foto del grupo Domi Delgado
José Mesa
Periodos activos
1980 - 2007
Procedencia
Santa Cruz de Tenerife
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
13/06/2018
Estilos
1 fan

Domi fue lo más relevante que ocurrió en las islas desde los Canarios hasta que aparecieron los Diego Hernández, Pumuky, Javier Krawietz, GAF, etc…” zanjó Javier de Lorenzo-Cáceres una vez. Lo hizo a propósito de la edición del CD que Los Ochenta Pasan Factura sacó más de 50 años después de su cumpleaños, un 18 de mayo, con el contenido de una de las cintas de cassette que preparó antes de marchar de su Tenerife natal al País Vasco. Los apenas poco más de dos años de actividad musical que pudo desarrollar en Canarias bastaron sin embargo para que quien escribía estas líneas equiparara su contribución a la escena musical insular a la de Siouxie en la de Londres o Nina Hagen con la de Berlín.

A Domiciano –Domi- Delgado le conocimos los de fuera, principalmente, por pertenecer al núcleo fundacional de una de las bandas pioneras de punk de Canarias: Familia Real. Él fue el guitarrista de una formación que tenía a Pistol a la batería, a Silver como cantante y que para el bajo contó, primero con Endika Zulueta y luego ya, de forma más estable, con Edui Bercedo. La banda empezaría haciéndose un hueco en la historia del género en las islas con su sonada actuación en el concurso celebrado en la discoteca Lennon de San Cristobal de La Laguna (Tenerife) en otoño de 1982 donde, no sólo ganaron, sino que aparecieron en los periódicos locales a cuenta de las autolesiones que se había infringido en un brazo Silver con una navaja en lo que tocaban. Cortada la hemorragia correspondiente por la pronta actuación de su hermana, que le llevó a urgencias, y evitando que en casa leyeran la noticia para evitar así cualquier castigo, restaba tan sólo aprovechar el premio del certamen: la grabación de un disco sencillo. Fue así que se editó un sencillo que el paso del tiempo convertiría en poco menos que mítico, con las canciones "Destruye" y "Depresión".

Domi llevaría en paralelo una intensa actividad participando en diferentes proyectos. Aparecería enmascarado tras varios nombres, con los que daba salida a su incontinencia artística, tanto a la hora de hacer música como para editarla. Participó así en sellos como Yerk-23, colectivo agitador de la escena cultural tinerfeña. “Grupo de iniciativas musicales, escritas, gráficas y artísticas en general”, en sus propias palabras, sus ediciones, en las que se incluía la preparación del fanzine El Perro Neoclásico, se entendían como “Actos Culturales” propios de "grupos de iniciativas musicales e impresas cuyos objetivos fundamentales son la diversión, descarga, cante y música moderna". En otras ocasiones, como cuando editaron canciones tomadas del estudio de Televisión Española de Moral Femenina y Familia Real, definían estos actos como "las manifestaciones más precisas del rol intelectual contemporáneo".

Yerk-23 le sirvió a Domi también como canalizador del material que iba produciendo con diferentes grupos en los que tocaba. “Vacaciones en Tenerife” (Yerk-23, 1982) fue la primera de la serie, y traía canciones de Salida de Emergencia, Fulio Iglesias y sus Padres Secuestrados, Proyectos e Instalaciones o Lester Poliester y el Grupo D o Taco & the Bunny-Tex. Grupos de existencia, sino ficticia, si efímera en los que, de una u otra manera participaba él, casi como divertimento. Aún y todo, la cinta consiguió trascender más allá del estricto ámbito insular, ya que llegó a manos de Jesús Ordovás que le dedicó entero un día su programa radiofónico Esto no es Hawai. Emocionado con los Taco & the Bunny-Tex (que tomaban su nombre en alusión a los británicos Echo and The Bunnymen) el periodista gallego les dedicó apasionadas críticas que, además de incluirlos en su lista de destacados en su programa de Radio 3, les situaba como “lo mejor recibido de Canarias, por encima de Palmera y Teclado Fritos”.  De las cuestiones técnicas de las grabaciones se encargaba, sobre todo, el ya mencionado Javier de Lorenzo Cácereres (batería además de Skalectric, otra de las bandas que aparecían en la cinta). Él registraba todo desde La Trucha, el estudio montado en el dormitorio de su casa, o en los directos de los grupos. Esta primera cassette se sortearía en una edición del periódico El Día, que no dudó en calificarla como “la primera maqueta, no dependiente, producida en Tenerife”. Para participar en el concurso bastaba con enviar a la redacción una tarjeta postal contando “la batalla más divertida” que se le ocurriera a los participantes.

Posteriormente saldría “Masakre en Los Rodeos” (Yerk-23, 1982) con material de Familia Real y los murcianos Farmacia de Guardia, y la que vino a ser una segunda parte de aquellas “Vacaciones en Tenerife”, “Vacaciones en África” (Yerk-23, 1983), donde repetirían algunos de los grupos de la primera entrega, añadiéndose otros como Desastre Moderno, cuyo nombre hacía referencia a Arte Moderno, el proyecto de música electrónica, dadaísta y experimental que pusieran en marcha Juan Belda y Javier Segura.

Bajo el nombre de El Humano Marrano, denominación con la que distinguía un proyecto enteramente personal, sacó varias cintas. Una de ellas fue “Música para Subnormales” (Superproducciones Manolito, 1982). La nueva entrega, con 15 canciones, se editó con Superproducciones Manolito, un sello para el que Domi reservaba el apartado de correos 10662 de Tenerife. Todos los temas se grabaron en La Trucha, con Javier de Lorenzo como responsable de las labores técnicas, salvo un par de ellos, para los que trabajó en los estudios Manzana. Para alguno de estos precisamente contó con la colaboración de Silver para la voz de "La máscara (agobio)", y con la batería de Pistol y bajo de Edui tanto para ese mismo tema como para "Castañuelas malditas" y "Golpes Bajos". La cara A de la cinta terminaba con "Tres minutos", un corte destinado, tal y como explica la letra, a completar ese tiempo que precisamente le faltaba para rellenar. La cinta costaba 400 pesetas de la época y se recuperaría mucho después, ya en 2017, en formato de CD de la mano de Los Ochenta Pasan Factura.

Domi, amigo hasta el extremo de las bromas para con muchos compañeros de escena,  incluía "Roskette en New York", refiriéndose al "Ninette en New York" de sus paisanos Arte Moderno. La grabó con efectos de voz similares a los utilizados por estos últimos en el que fue su disco sencillo de debut.

De igual manera pone en marcha los fanzines Caos-Idioteces y más tarde 80 Miligramos -La Revista de los Indecisos- . Con el primero llegó a editar hasta diez números, mientras que del último sólo sacó tres.

La andadura con Familia Real se truncó de manera fulminante cuando su cantante Silver decide dar la espantada en mayo de 1983, un par de días antes de un concierto que tienen apalabrado, escapándose a la Península sin decir nada a sus compañeros. La reacción de estos pasaría de la perplejidad inicial a la indignación. Si bien Silver tuvo en Pistols la gracia de una segunda oportunidad cuando formaron juntos Ataúd Vacante al volver el primero a las Islas, con Domi el episodio tuvo algo de no vuelta atrás. Especialmente porque éste, aprovecha el salvoconducto de unas oposiciones aprobadas en Telefónica, para abandonar Tenerife y mudarse a San Sebastián, donde se instala en septiembre de 1983.

Poco tardaría en ponerse en contacto con protagonistas activos de la noche y de la escena donostiarra, formando junto a Jesús, Rosco (el dibujante Roskow) y Eneko, integrantes todos ellos del grupo Los Rígidos, un nuevo proyecto llamado De Picnic. Lo suyo sería pop y electrónica sencilla de andar por casa.

Fiel en sus visitas a la familia en Canarias, aprovecharía sus estancias en la isla para reunirse con sus amigos y organizar reuniones festivas (fogaleras) en las que tocan con sus grupos. Una de esas fiestas tuvo lugar en el estudio de Jorge Krahe (hermano de Javier Krahe), a donde Domi convocó a sus amigos sin avisarles de que todo lo registrado terminaría viendo la luz en forma de cinta de cassette. “Fogalera” (Superproducciones Manolito, 1984), se preparó con contribuciones de El Humano Marrano (con las colaboraciones de su hermano Enrique y Edui), Ataúd Vacante (en formación de trío en la que Fafe se encarga tanto de la guitarra como el bajo), Los Francotiradores y Fulio Iglesias y sus Padres Secuestrados (formados por Domi, su hermano y Miguel, cantante también de Los Francotiradores). Los temas de Mataparda y Luis T. fueron grabados en sesiones diferentes que corrieron a cargo de los propios artistas. Asimismo, y a modo de extra un tema ("El tarro de bustaid"), aparecía una canción de Taco & Bunny-tex de 1981  La cinta sería reeditada en su formato original por Los Ochenta Pasan Factura en 2018.

De vuelta en El País Vasco, De Picnic sacarían un single “El Verdadero Sonido Tortilla” (Grabaciones Manolito, 1985) que autoeditaron ellos mismos al no dejarse convencer por las que entendían condiciones abusivas de las compañías con las que hablaron. Además de Grabaciones Manolito, el disco traía el logo de la ficticia Fundación Delgado, con apartado 1445 de San Sebastián. En principio el plan original era el formato de maxi-single con tres temas, "De Picnic", "Tenerife" y "Jeanette me Quiere", grabados en los estudios IZ, encargándose de las mezclas el propio Domi y Ángel Katarain. pero la falta de presupuesto final hizo que la cosa quedara reducida a sencillo. El disco, con doble cara A eso sí, dejaba fuera por falta de espacio la canción "Tenerife".

El tinerfeño extendería la broma de una fundación a su nombre con un supuesto club de fans, D.D. Fan Club, formado por Roskow (bajo y coros), Iñaki Huarte (La Fisura) como guitarrista, armónica, voz y coros, Iñaki San Martín –Selmer- (saxo y chiflo) y el propio Domi al cargo de la guitarra rítmica, claves y vibraslap. Son ellos los que aparecen como responsables de “Canarias no se Rinde” (Autoeditado, 1990), que contenía cuatro temas acreditados al mismo Domi Delgado, La Fisura y a Poch. Los cuatro temas que incluye la cinta se grabaron en Beasain (Guipúzcoa) con Ángel Katarain como ingeniero de sonido. El resultado final, que como se indicaba en el interior correspondía a una mezcla provisional realizada en diciembre de 1990 a la espera de la digital definitiva, acompañó al número 9 del fanzine Baile del Sol, antiguamente llamado Orín Desteñido.

Prueba innegable de la inmersión de Domi en la escena vasca la aporta la entrevista que le hizo Muskaria, revista fundamental que documenta como pocos la actividad musical en los 80 en El País Vasco. En la página que le dedica la publicación, el artista canario no desaprovecha la oportunidad para aumentar la cortina de humo que fue dejando tras de sí, siempre que tuvo ocasión. Quien le conoció bien de cerca aconseja ser prudente a la hora de investigar sobre el personaje, ya que los datos que sobre su trayectoria artística y personal se encargó de ir dejando tras de sí no eran siempre verídicos. Aficionado al ejercicio del despiste o, cuando menos, de la broma al interlocutor no tuvo empacho alguno en hacer correr, por ejemplo, el bulo acerca de su origen costarricense. De creer semejante afirmación habría asimismo que dar por buena su condición de vástago de un empresario de la industria del plátano que decide recalar en las Islas Canarias buscando el clima ideal con el que paliar el supuesto asma de su hijo. Quedan asimismo en cuestión su expulsión de la Universidad de La Laguna por su afición a la inhalación de pegamento, las orgías en casa de Teddy Bautista y su pertenencia al MPAIAC de Cubillo. Proyectos en los que decía estar embarcado: la publicación de un relato pornográfico titulado "No me Folles en el Suelo" contando las relaciones de un cabrero de La Gomera y su rebaño, la reaparición en vivo con el grupo Abogados Venelozanos y sus “nuevas ideas sonoras con utilización de pregrabados” y la finalización de una banda sonora para una serie de humor de la televisión autonómica vasca parecen, asimismo, de dudosa credibilidad.

Domi fallece en julio de 2007 y sus amigos de Familia Real deciden dedicarle una serie de conciertos en su memoria. Empezaron el 18 de julio de 2008 tocando en La Laguna en los locales de Radio Geneto, contando con Edui Bercedo para la guitarra, mientras que del bajo se encargó Endika Zulueta, relevo del anterior como bajista en la primera época del grupo. Centrado en su actividad laboral como abogado y retirado de la música desde hacía tiempo, Endika contó con la ayuda de un maestro de excepción con el que recordar cómo apañarse con el instrumento: Manolo Uvi. La reunión de Familia Real, unos 25 años después, se hizo coincidir con la presentación de la reedición del único sencillo que sacó en vida el grupo, el “Destruye / Depresión” (Manzana, 1982). También vinieron a tocar a Madrid, en junio de 2009, haciéndose acompañar por los estadounidenses Apache y Muletrain. Fue precisamente Ivar, uno de sus componentes el que se encargó de la guitarra en el grupo canario.

Los Ochenta Pasan Factura han acometido un decidido proyecto de recuperación de todo el legado de Domi. Confiesan desde el sello sentir un compromiso adquirido para un personaje al que se admiró en vida. A la edición como CD de "Música para Subnormales” han seguido las reediciones de las cintas de cassette “La Fogalera” y la de “Canarias no se Rinde”. Hay intención hasta de sacar un cuadernillo que escribió en su época de colegial con 14 años.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies