foto del grupo El Niño Gusano
Periodos activos
1990
Procedencia
Zaragoza
Estado
Inactivo
Publicado por
Javier Marzal
Fecha publicación
17/01/2008
Estilos
71 fans

¡De tanto juntarte con bichos has terminado convirtiéndote en un gusano!", gritaban al protagonista del cómic "El Niño Gusano" de Hideshi Hino. De forma análoga, quizás, este país no comprendía a El Niño Gusano. No, porque como atestiguan las crónicas de la época o ellos mismos en diversas entrevistas, se sentían bichos raros en el inicio de su carrera, cuando llamaban a las puertas de discográficas independientes con maqueta en mano sin obtener respuesta.

Hasta que la entonces debutante Grabaciones en el Mar les recibió a principios de la década de los 90, era indudable que en el germen de la nueva escena española no las tenían todas consigo: no sólo cantaban en español cuando el inglés era (comprensiblemente) el idioma de los nuevos cachorros indies por influencias externas (excepto otras raras avis como Penélope Trip o Los Planetas), sino que además contaban con una visión musical infinitamente más amplia que la de sus compañeros de generación. Hay que explicarse: la infinidad de matices, la personalidad lírica de sus canciones, esa forma de usar el pop y la psicodelia "a la torera"... todo ello les hacía ciertamente únicos.

Es curioso cómo muchas veces la historia hace justicia. A Sergio Vinadé, actualmente uno de los mejores guitarras de pop en en el país, le echaron del grupo que compartía con Mario Quesada (bajo), The Caracols, precisamente por no saber tocar su instrumento. Poco después deciden formar ellos dos su propio grupo junto a Andrés Perruca (batería), y se deciden a buscar cantante. La suerte les lleva a que sea Sergio Algora quien dé con ellos. Son estos cuatro componentes, de visión genial y alucinada, quienes conciben las primeras canciones del grupo.

El EP "Palencia" (Grabaciones en el Mar, 1994) es su primer trabajo: cuatro temas en los que había unos tímidos despuntes de en lo que se iban a convertir y darse a conocer hasta su disco de debut, ese primer contacto con el personal y extraño universo de El Niño Gusano llamado "Circo Luso" (Grabaciones en el Mar, 1995).

En mitad del maremagnum del noise español, resulta que El Niño Gusano publica esa suerte de single llamado "La mujer portuguesa”, canción por la que siempre son identificados y que está lejos de los cánones de entonces. Por supuesto, no pueden desmerecer "Pumuky", "Menta", "El hombre bombilla", "El ciempiés, la  pastilla de jabón y yo"... composiciones que brillaban con luz propia. Y el inicio de una marca de la casa: las portadas de Óscar San Martín, que sería el encargado de hacer todas las del grupo a partir de entonces, y que servían para acentuar aún más su personalidad.

Antes de que acabe el año, aún les queda tiempo para publicar el EP "Bernadutz" (Grabaciones en el Mar, 1995), encabezado por "La mujer portuguesa".

El grupo comienza a recibir críticas muy positivas de público y crítica especializada. y, a pesar de que el sonido aún les emparejaba con el resto de compañeros independientes, poco después irían buscando su propio lugar.

Precisamente esa búsqueda de un universo aún más propio les llevó a "El Efecto Lupa" (Grabaciones en el Mar / BMG, 1996). RCA se había fijado en ellos y les ofrece un original contrato en el que tanto la edición como distribución corrían a cargo de Grabaciones en el Mar, pero en el que obtenían un apoyo en concepto de promoción por parte de la multinacional. Si el disco llegaba a las copias vendidas que estipulaba el contrato, pasaría a formar parte del catálogo de la major. El primer efecto que tiene en es que cuentan con mejores medios. El sonido, más refinado, la variedad de arreglos mucho mayor (desde los vientos de "Pon tu mente al sol" a los teclados psicotrópicos de "El chico de la noria hecha con pelos de colores"). Sin duda, es en el que mejor se percibe el deje psicodélico del grupo, ya que intervienen en él una cohorte de personajes imposibles ("Madame dos rombos", "Vicente del Bosque"....). El segundo efecto del contrato con RCA es que El Niño Gusano goza de una mayor presencia en los medios. Tanto es así, que realizan un videoclip de una de las mejores canciones de su carrera, la citada "Pon tu mente al sol". Todo ello propiciará que actúen en el Festival Internacional de Benicassim y en el BAM en 1997, e incluso que lleguen a aparecer en programas de televisión como Lo + Plus.

En el año que precede a la publicación de su siguiente álbum, Grabaciones en el Mar edita otro EP de El Niño Gusano, “Veo Estrellitas” (Grabaciones en el Mar, 1997), encabezado por el single “Mr. Camping” y acompañado de una versión del grupo Polansky y el Ardor, “Las venas de mi amigo están ardiendo”, así como nuevas versiones de temas propios como “El hombre bombilla” o “Yukon”. Durante las giras hacen versiones que luego serían incluidas en su póstumo disco de Caras B, y otras de las que solo queda testimonio en sus directos, como “Nadie te quiere ya” de Los Brincos o “Ya no me quieres” de los Módulos.

Poco después, tras haber fichado a Paco Lahiguera para reforzar la guitarra y los teclados de Sergio Vinadé, son contratados por la multinacional RCA en la cual publican su tercer y último disco, su gran obra, "El Escarabajo más Grande de Europa" (RCA, 1998). Una simple anécdota (varios encuentros fortuitos con escarabajos o "ciervos volantes") lleva al grupo a titular así a un álbum capital en la década de los 90, en el que los zaragozanos alcanzan su madurez tanto lírica como compositiva. En él se recrean pequeñas piezas que se convierten en cuentos surrealistas, con una velada amargura en muchas de sus letras cortesía de Sergio Algora, quien ya había publicado dos libros de poesía. Pesa sobre él un cierto aire de disco conceptual, ya que comienza y acaba con el mismo tema, "Telehueso", y enlaza tres canciones por su lógica argumental. El disco cuenta con una producción de lujo y con mayor riqueza en los arreglos que su predecesor. Sin embargo, a pesar de ser considerado como su mejor disco, RCA lo descatalogó poco después siendo, afortunadamente reeditado en 2001 por Grabaciones en el Mar.

Tras la gira para "El Escarabajo más Grande de Europa", el grupo se separa en el verano de 1999. Sergio emprende el proyecto Muy Poca Gente, que sería el germen de La Costa Brava, grupo en el cual coincidiría con Fran Fernández (Francisco Nixon), por entonces compaginando con Australian Blonde.

Posteriormente a su disolución se publican sus Caras B y rarezas en un doble álbum, "Fantástico Entre los Pinos" (Grabaciones en el Mar, 2000). En él se pueden encontrar versiones que habían grabado para diversos discos homenaje o recopilatorios, que van desde The Beatles (“Blue jay away”), una gran adaptación en castellano de “She's lost control” de Joy Division (todavía no eran ese grupo tan imitado y revindicado) e incluso “Hoy no me puedo levantar” de Mecano o “Baby Snakes” de Frank Zappa. Una mezcolanza de gustos fuera de lo común. Una de las razones de la personalidad tan especial de El Niño Gusano.

En el 2004, se suceden dos tributos a la la banda zaragozana. Uno en forma de doble álbum, editado también por Grabaciones en el Mar, "Pana, Pijama, Lana" (Grabaciones en el Mar, 2004), para el que varios grupos y solistas graban versiones de El Niño Gusano. Entre ellos, Bunbury, Manta Ray, La Habitación Roja, Refree o Sidonie. El otro se produce en el festival Contempopránea, ya que el grupo comparte junto con los donostiarras Family la condición de homenajeados. Para entonces, los ex-componentes del grupo se repartían entre Tachenko (Sergio Vinadé y Andrés Perruca) y La Costa Brava (Sergio Algora), formaciones que también actuaban en el festival. El colofón llegaría cuando los tres aparecen encima del escenario para tocar "El rey ha muerto" y "Menta". En el bajo no estuvo Mario Quesada, pero fue el único momento en el que se reunieron desde 1999 y en el que tocaron delante de gente que probablemente nunca había tenido la oportunidad de verles.

El 9 de julio de 2008, Sergio Algora muere en su domicilio por un fallo cardiaco. Desde entonces ha habido varios homenajes a su persona y a El NIño Gusano.

Grabaciones en el Mar reedita los 3 LPs de El NIño Gusano en vinilo entre el 2011 y el 2013.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario el monje
el monje
13 febrero, 2013 at 00:54

¿Psicodelia? el primer disco si acaso es un poco.

foto del usuario El Hombre Bombilla | Homo Velamine
El Hombre Bombilla | Homo Velamine
1 enero, 2016 at 11:06

[…] una canción de El Niño Gusano por Omar Oeste y Anónimo García, con dibujos de Cómpota de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *