Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Cómo Huele! - La Fonoteca
foto del grupo Cómo Huele!
Periodos activos
1982 - 1984
Procedencia
Vizcaya/ Bizkaia
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
18/10/2016
Estilos
1 fan

Integrantes junto a Lavabos Iturriaga, Los Santos o Médanos de Singapur, de lo que bien podría haberse denominado como la movida bilbaína de los primeros 80, lo cierto es que la primera formación de Cómo Huele! se gestaría, sin embargo, en Villarcayo (Burgos), el lugar de vacaciones al que acudían con sus padres desde la capital vizcaína. Es allí donde se conocen y ponen de acuerdo para dar salida, a pesar de no tener ni idea de tocar instrumento alguno, a su afición por los sonidos de la nueva ola británica que tanto les atraen. A Buzzcocks, The Jam, Ian Dury o The Clash, se unen a las canciones de Patti Smith o Ramones para convencerles de la necesidad de formar un grupo. Corre el año 1980 y los que se juntan son Íñigo Bilbao (bajo), Juan Martí (guitarra), Guillermo Lombardero (batería) y Borja López de Guereñu (vocalista).

Sin haber ensayado ni una sola vez siquiera logran apalabrar una actuación en el instituto Julio Caro Baroja de Getxo (Vizcaya). Tan solo se juntarían un día antes en un local situado en la calle José María Eskuza para poder esbozar un puñado de temas con los que defenderse en su debut en directo. El verdadero debut ante el público se produce sin embargo en la sala La Jaula del barrio de San Ignacio, donde repetirían meses después. Más tarde actuaban también en Greens, situado en Las Arenas (Getxo).

Con edades comprendidas entre los 14 y 15 años por entonces, eran, sobre todo “una cuadrilla de chavales con un grupo de música".  Asimismo recalcaban: "Lo importante era nuestra amistad y ganas de diversión”. Esas ganas de pasarlo bien y de bromear son las que les llevan a decidirse por un nombre bien curioso para su grupo recién formado: “Entrábamos los primeros a los clubs y olía siempre que daba asco, ese olor ochentero de que acaban de limpiar la mierda de la noche anterior y que se crea de la mezcla del tabaco con el cubata de ron malo y los productos inexistentes de limpieza..."

Guillermo y Jorge Taranco, nuevo bajista de la formación, hablan con Javier Maculet, amigo y vecino del barrio en el que viven la mayoría de ellos contándole de las primeras actividades de Cómo Huele!  Javier, con experiencia de haber tocado con Médanos de Singapur, les invita a venir a tocar a su local de ensayo y así valorar la posibilidad de incluirlos en un festival de punk que andan organizando en Olavega. No sólo lograría que el grupo tocara en el evento, en el que compartieron escenario con Eskorbuto y N-634, sino que él mismo terminaría incorporándose a su formación como guitarra sustituyendo a Juan que no puede acudir a los ensayos. Del festival punk, la crítica de Muskaria no dejó en mal lugar a Cómo Huele! de los que comentaba las cosas "graciosas sobre lesbianas" que decían sus canciones de menos de medio minuto. Borja recuerda la buena reacción del público, cosa que corrobora Roberto Moso en su crónica para la revista, indicando que levantaron "una polvareda que nubló por algún tiempo la actuación".

Poco tiempo después de su incorporación graban en la lonja en la que ensayan poniendo un radio-cassette en el suelo la maqueta “¡Qué Bella es Italia!” (1982). La cinta contenía temas como “Tulipunk negro”, “Escondido entre las olas”, “Antiolor a tigre”, “Me quieren hacer comer”, “Soy lesbiana angelical”, “Plantas de interior”, “Galán italiano”, “Anexo”, “Podrida vieja”, “A mil doscientos pies” o “Carmen es perfecta”. Enviada por el grupo a distintas emisoras de radio, lograron que sus canciones se escucharan con cierta frecuencia en programas como los de Jesús Ordovás. La emoción por el país mediterráneo que denotaba el título tenía su razón de ser en la atracción que manifestaban por “la pose y la personalidad de los cantantes italianos de la época, estilo Pino D’Angio, el rollo del galán italiano siempre elegante”.

La banda se relaciona principalmente con Nueva Religión, formado en la misma cuadrilla de amigos y del barrio. En sus incursiones desde Getxo hacia Bilbao, el círculo se ampliaba para acoger a los grupos del momento, en una lista que incluía propuestas como las de N 634, Ortopedia Ocular, Isidoro y su Colección de Puertas Plegables, Vulpess, M.C.D., Los Santos, Eskorbuto, Los Impecables… “Vamos, lo que había en aquel entonces”.

La formación de la banda variaba con frecuencia debido, sobre todo, a que los componentes habituales tampoco se tomaban la disciplina de ensayos con extremada seriedad. Así se produce las incorporaciones de Emilio Gil para los teclados, Héctor Gómez para el bajo y Luis “Pajarín” a las percusiones. Ese desenfado, en cambio, se traducía en unas canciones que transmitían frescura y desparpajo. “Una canción no se debería ensayar más de veinte minutos, porque el virtuosismo es un lastre para la creatividad y no deja vivir el momento” decían. Actitud de inmediatez punk, un estilo que les gustaba pero del que decían había que distanciarse: “También había otras cosas y no queríamos quedarnos sólo en una”. Y una de las maneras de poner tierra de por medio era mediante el funk, o más concretamente por medio del “tulipunk funk”, una mezcla de punk, pop con la vista puesta en el universo pegamoide y de nueva-ola.

Participarían en el recopilatorio “Sintonía Independiente” (Suicidas, 1983), con “Me quieren hacer comer”, junto a Lavabos Iturriaga, Isidro y su Colección de Puertas Plegables, Los Santos, Rufus, Los Impecables o Zarama. La canción hacía referencia a las dudas de un adolescente a las puertas de tener su primera relación sexual y mostraba maneras de pseudo tecno adelantándose a las que tendría algo después aquel “Disco Pocho” (GASA, 1984) de Derribos Arias. En la toma definitiva quedó registrado con la caja de ritmos especialmente lenta, en lo que parece fue una respuesta a todos aquellos que les criticaban por lo rápido de todas sus composiciones.

La incorporación de Javier supuso un contrapunto interesante a la dinámica del grupo. Borja contaba cómo cuando ellos disfrutaban escuchando a Joy Division, el nuevo fichaje les proponía New Order. Serían ellos dos los que mantendrían el proyecto vivo, ya que el resto termina por desertar ocupados en sus estudios. Desde finales de 1983 Javier se encargaría inicialmente de la guitarra ya las bases rítmicas, mientras que Borja tocaba el bajo y cantaba. Posteriormente este último sólo cantaría, dejando toda la orquestación para su compañero. Tal y como lo describirían muchos años después, entre los dos se repartirían la parte electrónica y la orgánica del proyecto.

Su música experimenta entonces una notable evolución. A la frenética actividad creativa de Borja, que escribe “textos breves, melodías e ideas de canciones, muchas veces decoradas con dibujos, madurando cada vez más los textos”, se une la amplitud de miras a la hora de aceptar influencias que reconoce el propio Javier: new wave, electrónica, synth-pop…

Con este nuevo formato se presentarían en la sala Gaueko situada en el Casco Viejo de Bilbao el 29 de marzo de 1984, dando así señales de vida tras un tiempo de inactividad del que no se supo nada de Cómo Huele! Gran parte del nuevo material interpretado en aquella ocasión quedaría reflejado en la grabación en el mes de junio del LP “Romances y Aventuras” (Ganga, 1984), muestra palpable del renacimiento del proyecto. La sesión de grabación tuvo lugar en los estudios Gain de Berango (Vizcaya), cuyos responsables también llevaban el sello Ganga Records encargado de editar el disco. Su intención era la de poner en marcha una discográfica independiente, y con Cómo Huele! corrieron con los gastos tanto del estudio como de la edición. Junto a Javier y Borja participaron José Zumieta al bajo y Pedro M. Hoyuelos a los teclados.

Para la revista Muskaria explicaban que en el disco se había desechado la mayor parte del repertorio de las primeras formaciones de Cómo Huele! exceptuando "Me quieren hacer comer", aparentemente "por razones comerciales". En la misma entrevista entendían que "Romances y Aventuras" era "un disco para niños, para teens, para jóvenes, para todo el que le guste la música agradable sin mucho ruido".

El disco se presentó en directo en la discoteca Yoko Lennons de Bilbao en un doble pase con sesión de tarde y noche. La intención del grupo era la de sacar también un maxi-single, para lo cual grabarían a finales de 1984 una maqueta con tres temas: “Todo lo que haya que saber”, “Romances y aventuras” y “Escondido entre las olas”. La primera de ellas había dado título al disco y no había llegado a entrar en el mismo porque entonces andaba sin música. Sin embargo todo plan de nuevas ediciones se iría al traste cuando Javier se tiene que mudar a Barcelona y deciden deshacer el grupo.

La actividad de Borja se centra entonces en el mundo del soul, participando en la organización de festivales y elaboración de fanzines. Por su parte Javier se dedica a la producción musical, organizando asimismo eventos, sesiones de Djs y conciertos.

Pasado el tiempo, Subterfuge edita un disco que recoge el LP y la última maqueta, cuyo paradero desconocía el mismo dúo, y que recuperan gracias a un amigo: Alejandro Arteche. "Romances y Aventuras + Las Grabaciones Perdidas" (Subterfuge, 2016) se editó en el Record Store Day en elegante vinilo blanco que incluía unos más que interesantes bonus en "Todo lo que hay que saber", "Romances y aventuras" y "Escondido entre las olas".

Reactivados por semejante ocasión, el grupo se prepara para participar en algunos eventos como el de telonear a The Damned en su actuación en diciembre en la sala Jimmy Jazz de Vitoria.

Inmersos en el consiguiente ejercicio de nostalgia tras la recuperación de material de la banda, cuando se les preguntaba por las posibilidades de Cómo Huele! de no haber tenido que parar con la marcha de Javier comentaban: “Un momento teenager vivido al máximo es lo perfecto”. Quizás hubieran terminado haciendo algo distinto, tranquilo y más pensado. Por su parte, la escucha del disco tras décadas desde su grabación les lleva a la tentación de querer mejorar muchas cosas: “Cambiaría el sonido global del disco, grabado en cuatro pistas con medios muy limitados”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies