Detergente Líquido son un grupo de música pop y son de Cádiz, que está muy lejos de la centralidad de la escena musical independiente. Ser de Cádiz no debería ser obstáculo para hacer un pop de guitarras limpias y buenas canciones, honesto y luminoso. Pero lo complica. Facturan un pop sin artificios lleno de vitalidad, jovial, bailable y pegadizo en las melodías y la interpretación, pero que esconde oscuridades y vacíos en unas letras ocurrentes, bien construídas y llenas de ironía. Con una trayectoria larga y llena de cambios, un EP y dos LPs a sus espaldas y muchos kilómetros de actuaciones en directo, han acabado por recibir las bendiciones del público popero y la crítica más cualificada.

De ellos han resaltado su frescura y el hiperrealismo costumbrista de las letras. Efectivamente, su pop es fresco, potente e inmediato, y por supuesto, el gran activo de la banda son sus esas letras llenas de retratos narrativos cercanos de la rutinaria y vacía realidad social cotidiana. Las letras nacen primero, luego se revisten de acordes y de melodía, finalmente el grupo construye la canción. Alberto es el autor de casi todas las composiciones. Tienen títulos imposibles, fruto de asociaciones de ideas delirantes y automáticas. Detergente Líquido son Alberto Rodway (Noiseland, Marie Joe La Suicida y sus Pelícanos Rata, Los Lantánidos, Homeless, Chernóbil. Que Bailen Los Demás) a la guitarra, compartiendo la voz cantante con Nuria Mera, Ernesto Rodriguez -Ernie- (The Magic Mor) a la batería, Fran Muñoz (Sillín) al bajo y Félix García (Km. Zero, Chernóbil, Que Bailen Los Demás) a la guitarra, los teclados y los sintes. Son amigos, son equipo, se quieren y se cuidan.

Alberto Rodway, es su apellido real, es uno de los más brillantes compositores y letristas del panorama patrio. Tiene la rara habilidad de trabajar magistralmente la métrica, el ritmo y la rima, cuadrando cada palabra con cada nota en esas melodías pop sencillas y pegadizas. Para narrar introspecciones en monólogo interior sobre el desencanto. En sincera y existencialista primera persona. Las canciones de Detergente Líquido cuentan historias solipsistas del banal presente doméstico, de los cotidianos malestares estructurales, de las rutinas estructuradas, del fracaso convencional y resignado. Composiciones que hablan de la extrañeza de reconocernos ante la ruina social que habitamos y que nacen del autocuestionamiento hipercrítico permanente. Que testimonian las relaciones interpersonales cortocircuitadas y vacío social inducido que las rodea. Las letras muestran ese vacío reflejado en retratos sociales fragmentados y banales de una cotidianeidad inane. Puras instantáneas de la nada social de una juventud tardía. Piensa Alberto que "Fracasar es la normalidad"; gusta de autocastigarse. Pero no, no son sus fracasos íntimos, como él sinceramente cree, sino el fracaso colectivo, el fracaso estructural que se ha instalado en las vidas del hombre y la mujer contemporáneos lo que describen sus canciones. Un fracaso generacional también. También el fracaso esencial de la propia condición humana. Es la magia del arte, capaz de universalizar desde la mirada particular del ego. Su escritura esconde una crítica social, acaso no consciente, que desnuda las nuevas alienaciones del hoy y cuestiona las miserias de nuestras formas de habitar el presente. Letras escritas además desde la palabra cotidiana del hablante de la lengua, lejos del artificio, la deriva conceptual y la adjetivación retórica. Con ironía, acidez e ingenio; con genial eficacia comunicativa. En sus letras se adivina la lectura de los clásicos del realismo sucio como Bukowski, Miller o Carver, también la de los existencialistas franceses, como Sartre o Camus. A Alberto le gusta Houellebecq y Murakami. Y hasta los clásicos como Bécquer o Garcilaso en su tratamiento de la rima y la métrica.

Resulta difícil encontrar referencias directas en la música de Detergente Líquido. Todo en dosis pequeñas y variadas. Tan pronto vienen a la cabeza los grandes hacedores de canciones de la New-Wave, como Costello o Nick Lowe, como la exquisitez emocional de Teenage Funclub o Belle and Sebastian. Alguna deuda tienen con los grandes letristas del yo como Enrique Urquijo de Los Secretos, Manolo Astrud, el primer Nacho VegasSr Chinarro o Francisco Nixon. Está presente en su propuesta el espíritu de la vieja independencia noventera, en especial de bandas como Juniper Moon, La Costa Brava, La Buena VidaLos Fresones Rebeldes o Los Planetas, pero también las recetas más bailables, postadolescentes y fiesteras de bandas como Ellos, Chico y Chica o La Casa Azul. Pero reniegan del indie mainstream. En su autenticidad emocional y el protagonismo de las guitarras también conectan con Alborotador Gomasio, de los que Alberto es admirador declarado, como lo es de Manel. Los Detergente tampoco esconden el feedback con bandas hermanas como Capitán SunriseHazte Lapón o los proyectos de la Familia Palmer, en los que también participan algunos de sus miembros.

Las raices de Detergente Líquido son diversas y profundas, pero todas conducen a Alberto Rodway, el alma mater y fundador de la banda. Su formación musical se remonta a la Escuela de Jazz de la Universidad de Cádiz, en la que entra sin tener ni idea, con el convencimento de que si aprendía a tocar jazz le resultaría fácil tocar música pop, que era la que le gustaba. Se aplicó un par de años, uno dedicado al bajo y otro a la guitarra. Lo básico para pillar instrumento y lanzarse a tocar el bajo sustituyendo al titular en una banda de versiones de rock y en alguna jam. Lo suficiente para empezar a componer canciones en su casa, que era lo que le salía. Le salían muchas. Eran buenas. Hablaban de sus intimidades y de lo que veía a su alrededor, en clave guitarrera y pop. En 2007 ya tenía unas cuantas canciones propias y comenzó a grabarlas en demos caseras. Serían los inicios del proyecto Noiseland, la marca bajo la que fue editando, cada vez con mayor calidad y criterio, toda su prolífica producción compositiva personal en maquetas caseras. Un largo aprendizaje. En total, como Noiseland, Alberto sacaría a la luz una decena de trabajos; más de un centenar de canciones. Muchas de una calidad sobresaliente. Solo el último trabajo, "Aquí Yace Noiseland" (Discos del Rollo, 2012) vería la edición física de manos de Discos del Rollo y significaría el fin de un ciclo musical y vital. Noiseland sería uno de los cimientos sobre los que se edifica Detergente Líquido; en aquellas canciones autorreflexivas ya estaban muchas de las constantes de su propuesta musical, y de hecho actuaría como un auténtico banco de composiciones para configurar el repertorio inicial de la banda.

Alberto además ansiaba tocar en un grupo. Contactó con los gaditanos Homeless a través de un anuncio, estuvo un par de meses tocando con ellos pero aún no daba la talla como guitarrista. Más tarde lo volvería a intentar a los teclados. Lo importante es que en Homeless haría buenas migas con Francisco Javier Martín Rodríguez (Frasco), que era el bajista y José Manuel Carrasco Jiménez (Pol), el batería. Ambos jugarían un papel clave en el nacimiento de Detergente. Alberto proyectó definitivamente crear su propia banda y hacerse cargo del bajo. Ficharía a ambos, Pol a la batería y Frasco a la guitarra, y a Oskr Moreno, un cantautor conocido por ellos, para la voz. Alberto, Oskr y Frasco aportarían conjuntamente los temas del repertorio. Nacían Los Lantánidos, otra de las bandas precursoras del invento. Eran los tiempos del Myspace. Lantánidos sufriría varios cambios en la formación y entraría definitivamente en crisis tras quedar sin cantante y sin batería. A través de un anuncio buscando cantante entraría en contacto con ellos y se incorporaría al grupo una chica con voz cálida y nasal: Lucía Torres. Era el germen de los Detergente.

Alberto, Lucía y Frasco se vuelven a reunir en el verano de 2010, contando con Pol a la batería de manera intermitente, y deciden cambiar el nombre del grupo. Se convierten en Marie Joe La Suicida y sus Pelícanos-Rata, se hacen con un repertorio de buenas canciones, dan unos cuantos conciertos y graban un par de maquetas. Marie Joe La Suicida sería el verdadero antecedente directo de Detergente Líquido. Algunas de sus canciones pasarían a formar parte del repertorio inicial de Detergente.

Paralelamente, y ante las dificultades con la formación de Marie Joe La Suicida, Alberto se embarca en otro proyecto, Chernóbil, junto a Félix García, a quien conocía de los tiempos de Noiseland, a la guitarra. Félix buscaba gente para un grupo y Alberto tenía canciones sin gente. Otro feliz encuentro. En Chernóbil por vez primera defendería sus canciones como voz principal, compartiendo composiciones y voz cantante con Félix. Compaginaría ambos proyectos hasta que abandona Chernóbil en 2012 y la banda se disuelve tras varios conciertos de despedida. En la primavera de 2012 Marie Joe La Suicida sufre también cambios importantes en su formación. Pol se marcha al extranjero y es sustituido por Jesús Rodríguez (Sumergidos) a la batería. Al poco, Frasco también se va y tras una búsqueda se une al grupo Antonio Baizán, que tomará la función de bajista, por lo que Alberto se dedicaría en exclusiva a la guitarra, compartiendo con Lucía el cante. El grupo ganaría potencia y estabilidad con los cambios y decidirían cambiar de nombre debido a que a sus nuevos componentes no les agrada el anterior y prefieren marcar el inicio de un proyecto nuevo. Tomarán el nombre de Detergente Líquido a raíz de una canción nunca cantada en directo titulada "Creo que me voy a beber el detergente líquido", escrita por Frasco. El nombre lo eligieron con cierta urgencia y sin pensarlo demasiado, porque había un concierto inminente y el promotor lo demandaba para cerrar el cartel. En esa primavera de 2012 Detergente Líquido era ya una realidad y se estrenaban como tales en la FNAC de Sevilla el 20 de julio de ese año, en un concierto comprometido para los extintos Chernóbil, que era el nombre que aparecería aún en los carteles.

Desde el inicio comenzaron a registrar en el local de ensayo sus primeros temas en maqueta, pero descontentos con el resultado se lanzarían a grabar su primer trabajo en los estudios Islamúsica de San Fernando, con Fernando Ramos de Los Cucas a la producción. En febrero del 2013 salían a la luz los cuatro temas del EP "Las Obras de la Catedral" (Discos del Rollo, 2013) el sello que Félix García andaba montando para dar salida al underground gaditano. Un trabajo de pop de guitarras inmediato y vital, con una producción algo cruda que pretendía reflejar el sonido del directo y servir de tarjeta de presentación de la banda. Dos de los temas procedían del repertorio de Noiseland: "Prefiero ser ignorante a saber que soy gilipollas", con una ácida crítica al fenómeno del "indie" y "Canción monótona Nº 2", una canción de guitarras potentes, con la voz cálida de Lucía cantando sobre la libertad, la debilidad y la incertidumbre. La acompañarían de un video de producciones El Congrio. "El Baile del Apio", un trallazo bailable sobre el futuro gris habitual en sus conciertos, había visto la luz unos meses antes en el primer trabajo de Que Bailen Los Demás, el experimento de electropop lo-fi de Alberto que sustituiría a Noiseland tras su finiquito. Por su parte, "Hay cosas que no llevo bien" refleja el constante autocuestionamiento de las composiciones de Alberto, tiene cierto aroma a Nick Lowe y fue la primera canción compuesta expresamente para Detergente. El trabajo de presentación tuvo cierta repercusión en los medios especializados que los vinculaban a bandas como Los Fresones Rebeldes, les dio a conocer al público más purista del pop y les abrió la geografía de los directos.

Las primeras demos grabadas en el local de ensayo, anteriores al EP, también acabarían viendo la luz reunidas en un trabajo posterior autoeditado de nombre "Antología Inacabada de Canciones Sin Terminar" (Discos del Rollo, 2012) reunía los temas del repertorio seminal de Detergente Líquido para que quedara constancia de los inicios. Eran grabaciones desnudas e inmediatas con sabor a lo-fi. El disco recogía la primera versión maquetera de "Perraguarra", un clásico de la banda sobre el abandono, temas procedentes del repertorio de Noiseland, como "El acuerdo" o "Caracoles", y otros de Marie Joe, como "Primera vez", el primer hit de la banda, compuesto por Frasco. Con todas sus imperfecciones encantadoras, el disco incluía canciones de altura que quedarían atrás, como "Mañana" y una soberbia versión en plan Blondie del "Vivir así es morir de amor" de Camilo Sesto.

A partir de la edición del EP los Detergente serían una banda aparentemente estable -Lucía, Alberto, Antonio Baizán y Jesús Rodríguez- que empieza a frecuentar el circuito provincial y a sonar a nivel nacional, conseguiendo en agosto de 2013 el 2º premio del reputado certamen de Pop Rock de San Fernando. O lo que es lo mismo, pelas para embarcarse en la grabación de un deseado larga duración en condiciones dignas. Después de años de grupos, proyectos, decenas de canciones y maquetas Alberto tenía verdaderas ganas de grabar por fin un LP de verdad. Félix, de Discos del Rollo, la casa común, les recomendó grabarlo en los estudios Grabaciones Sumergidas de El Puerto, que regentaban Ernesto -Ernie- Rodríguez (The Magic Mor) y Juan Antonio Mateos (Homeless, The Magic Mor). Sería una relación fructífera y duradera. La grabación del disco, prevista para inicios de 2014 tendría que retrasarse por una nueva marcha del batería. Convencieron a Ernie para solventar la cuestión de las baquetas para un bolo inminente en la Central Lechera de Cádiz y tras un par de ensayos debutaría con ellos un 14 de marzo. Ernie ajustaba como anillo al dedo al sonido de la banda. Finalmente sería él quien se integraría de modo definitivo en la formación a cargo de las percusiones y aportando estabilidad, solidez, y profesionalidad al sonido. Por su parte, Juan Antonio Mateos se haría cargo de la producción del disco y Félix del Rollo se involucraría cada vez más en el proyecto hasta su definitiva y futura integración. En agosto se estrenaban en Grabaciones Sumergidas grabando un primer tema ya testado con Que Bailen Los Demás, "Baile de cifras" saldría a la luz como single digital en septiembre.

Entrarán por fin a grabar las canciones del primer LP en otoño de 2014. "Ponte en lo Peor, Llámame el Lunes" (Discos del Rollo, 2014)  saldrá a la luz finalmente en enero de 2015, editado con cariño y cercanía por Discos Del Rollo. El propio Félix del Rollo se encargaría del artwork y de la edición especial con fanzine incluído que acompañó al lanzamiento.

"Ponte en lo peor, Llámame el Lunes" los lanzaría definitivamente a la escena independiente estatal. El sonido buscó reflejar la frescura del directo y del local. Las canciones seleccionadas llegaron ya muy trabajadas y rodadas y no hubo grandes efectismos en la producción sobria pero acertada de Juan A. Mateos; algún que otro adorno electrónico y priorizar la nitidez de las voces para darle protagonismo a las letras, poco más. Los diez temas rezumaban ingenio compositivo, letras ácidas e introspectivas llenas de fotografías de la cotidianeidad, guitarras potentes, brillantes, y mucho pop del bueno. Algunos fueron repescados del repertorio de Noiseland y otros del banco de pruebas de Que bailen los demás. Lucía y Alberto se repartirían las tareas vocales. En el disco se incluían temas sobresalientes que se convertirían en clásicos de la banda, como "Todo es tan fantástico como el cartel de una farmacia", esa maravillosa narración cinematográfica de un día anodino de una vida gris y derrotada. El tema se escogería como single de presentación acompañado de un clip a cargo de Miguel A. Mengó y recibiría múltiples alabanzas de público y crítica. "El ataque feroz de la albóndiga de los mil ojos" será otro de los temas estrellas del disco; una deliciosa canción de baile contagioso con ecos a Ellos y coreada siempre con fervor por los más fans. Algunos cortes tienen un espíritu más intimista y confesional, como la recuperada balada campestre "Perraguarra" o "La pastilla azul", con música de Baizán. Pero son más los temas que eligen el punto saltarín, alegre y vital, incitador al bote, para narrar la negatividad y conflictividad existencial de las letras. Así ocurre con "Cinco euros no dan para tanto", "En todos los polígonos hay un bar", convertido en un himno sobre las miserias de la precariedad musical, o "Nueve días en coma" y sus características instantáneas sociales fragmentadas. También hay potentes temas de pop guitarrero, como "No se qué vas a hacer sin mí" con su aire a Juniper Moon, o la clásica y casi punk "El libro Guinness". En conjunto los temas de "Ponte en lo peor" serán durante mucho tiempo el corazón del set de sus directos.

Al poco de editarse el disco, Félix, que llevaba un tiempo formando parte de la agencia de managers y booking "Familia Palmer", gestiona el fichaje de la banda por la agencia. Es entonces cuando verdaderamente saldrían del circuito local para proyectarse en la escena nacional y promocionar a la primera división del pop estatal. Ayudaría también en la promoción la acogida tan positiva que tuvo el disco entre la crítica especializada, la radio, los blogs y las redes, celebrándose de nuevo la frescura de las canciones y el contrapunto de unas letras costumbristas y reflexivas. Creció el número de seguidores incondicionales, se multiplicaron los conciertos y la participación en festivales. Para la banda tendría especial trascendencia su estreno en Madrid, donde presentaron el disco en la sala Fotomatón el 1 de mayo del 2015. Esperaban un fracaso económico y de público, pero se encontraron sorprendidos con una sala repleta de un público desconocido y entregado que se sabía, coreaba y bailaba entusiasta todas sus canciones. Entre el público, críticos influyentes y puristas poperos que difundirían la buena nueva de los Detergente como salvadores de las esencias del indie pop. Uno de ellos, Juan de Pablos, los pincharía y loaría al día siguiente en su programa. También pasarían por Disco Grande. Se rodarían ampliamente en el circuito del sur-suroeste. En junio tocarían en la fiesta de presentación del Festival Contempopránea de Badajoz y se iniciaba su fecundo vínculo con el festival más pop del indie.

En pleno proceso de crecimiento y consolidación una nueva circunstancia volvía a sembrar incertidumbre en la formación. En septiembre Lucía abandonaba la voz cantante de la banda para atender su inminente maternidad. No era fácil sustituir a Lucía, su compenetración con las canciones de Alberto era antigua y total, su voz y tonalidad estaban asociadas al sonido de la banda. Alberto pasó a hacerse cargo provisionalmente de la interpretación de todos los temas. Todavía en octubre Lucía grababa en Grabaciones Sumergidas con la banda "Dos canciones por encargo" (Discos del Rollo, 2015)". El encargo lo haría Agustín Fuentes, director del Contempopránea y fan declarado del grupo. "Me dejaste por Agustín" sería sintonía de su programa de radio La Merienda y "La Edad de Oro" su contribución al homenaje que preparaba el festival a La Habitación Roja. Sería el último registro de Lucía con Detergente. Otro cambio importante y simultáneo sería la definitiva incorporación de Félix García (Km. Zero,) a la banda para reforzar las guitarras y ocuparse de los teclados, los sintes y el cariño. Se sabía todos los temas, todos los acordes; los directos ganarían claramente en riqueza instrumental. También la dinámica interna del grupo. En este estado provisional volverían a triunfar en Madrid con todo el núcleo duro del pop entregado. También funcionaba el nuevo formato. La marcha de Lucía se haría definitiva a finales de 2015 y ya estaba comprometida la grabación de un nuevo disco para inicios de 2016. Ninguna de las voces femeninas que probaron parecía encajar con las canciones. Hasta que un día les presentaron casualmente a Nuria Mera, que carecía de experiencia anterior en el mundillo musical, la invitaron a un ensayo, probó a cantar y se quedó. Nuria -rebautizada como Nuria Líquida- se entregó con entusiasmo a la tarea de aprenderse y trabajar las canciones del repertorio y pronto lo defendió con solvencia y con voz limpia y brillante. Por la puerta grande; sería la voz principal del próximo disco, que justo ya entraban a grabar. En abril de 2016 comenzaban las sesiones de grabación en los Estudios Grabaciones Sumergidas de El Puerto del segundo larga duración de Detergente Líquido: "Mirad lo que me habeis hecho hacer. Por favor" (Discos de Paseo, 2017). Nuria Líquida se encargaría de la voz cantante, Antonio Baizán del bajo, Alberto Rodway llevaría rítmica y se alternaría a la voz, Félix García tocaría guitarras, teclados, cacharros y sintes, Ernie tocaría la batería y lo que hiciera falta y Juan A. Mateos, convertido en un miembro más "de facto" del equipo, se encargaría de la producción y en ocasiones de meter instrumentos. También les llevará el sonido en los directos. Alargarán el trabajo de estudio hasta el verano: el nuevo trabajo se cocinaba a fuego lento.

En verano de 2016 se abría también para ellos el circuito de los festivales. Actuarían con éxito -y con Nuria cada vez más segura en su papel de front woman- en el Contempopránea de Alburquerque -el jingle del festival lo firmarían Que Bailen Los Demás y en el Sonorama. Durante el 2017 se multiplicaron sus bolos: pasarían por el Día de la Marmota de Sevilla, el Reno Fest, el South Cádiz, el Reload, el Monkey Week, el ACEM, machacarían las salas de Cádiz y Sevilla, volverían a Madrid... Pero en agosto Antonio Baizán, que se encargó del bajo desde los inicios del proyecto, dejaba de formar parte del grupo. Poco después lo sustituiría Fran Muñoz, con lo que quedaría configurada la formación actual. En octubre se estrenaba con éxito la nueva formación en el Fun Club sevillano, dentro de la programación del Monkey Week 2016. Ese otoño la banda daba un salto cualitativo, dejaban de ensayar en locales municipales y se hacían con su propio local de ensayo, bautizado como Villa Destrucción, que pasó a convertirse también en centro de operaciones, espacio de libertad, factoría de ideas, lugar de reunión y de disfrute. Y ese mismo y frenético otoño también acababan las tareas de edición y mezclas de nuevo disco. El aperitivo de "Mirad lo que me habeis hecho hacer. Por favor" sería "Grimas y Meriendas", la presentación de Nuria Líquida cantando los agobios existenciales de Alberto entre fotogramas de escenas cotidianas. El single de adelanto ya dejaba entrever cambios importantes en la producción y el sonido: mucho más elaborado y cristalino. Su lanzamiento se vería acompañado por un videoclip dirigido por Daniel Cuenca. A finales de año aparecería el segundo adelanto, "Gennaro Gattuso", un poderoso tema pop de guitarras y confesiones al que darían buen cuartelillo desde "Hoy empieza todo" de Radio3.

Y es entonces, a finales de 2016, cuando ocurre uno de los episodios más curiosos y sorprendentes en la biografía de Detergente Líquido. Fernando B-Side, del blog Confesiones Tirado en la Pista de Baile, que es amigo, fan y aliento constante de la banda, les anima a participar en el concurso que elegirá al representante de España en Eurovisión, y les envía las bases. Casi en broma, casi en serio, graban en el local un tema inédito, "131 bpm", y lo envían al certamen. Sorprendentemente son preseleccionados y reciben una promoción mediática extra a unos niveles extraños para la emergencia indie. No pasaron el siguiente corte. Y ahí acabó la aventura de rozar el mainstream.

"Mirad lo que me Habeis Hecho Hacer.  Por Favor" (Discos de Paseo, 2017) aparecería por fin en enero. El segundo LP de Detergente Líquido suponía la consolidación y madurez del proyecto, que había afrontado con éxito su propia dinámica de transformación. En su primer disco las canciones llegaron rodadas y muy elaboradas al estudio, y se trató de plasmar la frescura y la inmediatez sin artificios, con un sonido directo y cercano. En cambio, su segundo trabajo se gestará en estudio y la producción de los temas, de nuevo a cargo de Juan Antonio Mateos de Grabaciones Sumergidas, se volverá más sofisticada. Las canciones llegaron en su mayoría al estudio desnudas y esquemáticas, y fué trabajo conjunto y lento su construcción, con un papel más relevante de Mateos, Ernie -también socio del estudio- y el propio Alberto en los arreglos, la electrónica, la instrumentación y la lenta búsqueda del sonido deseado. Las canciones sonaban más matizadas y envueltas, llenas de detalles, sin estridencia en las guitarras, limpias, pero cálidas. La voz en primerísimo plano. Sin perder la frescura de su receta, pero ampliando miras. El trabajo lo editaría el sello barcelonés Discos de Paseo, pero debido a ciertas desavenencias decidieron comprar toda la edición y distribuirlo por sus propios medios, por lo que bien podría considerarse a la postre una autoedición.

"Mirad lo que me habéis hecho hacer..." es un disco repleto de canciones redondas y bien trabajadas, de melodías sencillas. Hay temas que enamoran a la primera escucha, como "El amor en la era del Aliexpress" un tema muy bailable recuperado del catálogo de QBLD, con una letra sublime sobre las inseguridades y los errores de los inicios. Grandes hits de la pista de baile, como "Poesía eres tú, Robocop", también repescada del disco de Que Bailen los Demás, con una letra y unas ganas de jarana que acaba convirtiéndose en todo un himno al bailoteo, paradójicamente nacido del reconocimiento de la fobia social. Retratos de la intimidad vacía reflejada en postales instantáneas de la vida convencional, como en la mencionada "Grimas y Meriendas". Abundan las canciones de confesionalidad autocrítica, siempre presente en las letras, como la delicada y narrativa "Hay gente haciendo cola para lavar el coche". Hay baladas de amor con aire country, como "¿Dónde entras tú?" y otras de aromas donostiarras, como "Loopstation". Grandes piezas de corte clásico, como la melancólica "El cantante de boleros", elegida como single para el lanzamiento del album, acompañada de un videoclip realizado por Félix García. Y más himnos de estribillo pegadizo, botable y coreable, como "Demasiado bruto para el indi", un ejercicio de autoafirmación personal de la propia rareza y de las dificultades de sentirse integrado. Aquello de "la vida no está mal, pero me quita tiempo para otros temas vitales" roza la sabiduría de un Antístenes. Muchos temas llenos de energía y vitalidad, como "Las farolas de la autopista", a pesar de hablar de futuros fracasados y de la pegajosa mediocridad. Una mediocridad que vuelve a protagonizar la demoledora "Aversión" al denunciar el plagio generalizado de la creación contemporánea. Todos los temas brillan. Ninguno desluce un trabajo sólido y honesto.

El segundo disco de los Detergente lograría aún mayor reconocimiento que el anterior, recibiría parabienes y loas de los críticos más reputados, tendría presencia y apoyo en los programas más emblemáticos de Radio3, y en las publicaciones especializadas no fueron pocas las consabidas listas de "lo mejor del año" que lo colocarían en su top. Ciertamente durante el 2017 multiplicaron sus actuaciones en festivales y plazas, cada vez más alejadas de la bahía de Cádiz: Contempopránea, Cicle Indiscret de Barcelona, No Sin Música, Los Chozos Fest, Picnic Interestelar,Valencia, Madrid, Sevilla, Badajoz, Córdoba, Cáceres... En primera fila y tomando poco a poco conciencia de su propia pequeña grandeza. Con los pies en la tierra. Conscientes del techo de repercusión. En octubre de 2017 entrarían de nuevo en el estudio para grabar nuevas canciones que reflejaran el momento excelente que vive el grupo. Un nuevo trabajo que aparecerá a lo largo del 2018.

Se impone, finalmente, dedicar unas lineas a Que Bailen Los Demás, el proyecto que acompañará a Detergente Líquido a lo largo de su trayectoria. Los primeros vienen a ser la Cara B de Detergente Líquido. Más que un grupo paralelo. En principio el proyecto surge para dar salida a la infinidad de canciones que Alberto seguía componiendo tras el fin de Noiseland y al configurarse la primera formación y el primer repertorio de Detergente. Nace con el mismo sentido que Noiseland, como un reservorio de composiciones con las que jugar en casa, casi como un divertimento. Alberto experimentará con los temas aportándoles un procesamiento tecnopop con la voluntad de hacer de ellas piezas maestras de la pista de baile. Con bandas como Ellos, Hidrogenesse, La Casa AzulChico y ChicaCarlos Berlanga como referentes. Canciones pop perfectas para bailar. Algunos temas eran derivados a Detergente y otros específicamente a Que Bailen Los Demás. Aquellos temas que brillaban tras el tratamiento y que eran contrastados positivamente por el público eran probados en el local con el grupo. Si funcionaban acababan integrados en el repertorio de Detergente convenientemente adaptados a la banda, potenciándose el protagonismo de los teclados y la electrónica. Contaría con el apoyo entusiasta de Félix García en el proyecto. A pesar de este carácter subsidiario, Que Bailen Los Demás acaba configurándose como entidad y proyecto propio gracias a la calidad de las canciones y la excelente acogida de la crítica y de los fieles seguidores. Como el Guadiana, aparece y desaparece. Para editar su disco invitaron a cantar a los conocidos. En las pocas ocasiones en que el proyecto Que Bailen Los Demás ha saltado a los escenarios, como la invitación a tocar en la fiesta Contempopránea en Badajoz, Félix y Alberto han recurrido a los amigos del entorno cercano de la Familia Palmer para materializarse en banda. No dejan de sacar canciones y cualquier día de estos volverán a sorprendernos con más temazos electropop perfectos para bailar. Seguro que alguno de ellos encontrará en Detergente Líquido una segunda vida.

Compartir

Discografía del grupo

1 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies