La Banda Trapera del Río.

Meses después de la grabación del disco el relevo se produciría en la batería, de la que se ocuparía Jorge Cortizas -Kuervo-. Lisón, tras marcharse de Escorbuto Crónico, entraría en la formación original de Guerrilla Urbana. Zurda, que seguirá con guitarra, letras y coros, quedará pues como único miembro fundador del grupo.

La actividad de la banda se extiende más allá de lo estrictamente musical. Como relata Yotti en su relato de la trayectoria del combo canario, Escorbuto Crónico entra en el núcleo que forma el fanzine “CIRROSIS. Órgano oficial del colectivo de grupos punks, skins y demás malformaciones congénitas urbanas de nuestra muy odiada ciudad de La Laguna”. La publicación sería catalizador y cronista del nacimiento de más grupos canarios en coordenadas similares como Tiro En La Nuca, Vado Permanente, Conemrad, Rebaño de Dios

La escena que van conformando estas bandas se cimenta en la rabia y frustración retroalimentada por la reacción en contra de un entorno que de manera claustrofóbica reprime todo intento de protesta o de simple forma de expresión de una camada de jóvenes descontentos. En el caso de los propio Escorbuto Crónico será la ciudad de La Laguna, aparentemente más preocupada por mostrar una apariencia coqueta para con el exterior, y el ambiente universitario, al que perciben como pedante y exclusivista, los blancos a los que dirigen las proclamas y escupitajos de sus canciones. Como ya hicieran en tiempos La Banda Trapera del Río con Barcelona, o terminaría haciendo Último Resorte con la misma ciudad condal y M.C.D. con Bilbao, Escorbuto Crónico convertiría a su localidad en la ciudad retrete que había que matar.

Zurda indicaba en la arriba mencionada entrevista a La Opinión de Tenerife que, de algún modo, al amortiguarse toda la intensidad de rebelión política de la universidad, los grupos de punk comenzaron a ser el centro de atención a reprimir: "Para lo que había sido la escena musical hasta ese momento en Canarias los conciertos eran realmente incendiarios, la gente saltaba, brincaba, se escupían, lanzaban botellas y se lo pasaba bomba. A través de nuestras letras les hablábamos de los problemas que realmente teníamos y veíamos en la calle".

Todo se dispararía con los acontecimientos vividos durante el carnaval de 1983. Un equipo de Radio3, llegados a las islas con la intención de dar una visión alternativa de los festejos "que no fuera lo típico de las murgas", desoyendo las indicaciones dadas de las altas instancias, subieron a Escorbuto Crónico al set para actuaciones que habían montado en la Plaza de España de Santa Cruz. Así relataba el acontecimiento Zurda: "Así fue cómo tocamos para toda España y en directo. Una de las canciones era California Über Alles, una versión del grupo norteamericano Dead Kennedys, y a mí no se me ocurrió otra cosa que dedicársela literalmente al hijoputa de Ronald Reagan, entonces presidente de los EEUU, el más nefasto hasta la llegada de Bush hijo… Imagínate la que se lió. Al día siguiente salió en la portada del ABC, diciendo que aquello no había derecho y tal y cual, que salían cuatro gamberros insultando al presidente de un país que era el reflejo de la civilización occidental. Cortaron cabezas y todo en RTVE".

La banda quiso aprovechar la salida del sencillo como pasaporte con el que poder salir fuera de los límites que les imponía la reclusión insular. La prensa local llegó a hablar de una posible emigración del grupo a Madrid. Ellos no desperdiciaron ocasión para manifestar su agobio: “Para buscarnos la vida tenemos que marcharnos de aquí, la gente nos responsabiliza durante las actuaciones de hechos en los que no tenemos nada que ver y donde casi siempre somos los más perjudicados”.

A pesar de la buena acogida del disco y de sus ventas más que aceptables, la banda siente que el ritmo de actuaciones no es lo suficientemente bueno como para garantizar una promoción adecuada. Sin embargo ante la ausencia de otras alternativas para poder editar nuevos trabajos, acceden a una nueva grabación con el sello de los hermanos Segura.

Desde Ja Ja Records les sondean sobre la línea que sigue la banda. Zurda nos cuenta que les hicieron llegar una “demo pre-producción de cara a la grabación de un LP” para mostrarles como sonaban las nuevas canciones. Es entonces que “prácticamente en directo” registran una docena de temas, que no llegarían a ver la luz, ya que los acontecimientos no se desarrollarían según lo planeado. “Lo que ocurrió fue que al escuchar la dirección de la discográfica el material se acojonó. Aquello era demasiado, según ellos “una salvajada”, y las letras demasiado “radicales” y decidieron no arriesgarse a grabarnos un disco”.

Zurda comenta, quizás en un ejercicio de venganza postrera: “La demostración de que en Ja Ja Records comprendieron su error a posteriori fue que con Guerrilla Urbana, seis años más tarde, no tuvieron problema alguno en producir y editar los dos primeros discos de esta formación”.

El LP no editado contenía muy buen material, con canciones que habían girado sin rubor hacia posiciones marcadamente cercanas al punk-hardcore, oi! más rabioso. Dejaban así atrás los remoloneos más rockistas de los dos temas del sencillo “Documentación”, y se sumergen en sus letras en las críticas más despiadadas para con la Iglesia, militares, policía y cómo no, su La Laguna natal. Quien no tuvo en su momento problema para acordarse del presidente de los EEUU, no se echaba atrás para gritar a los cuatro vientos su intención de ir a Roma a liquidar al Papa. Una oportunidad única desperdiciada por la compañía de haber mostrado las capacidades de la escena canaria en su debido momento.

A los reveses discográficos se une el cerco policial, de instituciones y medios contra la banda y su entorno. Con varias denuncias a sus espaldas por molestias a vecinos y relacionados con una gran cantidad de alborotos y sucesos varios, las ganas de abandonar las islas se hacen acuciantes. Hasta el punto de que en octubre de 1983 terminan haciéndolo con destino al País Vasco. “La presión policial sobre los miembros del grupo había llegado a tal extremo por esa época, que tuvimos literalmente que exiliarnos casi de extranjis, pues era eso o acabar en el trullo. Iban a por nosotros”.

El País Vasco de los 80 no parece un destino elegido al azar, ya que allí se está viviendo una auténtica efervescencia. Se establecen en Rentería (Guipuzcoa) “en medio de un ambiente de gran conflictividad social y política”, y compartirán local de ensayo con Basura y Odio. Precisamente con miembros de ambas bandas aparecería mucho más tarde Zurda en el documental “No Acepto” (José A. Alfonso / Alberto Bocos Oyarbide, 2007). Casi recién llegados tocan en uno de los eventos históricos de todo lo que estaba aconteciendo allí: el concierto-festival anti-OTAN que se celebraría en Tudela (Navarra) y del que el guitarrista canario recuerda especialmente a unos primerísimos Barricada. Unos pocos meses después la cita sería en Arrasate-Mondragón (Guipuzcoa). “Allí compartimos escenario con R.I.P., Eskorbuto, Hertzainak, Basura y no se si Cicatriz y alguno más. La tocata terminó con una noche de disturbios y el intento de asalto al Ayuntamiento de Mondragón por la detención de un borracho”. No exagera Zurda pues cuando nos dice: “En otras palabras acabamos tocando con el núcleo primigenio de lo que posteriormente se llegó a llamar, erróneamente, como Rock Radikal Vasco”.

Tras unos cuantos meses de exilio vasco, vuelven de nuevo a Canarias, aunque el recorrido de la banda no sería ya muy largo. En algunos de los conciertos registrados ese año se les aprecia ciertos dejes de su estancia por el norte de España. Himnos del Athletic club de Bilbao y amagos del “Eusko Gudariak” así lo atestiguan. Su último concierto fue en mayo de 1984, tras varios meses en los que no habían tocado ya. Tuvieron tiempo antes, eso sí, de verse salpicados por el asesinato en enero de ese mismo año del dirigente de las Juventudes Socialistas de la isla de La Palma. El homicidio sería el desencadenante de una serie de medidas policiales contra la escena punk insular al haberse reconocido como sospechoso a una persona que vestía con una chupa de cuero. Prensa e instituciones acusan sin reparo a la banda y colectivos afines que, en respuesta, no dudan en formar una “Coordinadora de Grupos Punk” en su defensa. En rueda de prensa celebrada el 16 de enero, un par de días después del fallecimiento del político manifestaban: “No necesitamos navajas para ir por la vida y defender nuestras ideas”.

Después del mencionado concierto de mayo cesa la actividad de la banda, o como gustaba de comentar Chiru posteriormente: “Sencillamente no quedamos para el siguiente ensayo”. Sí lo hicieron para los de los proyectos posteriores de sus componentes. Jordi y Cuervo formarían Conemrad con otros miembros de Vado Permanente, mientras que Chiru primero, y luego Zurda, entrarían en Guerrilla Urbana. También terminaría en esta banda, años después, el propio Cuervo.

La historia de Escorbuto Crónico podría haber terminado entonces, quedando como un grupo fundamental para abrir la brecha del punk en un ambiente hostil, pero hundido en su condición de banda maldita. Fueron varios, sin embargo, los que creyeron necesario conceder una segunda oportunidad aumentando su legado, sacando para ello a la luz el material que no pudieron editar cuando seguían vivos.  Así, el fanzine Tenerife Orín Desteñido incluyó en su nº 4 en 1987 en formato de cinta de cassette las trece canciones que debieran de haber conformado su LP. Su responsable Tito Expósito ya avisaba entonces de la mala calidad de sonido debido a que se trataba de una copia de una cinta original de unas canciones que además no se habían mezclado nunca.

Más adelante el sello de Alcobendas (Madrid) Radikal 1977 reeditaría el sencillo “Documentación”; además en dos tandas: la primera en el 2003, con seiscientas copias en vinilo negro y cien en vinilo rojo transparente. Ya en 2008 editaría medio millar de copias con un libreto incluido en el interior. Por otro lado, el recopilatorio “La Chusma No Se Rinde” (Tonto, 2003) ofrecería al oyente el LP más algún tema extraído de directos de la banda en 1981. Pieza fundamental para el seguidor del grupo, incluía libreto con entrevista a Zurda del año 2002 además de las letras y fotos. En similar filosofía, generosa en información, se diseña el ya mencionado CD-digipack de Rumble “Los 80 Pasan Factura”, confeccionado de la mano de Yotti, responsable del blog del mismo nombre. El trabajo incluía el sencillo “Documentación”, el LP y un tema en directo, “Peste negra blues”, que no aparece acreditado. Se acompañaba todo de un libreto con la biografía de la banda y abundante material gráfico.

Todo este esfuerzo por recuperar lo producido por Escorbuto Crónico no es más que la consecuencia lógica de un ejercicio de mínima justicia para con una banda pionera y un esfuerzo por garantizar su posible escucha para generaciones posteriores.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Pilar
Pilar
28 enero, 2012 at 08:44

Todo muy interesante, tambien fuisteis de los macarras kañeros de entonces… mola!!!

foto del usuario Asunción
Asunción
11 noviembre, 2014 at 19:00

Fueron unos revolucionarios musicales, únicos e irreverentes. Y el bajista, el Bola, era un creador nato y exclusivo…
FELICIDADES, DESPÚES DE “SIGLOS” MUSICALES

foto del usuario TGL
TGL
11 noviembre, 2014 at 20:21

Uno de los grupos fundamentales del punk canario, claro que sí

foto del usuario Carlos
Carlos
12 mayo, 2017 at 17:52

Cueva blanca , lanzarote , una estupenda noche de verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies