foto del grupo Asinus
Periodos activos
2012 - Actualidad
Procedencia
Salamanca
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
19/06/2018
Estilos
No tiene fans

Los tres componentes de Lökhul, grupo de D-beat de Salamanca que lleva funcionando desde hacía años, deciden empezar un proyecto nuevo cuando sus otros dos compañeros de banda abandonan la capital charra en 2012. Chuchi se encargó de la batería, Jacobo de la voz y Laura se hace con el bajo. Como guitarra, fichan a Jordi, cercano a ellos de los primeros conciertos.

Comienzan a ensayar sin ninguna idea preconcebida: “No nos planteamos nada concreto, sino que nos quedamos en el local y ya está”. Para lo que sí que no tuvieron duda alguna fue cuando tienen que seleccionar el nombre del nuevo grupo. “Asinus, además de ser asno en latín, significa culo. Nos gustan las cosas de pueblo y los culos, así que lo tuvimos claro”.

Su estreno en directo se produce el 27 de febrero de 2013 tocando con la banda venezolana de anarco punk Fracaso y Final Slum War, grupo de d-beat noise de Barcelona. El concierto tuvo lugar ante unas 30 personas y tampoco dejó un recuerdo especial en la banda: “Lo único que recordamos es acabar y movernos al C.S.A. La Perrera, como habitualmente hacemos”. Era precisamente, en el momento de empezar a funcionar Asinus, un buen momento para la escena underground en Salamanca. Además de la misma nave de la Aldehuela donde solían ensayar, y la ya mencionada La Perrera, la ciudad disponía de 13 Monos, verdadero centro de reunión para bandas y colectivos que se cierra por orden judicial en 2018. En la descripción de las bandas del momento señalan la presencia, sobre todo, de grupos de hardcore straight edge como Hope for Youth: “El punk estaba un poco más de lado, aunque siempre se han mantenido algunas bandas”, cuentan.

En cuanto tienen media docena de temas propios deciden entrar en el local de ensayo para grabarlos en febrero de 2013 y, aprovechando que Chuchi, es el responsable del sello local Como Churros Grabaciones, editan la maqueta “Demo 2013” (Como Churros Grabaciones, 2013). La cinta incluía además el tema “El final de la vida”, una versión de la banda estadounidense Albóndigas.

La patria, la fe y la familia son los principios sacrosantos que Asinus tratan de derribar desde el primer corte de su primera grabación. La voz crispada de Jacobo, a la que se une sin vacilar cuando hacen falta los coros la de Laura, va rasgando sobre un fondo arisco de guitarras convertidas en auténticas cuchillas de afeitar letras directas y rabiosas, llenas de desafección hacia lo que les rodea. Hardcore a gran velocidad, con canciones que en contadas ocasiones llegan a los 2 minutos y que hacía pensar en Subhumans o Disorder.

La existencia de Como Churros Grabaciones tan cercana a ellas permite que una banda con Asinus sin demasiadas posibilidades económicas logre sacar discos con un buen sonido. El procedimiento que siguieron fue más bien artesanal: “Lo hicimos de manera muy casera, llevando el equipo de grabación a nuestro local, insonorizado con hueveras, y bien cargados de tuppers con seitán”.

En abril de 2013 se acercan a Cáceres, en concreto al municipio de Riolobos donde participan en el XX Aniversario de la distribuidora Melankronikam, en un cartel que les empareja con Pleonakis Plectos, Guerrilla Oi!, Debakle, Sako de Kamuñas, Flying Ladies e Insane.

Cuando Jordi tiene que irse también de la ciudad, reestructuran la formación, pasando Chuchi a tocar la guitarra e incorporando a Oli, proveniente de Redneck Surfers y Afterbites, para que se haga cargo de las baquetas.

Asinus oficiaron de anfitriones cuando Absurdo de Barcelona y Sudor de Toledo, visitaron Salamanca en agosto de 2014.

El cambio en la formación afecta al sonido de la banda en directo, que reconocen, no tenía que ver mucho por entonces con el logrado en la primera maqueta. Es por ello por lo que grabar el material nuevo que empiezan a tener, y recuperar alguna de las canciones de la primera etapa con las maneras nuevas del grupo se antoja como la opción más lógica. Para ello volverían a grabar asistidos por Churros y Grabaciones la cinta “K-7 2015” (Aburrimiento y Asko, 2015) en la que mantenían temas de la demo como “Principios” y “Ciudades”.

La cinta suena efectivamente más contundente, con un sonido en el que la guitarra tiene ganas, en cuanto ve la posibilidad, de aproximarse a maneras de rock duro. “El Chuchi es un jevi y eso se nota en la cassette”, sostiene Oli. Las canciones reincidían en su manera de entender el punk, en criticar la sensación claustrofóbica que sienten recluidos en unos formatos de ciudad que rechazan y en revolverse contra toda presión externa. En concreto, en “Contra toda autoridad” proclaman todo un ideario político y de actitud.  Precisamente preguntados por su posible carácter de banda de anarcopunk político, responden sin vacilación antes de alimentar cualquier ejercicio de mistificación: “Somos de contenido rural más bien”.

Siguiendo a pie juntillas directrices autónomas e independientes para todas las etapas de elaboración, producción y distribución de su música, la cinta sale a la calle de la mano de Aburrimiento y Asko, al que definen como “pequeño proyecto de edición y distribución anticomercial, ubicado en Salamanca con una filosofía DIY”.

El proceso de composición de las canciones de Asinus suele tener a Chuchi como inicio. Es él el que normalmente saca con su guitarra en el baño el esqueleto principal. “Luego Jacobo hace letras con toda su rabia acumulada” comentan. Dicen encontrar en el “día a día de esta mierda de mundo en el que vivimos” una fuente de inspiración inagotable: “Da para mucho. Experiencias vividas, nuestra manera de ver el punk…”.

Visitaron Madrid en abril de 2016, para participar en el CFFG Punk celebrado en el Rock Palace, donde también tocaron, entre otros, los madrileños Tensión.

En marzo de 2017 Asinus son la banda salmantina del cartel del Animalfest Vol. III celebrado en Trece Monos, en e lque también participan 1991 de Bilbao, y los grupos madrileños Orchis Simia, Wild Animals e Hyena.

Fue durante el transcurso de una Revuelta Primate, el festival organizado en el Trece Monos de Salamanca, que los miembros de Asinus proponen abiertamente a Venganza, grupo de Zaragoza que funciona en parámetros muy similares, la posibilidad de editar disco conjunto. “A todos nos gustaba mucho Venganza, tanto por sus letras y canciones, como por las personas que la componen, y pensamos que sería la ostia sacar algo juntos. A raíz de ahí, comenzamos a componer los tres temas que van en el compartido”, confiesan.

Esa componente rural que decían tener es la que parecen dejar traslucir en su “La liberación de la tierra”, tema en el que amenazan con el sabotaje y la acción directa para lograr precisamente lo que dice el título de la canción. Pero si ya con “Principios” Asinus lograron desde el principio algo cercano a todo un gran éxito, con “Basta de tributos” dan en el blanco con claridad. Con la contundencia y crudeza musical de siempre, con la letra levantan ampollas apuntando en el blanco del santoral del punk. Si el género es rebelión y ruptura con todo ¿por qué estar continuamente rindiendo tributo a las grandes bandas de los 80? Es así que no respetan ni a Eskorbuto, ni a Sex Pistols ni a Ramones. “Creo que perder nuestro tiempo en mitificar a ‘fulanito o menganito’ o intentar hacer lo que hacía ‘perico el de los palotes’ con nosotros no va. Seremos nosotros mismos, con nuestras mierdas y nuestras virtudes, y lo que salga válido es, porque lleva nuestro esfuerzo, pasión y porque eso es el punk, el hacerlo tú mismo (…) No tenemos ídolos” mantiene Jacobo. Oli se mantiene algo más comedido: “Yo la entiendo como una crítica a los grupos que sólo se dedican a hacer versiones y a decir que ya no se hace nada bueno. A mí personalmente me flipan los tres grupos” indica al respecto de los grupos damnificados por la letra. Cerraban su contribución los salmantinos con “Venganza”, declaración de guerra de clases.

“Generación Proscrita” (Discos Enfermos / La Agonía de Vivir / Soroll / Pifia / Muerte a Tipo / Veganismo es Respeto / Killerpandereta / Candao Records, 2018) es probablemente una de las mejores asociaciones entre grupos de punk de la segunda década del siglo XXI. Elaborada entre bandas bien cercanas, el resultado final es un disco más que recomendable.

La actividad de la banda se vería afectada por la movilidad de sus componentes, ya que Chuchi y Oli se terminan desplazando a Madrid, mientras que Laura, tras pasar una temporada también en la capital, lo que le daría además la posibilidad de formar parte de Troika, se mudaría a Andalucía.  A pesar de todo, la banda sigue componiendo temas nuevos.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies