foto del grupo Bebe
Periodos activos
2000 - Actualidad
Procedencia
Badajoz
Estado
Activo
Publicado por
C.F. Esteban
Fecha publicación
18/04/2010
Estilos
5 fans

Corría el año 2004 cuando una canción sobre la violencia hacia las mujeres se colaba en todas las emisoras. El tema era “Malo”, single de debut de una cantautora que se hacía llamar Bebe y de la que hasta entonces nadie había oído hablar.María Nieves Rebolledo Vila, valenciana de nacimiento, parecía destinada a esto de dar el cante. Hija de músicos, sus padres tocaban en el grupo Surberina, se pasó la infancia rodeada de instrumentos y canciones. Criada entre Montijo, Zafra, Mérida y Badajoz, instinto nómada que siempre quedaría en ella, contaba con once años cuando la pequeña pone por primera vez una guitarra en sus manos.

Después de este primer contacto con la música, se da un salto hasta 1995, año en el que Nieves, que más tarde sería conocida como Bebe, pasa a formar parte del grupo Vanagloria, donde se encarga de los coros. Tras esta primera toma de contacto con una formación musical, en 1996 se desplaza hasta Badajoz, ciudad en la que debutará con una serie de conciertos, ya como cantautora. Tras una breve estancia, decide, ese mismo año, mudarse a la capital, para estudiar Arte Dramático. Instalada en Madrid, retomará su guitarra y sus composiciones, introduciéndose en pocos meses en el habitual círculo de cantautores de la ciudad, actuando en clásicos como Libertad 8 o el Búho Real entre otros.

De nuevo un hueco oscuro en su biografía que se alarga hasta 2001, fecha en la que Nieves recibe el primer premio en un concurso de cantautores de Extremadura. De carácter enérgico y sin pelos en la lengua, la joven va haciéndose notar y comienza a compaginar sus conciertos en solitario con actuaciones en las se hace acompañar por una banda, suelen ser habituales El Tío Calambres y El Combolinga, lo que produce un notable cambio en sus canciones, a las que se les aporta mayor número de matices. Además, en esta época colaborará con nombres sonados de la escena como Luis Pastor o Tontxu.

Y llegamos a 2003, un buen año para María Nieves, que además de dar el paso hacia la materialización de su experiencia como cantante en un disco que contará con la producción de Carlos Jean, debutará como actriz cinematográfica con los títulos “El Oro de Moscú” (Jesús Bonilla, 2003) y “Al Sur de Granada” (Fernando Colomo, 2003).

Volviendo al tema musical, Nieves, o Bebe, como ya sería conocida, conseguía un contrato con la discográfica EMI para un disco que vería la luz en 2004 de la mano del ya mencionado single “Malo”. “Pafuera Telarañas” (EMI, 2004), supuso, desde su salida, una revolución del mercado musical más comercial. Aires algo distintos y una intención alejada de lo políticamente correcto, sus canciones presentaban, a través de una perspectiva claramente femenina y con un amplio abanico de estilos, temas clásicos como el enamoramiento y la pasión, y otros menos versionados, como la ecología, la masturbación o la violencia machista.

El disco, pero en especial el single hizo que de la noche a la mañana Bebe pasara de ser una completa desconocida a ser un nombre que ocupaba portadas (destacada su imagen desnuda en la revista de Los 40 Principales), entrevistas (su estilo al igual que sucede con grupos como Pereza o Sidonie, un deambular entre lo independiente y lo comercial, la llevaron a pasar por todas las emisoras, desde radiofórmula hasta Radio 3), y festivales, alzando a su autora con numerosas nominaciones y premios, entre los que cabe destacar el Grammy Latino al Artista Revelación, 2005.

Un año después el disco contaba con una reedición que incluía los temas “Corre”, inluido en la banda sonora de la película “Los Incautos” (Miguel Bardem, 2004) más tarde premiado con un Goya, y “Qué nadie me levante la voz”, tema principal de la serie “Aida”.

Después de la repercusión mediática que supuso su estreno discográfico, Bebe se enrolaría en una gira de dos años que le llevaría a recorrer nuestro país, parte de Europa y América (sonada su actuación en NY de 2006, donde ataviada con una peluca rubia interpretaba un tema no recogido donde imitando a la hija de George Bush denunciaba la pena de muerte en EE.UU.).

“Pafuera Telarañas” vendió más de quinientas mil copias, permaneciendo en lista de ventas más de cien semanas. Con cinco discos de Platino el álbum logró ser número dos en la lista latina Billboard, entre otras. Premio Ondas 2004 a la Mejor Artista Revelación por “haber triunfado reivindicando los derechos de la mujer a través de un estilo y un sonido muy personales”, tras él vendrían muchos más como cuatro nominaciones a los Grammy, cuatro premios de la Música, Premio Extremadura a la Creación y premio Border Breakers en 2006 por sus ventas a nivel europeo.

Tras la extensa gira, las únicas huellas que se pueden seguir de Bebe son a través de su faceta como actriz. Participando en varios filmes: "Busco" (Carlos Cuenca / Arturo Turón / Carlos Turón, 2006), “La Educación de las Hadas” (Jose Luis Cuerda, 2006) y “Caótica Ana” (Julio Medem, 2007), donde además de interpretar colaboraría en la banda sonora, la extremeña lograba en 2006 dos nominaciones a los Goyas, por mejor Actriz Revelación, así como Mejor Canción Original por “Corre”, haciéndose en 2007 con la estatuilla, en la categoría de Mejor Canción, por “Tiempo pequeño”, de “La Educación de las Hadas”.

Y tras su reconocimiento como actriz y cantante, Bebe quizá para sorpresa de muchos, anunciaba el 27 de junio de 2006 su retirada temporal del mundo de la música. Tras esto un largo silencio de cinco años (más tarde desvelaría la necesidad de alejarse de todo ese remolino que se había creado en torno suyo, para poder asimilar y no perder la perspectiva,) que sería roto con la publicación de su segundo trabajo discográfico. Con “Y.” (EMI, 2009), nombre que no deja espacio para más declaraciones, Bebe regresaba más madura y cambiada; serena, pero de nuevo con las cosas claras y la lengua afilada. Un disco que traía como carta de presentación “La Bicha”, para avisar que los cambios no eran solo de peinado, sino también de acordes. Influenciada por sus “malas compañías", como Los Delinqüentes, con los que colaboraba en su disco “El Verde Rebelde Vuelve” (EMI / Virgin, 2005), primero tras la muerte de El Migue, sus composiciones se han vuelto más arrabaleras, festivas y flamenquillas, donde se deja patente ese poso itinerante inherente a Bebe.

Un disco que, con una presencia más calmada, le otorgaba a Bebe una nueva nominación en los Grammy a Mejor Disco Latino, siendo escogido Mejor Disco Nacional 2009 por los lectores del suplemento EP3, del diario El País.

Bebe, que en 2010 daba a luz a su primera hija, Candela, declara haber buscado un sonido de cierta complejidad a la hora de degustar, siendo fiel siempre a ese buen lema de: hacer lo que le de la gana. Queda ello ratificado en su tercer largo, "Un Pokito de Rocanrol" (EMI, 2012), en el que se atreve con un giro en el que apuesta por la inclusión de sonidos electrónicos que en su sencillo de adelanto, "K.I.E.R.E.M.E.", descolocaron a más de uno.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies