foto del grupo Coprolitos
Periodos activos
2000 - 2010
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
29/11/2011
Estilos
9 fans

La repentina decisión de su cantante de abandonar la banda dejó pocas posibilidades a Isa y Los Antihéroes para demostrar hasta dónde podría haber llegado la apuesta del grupo de haber continuado más allá de la única maqueta que grabaron en activo. Autores de títulos como “Me lo follo todo”, “Soy una chica cara” o “Mi juguete más tonto”, que algunos compañeros de escena no dudaron en calificar como “hits generacionales”, dejaron tras de sí la impronta de una gran capacidad para pervertir temas inicialmente compuestos en clave pop y convertirlos en pequeñas piezas punk de distorsión y chillidos, los de Isa.

Sin embargo, y a duras penas repuestos de la inesperada noticia que les dejaba sin una de las bazas en las que se apoyaban sus canciones, Alberto (bajista), Javi (guitarra) y Fernando -Chenan- (batería) deciden reconstruir la banda y seguir adelante. Estaba claro que, sin haber logrado lo que podría denominarse un éxito de masas, gran parte de la escena madrileña en la que se movían, se había mostrado receptiva a unas letras ingeniosas, una guitarra cómplice a la hora de destrozar melodías y a una voz femenina con ganas de provocar. En diciembre de 2004 comienza la labor de reconstrucción precisamente con el fichaje de una chica que supliera a Isa. La encuentran en María, que astutamente se presenta a la cita con el grupo llevando una camiseta que dice “Busco Antihéroes”. Sin haberla apenas oído, deciden ya en el primer ensayo que es perfecta para la banda.

Al principio prueban a emplear la misma fórmula, planteándose de hecho cambiarse el nombre y pasar a llamarse María y Los Antihéroes, pero pronto se hace evidente que la cosa no marcha: “La voz de Isa y la de María no se parecían en nada”, nos cuenta Alberto. Pero además Javi, con su guitarra va introduciendo modificaciones sustanciales en el sonido: “Aparecen acordes extraños... y ruido. Se aceleran los cambios”. Es preciso pues empezar casi de cero.

De entrada adoptan el nombre de Coprolitos, sugerido por Javi, aparentemente, tras un viaje en avión, convencido de que el término se refiere a los excrementos que salen despedidos al exterior desde la aeronave en pleno vuelo. Aceptado por unanimidad, es sólo mucho después que descubrirían que aunque relacionado con heces, su significado tiene que ver sin embargo con fósiles.

Comienzan a trabajar sobre canciones que tenían preparadas para lo que iba a ser la segunda maqueta de Isa y Los Antihéroes: “El extraño caso de la asesina de Delicias”, “Mi vecino del quinto”, “Actor”, “Nostálgica”... Según nos cuentan, las canciones no funcionaban bien tocándolas como hacían con el grupo anterior y tuvieron que esforzarse en modificarlas: “Básicamente lo que hicimos fue destrozar la melodía que tenían, y darle un punto más psicótico, tanto en las melodías de voz como en las de guitarra. También cambiamos estructuras en los ritmos de batería. Las canciones finalmente poco o nada tenían que ver con las originales”.

A la cabeza de la brigada de demolición se situará enseguida Javi, enemigo de respetar toda composición con melodías de corte canónico. Para el fanzine Pogo En Togo contaba, en la entrevista que se hacían entre sí Coprolitos y Grupo Sub-1, cómo operaba pensando en acordes diferentes: “La sexta la afino en Re y la quinta en Sol sostenido (...) Alberto hace los temas muy melódicos, y entonces, siempre tengo que joderlos o. Si no seríamos rollo ramoniano”. Desde las baquetas, Chenan, seguidor de música heavy y con flamante barba, no se preocupaba en exceso de acomodarse a la imagen que se esperaba del componente de una banda punk. Alberto comentó en alguna ocasión que tuvo que frenar algún que otro redoble del batería. Por su parte, María pronto entiende que mucho del peso del sonido del grupo pasa por su garganta, y así comentaba en la misma entrevista: “Yo misma me sorprendo de mis posibilidades. Empecé teniendo nódulos y ahora me recupero cada vez mejor. Es mi torrente de voz... La verdad es que aguanto. Pero me falta técnica, tengo que ir más al logopeda”.

Una vez retocadas estas canciones acuden al estudio de la calle Olmo en el barrio de Lavapiés en Madrid. Además de las ya mencionadas, completaron hasta un total de 11 temas con nuevas composiciones. Todo se grabó en el mismo día, además de mezclar y masterizar. “Con lo cual uno puede hacerse una idea de la calidad de aquella grabación”, nos dice Alberto. Del material allí grabado, Mugretone les pide un par de canciones para incluir en un sencillo que piensa editar en su sello Hillside Strangler con otras tres bandas. Al final, dos de los grupos que iban a formar parte de este mini-recopilatorio terminan cayéndose del proyecto, con lo que pueden ampliar el repertorio aportando dos temas más. Es así que Coprolitos quedarían emparejados con La Urss otro grupo, andaluz en este caso, que empezaba por aquellas fechas. El trabajo resultante, el compartido “Coprolitos / La Urss” (Hillside Stranglers, 2006) representa pues el debut de las dos bandas convirtiéndose en un auténtico incunable del punk de principios del siglo XXI. Cuando Javi nos oye semejante afirmación al otro lado de la barra del remodelado Rock Palace, no puede por menos de exclamar: “Quizás para ellos sí, lo que es para nosotros...” en lo que mira a Pablo, batería precisamente de La Urss, que también ejerce de camarero en el local.

Valoraciones de los propios artistas aparte, lo cierto es que la presentación del nuevo proyecto resultó una muy buena noticia para quienes lamentaron el final de Isa y Los Antihéroes. Canciones chirriantes, con guitarras muy sucias, baterías entrecortadas y de nuevo chica al micro chillando auguraban que la llama seguía encendida.

El grupo contó con la colaboración de Demi, bajista de La Stasi, que también ensayaba en los mismos locales, para un dueto con María en "Nostálgica". Con el trío del barrio de la Concepción de Madrid, Coprolitos mantendría desde siempre una muy buena relación, como lo prueban las apariciones de varios de ellos en sucesivas ediciones del programa de radio Mundo Subnormal en la emisora Radio ELA de Lavapiés, la aparición de las dos bandas en las fotografías de Esteban Palazuelos para la revista Calle 20 junto a Juanita y Los Feos, Grupo Sub-1, Von G.R.A.P.P.A (la foto de esta reseña corresponde precisamente a aquella sesión) y sobre todo infinidad de horas compartidas en recorrer la noche de Madrid.

Es precisamente además con La Stasi con los que debutan en directo, en un concierto que dieron en 2006 en Bilbao. Coprolitos no sería nunca un grupo dado a embarcarse en largas giras. Reaccios a la imagen de banda viajera en interminables desplazamientos en furgoneta, confesaban ser “muy vagos para tocar”.

Apenas un año después de su debut, el grupo acordará junto a Jiménez Del Oso la edición conjunta de un nuevo sencillo compartido. El proyecto, autogestionado, fue concebido por ambas partes: “Autoeditamos los discos entre los dos grupos y ni siquiera nos planteamos buscar a nadie que lo sacara. Fue una cosa hecha entre amigos”, nos cuenta el bajista. La parte de Coprolitos se grabó y mezcló enteramente en la casa de Javi. En palabras de Alberto, consiguieron con ello “el sonido más cochambroso que hayamos llegado a grabar jamás”.

Lo cierto es que “Coprolitos / Jiménez Del Oso” (Coprolitos / Jiménez Del Oso, 2007) adolece ciertamente de un sonido deficiente, pero de algún modo, consigue un punto de claridad, en la voz de María, por ejemplo, con respecto a su entrega anterior. Además y en contra de las manifestaciones al respecto de posibles evoluciones en la propuesta del grupo por parte de los mismos protagonistas, da pistas de que Coprolitos gusta de jugar y experimentar con sus temas. Alberto nos comenta estar satisfecho a pesar de los problemas en el sonido con las canciones del sencillo. Bueno, con casi todas, ya que para la última, “Almendras amargas” reserva el dudoso honor de ser la que más odia de todo el repertorio del grupo. Es tajante cuando le preguntamos por qué: “No me gusta la melodía, no me gustan los acordes, no me gusta la letra y no me gusta el título de la canción”.

En el terreno de lo anecdótico resulta digno de reseñar que la edición del sencillo compartido estuvo acompañada de varios detalles simpáticos. Por un lado, y a pesar de la petición expresa de la banda que quería los discos en verde, la empresa alemana a la que encargaron el prensaje, envió al grupo vinilos en varios tonos de verde, azules, blancos y negros. Además, para las portadas, Alberto utilizó 30 dibujos diferentes de pequeños marcianitos que encargó a la clase de niños del colegio en el que trabajaba su tía. Así, como nos apunta él mismo: “Podría decirse que cada disco prácticamente era único”.

Su siguiente trabajo “Coprolitos” (Blondes Must Die, 2007) ya será por fin, un disco enteramente para ellos, sin compartir surcos con ninguna otra banda. Se decantan de nuevo por el formato de corta duración; “Un LP sería demasiado pretencioso” decía en el momento Javi. Alberto precisa algo más: “Un LP sería algo demasiado largo, demasiado cansino. Por eso hemos planteado casi todas las grabaciones con 4 ó 5 canciones para editar con ellos un single. Es un formato que creo que es el más adecuado para nosotros”.

El grupo grabó las 5 canciones incluidas en “Coprolitos” entre el verano de 2007 y abril de 2008. Salvo la batería (de la que se encargó Ernie Motor en Cactus Sound) todo lo demás se registró entre la casa y el bar que tenía Javi -La Buena- en Malasaña. Mezclado y masterizado por ellos en el estudio-local de ensayo Scooby Doo, consiguieron una sensible mejora en el sonido en comparación con otras ocasiones, aunque aún nos confiesan: “Seguía estando muy lejos de una grabación profesional, especialmente todo lo que grabamos y mezclamos nosotros”.

Presentado con una espectacular y atractiva portada, “Coprolitos” sería además el comienzo de una fructífera relación del grupo con Blondes Must Die Records. De hecho, tras su edición, Paco Plan B, responsable del sello de Rivas Vaciamadrid propondría a Alberto, Chenan y Javi la recuperación de los temas que su proyecto anterior, Isa y Los Antihéroes, dejara registrados tan sólo en forma de maqueta. Así se editarían consecutivamente, separados por un lapso de tiempo, los sencillos "Mi Juguete Más Tonto" (Blonds Must Die, 2008) y “Soy Un Jipi Féliz” (Blondes Must Die, 2010). Justo a esta labor rescatadora, el sello madrileño se encargaría de dar salida a la restante producción de Coprolitos.

La banda contribuiría al recopilatorio “Matado Por La Muerte” (Rizillo Superproducciones / Bowery / Holy Cobra / La Camorra, 2008) con dos canciones: “Mezclo narcóticos con antibióticos” y “Fernando”. Los dos temas eran nuevos y Coprolitos los grabó a propósito para la ocasión. El caso es que quedaron bastante descontentos con el resultado tanto de la grabación como con el proceso posterior de mezcla y masterización, pero no tuvieron tiempo para repetirlo de nuevo. A pesar de que a su juicio, son probablemente las canciones con peor calidad de sonido de su repertorio, Alberto no puede esconder su fascinación por la primera de ellas, a la que además no ve desmerecer ni un ápice frente al resto del disco. La recopilación representa una ambiciosa apuesta por presentar una muestra de lo que era la escena underground del punk y rock transgresor del momento, dando cabida a unas 13 bandas nacionales como Juanita y Los Feos, Grupo Sub-1, Los Iribarnes, Concepción Glory Boys, Novedades Carminha...

A estas alturas la banda ha presentado sobradamente hacia dónde apuntan sus intereses y cuáles son sus modos y maneras para mostrarlos. Al respecto de las influencias que marcan el sonido de Coprolitos, no dudaron en delimitar su radio de acción al “punk que se ha hecho en España. Siempre nos han horrorizado los grupos de aquí que pretenden sonar como los grupos de fuera, especialmente como los americanos”.

Una de las pocas salidas de la capital del grupo se produce en 2009 con Novedades Carminha a Zaragoza, para despedir a los Rizillos. A la capital maña volverían más tarde junto a Fabuloso Combo Espectro en una mini-gira que también les llevó a Santander. Siendo los directos uno de los capítulos en el que menos se prodigaban, cabe destacar la capacidad de María para sorprender en cada ocasión con una puesta de escena atractiva en la que combinaba su esforzada tensión vocal con vestidos y ropas de lo más variopinto (para presentar en la sala Wurlitzer de Madrid el sencillo "Miss Melilla" (Blondes Must Die, 2009) se presentó con ramo, corona y banda). Era, sin duda alguna, frente a la quietud de Javi y Alberto, “siempre supernerviosos, deseando acabar y ver a los otros grupos”, el foco de atracción del público. Javi no lo negaba: “En un grupo como el nuestro si no tienes a alguien como ella tirando del directo puede ser un coñazo. Cuanto menos se fijen en nosotros mejor, que somos muy tímidos”. Chenan también contribuyó, sobre todo en los principios del grupo, con sus desnudos promovidos desde la audiencia que le gritaba “¡Chenan en pelotas!”.

Al respecto del concierto que recuerdan con mayor intensidad, Alberto se retrotrae a la ocasión en la que pudieron tocar  con Two Tears, banda que formarse la exguitarrista de Red Aunts, una banda que siempre le gustó. Recuerda los temas que tocaron con ella en el escenario. Javi por su parte nos habla del que diera Coprolitos en el festival Niño Rock : ”Tremendo ver a 100 niños gritando como locos... inolvidable”. Videos que circulan por la red confirman la intensidad del momento, tanto desde la joven audiencia como en los movimientos de muñeco descabalado que ejecuta María desde el escenario.

El grupo decide afrontar por vez primera la grabación y edición de lo que sería a la postre su siguiente sencillo de manera algo más cuidada. De entrada van a los estudios Tigruss de Gandía (Valencia) donde registran 7 temas nuevas y regraban 3 canciones antiguas. Masterizan 5 de ellas en los Estudios Sónica (Madrid) y para la portada, cuestión que no suelen dejar descuidada, encargan un dibujo a la pintora Zohre Mirabassi, de la que Alberto se declara fan. “Ella retrata prostitutas, toreros acabados, folklóricas de 3ª división... Todo con un aire decadente y siniestro, por lo que me pareció que sería perfecto encargarle la portada”. Interesado en establecer la conexión entre la pintora y la música del grupo, le pasaron la letra de la canción que más quisieron destacar. “Ella inmortalizó a Miss Melilla”.

Y es que la miss acabada sería el buque insignia del sencillo, "Miss Melilla", quizás el primer apunte del grupo hacia un sonido y maneras de corte profesional. El sencillo incluía además, la única canción del grupo cuya letra no está compuesta por Alberto, "Lexatin 200", cuya autoría se debe a Javi.

Fieles a su cita anual para la edición de nuevo material, en octubre de 2010 vuelven a los estudios Tigruss donde registran 8 temas. Hacen allí incluso una prueba de masterización para terminar prefiriendo el sonido de las canciones sin tratamiento alguno. Es así como las mandan a fábrica para editar, a pesar de la propuesta de sacar un mini-LP por parte de Paco Plan B, responsable de Blondes Must Die, el canal habitual del grupo desde hace tiempo, un doble 7”. A pesar de que la opción resulta más cara que la del 12” que les sugirió el sello, resulta ser una decisión consensuada por todo el grupo.

"Coprolitos" (Blondes Must Die, 2011) supone cierto cambio de estilo o evolución en el sonido de la banda. Aunque nos responden no ser algo premeditado, la música de Coprolitos se oscurece. “Primero empezamos con canciones poperas, las más poperas que habíamos hecho nunca y a los dos meses las desechamos porque veíamos que no funcionaban. Entonces el sonido fue oscureciéndose”. A la hora de señalar vestigios de dicho cambio Alberto no tiene duda alguna de dónde apuntar: “La canción que cierra el disco, “Ellos”, sí que tiene un sonido claramente diferente. De hecho Javi y yo no estábamos convencidos de ella cuando la grabamos, pero a Chenan y María sí que les gustaba”. Preguntado Javi sobre un posible cambio a lo largo de la trayectoria de Coprolitos, parece concedernos algo de crédito… para luego remachar con su particular estilo: “Supongo que algo, lo que no sé si es una involución más que evolución”.

El doble sencillo rezuma de los gustos por las cuestiones esotéricas, desde la misma portada para la que utilizaron un grabado del “Compendium Maleficarum” de 1617, “donde una bruja besa el trasero de Satanás para entregarse a él”. Pentáculos de libros medievales de conjuros y fotos del grupo en pleno ritual completaban el adorno para galletas y contraportada.

Aclarado que la fascinación por este mundo es principalmente en lo que a las cuestiones estilísticas que lo rodean se refiere, Alberto profundiza en la influencia que tiene en la composición de los temas: “Eso aplicado a la cotidianidad forma un cóctel explosivo perfecto para escribir las letras; al menos para mí. Entonces es cuando imagino que la amable viejecita del segundo oficia misas negras en su casa, por ejemplo, y escribo una letra”.

Como presentación de este doble sencillo, el grupo tocó en el ya mencionado bar de Javi, La Buena, con Capitán Entresijos. El recuerdo que tiene la banda de la experiencia sin embargo es negativo: “Un concierto nuestro espantoso, el peor que recuerdo. Lo que tenía que haber sido una fiesta (presentación de disco, el bar lleno de gente, etc) se convirtió en un desastre total. Se veía que la cosa no podía durar mucho...”.

Son estos nuevos aires mostrados en el doble sencillo los que el bajista presume que marcarían la línea estilística del grupo a partir de entonces. O así hubiera debido de ser de haber continuado la actividad del mismo. En lo que supone una auténtica sorpresa para la cabeza pensante de la banda, sus compañeros le comunican que no quieren seguir con los ensayos. Así nos lo cuenta: “Cuando grabamos el último disco ya nadie tenía ganas de continuar. De hecho yo diría que después de “Miss Melilla” el grupo siguió porque yo me empeñé en seguir haciendo canciones, pero los demás ya estaban ya estaban bastante hartos de todo”. Con cierta amargura parece indicarnos como María dijo una vez tras un ensayo algo así como “Molaría sacar un disco con la portada muy negra y disolvernos”. Como apunta Alberto: “Y al final más o menos, eso es lo que pasó”.

Consultado Javi por las razones del parón, el guitarrista nos señala que sencillamente se paró “en el momento en que algunos de los componentes ven esto como un peso y un esfuerzo. También es verdad que la voz de María no daba ya para más. Su foniatra nos odia”. En su momento respondiendo a la entrevista para el programa La Parada De Monstruos de Radio Ritmo afirmaba, quizás de manera premonitoria: “En mi opinión un grupo punk nace para quemarse cuanto antes y evitar que la cosa tome tintes de profesionalidad... puede sonar muy sectario pero lo demás es otra cosa. Y que conste que me flipan grupos hiperprofesionales”.

Aún así, Javi nos recalca los buenos momentos que pasó cuando funcionó el grupo: "Yo al menos me quedo con muy buen sabor de boca de mis años con Coprolitos. Me sigue y me seguirá encantando la música y el punk en particular. Sobre todo el punk que entiendo como honrado, el punk amateur en el que buscas pasartelo bien conocer gente y si sales a tocar fuera pagarte el viaje y poco más". Esa es además la consigna que parece hacer funcionar su apuesta por la música en vivo: el Rock Palace, el mítico local de ensayo que él y unos compañeros más han adecuado para los tiempos que corren para la música en directo.

Cabe la posibilidad de que el final de Coprolitos se pueda analizar como un nuevo intento fallido tras el parón forzoso que sufriera también Isa y Los Antihéroes; y sin embargo, si sus protagonistas cayeran en cualquier tipo de derrotismo estarían pasando por alto todo el crédito ganado a pulso entre muchos de sus compañeros y seguidores de escena. La discografía que nos legan es de la que no deja impasible. Obliga a tomar partido, a aceptar o no la apuesta por la experimentación y las ganas de transgredir las normas del punk, un estilo que no debiera tener ninguna.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario MI PRIMER DÍA DE LA MÚSICA | Mi Chambergo de Entretiempo

[…] se disolviera cuando apenas acababa de conocerles. Una vez disueltos y con nueva cantante, formaron Coprolitos (no aquella misma tarde, se sobreentiende […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies